Síguenos

Imagen de 'Paperman'

Es bastante habitual que una película de mucho éxito reciba acusaciones de plagio. La mayoría de las veces son vulgares intentos de conseguir algo de dinero por un parecido superficial entre la cinta en cuestión y una obra anodina previa, pero hay casos en los que hay demasiadas semejanzas como para pasarlo por alto. Especialmente célebre es el caso de que ‘El rey león‘ (‘The Lion King’, Rob Minkoff y Roger Allers, 1994) seguramente tomase mucho prestado de ‘Kimba, el león blanco‘ (Janguru taitei, Eiichi Yamamoto, 1965), pero el ejemplo más reciente es el de ‘Paperman‘ (John Kahrs, 2012), el alabado cortometraje de Pixar Disney nominado al Oscar que podría no ser tan original como parecía.

Remontémonos al año 2008, que es cuando Patrick Hughes rodaba ‘Signs‘, un cortometraje australiano realizado para participar en un concurso organizado por Schweppes – hay un plano bastante delator de este punto- que acabó llevándose para casa uno de los Cannes Lions, posiblemente los galardones más importantes del mundo en lo referente a temas publicitarios. ‘Signs’ nos cuenta la historia de un oficinista inmerso una cansina rutina que un buen día conoce a una chica que trabaja en el edificio contiguo y comienzan a intercambiar mensajes sin decirse ni una palabra el uno al otro, pero sí realzado por una bella partitura musical que consigue una mayor implicación emocional por parte del espectador. Os invito ahora a ver ‘Signs’ y ‘Paperman’ – aunque muchos de vosotros seguramente ya lo hayáis visto- antes de seguir adelante.

  • ‘Signs’

  • ‘Paperman’

Es obvio que hay unas cuantas divergencias en la historia de ‘Signs’ y ‘Paperman’, pero ésta sigue teniendo innegables puntos en común y juega las mismas cartas de forma similar. John Kahrs asegura que la idea se le ocurrió antes de entrar a trabajar en Pixar – y eso sucedió a mediados de los años 90 del siglo pasado-, por lo que puede que todo no sea más que una gran casualidad. Con todo, ‘Paperman’ sigue siendo una joya tanto a nivel argumental como técnico – su mezcla de animación tradicional con las técnicas más modernas es absolutamente magistral- y también en los puntos en los que hay obvias similitudes con ‘Signs’, pero he creído que os podría interesar un caso en el que al menos hay espacio para la duda razonable.

PD: Hughes hasta consiguió dar el salto al mundo del largometraje por el éxito de ‘Signs’, pero lo cierto es que su ‘Red Hill‘ (2010) pasó totalmente desapercibida.

Vía | Plano Corto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

28 comentarios