Publicidad
Publicidad

RSS Billy Wilder

Una de las mejores cosas de ser cinéfilo, a parte de disfrutar del cine en sí, es disfrutar de las películas en compañía de alguien, sobre todo si se trata de una película “importante” que ese alguien no ha visto. ‘El Apartamento’ es un film mítico donde los haya, pero eso no significa que todo el mundo lo ha visto ya. El otro día, celebrando años y años de amistad cinéfila con uno de esos amigos del alma decidimos revisitar este film, para muchos el mejor de Billy Wilder. Y lo hicimos acompañados de dos personas que desconocían por completo la existencia de esta película. Fue un auténtico placer comprobar que a pesar de las diferencias y de los gustos, cuando algo es bueno, qué cojones, es bueno de verdad y todos lo disfrutan por igual. Esa también es la magia del cine.

¿La película? pues perfecta desde todos los puntos de vista. El argumento es harto concido por todos: C.C. Baxter es un oficinista que trabaja en una gran empresa llena de miles de empleados, pero que él destaca por encima de todos por algo muy peculiar. Vive solo en un apartamento que de vez en cuando, realmente muy de vez en cuando, deja a los altos ejecutivos de la empresa para que lleven allí a sus ligues. La cosa se complica cuando Baxter se enamora de la ascensorista, la cual tiene un lío con el jefe de Baxter.

El guión es obra del propio Wilder y de uno de sus colaboradores habituales I.A.L. Diamond, y es sencillamente uno de los mejores guiones que jamás se hayan escrito, lleno de pequeños detalles y de frases antológicas. Es memorable el momento en el que MacLaine se mira al espejo roto de mano y dice: “Me gusta mirame en él, porque veo cómo me siento”. Con esa frase se resume prácticamente la esencia de la película. Y el espejo en sí juega un papel importantísimo en la historia ya que protagoniza uno de los momentos de guión más ejemplares que se hayan visto en una pantalla. Gracias a ese singular objeto, un personaje descubre algo que el espectador ya sabe desde hace un rato. Ese simple detalle de guión, magistralmente narrado, cambia por completo la perspectiva del protagonista y por consiguiente, el devenir de la historia. Hitchock definió una vez que el suspense era algo que conocía el espectador y desconocía el personaje. Wilder lo aplica aquí en una tragicomedia, y lo hace de forma asombrosa, como sólo él sabía hacerlo.

Tragicomedia en la que quizá haya más de trágico que de cómico, porque no estamos asistiendo en absoluto a una película en la que se nos cuente algo agradable. Pero la inteligencia de Wilder lleva hasta las últimas consecuencias esa sabia mezcla, ya que adorna de pequeños momentos graciosos instantes que son enormemente dramáticos. Y lo hace utilizando frases en boca del personaje principal, que nos hacen reir, pero al instante siguiente ya estamos serios. Atención al momento en el que Baxter se encuentra con una mujer en un bar. Ambos se emborrachan y se cuentan sus penas, el momento parece cómico, pero no lo es.

¿Los actores? pues perfectos también. Jack Lemmon ha pasado a la Historia por interpretar este papel, y también otros. Pero su composición de C.C. Baxter es de lo mejorcito de su carrera. Sólo un actor como Lemmon es capaz de imprimir al personaje esa melancolía que desprende, al mismo tiempo que puede hacernos reir o llorar. Y es que Lemmon fue uno de los pocos actores que sabían perfectamente moverse entre la comedia y el drama, dominando ambos géneros. A su lado, la siempre maravillosa Shirley MacLaine, como la ascensorista de la que se enamora Baxter, una mujer perdidamente enamorada del jefe de aquél, capaz de ver dentro de las demás personas, pero incapaz de salvarse a sí misma. El plano final entre ambos actores es único. Nunca jugar a las cartas tuvo tanta importancia.

El tercero en discordia es Fred MacMurray, que al igual que Lemmon ya había trabajado con anterioridad con Wilder. Mac Murray nunca fue un gran actor, pero cuando un director le dirigía, y en aquella época había muy buenos directores de actores, solía componer personajes inolvidables. Éste es uno de ellos. El típico hombre casado que nunca dejará a su mujer, con todo lo que eso significa. Igualito que en la vida real: nunca dejan a su pareja.

¿La dirección? pues también perfecta. El gran Billy Wilder realiza un trabajo enérgico, lleno de dinamismo, sin una sola bajada de ritmo. Con la cámara nos mete dentro de los personajes, en sus miserias, en sus alegrías, en sus sueños. Utilizando el scope en un film en el que no tendría por qué hacerlo, de forma asombrosa, nos narra una historia intensísima, y que nos llega hasta lo más profundo, y con la que muchos pueden sentirse identificados. Yo creo que todos. Wilder incluso se permite el lujode insertar algún elemento como si se tratara de un thriller, y si no atención a la escena en la que MacLaine sube a toda prisa por la escaleras hasta que la cámara recoge un primer plano de su rostro sorprendida por haber oído ¿un disparo? IMPRESIONANTE.

Una obra maestra, absoluta, redonda, total y definitiva. Puede verse las veces que sean, nunca cansará, siempre sorprenderá. Y lo hará como si fuera la primera vez. Nos reiremos y nos emocioanermos como nunca, una y otra vez, una y otra vez. Porque esa también es la magia del Cine. La magia de ‘El Apartamento’.

Éstas son las 80 películas mejor dirigidas de la historia

63 Comentarios
Éstas son las 80 películas mejor dirigidas de la historia

Ojo a esta controvertida lista. Con motivo de su 80º aniversario, el Sindicato de Directores de Estados Unidos (DGA) llevó a cabo una encuesta entre sus más de 2.000 miembros para elegir las películas mejor realizadas de la historia. El trabajo más valorado por los cinestas es 'El padrino' ('The Godfather'), la adaptación de la novela de Mario Puzo orquestada por Francis Ford Coppola.

De hecho, Coppola podría ser calificado como el mejor director de la historia teniendo en cuenta que en el TOP 10 aparecen TRES películas suyas. Otros autores con más de un título entre los 80 mejores son Stanley Kubrick (5), Steven Spielberg (5), Alfred Hitchcock (4), Martin Scorsese (3), Billy Wilder (3), David Lean (3), John Ford (2), Orson Welles (2), William Wyler (2), Robert Wise (2), Ridley Scott (2), Sergio Leone (2), Akira Kurosawa (2), Miloš Forman (2), Victor Fleming (2) y James Cameron (2).

Llama la atención que en la lista sólo haya UNA mujer (Kathryn Bigelow), elecciones un tanto polémicas como 'Avatar' o 'Rocky', y el orden de algunos títulos...

Leer más »

El imprescindible William Holden

5 Comentarios
El imprescindible William Holden

Soy una puta, todos los actores son putas. Vendemos nuestros cuerpos al mejor postor.

Un 17 de abril nació William Holden —nombre real: William Franklin Beedle Jr.—, actor estadounidense que participó en 71 películas. Cursando estudios en la universidad Holden fue contratado por un estudio cinematográfico, debutó como secundario en el drama criminal 'Prison Farm' (Louis King, 1938), y al poco estaba teniendo papeles muy destacables, como el de 'Sueño dorado' ('Golden Boy', Rouben Mamoulian, 1939) al lado de una de sus mejores amigas en la vida real, Barbara Stanwyck.

Sirvió en el ejército durante la II Guerra Mundial, y al volver de ella su éxito subió como la espuma, sabiendo aprovechar la mezcla de un buen físico y algo de cinismo. Una de las películas más populares de esa época fue 'Nacida ayer' ('Born Yesterday', George Cukor, 1950), que obtuvo un éxito espectacular en todo el mundo.

En los últimos años de su vida tuvo que aparecer en films no deseados, debido a sus contratos con los estudios. Un fuerte alcoholismo marcó el final de su existencia. Murió a los 63 años a causa de una caída en su casa.

Leer más »
Publicidad

El imprescindible John Williams

1 Comentario
El imprescindible John Williams

Un 15 de abril nació John Williams, actor británico que no debe confundirse con el célebre compositor de bandas sonoras y de idéntico nombre. Williams fue un espléndido actor de carácter que se hizo famoso por sus colaboraciones con directores de la talla de Alfred Hitchcock y Billy Wilder. Intervino en 30 películas.

Como muchos, empezó en el teatro, en obras en Broadway, donde obtuvo un importante éxito. Su debut cinematográfico se produjo con el drama bélico 'The Big Blockade' (Charles Frend, 1942). Compaginó sus trabajos en pantalla grande con televisión, medio en el que intervino en muchas series, sobre todo la muy popular 'Alfred Hitchcock presenta' ('Alfred Hitchcock Presents', 1955-1962).

Falleció a los 80 años de un ataque al corazón.

Leer más »

La imprescindible Gloria Swanson

5 Comentarios
La imprescindible Gloria Swanson

Cuando muera mi epitafio debe decir "Ella pagaba las cuentas". Es la historia de mi vida privada.

Un 27 de marzo nacía Gloria Swanson, una de las estrrellas absolutas del período mudo del séptimo arte. Tenía uno de los sueldos más grandes que ha tenido jamás un actor; empezó como extra, época en la que coincidió con Charles Chaplin, y terminó trabajando con algunos de los genios más grandes de aquellos años. Fue nominada al Oscar por 'La frágil voluntad' ('Sadie Thompson', Raoul Walsh, 1928) y 'La intrusa' ('The Trespasser', Edmund Goulding, 1929).

El sonoro le hizo apartarse del cine, para volver en los años cincuenta de la mano de Billy Wilder y ser nuevamente nominada al Oscar por su inmenso papel de Norma Desmond, de toques autobiográficos. Su última aparición en el cine fue interpretándose a sí misma en 'Aeropuerto 75' ('Airport 1975', Jack Smight) en la que escribió sus propios diálogos.

Murió a los 84 años a causa de un ataque al corazón.

Leer más »

Los Oscars de la injusticia (II): de los 50 a los 60

14 Comentarios
Los Oscars de la injusticia (II): de los 50 a los 60

Es la típica situación ligada a una pregunta del tipo "a quién quieres más, ¿a tu padre o a tu madre?": los años 50 comenzaban en los Oscars dejando de lado una obra maestra del cine para premiar otra. Y lo cierto es que, si nos sería imposible afirmar que 'Eva al desnudo' ('All About Eve', Joseph Leo Mankiewicz, 1950) no lo merecía TODO, también es imposible hacerlo acerca de ese puntal del séptimo arte que es 'El crepúsculo de los dioses' ('Sunset Boulevard', Billy Wilder, 1950).

Con la primera doblando en número de estatuillas a la segunda, y consiguiendo entre ellas las de Mejor Película y Mejor Director, arrancaba una década en la que muchas y muy variadas fueron las "injusticias" y los olvidos en los que incurrieron unos premios que tras veinti-pocos años de historia ya se habían convertido en el mejor escaparate posible de la industria cinematográfica estadounidense y del brillo y el relumbre de la Meca del cine.

Leer más »

El imprescindible Jack Lemmon

6 Comentarios
El imprescindible Jack Lemmon

"La peor parte de ser yo, es cuando la gente quiere que les haga reír."

Un 8 de febrero nacía Jack Lemmon —nombre real: John Uhler Lemmon III—, uno de los actores estadounidenses más queridos por parte del público. Asociado a la comedia, Lemmon en realidad era uno de los mejores actores camaleónicos que se han puestio ante una cámara. Como muchos empezó en la televisión, y en 1954 debutó en el cine —donde intervino en 57 películas— con la comedia 'La rubia fenómeno' ('It Should Happen to You', George Cukor). Un año después ganaba su primer Oscar por 'Escala en Hawai' ('Mister Roberts', John Ford, Mervyn LeRoy, 1955).

El segundo, a actor principal, llegó por 'Salvad al tigre' ('Save the Tiger', John G. Avildsen, 1973), tras una década gloriosa, la de los sesenta en la que trabajó a las órdenes de Billy Wilder, formó pareja cinematográfica con Walter Matthau, y sacó su vena dramática en films inolvidables. Su rostro era el del hombre corriente, con el que todos nos identificamos.

Murió en el 2001, tras una severa lucha contra el cáncer.

Leer más »
Publicidad

'El apartamento': obra maestra

5 Comentarios
'El apartamento': obra maestra

Uno sabe que está frente a una obra maestra cuando puede disfrutarla una y otra vez, y siempre como la primera vez, a pesar de que no exista el factor sorpresa y podamos repetir los diálogos de memoria. Eso es lo que pasa con 'El Apartamento' ('The Apartment', 1960), uno de los grandes títulos del maestro Billy Wilder y también, de la historia del cine. C.C Baxter, la señorita Kubelik y su partida de cartas, siempre será uno de los momentos más emblemáticos del cine.

En 2015 ha cumplido 55 años -se estrenó en 1960- y sigue tan fresca, elegante, divertida, melancólica y romántica como entonces. La elocuencia narrativa de Billy Wilder, su espectacular puesta en escena, la fantástica banda sonora firmada por Adolph Deutsch y la brillantez y encanto de sus dos protagonistas la convierten en una delicia absoluta, de esas que hay que revisar, como mínimo, una vez al año. Y como retarata una de las mejores Nocheviejas del cine, no hay mejor momento que recordarla que la última noche del año.

Leer más »

'Annie Hall' lidera la lista de los 101 guiones más divertidos de la historia

28 Comentarios
'Annie Hall' lidera la lista de los 101 guiones más divertidos de la historia

'Annie Hall', escrita por Woody Allen y Marshall Brickman, es la película con el guion más divertido de la historia del cine. Éste ha sido el veredicto del Gremio de Guionistas de la industria de Estados Unidos, quienes esta semana dieron a conocer su selección de las 101 mejores comedias en una ceremonia presentada por Rob Reiner.

Acompañando a la vencedora en el Top 5 se encuentran ‘Con faldas y a lo loco’ ('Some Like It Hot'), ‘Atrapado en el tiempo’ ('Groundhog Day'), ‘¡Aterriza como puedas!’ ('Airplane!') y ‘Tootsie’. Cabe destacar que el prolífico Allen cuenta con 6 de sus trabajos entre los 101 mejores y que Mel Brooks tiene 3 títulos entre los 12 primeros. A continuación podéis consultar la lista completa:

Leer más »

Martha Hyer nos ha dejado

4 Comentarios
Martha Hyer nos ha dejado

Dentro de poco hablaremos en el especial de Alfred Hitchcock de su famosísima 'Psicosis' ('Psycho', Alfred Hitchcock, 1960), y Martha Hyer fue una de las actrices que barajó para el papel que más tarde haría inmortal a Janet Leigh. Hyer falleció en su casa de Santa Fe, a los 89 años de edad, sin que hayan trascendido las razones de su muerte.

Hyer debutó en el cine en la reivindicable 'La huella de un recuerdo' ('The Locket', John Brham, 1946), Film Noir interpretado por Robert Mitchum, en el que Hyer tenía un pequeño papel. 'Sabrina' (id, Billy Wilder, 1954) fue la primera película en la que destacó, haciendo de novia de William Holden. Fue nominada al Oscar por su papel en la magnífica 'Como un torrente' ('Some Come Running', Vincente Minnelli, 1958). Otro de sus papeles memorables fue en el western 'Los cuatro hijos de Katie Elder' ('The Sons of Katie Elder', henry hathaway, 1965).

Su segundo matrimonio, con el todopoderoso Hal B. Wallis, duró veinte años. Wallis llegó a asustarse de la extraordinaria capacidad de la actriz para gasta dinero, por cuya forma de vida fue comparada con Grace Kelly.

Trabajó hasta la década de los setenta y su último papel en cine fue en la desconocida 'The Day of the Wolves' (Ferd Gofre Jr., 1971).

Leer más »

Obras maestras según Blogdecine | 'El gran carnaval' de Billy Wilder

15 Comentarios
Obras maestras según Blogdecine | 'El gran carnaval' de Billy Wilder

Billy Wilder es mi director favorito, pero soy perfectamente consciente de que hay no pocos directores con mayor talento para la puesta en escena que él. La cuestión es que a veces es muy complicado disociar este punto del hecho de que no conozco realizador alguno que nos haya regalado más grandes películas que Wilder --y tampoco un mayor número de obras maestras, pues él tiene cuatro en su haber--, pero en su caso se aplica mucho lo de que la importancia del guión puede llegar a desbordar al trabajo de dirección.

Charles Brackett e I.A.L. Diamond fueron los colaboradores más vitales del cine de Wilder, ya que el primero escribió junto a él la práctica totalidad de sus guiones hasta que decidieron seguir caminos separados tras la magistral 'El crepúsculo de los dioses' ('Sunset Blvd.', 1950), iniciándose así una breve etapa en la que Wilder fue alternando guionistas hasta que encontró en la excelente 'Ariane' ('Love in the Afternoon', 1957) a Diamond, con quien escribiría el resto de su filmografía. Sin embargo, la cinta que ahora nos interesa es 'El gran carnaval' ('Ace in the Hole', 1951), la primera obra de Wilder tras concluir su colaboración con Brackett y mi película favorita de todas las que rodó el director austriaco, siendo ese el motivo de su inclusión en este especial.

Leer más »
Publicidad

Ver más artículos