feed

Cazador blanco, corazón negro

Tras las alimenticias ‘La lista negra’ (‘The Dead Pool’, Buddy Van Horn, 1988) y ‘El cadillac rosa’ (‘Pink Cadillac’, Buddy Van Horn, 1989) —que dicho sea de paso, no fueron el éxito económico que se esperaba de ellas, provocando que Eastwood no volviese a dar vida a Harry Callahan y tampoco a interpretar cierto tipo de comedias que anteriormente habían funcionado en taquilla— el director de ‘Sin perdón’ (‘Unforgiven’ , 1992) se metió de lleno en uno de sus proyectos más personales. Una de esas...

Leer más »

Sigue a Blogdecine