Síguenos

Marathon Man6


A propósito del estreno de Syriana, se me ocurre interrogar a los lectores sobre cuáles han sido las torturas cinematográficas que casi les hacen abandonar la sala. La de Syriana ocupa, en mi lista personal, un puesto destacado.

A continuación, una lista —personal— de torturas inolvidables, ordenadas de mayor a menor según su impacto emocional. Una última advertencia: puede contenter spoilers de las siguientes películas: Marathon Man, Syriana, Audition, Misery, Deliverance, Reservoir Dogs, Casino, OldBoy, Ese Oscuro Objeto del Deseo, Érase una vez en el oeste y ¿Qué pasó con Baby Jane?

  1. El diente taladrado de Marathon Man. La más terrible de todas las torturas que yo haya visto.
  2. Las uñas arrancadas, una a una, con pinzas, en Syriana.
  3. La pierna aserrada de Audition.
  4. Las piernas quebradas con martillo de Misery.
  5. La violación con remedo de chillido de cerda de Deliverance.
  6. La oreja cortada con navaja de afeitar de Reservoir Dogs.
  7. La cabeza aplastada con una prensa en Casino.
  8. Los dientes arrancados con martillo en OldBoy.
  9. La castidad forzosa a la que es sometido Monsier Mathieu en Ese Oscuro Objeto del Deseo, (sólo imagínense estar casado con Carole Bouquet/Ängela Molina y no poder consumar la unión).
  10. El ahorcamiento en el final de Érase una vez en el oeste.
  11. La rata muerta servida como desayuno en Baby Jane.

Habría podido añadir la pinza para ojos con película nazi y Quinta de Beethoven de La Naranja Mecánica, pero esa no cuenta como tortura pues se trata de un tratamiento médico-conductista.

¿Se me olvida alguna?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios