1 respuestas

'The Apparition' (2012), de Todd Lincoln.

Avatar de eluyeni Iniciado por eluyeni
Dale Perico al torno, que mezclando de todo un poco, lo mismo nos sale algo.
Supongo que algo así debió de pensar el espabilao del director. Bueno, pues le respondo a su tema y tal: el caso es que sí, pero no. Y me explico. Si esto lo veo en el cine y me toca retratarme, más que probablemente me sentaría como un par de banderillas. Porque 'The Apparition' es una cosa bastante anecdótica y aspira a poco más que matatiempos (ya es bastante, dirá alguno). Concretamente los escasos 75' que emplea el debutante Todd Lincoln - también guionista - en intentar explicarnos (no crean que no se monta "historietas" para algo que realmente nos importa poco) qué leches es la puñetera aparición. Ahora una teleplastia del tipo Venom del 'SpiderMan 3', después una sombra, al rato el espectro de una peli japonesa de terror, y ora lo que le salga de los huevos al tal Lincoln. Es decir, lo intenta de modo que no sabemos si estamos viendo 'Poltergeist', 'Amityville', 'Paranormal Activity', 'El Ente', 'The Ring' o 'Insidious', por citar algunas de las que tienen ideas y escenas prácticamente copiadas. En tal pastiche de referencias se produce un doble efecto: por un lado, casi nada sorprende, la cosa se ve con poca entidad propia, y parece una retahíla de guiños, referencias, inspiraciones o cosas más graves. Por otro, curiosamente el producto en su propio delirio llega a sorprender, porque aunque uno pueda predecir cómo concluirá una nueva "situación" en la extraña historia, lo cachondo es que cinco minutos antes no podíamos imaginar que la cosa fuera a coger ese tinte. Es decir, es un alamecagüendiez todo un poco, y por lo menos eso puede hacer gracia. Porque inquietar, lo que se dice inquietar, pues no mucho, la verdad.

Los intérpretes son bastante flojos, comandados por la guapa Ashley Greene, y como era de esperar son bastante tontos, y con diálogos a juego.

Decir que el mayor acierto de la película quizá sea el sonido (sí, es de ésas) y la música de Tomandandy (habitual del terror), que es variadita, y cumple sobradamente - si bien en muchos momentos peca de machacona y de ahogar las secuencias - y hace mucho por intentar meternos miedito. Oígase además el tema de los créditos, con evidentes evocaciones carpenterianas, para ver qué de déjà vu es la peli esta en todo lo que se coja.

Para el que no sea muy fans del género (léase "de tragaderas anchas" porque le gusta el tema) diría que es más bien ramploncilla, y podrán vivir perfectamente sin ella. Y ojo porque el llamativo póster está "pegando fuerte" en el videoclub.

Ficha en IMDb

Tráiler

Salu2 ;)

Los respuestas se han cerrado

Ordenar por:

1 Respuesta

    Preguntas Relacionadas