Ciencia ficción: diez películas imprescindibles

Sigue a Blogdecine

2001cienciaficción.jpg

El pasado viernes llegó a nuestras carteleras ‘Babylon’, la película que ha dirigido Mathieu Kassovitz en suelo norteamericano y de la que justo antes de su estreno se puso a echar pestes. Una film que tendría que haber sido una nueva aportación al cien de ciencia ficción y se ha quedado en un vehículo para el lucimiento, o eso dicen, de su estrella principal: Vin Diesel. Pero de esta película ya hablaremos en su momento; ahora aprovechando la ocasión, vamos con una de esas listas que a todos gusta. Hoy toca las que, a mi juicio, son las diez mejores películas de ciencia ficción.

Y ojo, he dicho ciencia ficción, no fantasía, que no es lo mismo. Lo aclaro porque ‘La guerra de las galaxias’ no entra en la primera definición y sí en la segunda. Precisamente por eso no incluyo esa obra maestra de don George Lucas.

Pasen y disfruten, damas y caballeros:

Sin duda la obra más conocida de Stanley Kubrick, y una de las más influyentes de todos los tiempos. Kubrik y Arthur Clarke hicieron a la par película y libro, consultándose el uno al otro, y el resultado es sencillamente perfecto. Muchos le achacan su ritmo, o el no entender ciertas escenas, así como depender demasiado de la estética sesentera (!!!). Pocas películas han divido tanto a unos y otros (entre crítica y público), y servidor ya pasa de discutir sobre el tema, prefiero perderme en sus hipnóticas imáganes, y en visionarla cuantas más veces mejor. Momento a recordar: Evidentemente la elipsis que ni siquiera hace falta mencionar.

La obra más conocida de Ridley Scott, y eso que en el momento de su estreno fue menospreciada por casi todo el mundo. Ahora es una obra de culto, aunque los remontajes y nuevas versiones por parte de su director, al que podríamos considerar el inventor del término Director´s cut, empiezan a cansar un poco. Personalmente prefiero la primera versión de todas, en la que se oye una voz en off, grabada con muy pocas ganas por Harrison Ford, que se llevó a matar con Scott durante el rodaje. Esa versión se acerca más al cine negro de antaño. Años más tarde la suprimió, y añadió una escena, que en contra de lo que muchos creen, sí rodó para la película (nada de extraerlo de ‘Legend’) y el cambio fue mayúsculo, igual de impresionante. Momento a recordar: Evidentemente el del vídeo.

Basada libremente en La tempestad de William Shakespeare, todo un canto a la imaginación, lleno de aventuras, e incluso suspense. Anna Francis revolucionó a medio mundo por sus vestidos un tanto recortados para la época. Y podemos ver a una jovencísimo Leslie Nielsen en un papel serio. También supuso la primera aparición cinematográfica de un personaje de lo más carismático, Bobby el robot, que se adueña de la función enseguida. Momento a recordar: Cuando se descubre la identidad de la amenaza invisible.

A pesar de que toda la etapa muda de Fritz Lang es absolutamente indispensable para cualquier cinéfilo ‘Metrópolis’ es sin lugar a dudas su obra más importante. Recientemente se ha encontrado metraje inédito de la película, una media hora más o menos, que será añadida a lo ya visto, a todas luces, uno de los mejores trabajos jamás realizados. En el año 2026, el hijo del propietario de una gran ciudad se enamora de María, líder de los esclavizados que trabajan en subsuelo de la urbe, y que pronto se rebelarán. A destacar la aparición de un robot femenino que sirvió de inspiración a Lucas para su C3PO. Momento a recordar: La creación del robot.

Última película protagonizada por Natalie Wood, que falleció antes de finalizar el rodaje. Guión de Bruce Joel Rubin, ya por aquel entonces obsesionado por la vida del más allá. Douglas Trumbull realizó una joya del género, su segunda película como director tras la también inolvidable ‘Naves misteriosas’, aunque él siempre será recordado por su contribución al campo de los efectos visuales. La película influyó poderosamente en un título posterior algo más conocido: ‘Días extraños’. Momentos a recordar: Toda la parte final, llena de belleza, y musicalizada por un inspirado y primerizo James Horner.

Todo un clásico del que pronto nos llegará un remake con Keanu Reeves a la cabeza. Robert Wise realizó una de sus mejores películas, que aprovecha la Guerra Fría para lanzar una advertencia a la humanidad sobre el indiscriminado uso de la energía atómica, todo ello en boca de un pacífico extraterrestre, algo inaudito porque por aquel entonces en las películas, los extraterrestres eran representados como seres malignos. Memorable banda sonora de Bernard Herrmann y sobre todo Klaatu. Momento a recordar: La advertencia final.

El segundo gran éxito de Steven Spielberg, el mismo año que su amigo Lucas estrenaba esa película que ya todos sabéis. Una historia adulta sobre el encuentro entre el ser humano y seres de otros planetas, éstos con una forma muy similar a la del siguiente extraterrestre en la filmografía del Rey Midas. Richard Dreyfuss repite con tito Steven, y hace acto de presencia nada más y nada menos que François Truffaut, quien se quedó totalmente impresionado y estresado por la forma de trabajar en los USA. Momento a recordar: Cuando terrestres y extraterrestres se comunican con una melodía ya mítica.

La única película que dirigió Saul Bass, conocido en el mundo del cine por sus títulos de crédito, habiendo colaborado con gente tan importante como Alfred Hitchcock u Otto Preminger, entre otros. La historia explica y demuestra como las hormigas serían las dueñas del mundo si estuvieran en igualdad de condiciones intelectuales con el ser humano. Planteada como un documental, aterra por lo convincente y realista que resulta, y merece especial mención el trabajo realizado con los insectos (nada de efectos visuales). Momento a recordar: Cualquiera en el que sale una hormiga.

Otra obra cumbre de la ciencia ficción, sin duda la mejor película del casi siempre aburrido Franklin J. Schaffner. Ejemplar muestra de cómo hacer creíble una historia prácticamente increíble, dotándola de unas dosis de espectacularidad que nada dañan el conjunto. Dio lugar a una saga, que fue decreciendo en interés, y también a una serie de televisión. Pocas veces el futuro del hombre fue tan desolador, y poca veces el mensaje llegó con tanta fuerza. Momento a recordar: ¿De verdad tengo que decirlo?

Doblete de Ridley Scott en la lista con la película que le dio fama mundial. Una claustrofóbica historia que presenta por primera vez a una mujer como heroína en este tipo de películas. Siete tripulantes de una nave espacial deberán enfrentarse a un visitante no deseado, en una historia llena de referencias clásicas tanto al cine (‘Queen of Blood’ de Curtis Harrington) como a la literatura (‘La línea de sombra’ de Joseph Conrad) y que fascina sobre todo por su perfecto acabado técnico. Momento a recordar: Sigourney Weaver quedándose en ropa interior en el aterrador clímax final.

Con lo que es imposible realizar una lista de sólo diez títulos, aunque más difícil me ha resultado la siguiente que publicaré próximamente.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios