Sigue a

houstondead.jpg

La noticia está corriendo como la pólvora durante esta madrugada. Whitney Houston ha fallecido hace unas horas según ha anunciado el publicista de la cantante y actriz Kristen Foster, quien no ha aclarado ni el motivo de la muerte ni el lugar. Imagino que lo sabremos en los próximos días. Houston tenía 48 años —a ver cuánto tardan los cortos de mente en hablar de “la maldición de los 48” o chorradas similares—.

Dejando a un lado su carrera como cantante —no necesita presentación para ninguno de vosotros, y podemos afirmar sin que nos tiemble la mano, que poseía en su momento de gloria una de las mejores voces que ha habido para la canción, otro tema es que lo desaprovechase completamente—, y los problemas, severos, con las drogas y su matrimonio, Houston interpretó en cine unos pocos papeles. Debutó en pantalla grande con ‘El guardaespaldas’ (‘The Bodyguard’, Mick Jackson, 1992), al lado de Kevin Costner, un exitazo de taquilla en todo el mundo, que partía de una historia original de Lawrence Kasdan, la cual imagino escribió un día mientras hacía sus necesidades en el cuarto de baño, porque si no, no me lo explico. La banda sonora del film fue el cuarto álbum más vendido de la historia, e introdujo a Houston en un arte en el que no destacaría demasiado.

‘Esperando un respiro’ (‘Waiitng to Exhale’, Forest Whitaker, 1995), y ‘La mujer del predicador’ (‘The Preacher´s Wife’, Penny Marshall, 1996) —bochornoso remake de la maravillosa ‘La mujer del obispo’ (‘The Bishop´s Wife’, Henry Koster, 1947)— completaron sus incursiones en el cine. Está pendiente de estreno ‘Sparkle’, remake del film de 1976 escrito por Joel Schumacher, en fase de post-producción y que ya imagino cómo venderán la película.

Hasta siempre Whitney.

Vía | El país

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

36 comentarios