Sigue a Blogdecine

El inigualable Leslie Nielsen

El prestigio de las películas de parodias tiende a brillar por su ausencia, algo comprensible si nos fijamos únicamente en títulos tan lamentables como ‘Virgen y culpable a los 41’ (‘The 41-Year-Old Virgin Who Knocked Up Sarah Marshall and Felt Superbad About It’, Craig Moss, 2010) o ‘Date Movie’ (id, Jason Friedberg y Aaron Seltzer, 2006). Sin embargo, a lo largo de la historia del cine ha habido no pocas parodias que han merecido la pena y que sería una pena que acabasen sepultadas por subproductos en los que la calidad brilla por su ausencia o el muy irregular aluvión de cintas de este estilo protagonizadas por el inefable Leslie Nielsen.

Títulos tan diferentes entre sí como ‘El baile de los vampiros’ (‘Dance of the Vampires’, Roman Polanski, 1967), ‘Aterriza como puedas’ (‘Airplane!’, Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker, 1980), ‘Héroes fuera de órbita’ (‘Galaxy Quest’, Dean Parisot, 1999) o ‘Black Dynamite’ (id, Scott Sanders, 2009) demuestran que es un subgénero en el que uno puede encontrar buenas comedias si sabe dónde buscar. Yo he querido aprovechar el reciente estreno de la endeble ‘Scary Movie 5’ (‘Scary MoVie’, Malcolm D. Lee, 2013) para hablaros de las que considero que son las mejores películas de parodias de la historia.

‘El jovencito Frankenstein’

Imagen de 'El jovencito Frankenstein'

Mel Brooks rodó multitud de parodias en sus años de apogeo artístico, pero ninguna de ellas se acerca al nivel conseguido con la estupenda ‘El jovencito Frankenstein’ (‘Young Frankenstein’, 1974). EL propio Brooks escribió junto a Gene Wilder, también protagonista de la función, esta aproximación cómica a la famosa novela de Mary Shelley en la que tuvieron el buen gusto de no confiar todo a una sucesión de gags —muy inspirados en su gran mayoría, eso sí—, sino que también cuidan el desarrollo de la historia. Un personaje tan emblemático como el de Igor es la guinda del pastel de una de las mejores comedias de la historia. Brooks intentó repetir la fórmula muchos años después con ‘Drácula, un muerto muy contento y feliz’ (‘Dracula: Dead and Loving it’, 1995), donde el mítico Leslie Nielsen sustituía a Wilder, pero el resultado final estuvo muy lejos de igualar a ‘El jovencito Frankenstein’.

‘Un cadáver a los postres’

Imagen con el cartel de 'Un cadáver a los postres'

Neil Simon creó varias obras de teatro que él mismo adaptó con éxito en su salto a la gran pantalla. ‘La extraña pareja’ (‘The Odd Couple’, Gene Saks, 1968) quizá sea el título más recordado por los cinéfilos, con ‘Descalzos en el parque’ (‘Barefoot in the Park’, Gene Saks, 1967) en una cercana segunda posición. Sin embargo, su parodia a los relatos detectives con whodunit incluido en ‘Un cadáver a los postres’ (‘Murder by Death’, Robert Moore, 1976) es una comedia maravillosa y bastante sutil —algo inhabitual en este tipo de cine— que no recibe toda la atención que merece. Con un grandísimo reparto —Peter Sellers, Alec Guinness, Peter Falk, Truman Capote y muchos más— dando vida a personajes claramente inspirados en famosas figuras, tanto literarias como cinematográficas, de estas historias. Su algo alocado desenlace es lo único discutible de esta pequeña joya.

‘Zombies Party’

Imagen de 'Zombies Party'

La excesiva presencia de los zombies en la gran pantalla en los últimos años también ha dejado espacio para que haya varias parodias a su alrededor. He tenido muchas dudas a la hora de decantarme entre la poco conocida ‘Fido’ (id, Andrew Currie, 2006) y ‘Zombies Party’ (‘Shaun of the Dead’, 2004), pero la cinta de Edgar Wright se ha llevado el gato al agua. Sin echar mano de excesos innecesarios, ‘Zombies Party’ prefiere la sencillez a la hora de homenajear a muchas otras películas, siendo el carisma del dúo formado por Simon Pegg y Nick Frost lo que acaba por convertirla quizá no en una comedia desternillante —tampoco pretende serlo—, pero sí en un gran entretenimiento con el que también puedes echarte unas cuantas risas durante su visionado.

Crítica en Blogdecine: Cine en el salón. ‘Zombies party (una noche…de muerte)’, sobre vivos y demás entes sin pulso

‘Tropic Thunder’

Imagen de la película 'Tropic Thunder'

Ben Stiller ya se había hecho una parodia muy estimable del mundo de la moda con ‘Zoolander’ (id, 2001), pero se superó a sí mismo con la estupenda ‘Tropic Thunder’ (id, 2008), un acercamiento en clave de humor a las constantes del cine ambientado en la guerra de Vietnam —no faltan los homenajes a títulos clave como ‘Platoon’ (id, Oliver Stone, 1986) o la seminal ‘Apocalypse Now’ (id, Francis Ford Coppola, 1979)—. Sin embargo, Stiller no se conformó con eso y simultaneó la comedia bélica con una desternillante crítica al modus operandi de Hollywood, desde el absurdo abuso de las secuelas hasta el ejecutivo pasado de vueltas interpretado por Tom Cruise. Y además con un Robert Downey Jr. en estado de gracia que protagoniza varios momentos impagables de una de las mejores comedias de los últimos años.

Críticas en Blogdecine:

‘Agárralo como puedas 33 y 1/3: El insulto final

Imagen de 'Agárralo como puedas 33 y 1/3'

Habrá quien se lleve las manos a la cabeza al haber seleccionado esta película como la mejor comedia paródica en la que ha participado Leslie Nielsen, pero dejad que me explique. No niego que me reí más con ‘Aterriza como puedas’ la primera vez que la vi, pero he revisionado ambas en multitud de ocasiones y es la última aventura cinematográfica del teniente Frank Drebin la que mejor los ha resistido. Ya mencioné lo brillante que sigue resultando toda la parte de la película ambientada durante la entrega de los Oscar al hablaros de las secuelas mejores que sus primeras entregas, pero es que antes de eso también es una comedia hilarante en la que la gran mayoría de sus gags —y en ‘Agárralo como puedas 33 y 1/3: El insulto final’ (‘Naked Gun 33 1/3: The Final Insult’, Peter Segal, 1994) sí se tiende a la sobreacumulación de los mismos— son tronchantes.

‘La vida de Brian’ y ‘Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores’

Imagen de 'La vida de Brian'

Con los Monty Python me ha sido sencillamente imposible decantarme entre ‘La vida de Brian’ (‘Life of Brian’, Terry Jones, 1979) y ‘Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores’ (‘Monty Python and the Holy Grail’, Terry Gilliam y Terry Jones, 1975). En ambas hay un arsenal de gags que deja en ridículo a casi todos los humoristas de nuestro tiempo, aguantando a la perfección repetidos visionados. La innecesaria escena de los extraterrestres de la primera y el algo brusco desenlace de la segunda es lo único que juega en su contra, pero yo he aprendido a amarlas por igual y sigo partiéndome de risa con momentos como la lapidación de ‘La vida de Brian’ o los caballeros que dicen Ni de ‘Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores’. Imprescindibles por igual.

Crítica en Blogdecine: Críticas a la carta | ‘La vida de Brian’ (‘Monty Python´s Life of Brian’)

Imagen de 'Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores'

¿Estáis de acuerdo con mi selección o echáis en falta algún título que, según vosotros, debería haber estado sí o sí en esta selección de las mejores comedias paródicas de la historia? Yo reconozco que tuve dudas sobre la conveniencia de incluir o no a ‘South Park: Más grande, más largo y sin cortes’ (‘South Park – Bigger, Longer & Uncut ’, Trey Parker, 1999), así que finalmente decidí dejarla fuera de la lista. Ahora os toca a vosotros.

En Blogdecine | Películas para morirse de risa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios