Compartir
Publicidad
‘The Neon Demon’, a través de sus mitos y símbolos
Reflexiones de cine

‘The Neon Demon’, a través de sus mitos y símbolos

Publicidad
Publicidad

SPOILERS en todo el texto.

Nicolas Winding Refn es un nombre siempre asociado a la polémica, y con 'The Neon Demon' ha conseguido, una vez más, romper los esquemas de los cinéfilos más cuadriculados y provocar al público menos acostumbrado a las obras avant garde, el surrealismo místico y nombres tan fundamentales para la contracultura como Ken Russell, Jorodowsky, Kenneth Anger o el mismo David Lynch.

Sin entrar en detalles o análisis sobre sus cualidades cinematográficas y su apabullante propuesta estética, más allá de su retrato de la industria de la moda o, por extensión, del cine en su meca mundial, Los Ángeles, su sencilla historia en forma de fábula moderna contiene un intrincado ovillo de símbolos que asocian algunos puntos de la historia a mitologías ancestrales, en gran parte relacionadas con la búsqueda y posesión de la belleza.

Neon Demon Reflection

Ya la propia línea argumental responde a un trazado arquetípico. La ingenua aprendiz que se adentra en un mundo lleno de peligros morales, que queda absorbida por los elementos más frívolos de su propia imagen para acabar siendo, literalmente, devorada. El paralelismo con el mito de Narciso aparece en la escena en la que Jesse besa su propio reflejo, cuando rechaza el amor de Ruby e incluso acaba arrojándose al agua, en este caso una piscina que no tiene agua. El océano, el color azul, refuerzan la analogía al mito.

Brujería y canibalismo

Las referencias más obvias al mundo mágico es la propia práctica de brujería de las chicas que envidian la belleza de Jesse. Cuando Ruby es rechazada, dibuja un círculo en el espejo, una evocación a los Sigil, símbolos para conjurar el éxito en una tarea, en este caso matar a Jesse. Además, el cuerpo de la misma está lleno de tatuajes, lo que según las autoridades inquisitorias era una manera de identificar a los miembros de religiones paganas.

Neon Demon Ruby Sigil

La presencia del canibalismo en el filme indica más relaciones con la mitología griega. Cronus se comía a sus hijos por miedo a que estos le derrocaran, pero el personaje que más aplica en este caso es la Lamia, un monstruo femenino que se alimentaba de niños. En este caso las lamias se comen a su enemiga para absorber su fuerza y belleza, otra interpretación arquetípica del acto de vampirismo que recuerda al caso real de la condesa Bathory, y así, las modelos enemigas se bañan en la sangre de su contendiente.

Neon Demon Bathory

El canibalismo también se ha asociado a la brujería en el folklore europeo, tanto en las historias de Hansel y Gretel como en la mitología rusa y su Baba Yaga, ambas lamias, comedoras de carne humana, principalmente de niños y presas fáciles, como lo es la ingenua y virginal Jesse, que como sabemos en el momento de la entrevista, aún no es mayor de edad. En el film, se hace una analogía con los desórdenes alimenticios propios de las modelos cuando el cuerpo de Gigi, la adicta a la cirugía, no acepta la “pureza” de la carne de Jesse.

El símbolo demonio neon

Toda la película se apoya también en un fuerte código de colores que intenta trasladar a la historia diferentes sensaciones. El color violeta es atracción, sensual y aparece cuando Jesse se adentra en el submundo lleno de novedad y sensaciones. El color dorado es el éxito y aparece cuando es aceptada por el fotógrafo más exigente. El color azul significa inocencia, predomina en la primera parte y cambia a color rojo en la pasarela, percibido como una amenaza, y siempre tiene presencia cuando aparece Ruby, ya sea en su ropa o en la iluminación de esos planos.

Neon Demon Rojo

En TND, el mundo de la moda se relaciona directamente con el mundo de los cultos esotéricos. No solo la alta costura estaría dominada por fríos productores, directores asociados a la oscuridad. El culto que practican es el del neón. La obsesión ochentera con esa iluminación, representa la exaltación de lo material, el glamour como un trío de triángulos invertidos. El símbolo cabalístico de la trifuerza invertido, además, asociado a la princesa Zelda en el videojuego, que es el disfraz que lleva Jesse en su primera sesión de fotos.

Neon Demon Trifuerza

Ese mismo símbolo, aparece como triángulo, inspirado por la obra de James Turrell, pero que tiene un inconfundible asociación con la masonería y su símbolo por excelencia. Aunque también es símbolo divino, como la trinidad o el ojo de Dios. Cuando Jesse aparece dentro de él sugiere que está sometida por el culto, cayendo en el control mental que le permitirá convertir su falta de confianza en puro amor por su imagen: lista para triunfar. El demonio viene representado por tres puntas, que representan a Gigi, Sara y Ruby.

Neon Demon Triangle

Otros mensajes

Otro símbolo que aparece en un espejo en el que se refleja Gigi es la esvástica. El símbolo que adoptaron los nazis como imagen, que en una primera instancia se usaba con significados religiosos. Representa el curso del sol en los cielos, la eternidad, o los cuatro elementos. También representa el poder del boomerang, todo lo que sube tiene que bajar, todo lo que haces se devuelve. Por coincidencia o no, el personaje de Gigi, tras ingerir a Jesse, no puede soportarlo y acaba abriéndose el estómago.

Neon Demon Swastica

Por último todo este mundo poblado de brujas vampiro, ocultismo y control mental, podría relacionarse con el mito conspiranoico del MK-ultra: teorías en las que los illuminati pervierten y controlan la mente de algunas estrellas. Fantasías de masonería, reptilianos, actos satánicos, perversión sexual o drogas que están asociadas a imaginería constante 'The Neon Demon' como espejos y cristales rotos, las mariposas, como el maquillaje de Jesse o los felinos, que reales o disecados, están presentes en algunos momentos de la película.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad