Síguenos

oshimadead

Nagisa Oshima, uno de los realizadores japoneses más polémicos de dicha cinematografía a lo largo de su historia, ha fallecido en un hospital de Kanagawa, víctima de una neumonía. Su salud estaba muy débil desde que en 1996 había padecido una hemorragia cerebral. Tenía 80 años.

Oshima se formó en el mundo cinematográfico en Tokio, a donde se trasladó tras sus estudios de Derecho. Llegó a montar su propia productora, y tras realizar un corto debutó en la dirección de largometrajes con la muy poco conocida ‘Ai to kibô no machi’ (1959), tras la cual vendría ‘Historias crueles de juventud’ (‘Seishun zankoku monogatari’, 1960), en la que empiezan a apreciarse las características típicas de lo que sería su cine. Un cine que casi siempre escapaba a lo políticamente correcto, burlando la censura y con la polémica como base a la reflexión. Un film de Oshima no deja indiferente.

Sin duda los cuatro trabajos más conocidos del director fueron ‘El imperio de los sentidos’ (‘Ai no korîda’, 1976) —que provocó un escándalo muy sonado en el momento de su estreno, e incluso durante su rodaje que tuvo que concluirse fuera de Japón—, ‘El imperio de la pasión‘ (‘Ai no borei’, 1978), ‘Feliz Navidad, Mr. Lawrence’ (‘Merry Chrsitimas, Mr. Lawrence’, 1983) —su único film en inglés, y a juicio de quien esto firma, su mejor obra, con una banda sonora inolvidable de Ryûichi Sakamoto, coprotagonista del film David Bowie—, y ‘Max, mi amor’ (‘Max mon amour’, 1986).

Su última película data de 1999, y lleva por título ‘Gohatto’, protagonizada por el hoy muy popular Takeshi Kitano, un habitual en la filmografía del realizador.

Hasta siempre Nagisha.

Vía | El País

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios