2 respuestas

'House of Cards' (1990): ridícula y mala.

Avatar de rofo Iniciado por rofo
Con motivo del estreno del remake estadounidense, he visto la original. El remake ha decepcionado a muchos, y se dice que está muy lejos de la genialidad que es la original. Pues, la verdad, no entiendo que, actualmente, esta miniserie esté tan bien considerada. Decidí hacer esta crítica para que hubiese alguna que contrarestase todas esas que solo hablan maravillas. Pues bien, antes de ver el último capítulo, pretendía titular la crítica como "Floja y, a ratos, ridícula". A mitad de este último episodio, el título era "Rídicula y hasta mala". Al final, ha quedado el que está. Es cierto que House of Cards podría ser muy grande, porque narra como un hombre aparentemente sin poder va moviendo hilos y ejerce un gran plan para acabar con los altos cargos políticos y hacerse él con el poder, cosa que en principio está muy bien. Pero la realidad no es esta, esta historia que tendría que ser interesante está llena de situaciones ridículas y está hecha de tal modo que acaba siendo mala. El protagonista es un personaje muy interesante, y creo que Ian Richardson está muy bien, pero han conseguido que, por todo lo que hace, lo odie. Y, claro, si odias al personaje principal, que la serie te guste cuesta más. Pero encima está la protagonista femenina, que también se ha ganado mi odio. Que los dos protagonistas generen antipatía, pues como que no ayuda mucho. SPOILER Diré algunas de las cosas ridículas: El Primer Ministro en la entrevista televisiva, le plantean el problema de su hermano y las acciones y él niega sin argumentos y empieza a amenazar a todo el mundo. Entiendo que es un personaje que no está muy capacitado, pero me imagino que uno no llega a Primer Ministro amenazando a la gente en televisión. El político que está en el coche, los periodistas los rodean y, por supuesto, un hombre público como un Ministro no aguanta tanta presión. Tira el coche para atrás y justo atropella un paralítico. En fin... Pero lo peor sin duda es la relación entre los protagonistas. Que se enamoren unos que se sacan 50 años pues yo no lo veo, pero aún cabría dentro de lo aceptable. Pero que la chica llame al hombre Daddy (Papá)... una de las cosas más absurdas que he visto. Eso sí, el final es lo mejor. ¿Que ahora tú me molestas? Pues nada, te levanto, te tiro por la terraza y problema resuelto. Y así sin más, un político que sabe manejar las cosas para conseguir lo que quiere (algo realista y el punto fuerte de la serie) se convierte en un asesino en serie. Esto sí es una evolución del personaje, y no lo de Breaking Bad. FIN SPOILER En resumen, miniserie que podría haber estado muy bien, pero no ha sido así. Tiene unos protagonistas odiosos y está llena de situaciones ridículas. Espero que el remake de Fincher y Spacey esté mejor, a pesar de las críticas negativas, porque hay material para ello.

Los respuestas se han cerrado

Ordenar por:

2 Respuestas

    Preguntas Relacionadas