Sigue a

Buscando un amigo para el fin del mundo

Esta semana, Hay más cine ahí fuera trae cosillas algo diferentes, quizá raras, quizá simplemente inesperadas. No solo los blogs de los que tomo la información son inauditos aquí o han aparecido pocas veces, sino que además, los temas tampoco son aquello de lo que todo el mundo está hablando.

  • Tomad nota de la lista que nos ofrece JotDown de las nueve películas que quizá injustamente os hayáis perdido en el pasado 2012. De la que nos presta la imagen de apertura ya os había hablado. Pues eso, manos a la obra (o al mando a distancia) y a verlas todas.
  • En cine invisible nos explican que la traducción de ‘The Perks of Being a Wallflower’ debería haber sido ‘Las ventajas de ser invisible’ y no ‘Las ventajas de ser un marginado’. Y no es que barran para casa, tienen toda la razón.
  • Nos metemos siempre con nuestras traducciones de lo foráneo, ¿pero alguna vez nos hemos preguntado qué hacen por ahí con los títulos de nuestro cine? En Radio Cable se han parado a pensarlo un poquito. No os perdáis algunas de las invenciones, que son impagables.
  • En una crítica sobre ‘Playtime’ (1967) ya os hablé de las referencias de Jacques Tati hacia la arquitectura. En Entre Manolos estudian lo mismo en otro de los films de Monsieur Hulot: ‘Mi tío’ (‘Mon Oncle’, 1958).
  • El reportaje sobre hoteles míticos del cine que publica A la carta para dos me parece algo escaso, me habría gustado que tuviese diez o quince apartados. Pero lo poco que ofrece es interesante.

Ahora os toca a vosotros recomendarnos artículos jugosos y originales para que aparezcan en esta sección de Hay más cine ahí fuera. O nos lo enviáis al formulario de contacto o nos dejáis un comentario más abajo (la ventaja de esta forma es que no solo lo veremos nosotros, sino todos los lectores).

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios