20 cortometrajes que se convirtieron en película con desigual fortuna (I)

Sigue a

Celuloide

Hace algo más de una semana os comentaba en el artículo semanal de la sección Hay más cine ahí fuera de nuestra web la existencia de un texto en el que nos hablaban de ocho cortometrajes que iban a convertirse en película, algo que nuestro lector Chisi Jenkins Shepard aprovechó para proponernos la realización de un post centrado en cortometrajes que ya habían pasado por ese proceso. Una gran propuesta que he querido utilizar coincidiendo con la semana en la que ‘Mamá‘ (Andrés Muschietti, 2013) se estrena en España, ya que es el caso más reciente que tenemos de este fenómeno. Sin más dilación, os invito a descubrir cuáles han sido los cortometrajes seleccionados.

‘Frankenweenie’

Uno de los primeros trabajos de Tim Burton fue este cortometraje de 1984, un sentido homenaje a ‘Frankenstein‘ (James Whale, 1931) que estuvo lejos de conseguir el éxito en su momento. ¿El motivo? Disney decidió mandar al paro a Burton al pensar que había desperdiciado los recursos de la compañía en una obra con escaso tirón comercial. La propia compañía reconocería su error años después, llegando a aceptar financiar ‘Frankenweenie‘ (Tim Burton, 2012), un largometraje de animación en stop-motion que ha logrado ser nominado al Oscar, pero que no ha gozado del éxito esperado por la compañía.

‘Some Folks Called it a Sling Blade’

Billy Bob Thornton ya había trabajado en varias películas con anterioridad a su participación en ‘Some Folks Called it a Sling Blade‘ (George Hickenlooper, 1994), donde hizo las labores de guionista y protagonista. La historia gira alrededor de un hombre retrasado que ha estado internado en un psiquiátrico durante 25 años por haber asesinado a su madre y al amante de ésta, pero es finalmente liberado y acepta ser entrevistado por una periodista. El propio Thornton reutilizó casi todo el cortometraje – regrabándolo, eso sí- para el inicio de ‘El otro lado de la vida‘ (‘Sling Blade’, 1996), inesperado éxito económico que le hizo ganar un Oscar y supuso el despegue definitivo de su carrera.

‘The World of Tomorrow’

En Hollywood no tardaron demasiado en hacerse con los derechos de adaptación de ‘The World of Tomorrow‘ (Kerry Conran, 1998). Su singular estilo visual era su gran carta de presentación y hubo mucha expectación en su momento sobre lo especial que podría acabar siendo ‘Sky Captain y el mundo del mañana‘ (Kerry Conran, 2004), donde se consiguió reunir a un reparto muy llamativo por aquel entonces, contando con Jude Law en esa época en la que estaba hasta en la sopa o una Angelina Jolie en pleno apogeo de su popularidad. Por desgracia, la película resultó muy desigual, ya que conseguía mantener el encanto visual del cortometraje original, pero el guión rozaba la vergüenza ajena. Fue un sonado fracaso económico, impidiendo esto cualquier posible revival de este tipo de cine.

‘Gowanus, Brooklyn’

Half Nelson‘ es principalmente conocida por haber reportado a Ryan Gosling su primera – y por ahora única- nominación al Oscar al dar vida a un profesor con una inusual capacidad para conectar con sus alumnos, pero que pasa por muchos problemas en su vida personal, algo que le ha llevado al consumo de drogas. Sin embargo, la película jamás hubiera llegado a existir de no ser por ‘Gowanus, Brooklyn‘ (Ryan Fleck, 2004), cortometraje elaborado como proof of concept – una especie de carta de presentación ante los estudios para demostrar lo que vas a ser capaz de hacer-, pero que acabó recibiendo multitud de alabanzas, algo que allanó su camino para convertirse en ‘Half Nelson’.

‘Season’s Greetings’

Ni en sus mejores sueños esperaba Michael Dougherty que Warner aceptara rodar un largometraje a partir de ‘Season’s Greetings‘ (1996), una pieza animada de apenas 4 minutos de duración que nos cuenta la historia de Sam, un niño vestido de naranja y cuyo rostro está tapado con una máscara, algo bastante normal durante la festividad de Halloween, pero las apariencias a veces engañan. Sam acabaría formando parte de ‘Truco o trato: Terror en Halloween‘ (‘Trick ‘r Treat’, 2007), una muy disfrutable antología varias historias cortas conectadas entre sí. Por desgracia, no tuvo el éxito esperado, pero con el paso del tiempo se ha convertido en un título de culto y Dougherty ya ha declarado que está muy interesado en rodar una segunda entrega.

‘Alive in Joburg’

La llegada de ‘District 9‘ (Neill Blomkamp, 2009) pilló por sorpresa a muchos, en especial por la capacidad de su director para ofrecer un espectáculo de primer orden con un presupuesto bastante contenido y por no ser el típico blockbuster, sino que había espacio para la reflexión. Sin embargo, Blomkamp ya había abordado esos temas con anterioridad en ‘Alive in Joburg‘ (2006), donde también contó con los actores Sharlto Copley y Jason Cope. La transición al largometraje fue todo un éxito y este verano podremos ver ‘Elysium‘, segunda película de Blomkamp.

‘Carne de neón’

No podía faltar el representante español, el cual encontramos con ‘Carne de neón‘, obra de Paco Cabezas en 2005 y que, entre otras cosas, supuso el primer cortometraje en el que participó Victoria Abril. Pasaron cinco años hasta su salto al largometraje, donde su utilizó la misma premisa argumental, pero se cambió casi por completo el reparto, estando en esta ocasión liderado por Mario Casas en lugar de Óscar Jaenada. El tirón comercial de Casas no fue suficiente y la película, muy estimable, ni siquiera logró recaudar un millón de euros en los cines españoles.

‘Electronic Labyrint: THX 1138 4EB’

George Lucas acabó convirtiéndose en una de las mayores personalidades de Hollywood, pero, como en muchos otros casos, hay que remontarse al mundo del cortometraje si queremos hablar de sus orígenes, donde el caso más destacado es el de ‘Electronic Labyrint: THX 1138 4EB‘ (1967), ya que fue la base de ‘THX 1138‘ (1971), primera película rodada por Lucas. Cierto que no es su título más popular, pero Lucas nunca ha ocultado su aprecio por esta película, habiendo llegado a utilizar el nombre THX para bautizar a un popular estándar de video y sonido de alta fidelidad.

‘Rare Exports Inc.’

Son muchos los cortometrajes que aparecen directamente online que acaban en el mayor de los olvidos, pero eso no fue lo que sucedió en el caso de ‘Rare Exports Inc.‘ (Jalmari Helander, 2003), ya que su éxito fue tal que dos años después se lanzó una secuela. Sin embargo, el mundo online se quedaba pequeño para la historia de tres cazadores buscando al salvaje Santa Claus en los parajes helados de Laponia y se pusieron manos a la obra para sacar adelante ‘Rare Exports: Un cuento gamberro de Navidad‘ (‘Rare Exports: A Christmas Tale’, Jalmari Helander, 2010), cinta que consiguió llevarse para casa el máximo galardón en el Festival de Sitges.

‘La Jetée’

Sin duda, el cortometraje más reputado del grupo y ya bastante conocido antes de que Terry Gilliam se inspirase en él para rodar la extraordinaria ‘12 Monos‘ (‘Twelve Monkeys’, 1995). Eso sí, ambas obras no podrían ser más distintas, ya que Chris Marker apostó en ‘La Jetée‘ (1962) por contarnos una apasionante historia a través de imágenes estáticas, algo impensable en una producción de Hollywood que quiera garantizar cierto éxito comercial. Sea como sea, dos obras imprescindibles y complementarias con las que cierro la primera entrega de este artículo sobre 20 cortometrajes que se convirtieron en película con desigual fortuna.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios