Sigue a Blogdecine

Hace poco os hablaba de las que a mi juicio me parecían las mejores películas estrenadas en nuestras santas tierras durante todo el maravilloso, único, inolvidable y exquisito 2011. Ahora le toca el turno a aquellos títulos que me han parecido de lo peor. Cintas malas ha habido hasta la saciedad, cada año parecen querer batir un récord de a ver cuántos bodrios son capaces de hacer. Resumir en diez títulos que representen lo malo del año pasado no ha sido tarea fácil —como todas las dichosas listas—, pero ahí os dejo las diez memeces, naderías, bodrios o como queráis expresarlo, que un servidor vio en el fascinante 2011.

10.- ’127 horas’

James Franco demuestra que es mejor actor de lo que parece, aunque aquí resulta un poco pesado. El que ya no me la cuela es Danny Boyle, firmante únicamente de dos películas buenas cuyos títulos no necesito decir. Tras la tontería que ganó ocho Oscars, el director clon físico de Julio Alonso, vuelve a pecar de manipulador, hortera y en este caso, un mal gusto que raya lo pornográfico. Un hecho real insignificante para el resto del mundo le llega para hablar de la superación y la lucha constante. Eso sí, aburriendo a las piedras, nunca mejor dicho, y con un look visual más cargante que nunca.

Críticas en Blogdecine:

9.- ‘Piraña 3D’

Alexandre Aja nos había sorprendido con un estimable remake de uno de los films más conocidos de Wes Craven, por lo que su incursión en un nuevo tratamiento de una de las cintas más míticas del entrañable Joe Dante, producción del no menos entrañable Roger Corman, era esperada con los brazos abiertos. El resultado es un híbrido entre comedia tonta y película gore, que termina sucumbiendo ante la falta de originalidad en su tratamiento. La mala leche de Aja no aparece por ningún lado y la supuesta espectacularidad se reduce a infinidad de litros de hemoglobina que llenan el interminable tramo final.

Crítica en Blogdecine:

8.- ‘Hanna’

Una de las películas más absurdas estrenadas a lo largo y ancho del pasado año en nuestro país. Los delirios de grandeza de Joe Wright, que hasta su anterior, y también pésima película, se revelaba como un director con un perfecto domino técnico. Planos secuencia por doquier y filigranas varias para que veamos qué se puede hacer con una cámara. Wright olvida que la forma es el fondo, y sus ínfulas de autor trascendental le terminan pasando factura. Por no hablar del pésimo trabajo de todos sus actores, algo realmente inesperado.

Críticas en Blogdecine:

7.- ‘Piratas del Caribe: En mareas misteriosas’

Un cambio de director hacía pensar que las cosas mejorarían en una saga cuyo mejor título sigue siendo el primero, pero está claro que a Rob Marshall esto del cine de aventuras no parece gustarle demasiado. La pasión puesta en el producto brilla por su ausencia y Johnny Depp empieza a cargar con su Jack Sparrow, convertido ya en una caricatura de sí mismo. Que Penélope Cruz se pasee a su lado dando brincos, luchando y queriendo parecerse a Jean Peters es algo que escapa a mi comprensión, por no decir que queda ridículo. Que no siguieran con la franquicia podría considerase un favor a la humanidad.

6.- ‘Caperucita roja’

Un insulto al cuento original. La demostración palpable de que a Catherine Hardwicke no deberían dejarle filmar más películas, ya que todas, repito, todas, son una pérdida total y absoluta de tiempo. Con el look de la saga de los vampiros pijos y los hombres lobo nenaza, iniciada precisamente por Hardwicke, la realizadora despliega todo su mal gusto, sobre todo estético. Ver metido a Gary Oldman en este despropósito me hace recordar que todos debemos llegar a fin de mes como sea, hay que comer.

Crítica en Blogdecine:

5.- ‘La víctima perfecta’

La mítica Hammer está dsipuesta a volver a dar que hablar, aunque en este caso sea para mal. El consabido argumento de tío raro acosa a mujer indefensa tratado de forma muy extraña y poco coherente. Sin ningún lugar para el suspense ni la tensión, el relato es engullido por el aburrimiento más evidente. Hilary Swank debería cambiar de agente, y la presencia de Christopher Lee es un claro guiño a la productora británica, aunque dada su importancia podían habérselo ahorrado.

Críticas en Blogdecine:

4.- ‘London Boulevard’

La ópera prima del oscarizado William Monahan tendría que haber sido otra cosa a la que ha terminado siendo. Reparto de caras conocidas como Colin Farrell, que parece ser veneno para la taquilla, Keira Kinghtley y Ray Winstone, no llegan para salvar un pastiche en que forma y fondo se confunden porque no se sabe muy bien a qué juega Monahan. La desmotración palpable de que un buen escritor no tiene porqué ser un buen director, y que los posibles aciertos del libreto quedan anulados en una sosísima puesta en escena.

Crítica en Blogdecine:

3.- ‘Larry Crowne, nunca es tarde’

Dos de los actores más representativos de la comedia romántica actual, Tom Hanks y Julia Roberts, se juntan para la segunda película como realizador de Hanks. Una comedia optimista en tiempos de crisis, pero todo tratado como si fuera un cuento de hadas. Desconcertante sería la palabra adecuada para este film, que parece querer vivir de la imagen popular de sus dos estrellas principales, por no hablar de la extraña evocación ochentera y ese buen rollo que en realidad molesta más que agrada. Equivocada a todos los niveles.

Crítica en Blogdecine:

2.- ‘Melancholia’

Segunda película seguida en la que Lars von Trier, a quien a este paso habrá que ir dejando de considerar un genio, pierde el norte, el sur, el este y el oeste. Personaje femmenino profundamente atormentado, Kirsten Dunst libre como el viento, haciendo lo que le viene en gana, al igual que el resto del elenco, la depresión, el fin del mundo, la tortura psicológica, el caos interior y más, mucho más. Aburrida no es la palabra, suplicio tal vez. De las ínfulas de superioridad de su director mejor no digo nada, porque yo también soy así.

Críticas en Blogdecine:

1.- ‘El árbol de la vida’

Junto con la anterior la pedantería por excelencia del 2011, y aunque en el trabajo de von Trier podría llegar a un lugar común de entendimiento con sus defensores, en esta me resulta imposible. El bodrio por excelencia entre los bodrios. Su pretenciosidad es sólo equiparable al ego de Terrence Malick, para el que firma un excelente director, ojo. Pasado, presente y futuro más unas gotas de religión para hablar sobre la esencia del ser humano. La experimentación como ejercicio de onanismo. Una película capaz de hacer que se duerman las propias butacas del cine.

Críticas en Blogdecine:

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios