10 respuestas

'The Bay' (2012), de Barry Levinson.

Avatar de eluyeni Iniciado por eluyeni

Creíamos que Barry Levinson ya no podía ir más abajo de esa mediocridad en que se había instalado, y que en algún momento se acordaría de hacer películas si ya no buenas, por lo menos aceptables. Estábamos equivocados, y prueba de ello es esta bobada, 'The Bay', en la que el de Baltimore se suma a varias modas a una: la de los mockumentary, y la de las películas "de infectados". De nuevo, como manda la tradición, un pretendido found footage para narrarnos desde todas las cámaras habidas y por haber —aunque sea la de una clandestina reportera local la voz conductora del "hallazgo"— la acallada tragedia pandémica sufrida el 4 de julio de 2009 por la localidad de Claridge, Maryland. La cosa en principio no pintaba desastrosa, sin esperarme nada del otro mundo. Pero como dice no sé si Murphy, si las cosas pueden ir mal, irán.

Si es usted aficionado a ese deporte de sintetizar lo que es una película en base a aritmética con otros títulos, pues no le voy a hacer feliz. Pero sí le diré que 'The Bay' tiene como claros referentes títulos como 'Contagium' o 'Estallido'; un lugar de desarrollo que recuerda en todo al de 'Tiburón'; te pega un par de sustos a lo 'Paranormal Activity' (no en vano Oren Peli está entre los productores); y termina pareciendo una de zombies, pero con bicharracos asquerosos mutantes en vez de zombies. Y ese batido, por muy abierto a sabores nuevos que esté uno, es imbebible, hágame caso. El problema principal de la película es que es caótica, arrítmica y pestosa, y de sus estiradísimos 80 minutos sobran casi la mitad, y se recordarán probablemente ninguno. Por si fuera poco, sabedora de lo flojo que es todo el asunto (con pretendido afán de denuncia ecologista con ribete conspiranoico incluido), apuesta en su tercio final por dar un viraje ya prácticamente inverosímil, metiendo la historia, al menos formal y escénicamente, en el terreno de las películas de zombies (recuerden que de éstas también las tenemos con camaritas). Y el ridículo y el aburrimiento se hermanan, hacen acto de aparición, se suman al efectismo más estúpido, y el tenderete se cae con estrépito, al menos para el que les escribe.

De entre las inverosimilitudes, licencias y tontadas varias que pueblan la película, he de hacer una mención especial para la colección de ineptos del centro de control de enfermedades (CDC, o lo que sea), que no saben distinguir un virus de una bacteria o de un centollo, ni un sarpullido de algo peor, y que se limitan a preguntar memeces por el Skype al personal sanitario que está lidiando con el salvaje brote, o a dar cuando no consejos de perogrullo, pues totalmente inútiles. Por si fuera poco, agárrense: investigan por el Google, Wikipedia y YouTube —se ponen a buscar las fotos de un bicho, etc.—. Así, como se lo cuento.

Me ha sorprendido leer en otros sitios la aceptación que tiene esta tontería. No sé, desde luego no es la peor de su familia, y cada uno se entretiene con lo que quiere. Pero a servidor le ha parecido bastante flojita, aburrida y que no inquieta ni lo más mínimo.

Ficha en IMDb
Tráiler

Salu2 ;)

Los respuestas se han cerrado

Ordenar por:

10 Respuestas

    Preguntas Relacionadas