Publicidad
Publicidad

RSS Ciclo ciencia-ficción

Ciencia-ficción: 'Soldado universal', de Roland Emmerich

25 Comentarios
Ciencia-ficción: 'Soldado universal', de Roland Emmerich

Si bien la ciencia-ficción en el título que hoy nos ocupa está traída por los pelos y no es ni mucho menos el género bajo el que cabría calificar a un filme de acción construido a la medida exacta de sus dos estrellas protagonistas, el que hoy haya decidido hacer aquí estación en nuestro discurrir por la sci-fi de los noventa tiene mucho que ver con lo muy representativo que es 'Soldado universal' ('Universal Soldier', Roland Emmerich, 1992) del tipo de cine que se hacía hace dos décadas al otro lado del charco.

Un tipo de cine que comenzaba a mirar más hacia epatar al espectador con secuencias espectaculares que a cuidar aspectos tan relevantes de una producción como el guión o el desarrollo de personajes y que, poco a poco, iría empobreciendo un género, el de acción, que había conocido —y afortunadamente conocería— tiempos mejores y que, como decía antes, se volcaba aquí en servir de vehículo para el lucimiento de los músculos de Dolph Lundgren y Jean-Claude Van Damme.

Leer más »

Lawrence Kasdan y la ciencia-ficción: 'El cazador de sueños'

15 Comentarios
Lawrence Kasdan y la ciencia-ficción: 'El cazador de sueños'

‘El cazador de sueños’ (‘Dreamcatcher’, Lawrence Kasdan, 2003) supone la vuelta de su director al cine de alto presupuesto, al mainstream puro y duro, dado que su film anterior apenas tuvo eco. Y se atrevió con nada menos que una adaptación de una de las novelas del prolífico, y enormemente repetitivo, Stephen King, de quien muchas de las adaptaciones realizadas con anterioridad son éxitos taquilleros, films recordados por el público, y en algún caso, excelentes películas. La novela homónima en la que se basa el film fue escrita por King mientras se recuperaba de un accidente. Para la adaptación Kasdan escribió el guion junto al prestigioso William Goldman.

Goldman —ganador de dos merecidos Oscars por los libretos de ‘Dos hombres y un destino’ (‘Butch Cassidy and Sundance The Kid’, George Roy Hill, 1969) y ‘Todos los hombres del presidente’ (‘All the President’s Men’, Alan J. Pakula, 1976)— ya había adaptado al escritor de Maine dos veces, concretamente en la excelente ‘Misery’ (íd., Rob Reiner, 1990) y la interesante ‘Corazones en Atlántida’ (‘Hearts in Atlantis’, Scott Hicks, 2002). ‘El cazador de sueños’ es la más floja de los tres, pero no merece, ni de lejos, el enorme desprecio que sufrió, y sigue sufriendo a día de hoy. La película contiene lo mejor y lo peor de un director que aquí se plegó en cierto modo a las exigencias de un mercado muy diferente al de los inicios del director.

Leer más »
Publicidad

Ciencia-ficción: 'Memorias de un hombre invisible', de John Carpenter

6 Comentarios
Ciencia-ficción: 'Memorias de un hombre invisible', de John Carpenter

Si es muy cierto, porque lo es, que la cantidad de tiempo que los amantes del séptimo arte solemos invertir en sentarnos delante de la pantalla de cine o de nuestro televisor supera con mucho lo que la media de nuestra especie dedica a tales menesteres —bueno, al segundo quizá no, pero me atrevería a afirmar que lo que más se suele ver en la "caja tonta" no son precisamente películas—; no es menor verdad que de ese tiempo que destinamos al inagotable mundo del celuloide, un muy alto porcentaje recae sobre las constantes revisiones que hacemos de aquellos títulos que tras incontables aproximaciones nos siguen cautivando incluso más que el primer día.

Es por ello, que resulta un muy buen indicador de la calidad de un filme el que, después de haberlo visto por primera vez en la gran pantalla, no volvamos a acercarnos a él ni una sola vez por más que, como es el caso que hoy nos ocupa, la cinta en cuestión venga firmada por un director que es favorito del que esto suscribe. Poco ha importado tal circunstancia en los veintitres largos años que han transcurrido desde que aguantara aquél viernes de agosto —año y medio después de su estreno en Estados Unidos, ahí es nada— el que probablemente sea el peor trabajo que ha firmado John Carpenter junto a la horrenda 'Fantasmas de Marte' ('Ghosts of Mars', 2001).

Leer más »

Paul Newman y la ciencia ficción (II): 'El día del fin del mundo' de James Goldstone

3 Comentarios
Paul Newman y la ciencia ficción (II): 'El día del fin del mundo' de James Goldstone

‘El día del fin del mundo’ (‘When Time Ran Out…’, James Goldstone, 1980) pertenece realmente al subgénero de cine catastrofista, que en la década de los setenta sufrió su primera época de esplendor —la segunda es en la actualidad, en la que todo blockbuster debe contener al menos la destrucción de toda una ciudad—; pero hay elementos tan exagerados, por no decir delirantes y estúpidos, que sólo pueden tomarse como ciencia-ficción. Tras la gloriosa ‘El coloso en llamas’ (‘The Towering Inferno’, John Guillermin, 1974), Paul Newman volvió a rodarse de fuego, esta vez en la única película, según él, que hizo únicamente por dinero.

De hecho, Newman tenía que interpretar, por contrato, una secuela del film de Guillermin, pero como Steve McQueen rechazó el interpretarla, se desestimó el proyecto y en su lugar nació esta lindeza. La última película dirigida por James Goldstone, tras la cual se refugió en el medio que lo vio nacer, la televisión. El rodaje estuvo lleno de catástrofes aún más delirantes que el argumento de la propia película, cuya premisa parte de la erupción de un volcán en una isla, en la que han construido un enorme hotel que se encuentra en el punto de mira del volcán.

Leer más »

Paul Newman y la ciencia-ficción (I): 'Quintet' de Robert Altman

5 Comentarios
Paul Newman y la ciencia-ficción (I): 'Quintet' de Robert Altman

A finales de la extraordinaria, para el arte, década de los setenta, la productora Twentieth Century Fox apostó por la Sci-Fi y la fantasía con dos títulos ejemplares. Por un lado, la ya mítica ‘Star Wars’ de George Lucas, un canto a la fantasía lleno de nostalgia, ejem… La segunda fue esa cima del género de ciencia-ficción titulada ‘Alien’ (id, Ridley Scott, 1979), y la tercera fue ‘Quintet’, filmada el mismo año que la película de Scott, y dirigida por el peculiar Robert Altman. Aún a día de hoy me pregunto qué vería Paul Newman en el proyecto para querer protagonizarlo. Estamos ante una de las peores películas del popular actor —a partir de aquí sus aciertos artísticos empezarían a ser menores—, y por descontado ante una de las peores filmadas por su director.

No obstante, ‘Quintet’ es una de esas películas que no carecen de interés, por cuanto la idea sobre el papel resulta de lo más atractiva. Un futuro distópico que ha convertido el planeta en una gran bola de nieve, con temperaturas muy bajas, condenando a los pocos supervivientes a morir congelados. Un regreso a los inicios como especie, con poco que hacer, salvo sobrevivir, o entretenerse con un perverso juego conocido como Quinteto. Una pena que Altman, director sin duda equivocado para tal empresa, y un trabajo actoral desganado, lastran sin remedio una película que poco a poco va desapareciendo en la memoria una vez vista. Y en mi caso van ya dos veces.

Leer más »

Ciencia-ficción: 'Freejack: sin identidad', de Geoff Murphy

6 Comentarios
Ciencia-ficción: 'Freejack: sin identidad', de Geoff Murphy

Acudir de forma impenitente al cine todos los fines de semana y poder dar cuenta de la totalidad de los estrenos era algo muy sencillo hace veinticuatro años en mi ciudad natal. Con sólo tres salas —y dos cines— para cubrir la oferta cinematográfica, plantearse un doblete en dos de ellas un viernes y el sábado acudir a la tercera a dar cuenta de la posible novedad de taquilla, si es que la había, terminó por convertirse en práctica habitual. Y aún así, aún acudiendo de forma religiosa cada siete días al cine, y aún dando prioridad a según qué géneros, había títulos que se me terminaban escapando. 'Freejack: sin identidad' ('Freejack', Geoff Murphy, 1992), como podréis imaginar, fue uno de ellos.

Directo responsable de ello fueron los pobres comentarios que hacia la cinta había podido leer en Fotogramas y el que, seamos francos, por mucho que fuera ciencia-ficción, no daba muy buenas sensaciones que un filme contara en su reparto con Mick Jagger. Dos décadas y media más tarde, elaborando la lista de lo que iba a tener cabida durante el transitar por los años noventa de este ciclo dedicado al género, me topé de nuevo con la cinta y, aunque mis reticencias a verla no habían mutado en exceso en estos cinco lustros, me dije, ¡qué demonios! Los resultados, como cabía esperar, han sido de todo menos satisfactorios.

Leer más »
Publicidad

Ciencia-ficción | 'Alien 3', de David Fincher

21 Comentarios
Ciencia-ficción | 'Alien 3', de David Fincher

Considerando que sólo la he visto en dos ocasiones y que el irregular recuerdo de ambas —la primera el día de su estreno hace veintitrés años en una tarde que hice doblete con el 'Peter Pan' de Disney, la segunda, dos años después en VHS— quedó suplantado por el que han ido dejando en los últimos once años las diversas revisiones que le he hecho a la edición especial; me vais a permitir que sea de ésta de la que hablemos hoy por cuanto aquél esperpento que se estrenó en cines era un engendro mutilado prematuramente antes de nacer por las infinitas dificultades que envolvieron a la tercera parte de la saga iniciada por Ridley Scott en 1979.

De hecho, sirvan las siguientes líneas para hacer breve referencia a algo de lo que ya se ha hablado hasta la saciedad en las dos últimas décadas: el cómo la Fox quiso ejercer tanto control sobre el proyecto que al final se le fue de las manos; el cómo la cinta, tras un tratamiento previo de Vincent Ward —que por mucho que fuera fascinante no dejaba de ser "una ida de olla"— comenzó a rodarse sin guión ni reparto definitivo; el cómo el rodaje fue un auténtico calvario para David Fincher por cuanto cada día comenzaba sin libreto o con páginas sueltas re-escritas de forma apresurada la noche antes y el cómo terminó el cineasta desentendiéndose de todo cuando la productora no le permitió acceder a la sala de montaje en el año a lo largo del que se extendió el proceso de edición.

Leer más »

Ciencia-ficción: 'Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 2', de Francis Lawrence

16 Comentarios
Ciencia-ficción: 'Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 2', de Francis Lawrence

Se acabó. Después de cuatro años, la saga basada en la trilogía de novelas escrita por Suzanne Collins ha llegado a su punto y final. Una conclusión arropada en la sucinta controversia que arrastró la escisión por motivos puramente comerciales de una última entrega que, toda vez vista, deja muy claro que este capítulo final de las aventuras de Katniss Everdeen habría funcionado muchísimo mejor de haberse condensado en un único filme de metraje algo más prolongado: no creo que nadie hubiera puesto impedimentos a la hora de sentarse durante tres horas en el cine para acudir de una sentada a un espectáculo al que, al margen de otras disquisiciones, le sobra duración.

Circunstancias puramente comerciales a un lado, es una mal entendida fidelidad para con las páginas originales el motivo principal que subyace tras la decisión de haber querido trasladar hasta la última acotación del texto de Collins, dejando pasar por alto esa máxima que debería regir toda adaptación de cualquier obra a la gran pantalla y que queda enunciada por la manida expresión de "medios diferentes requieren necesidades narrativas diferentes". Una máxima que es ignorada aquí de forma flagrante y que deriva, en una buena parte del metraje, en convertir a 'Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 2' ('The Hunger Games: Mockingjay - Part 2', Francis Lawrence, 2015) en la más irregular de las cuatro entregas de la franquicia.

Leer más »

Ciencia-ficción: 'Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 1', el principio del fin

9 Comentarios
Ciencia-ficción: 'Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 1', el principio del fin

Si bien supongo que fuimos muchos los que lamentamos la decisión de Lionsgate de, impulsada por motivos puramente económicos, dividir la adaptación de la última entrega de la saga escrita por Suzanne Collins en dos películas —como ya hiciera Warner con el séptimo libro de Harry Potter o la propia Lionsgate con los dos filmes en los que nos llegará 'Leal', el cierre de la trilogía de 'Divergente'—; hay que admitir a la vista de los resultados de 'Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 1' ('The Hunger Games: Mockingjay, Part 1', Francis Lawrence, 2014) que la apuesta se saldó con una cinta digna que partía con serias desventajas para competir con sus dos predecesoras.

Y si lo hacía, era por el mero hecho de que la primera mitad de la novela que la cinta sigue, al igual que las dos primeras partes, de formas muy fidedignas, se vuelca más tanto en situar a Katniss Everdeen y a Peeta Mellard tras el final de 'En llamas' como en dibujar la situación en la que Panem se encuentra sumida tras el lanzamiento de la flecha con la que la aguerrida protagonista retaba al Capitolio en los momentos finales de su directa antecesora. Concentrando pues toda la épica y la acción de cara a la cinta que a partir de hoy podremos ver en los cines, este capítulo inicial de 'Sinsajo' tenía, como apuntaba en el párrafo anterior, "todas las de perder".

Leer más »

Ciencia-ficción: 'La furia del viento', de Steven Lisberger

1 Comentario
Ciencia-ficción: 'La furia del viento', de Steven Lisberger

Veintiséis filmes y ocho meses es el cómputo total de lo que la ciencia-ficción que nos legaron los años ochenta ha llegado a arrojar en este ciclo dedicado al género que hoy cierra su devenir por tan fértiles tiempos con una producción que tenía todas las "papeletas" para haber terminado siendo un clásico indiscutible y un gran ejemplo del mejor sci-fi pero que, por muy diversos motivos que iremos esclareciendo en las siguientes líneas, se hundió en la más mísera de las miserias y, por arrojar un dato significativo, ni siquiera llegó a estrenarse en las pantallas estadounidenses tras su paupérrimo paso por las taquillas de Reino Unido y Australia.

Y cuando afirmo que podía haber llegado a ser uno de esos títulos de referencia cuando se habla del género en términos globales, es porque, primero, venía producido por Gary Kurzt, el que había sido socio de George Lucas en el arranque de cierta saga galáctica y que, tras diferencias irreconciliables entre la segunda y la tercera entrega de la misma había tomado su propio camino para impulsar, ya ese extraño experimento que fue 'Oz, un mundo fantástico' ('Return to Oz', Walter Murch, 1985) ya el imprescindible título de los ochenta que es 'Cristal oscuro' ('The Dark Crystal', Jim Henson, 1982).

Leer más »
Publicidad

Menú