Sigue a Blogdecine

Penélope Cruz y Ana Torrent

Si hablamos de casos en los que intérpretes rechazaron papeles que no deberían haber desdeñado, probablemente, Sean Connery se lleva la palma, no sólo por haber dicho que no a películas de éxito en más de una ocasión, sino también por lo gigantescos que han resultado los personajes que rechazó.

Al parecer, decidió no interpretar a Hannibal Lecter en ‘El Silencio de los Corderos’, lo cual no sólo le hizo un favor a Anthony Hopkins, sino también al film y a su público, a mi entender. Tampoco quiso ser Morpheo en ‘Matrix’ y eso también me parece que redundó en beneficio de la película. Recientemente ha preferido seguir retirado que volver a hacer de padre de Indiana Jones, aunque este papel en concreto no lo había desempeñado nada mal.

Lo que quizá se considere más incomprensible es que rechazase interpretar a Gandalf en ‘El señor de los anillos’. Por mi parte, me alegro, ya que no me parece que la actuación de Ian McKellen se pueda igualar, mucho menos aún superar y mucho menos por parte de Connery. Pero lo gracioso es el motivo por el que declinó esta oferta. Sean Connery declaró que “No entendía el guión: Bobbits? Hobbits?...”. El actor escocés no había leído ninguna obra de Tolkien.

Y no fue el único en rechazar un papel en la película de Peter Jackson, pues Daniel Day-Lewis y Stuart Townsend prefirieron no hacer de Aragorn. Otra vez me alegro de su absurda decisión, pues salimos ganando con creces con la incorporación de Viggo Mortensen. Uma Thurman y Kate Winslet rechazaron ser Eowyn, a quien finalmente dio vida Miranda Otto.

En España también tenemos casos flagrantes como el de Penélope Cruz que rehusó participar en ‘Tesis’, de Alejandro Amenábar, porque ya estaba comprometida para ‘Brujas’. Aquí no se puede decir que saliésemos ganando con la sustitución de Ana Torrent –muy buena actriz, pero poco adecuada para el papel—, ante quien las frases que pronunciaba Fele Martínez, “…a que estás muy buena”. “Olvídalo, no es mérito tuyo” quedaban algo extrañas. Y menos aún que saliese ganando Cruz al optar por el film de Álvaro Fernández Armero que probablemente pocos recordaréis salvo por esta anécdota.

De entre los rechazos míticos de la historia del cine se puede extraer el de Bela Lugosi por el personaje de Frankenstein. Argumentó que no se veía en el papel y que no deseaba que su rostro apareciese oculto tras una gruesa capa de maquillaje que impediría al público reconocerle, además de que ni siquiera tenía dialogo.

Sylvester Stallone declinó ‘Seven’ y ‘Único testigo’. También Lucas declara que lo consideró para el papel de Han Solo, pero al igual que consideró a otros mil. En casos así ya no me pregunto por qué los actores rechazaron los papeles, sino más bien a quién se le ocurrió en un primero momento contratarlos para estos personajes.

Otra de estas anécdotas que me escama, nunca mejor dicho, es la de que Richard Dreyfuss rechazó el papel protagonista de ‘La mosca’. Encuentro que Jeff Goldblum no sólo es perfectamente chungo para el papel, sino que además, parece que congeniaba con David Cronenberg de maravilla, tanto que Geena Davis tenía miedo durante el rodaje por lo psicópatas que eran los dos.

Quizá de la decisión de la que más me alegro es de la de Frank Sinatra, quien rechazó hacer el papel de Tony Curtis en esa obra maestra llamada ‘Con faldas y a lo loco’.

Michelle Pfeiffer decidió no aceptar el papel de Clarice en ‘El silencio de los corderos’, mientras que Jeremy Irons rechazó el personaje de Hannibal Lecter.

John Wayne y Frank Sinatra rechazaron el papel de Harry Callahan (Harry el Sucio), que finalmente encarnó, como ya sabéis, Clint Eastwood.

Cary Grant prefirió no interpretar a James Bond y eso que Ian Fleming dijo que tenía parcialmente en mente a este actor cuando creó a 007.

Mel Gibson podría haber sido el protagonista de ‘Gladiator’, pero no le apeteció y en su lugar Russell Crowe interpretó a Máximo Meridio.

Algo que demuestra lo poco que entienden algunas personas las películas es el hecho de que Tom Cruise se negase a interpretar a Eduardo Manostijeras si éste no se convertía al final en un personaje normal con manos. También rechazó ‘Pequeña Miss Sunshine’, al igual que Bill Murray.

Brad Pitt era el elegido para hacer de Tommy Williams en ‘Cadena perpetua’, pero decidió no hacerlo.

Marlon Brando declinó encarnar a Lawrence de Arabia y a uno de los protagonistas de ‘Dos hombres y un destino’.

En la película ‘El Graduado’ Robert Redford fue una opción anterior a la de Dustin Hoffman. Qué diferente habría quedado la película. Por su parte, Hoffman dejó pasar el personaje de Humbert Humbert en ‘Lolita’ y muchas actrices se negaron a interpretar el papel protagonista, como Natalie Portman, Cristina Ricci o Jennifer Love Hewitt.

Eric Stoltz llegó a estar contratado para interpretar a Marty McFly en ‘Regreso al futuro’, pero luego fue reemplazado por Michael J. Fox.

Tom Selleck se resistió a calzarse el sombrero de Indiana Jones, pero lo mejor es el motivo: interfería con su interpretación en la serie ‘Magnum detective privado’.

Paula Strasberg, profesora de interpretación de Marilyn Monroe, le aconsejó que dijese que no al papel de Holly Golightly en ‘Desayuno con diamantes’, así que lo rechazó a pesar de que Truman Capote, el autor de la novela, quería que fuese ella. Pero la presencia de Audrey Hepburn no fue la única discrepancia entre Capote y el resultado del film.

Gary Cooper decidió no interpretar a Rhett Butler en ‘Lo que el viento se llevó’.

Sandra Bullock y Ashley Judd se negaron a hacer el papel que finalmente aceptaría Hilary Swank en ‘Millon Dollar Baby’. Y qué buen resultado dio el cambio.

Meg Ryan y Demi Moore rechazaron ‘Pretty Woman’, al igual que Gwyneth Paltrow no quiso el papel de Rose en la película ‘Titanic’. No sé si es que los resultados siempre fueron a mejor o si es que nos hemos acostumbrado de tal manera a ver a esos personajes con esas caras que nos cuesta imaginárnoslos interpretados por otras personas.

En ‘Love actually’, Jude Law iba interpretar el papel de Hugh Grant mientras que Hugh Grant interpretaría el de Colin Firth. Orlando Bloom iba a ser el amor de Keira Knightley. Mick Jagger iba a hacer el papel del músico decadente que finalmente tomó con gran acierto Bill Nighy. Y se dice que el cantante de los Rolling también podría haber participado en ‘The Rocky Horror Picture Show’, como Dr. Frank N Furter.

Mike Myers dijo que no al papel de Willie Wonka en ‘Charlie y la fábrica de chocolate’.

Casi con tantas oportunidades como Connery encontramos a John Travolta, que dijo que no a ‘Chicago’, ‘Oficial y caballero’ y ‘American Gigoló’, lo que indica que alguien le ve un parecido con Richard Gere. También rechazó: ‘La milla verde’, ‘Apollo 13’, ‘Forrest Gump’, ‘Splash’… y ahora el parecido se supone que lo tiene con Tom Hanks. Rechazó el papel de Michael Madsen en ‘Reservoir Dogs’. Lo curioso es que Madsen, a su vez, declinó hacer de Vincent Vega en ‘Pulp Fiction’, papel que estaba escrito para él, pues era el mismo que el de ‘Reservoir Dogs’, pero cuando lo rechazó se cambió su nombre de pila de Vic a Vincent. Y ¿quién retomó entonces al personaje? John Travolta.

Cada uno de estos actores, además de a los personajes referidos, rechazó encarnar a muchos otros. También hay numerosos intérpretes más que no aparecen en esta lista y que declinaron papeles. Hasta qué punto se trata de rumores o de realidad, no lo puedo decir. Al menos, os aseguro que son anécdotas que circulan por la red o el mundillo del cine.

En Blogdecine sobre Sean Connery, Sylvester Stallone, John Travolta, Penélope Cruz.

Fuente (entre muchas otras) | Not Starring.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

36 comentarios