Publicidad

RSS Especial Alfred Hitchcock

Alfred Hitchcock: 'La trama', el guiño final

9 Comentarios
Alfred Hitchcock: 'La trama', el guiño final

Concluimos este especial dedicado al mayor, y mejor, mentiroso de la historia del cine, Sir Alfred Hitchcock, con ‘La trama’ (‘Family Plot’, 1976), sin duda una de sus películas menores, aunque ya les gustaría a muchos directores tener películas “menores” como la presente. El director británico estaba en un estado de salud realmente delicado, incluso tuvo que someterse a una operación para que le implantaran un marcapasos, con el que por cierto gustaba de bromear con las visitas que tenía. Así pues su estado de ánimo no era el de antaño y tampoco sus facultades. Tenía 76 años cuando filmó esta especie de broma.

Una vez más Hitchcock elegía una novela mediocre, en este caso ‘The Rainbird Patting’ de Victor Canning, para sacarle el mayor provecho de cara a convertirla en una historia puramente hitchcockiana, acorde con el universo del director. Los setenta no eran los sesenta, y mucho menos los cincuenta, y Hitchcock tuvo que adaptarse a marchas forzadas ante un público que estaba cambiando a mayor rapidez. Steven Spielberg ya había cambiado con una sola película la forma de ver el cine —John Williams es el autor de la banda sonora de la última película del maestro, qué conste—, y faltaba poco para que su amigo George Lucas lo subrayase. ‘La trama’ no estaba destinada a ese tipo de público.

Leer más »

Alfred Hitchcock: 'Frenesí', perversión y humor

8 Comentarios
Alfred Hitchcock: 'Frenesí', perversión y humor
-¿La violó antes de asesinarla?
-Efectivamente, no hay mal que por bien no venga

En la época en la que Alfred Hitchcock hizo ‘Topaz’ (id, 1969) quería llevar al cine un proyecto, entre otros, sobre un asesino psicópata de extraña relación con su madre. El film llevaría el título de ‘Frenesí’, pero su dureza y las similitudes con su mítica ‘Psicosis’ terminaron por convencerle de lo contrario. Hasta que cayó en su manos una novela titulada ‘Goodbye Piccadilly, Farewell Leicester Square’, de Athur La Bern, y que enseguida vio que cuadraba con su estilo, y terminó por ponerle el mismo título que el anterior proyecto.

Lo que tenemos aquí es probablemente la película más retorcida del maestro del suspense, un film lleno de una violencia extrema, con un asesino psicópata que viola y estrangula a sus víctimas, mujeres, ofreciendo a Hitchcock la posibilidad de sacar lo peor del ser humano, con diálogos de una fiereza, como el apuntado arriba, y que a día de hoy sería prácticamente imposible dejarlos en una película. ‘Frenesí’ representa la vuelta a Inglaterra por parte de su director, demostrando estar en más forma que nunca, al firmar la que sería su última obra maestra.

Leer más »
Publicidad

Alfred Hitchcock: 'Topaz', el film maldito

7 Comentarios
Alfred Hitchcock: 'Topaz', el film maldito

En los años sesenta Hollywood estaba padeciendo una histórica crisis a tener del auge de la televisión; las viejas estrellas empezaban a desaparecer, y directores como Hitchcock se encontraban en una encrucijada. Tras el éxito de ‘Cortina rasgada’ (‘Torn Curtain’, 1966), el director británico quiso realizar un film sobre un asesino psicópata, cuya historia guardaba demasiados paralelismos con ‘Psicosis’ (‘Psycho’, 1960), así que la desestimó en beneficio de ‘Topaz’ (id, 1969), que la Universal le encargó, dada la popularidad de la novela de Leon Uris.

El propio Uris empezó a escribir el guión de la película, pero debido a las famosas diferencias creativas con el director, éste enseguida le sustituyó por Samuel A. Taylor. La historia, de espionaje, contiene un claro mensaje anticomunista, algo que nunca fue del agrado de Hitchcock puesto que en la medida de lo posible siempre procuró evitar la política en sus películas. El personaje central, con claras reminiscencias de 007, fue ofrecido a Sean Connery, quien lo rechazó porque estaba interesado en desvincularse lo más posible de su imagen del agente secreto.

Leer más »

Alfred Hitchcock y Paul Newman: 'Cortina rasgada'

10 Comentarios
Alfred Hitchcock y Paul Newman: 'Cortina rasgada'

‘Cortina rasgada’ (‘Torn Curtain’, Alfred Hitchcock, 1966) se realiza en pleno apogeo de las películas de espías. Sean Connery ya había interpretado cuatro veces a James Bond, y pronto empezaron a predominar films de idéntica índole o en las que la espionaje se tornaba algo más serio, caso de por ejemplo la imprescindible ‘El espía que surgió del frío’ (‘The Spy Who Came in from the Cold’, Martin Ritt, 1965) o ‘Llamada para un muerto’ (‘The Deadly Affair’, Sidney Lumet, 1966). ‘Cortina rasgada’ partió de un hecho verídico de dos diplomáticos ingleses que desertaron a Rusia.

Al británico le interesó sobre todo el saber cómo reaccionaría la esposa de un desertor, y ése es uno de los pilares fundamentales del film que nos ocupa, que además cuenta con dos de las estrellas del momento, Paul Newman y Julie Andrews, ambos muy del disgusto de Hitchcock. Para los personajes quería a Cary Grant, pero era demasiado mayor, y a Eva Marie Saint, sin embargo la productora impuso a los citados debido a sus respectivas famas, pensando sobre todo en la taquilla, donde el film fue un completo éxito.

Leer más »

Alfred Hitchcock: 'Marnie, la ladrona'

5 Comentarios
Alfred Hitchcock: 'Marnie, la ladrona'

Tras filmar ‘Psicosis’ (‘Psycho’, 1960) Alfred Hitchcock anunció que su próximo película sería la adaptación del libro de Winston Graham que terminaría siendo ‘Marnie, la ladrona’ (‘Marnie’, 1964), y que la misma estaría protagonizada por Grace Kelly, en lo que sería su regreso triunfal al gran cine. El anuncio creó una gran expectación y Hitchcock no cabía de felicidad en sí mismo, hasta que el príncipe Rainiero, alegando problemas en Mónaco, mostró su desacuerdo y todo quedó en nada.

El director británico, claramente decepcionado, abandonó el proyecto y se centró en el que sería su siguiente éxito, ‘Los pájaros’ (‘The Birds’, 1962). En dicho rodaje conoció a Tippi Hedren, de la que enseguida quedó prendado –su pasión por las rubias− y no tardó en ofrecerle a Hedren el papel que le inmortalizaría, el de la cleptómana y frígida Marnie, en una de las películas de su director consideradas menores durante mucho tiempo, y a la que el paso del tiempo creo que ha colocado en su justo lugar, al lado de las mayores.

Leer más »

Alfred Hitchcock: 'Los pájaros', el terror de lo cotidiano

10 Comentarios
Alfred Hitchcock: 'Los pájaros', el terror de lo cotidiano

Tras el enorme éxito de ‘Psicosis’ (‘Psycho’, 1960) Alfred Hitchcock estuvo tres años sin estrenar una película. El listón había quedado muy alto y no podía descender ni un milímetro. Encontró en la novela de Daphne Du Maurier —escritora a la que el director ya había adaptado dos veces— el material perfecto para ello, con un film que además requirió de una fase de postproducción más larga, debido a lo complicado de los efectos visuales de la época. El film también daría a conocer a una de las actrices rubias tan del gusto de Hitchcock: Tippi Hedren.

El resultado es una de esas maravillas únicas, imitadas hasta la saciedad y que logró mostrar el terror de algo tan cotidiano como pájaros normales y corrientes, logrando un poder de sugestión pocas veces alcanzado en el cine a nivel popular —a la mente me viene una de las películas en las que influyó, ‘Tiburón’ (‘Jaws’, Steven Spielberg, 1975) con idénticos resultados—. Lección de lenguaje cinematográfico, realizando algunos experimentos que a día de hoy siguen siendo innovadores, esta película logró que, después de verla, todos mirásemos a las aves de forma muy diferente.

Leer más »
Publicidad

Alfred Hitchcock: 'Psicosis', el terror

22 Comentarios
Alfred Hitchcock: 'Psicosis', el terror
No es un mensaje lo que ha intrigado al público. No es una gran interpretación lo que ha conmovido al público. No es una novela de prestigio lo que ha cautivado al público. Lo que ha emocionado al público es el cine puro.

Esa es la frase de un Hitchcock muy convencido de lo que decía ante François Truffaut, en la famosa entrevista recogida en forma de libro —si no es el mejor libro escrito sobre cine, poco le falta— al referirse a su película más famosa, ‘Psicosis’ (‘Psycho’, 1960), la cual nació de los intereses del director británico por hacer un film pequeño, casi de serie B, alejado del enorme trabajo que supusieron sus films previos. El libro de Robert Bloch fue leído por Hitchcock cuando se encontraba de viaje por Londres, y una escena fue determinante para decidirse a hacer la adaptación.

Esa secuencia es, cómo no, la famosa secuencia del asesinato de Janet Leigh en la ducha, lo más impactante y recordable del, a mi parecer mediocre libro de Bloch, por suponer una situación totalmente inesperada que causa en el lector un gran impacto. Alrededor de dicha secuencia Hitchcock compuso el que él mismo consideraba su mayor juego con el espectador. Una película que sólo costó 800.000 dólares y que terminó convirtiéndose en su mayor éxito, además del film más recordado de su extensa filmografía.

Leer más »

Alfred Hitchcock: 'Con la muerte en los talones', la emoción

11 Comentarios
Alfred Hitchcock: 'Con la muerte en los talones', la emoción

‘Con la muerte en los talones’ (‘North By Northwest’, Alfred Hitchcock, 1959) supuso la única película que el director británico hizo para la Metro Goldwyn Mayer, para la que un principio iba a dirigir ‘Misterio en el barco perdido’ (‘The Wreck of the Mary Deare’, 1959), película que terminaría dirigiendo Michael Anderson, porque Hitchcock y el guionista, Ernest Lehman, consideraron que el impresionante planteamiento inicial no podía ser mejorado en el desarrollo posterior —los que hayáis visto el film con Gary Cooper entenderéis a lo que se refería—, así que enseguida se pusieron con el presente proyecto.

Así pues el director expresó su idea de realizar un thriller con el monte Rushmore como escenario, y Lehman se puso manos a la obra, escribiendo un primer tratamiento inicial de pocas páginas que entusiasmó a Hitchcock. Suele decirse que ‘Con la muerte en los talones’ resume a la perfección los elementos de la etapa americana del maestro del suspense, afirmación nada exagerada a la que hay que añadir que también sentó la base de muchos futuros blockbusters y films de acción modernos, que se inspiraron en ella hasta la saciedad.

Leer más »

Alfred Hitchcock: 'Vértigo', la obsesión

19 Comentarios
Alfred Hitchcock: 'Vértigo', la obsesión

‘Vértigo’ (‘Vertigo’, Alfred Hitchcock, 1958) nació de la desilusión del director británico por no poder adaptar la novela que terminaría siendo una de las películas más famosas del cineasta Henri-Georges Clouzot, ‘Las diabólicas’ (‘Les diaboliques’, 1954). Cuando los autores del libro, Pierre Boileau y Thomas Narcejac, se enteraron de ello enseguida se pusieron a escribir ‘D’Entre les morts’ teniendo en mente al cineasta, quien sin duda supo aprovechar el material al máximo.

Es ‘Vértigo’ una película adelantada a su tiempo, tanto que aún a día de hoy parece pertenecer a otra época no concreta. Con el paso de los años, la fama de la película, que no fue en su momento precisamente un éxito, ha ido creciendo tan poderosamente como las inolvidables imágenes que la bañan, algunas de las más icónicas de la historia del cine, descubriendo nuevos matices en cada nuevo visionado y aguantando sin rubor el estoico paso de modas, estilos y costumbres. Una obra atemporal en el sentido literal del término.

Leer más »

Alfred Hitchcock: 'Falso culpable', el realismo

2 Comentarios
Alfred Hitchcock: 'Falso culpable', el realismo

‘Falso culpable’ (‘The Worng Man’, Alfred Hitchcock, 1956) es el film más realista de su director dentro del género del thriller o suspense. Un paso muy lógico y coherente en la filmografía del maestro y, que sin duda, se llevó a cabo por la manía que el director británico le tenía a lo que él llamaba sus amigos los verosímiles, y que siempre ponían en duda el verismo de alguna de las películas de Hitchcock, inconscientes de lo que significaba el lenguaje cinematográfico, alegando mil y una tonterías comparando cine con realidad.

Así pues Hitchcock eligió un caso real acaecido hacía tres años, en el que un pobre hombre fue encarcelado por una serie de atracos a mano armada, declarándose inocente en todo momento, aun habiendo varios testigos presenciales que le señalaban como el autor de los hechos, hasta que tiempo más tarde, el verdadero culpable fue detenido. Un caso excepcional en el que Hitchcock se ríe de sus “amigos” y a partir de un caso real construye todo un espectáculo cinematográfico puro y duro.

Leer más »
Publicidad

Ver más artículos