Publicidad
Publicidad

RSS Especial Paul Newman

Paul Newman y la ciencia ficción (II): 'El día del fin del mundo' de James Goldstone

3 Comentarios
Paul Newman y la ciencia ficción (II): 'El día del fin del mundo' de James Goldstone

‘El día del fin del mundo’ (‘When Time Ran Out…’, James Goldstone, 1980) pertenece realmente al subgénero de cine catastrofista, que en la década de los setenta sufrió su primera época de esplendor —la segunda es en la actualidad, en la que todo blockbuster debe contener al menos la destrucción de toda una ciudad—; pero hay elementos tan exagerados, por no decir delirantes y estúpidos, que sólo pueden tomarse como ciencia-ficción. Tras la gloriosa ‘El coloso en llamas’ (‘The Towering Inferno’, John Guillermin, 1974), Paul Newman volvió a rodarse de fuego, esta vez en la única película, según él, que hizo únicamente por dinero.

De hecho, Newman tenía que interpretar, por contrato, una secuela del film de Guillermin, pero como Steve McQueen rechazó el interpretarla, se desestimó el proyecto y en su lugar nació esta lindeza. La última película dirigida por James Goldstone, tras la cual se refugió en el medio que lo vio nacer, la televisión. El rodaje estuvo lleno de catástrofes aún más delirantes que el argumento de la propia película, cuya premisa parte de la erupción de un volcán en una isla, en la que han construido un enorme hotel que se encuentra en el punto de mira del volcán.

Leer más »

Paul Newman y la ciencia-ficción (I): 'Quintet' de Robert Altman

5 Comentarios
Paul Newman y la ciencia-ficción (I): 'Quintet' de Robert Altman

A finales de la extraordinaria, para el arte, década de los setenta, la productora Twentieth Century Fox apostó por la Sci-Fi y la fantasía con dos títulos ejemplares. Por un lado, la ya mítica ‘Star Wars’ de George Lucas, un canto a la fantasía lleno de nostalgia, ejem… La segunda fue esa cima del género de ciencia-ficción titulada ‘Alien’ (id, Ridley Scott, 1979), y la tercera fue ‘Quintet’, filmada el mismo año que la película de Scott, y dirigida por el peculiar Robert Altman. Aún a día de hoy me pregunto qué vería Paul Newman en el proyecto para querer protagonizarlo. Estamos ante una de las peores películas del popular actor —a partir de aquí sus aciertos artísticos empezarían a ser menores—, y por descontado ante una de las peores filmadas por su director.

No obstante, ‘Quintet’ es una de esas películas que no carecen de interés, por cuanto la idea sobre el papel resulta de lo más atractiva. Un futuro distópico que ha convertido el planeta en una gran bola de nieve, con temperaturas muy bajas, condenando a los pocos supervivientes a morir congelados. Un regreso a los inicios como especie, con poco que hacer, salvo sobrevivir, o entretenerse con un perverso juego conocido como Quinteto. Una pena que Altman, director sin duda equivocado para tal empresa, y un trabajo actoral desganado, lastran sin remedio una película que poco a poco va desapareciendo en la memoria una vez vista. Y en mi caso van ya dos veces.

Leer más »
Publicidad

Especial Paul Newman: 'El castañazo' de George Roy Hill

4 Comentarios
Especial Paul Newman: 'El castañazo' de George Roy Hill

‘El castañazo’ (‘Slap Shot’, George Roy Hill, 1977), es la película en la que Paul Newman mejor se lo pasó durante el rodaje, tal y como declaró en varias ocasiones. No necesitaba hacerlo, una de las primeras impresiones que se tiene al ver el film es precisamente ésa, que todos los implicados en el mismo se lo pasaron de miedo apareciendo en un film desvergonzado, violento, mal hablado y no falto de cierta denuncia a la situación del país por aquel entonces, lo cual, y teniendo en cuenta la actual, hace que la película sea más moderna de lo que parece. El mítico actor se reúne por tercera vez que George Roy Hill, probablemente el director que más le “divirtió”.

Un film que en su estreno advirtió de la dureza de su lenguaje, no aconsejable para niños, tanto que en el doblaje de nuestro país, en su sempiterna tergiversación de la obra original, se suavizó un poco en la traducción. En cualquier caso, un lenguaje necesario y nada gratuito, debido al retrato de una serie de perdedores cuyo único sueño importante es el grupo de hockey al que pertenecen, y que está a punto de desaparecer, debido el poco interés del público en el mismo. Hasta que un día se descubre qué es lo que atraerá a las masas, la violencia pura y dura, la catarsis definitiva cual circo romano.

Leer más »

Paul Newman y el western (VIII): 'Buffalo Bill y los indios' de Robert Altman

Comentar
Paul Newman y el western (VIII): 'Buffalo Bill y los indios' de Robert Altman

‘Buffalo Bill y los indios’ (‘Buffalo Bill and the Indians, or Sitting Bull's History Lesson’, Robert Altman, 1976) iba a suponer una nueva reunión entre su actor principal, Paul Newman, y el director George Roy Hill. Un western crepuscular y desmitificador que terminó en manos del no siempre admirado Robert Altman, convirtiéndola en una película más de las muchas que, con las mismas intenciones, pueblan su filmografía. No cabe duda de que Roy Hill habría incidido en los apuntes cómicos de la historia, que recoge una obra teatral de Arthur Kopit, adaptada por Altman ayudado por Alan Rudolph.

En manos de Altman la cosa cambia. El director, en el año del segundo centenario de la Declaración de la Independencia, traslada el mítico personaje a su universo particular, el del film coral que en el fondo desvela más subtramas de las que aparenta. No obstante, se queda a medio camino entre el tono, crepuscular y desmitificador, con la intención de hablar también de una de las caras del espectáculo puro y duro, aquel que siempre ha ayudado a vender el llamado sueño americano, a alimentarlo, muchas veces viviendo de rentas, como es el caso. Buffalo Bill serviría a Paul Newman para despedirse del género cinematográfico por excelencia.

Leer más »

Paul Newman y el cine mudo: 'La última locura' de Mel Brooks

1 Comentario
Paul Newman y el cine mudo: 'La última locura' de Mel Brooks

Muchos años antes de que Michel Hazanavicius y Pablo Berger sorprendiesen a medio mundo con sus exitosas, entre comillas, películas mudas en el siglo XXI, un cineasta como Mel Brooks presentó un film, idéntico en intenciones, y con similitudes con el film de Hazanavicius. ‘La última locura’ (‘Silent Movie’, Mel Brooks, 1976) fue el triple salto mortal sin red de su director tras haber dirigido ‘El jovencito Frankenstein’ (‘Young Frankenstein’, 1974), a día de hoy, aún su mejor película. Un film completamente mudo —salvo una palabra y la banda sonora— que rinde homenaje a la época dorada de un Hollywood silente.

Con el propio Brooks en el papel principal —primera vez en su filmografía— y echando mano de grandes estrellas que colaboraron en la película —cobrando cada una unos 300 dólares por su “cameo”—, el director se sumaba a esa vertiente que, en los años setenta, tomó la nostalgia a tiempos cinematográficos pasados —¿os suena de algo?— como tema a tratar en muchas películas. Directores como Elia Kazan, James Ivory, John Byrum, Peter Bogdanovich, Howard Zieff o John Schelsinger miraron hacia atrás con mayor o menor fortuna. Brooks con ‘La última locura’ —espantoso título español— cae irremediablemente en el segundo grupo, por muy simpáticos y entregados que estén sus “colaboradores”, sobre todo Paul Newman.

Leer más »

Paul Newman y el Film Noir (II): 'Con el agua al cuello' de Stuart Rosenberg

2 Comentarios
Paul Newman y el Film Noir (II): 'Con el agua al cuello' de Stuart Rosenberg

‘Con el agua al cuello’ (‘The Drowning Pool’, Stuart Rosenberg, 1975) es la secuela de la espléndida muestra de “thriller moderno” ‘Harper, investigador privado’ (‘Harper’, Jack Smight, 1966); además supone el reencuentro de varios talentos. Por un lado la reunión de Paul Newman con su esposa Joanne Woodward, aquí en un personaje similar al de Lauren Bacall en la primera entrega. Por otro, se trata de la cuarta y última colaboración con Rosenberg, quien venía de hacer el espléndido thriller ‘San Francisco, ciudad desnuda’ (‘The Laughing Policeman’, 1973), y Walter Hill intervenía en el guion, tras hacerlo en ‘El hombre de Mackintosh’ (‘The Mackintosh Man’, John Huston, 1973), y el mismo año que debutaba en el cine.

Todos contribuyen a una película que, con el paso de los años, se ha vuelto mejor de lo que en su momento se apreció. Quizá en esta secuela —que contradice la frase/etiqueta de que nunca segundas partes fueron buenas— se respire mejor el aire de cine negro. Se introdujo una variante curiosa. En la novela de Ross Macdonald, publicada en 1950, la acción trascurre en el sur de California, en el film en la ciudad de Nueva Orleans, lo que permite juguetear con la típica atmósfera del género, distanciarse un poco de los ambientes del oeste de Estados Unidos. Y fotografiada por nada menos que Gordon Willis.

Leer más »
Publicidad

Especial Paul Newman: 'El coloso en llamas' de John Guillermin

9 Comentarios
Especial Paul Newman: 'El coloso en llamas' de John Guillermin

Paul Newman y Steve McQueen habían coincidido en la película ‘Marcado por el odio’ (‘Somebody Up There Likes Me’, Robert Wise, 1956), con el segundo en un papel insignificante, y casi irreconocible. Mucho cambiaron las cosas desde esa película hasta el rodaje de ‘El coloso en llamas’ (‘The Towering Inferno’, John Guillermin, 1974) en la que ambos actores, ya estrellas, volvieron a coincidir, y Newman tuvo que someterse ante las exigencias de McQueen, que en ese momento era su máximo rival en el cine. Una rivalidad, como todas, absurda, y propiciada por el intérprete de ‘La huida’ (‘The Getaway’, Sam Peckinpah, 1972).

Irwin Allen había obtenido un espectacular éxito con ‘La aventura del Poseidón’ (‘The Poseidón Adventure’, Ronald Neame, 1972) que, junto a ‘Aeropuerto’ (‘Airport!’, George Seaton, 1970), abrieron la veda de películas sobre catástrofes, creando un nuevo (sub)género, el cual tuvo su momento de gloria en la década de los setenta. De hecho, el mismo año ‘El coloso en llamas’ “competía” con otro conocido film, ‘Terremoto’ (‘Earthquake’, Mark Robson), el cual ganó directamente el Oscar a los mejores efectos visuales. El film dirigido por Guillermin, y también por Irwin Allen —dirigió todas las secuencias de acción— es, a día de hoy, el más recordado de todos.

Leer más »

Especial Paul Newman: 'El golpe' de George Roy Hill

10 Comentarios
Especial Paul Newman: 'El golpe' de George Roy Hill

‘El golpe’ (‘The Sting’, George Roy Hill, 1973) supone la segunda colaboración entre las dos estrellas Paul Newman y Robert Redford tras ‘Dos hombres y un destino’ (‘Butch Cassidy and Sundance the Kid’, George Roy Hill, 1969), el melancólico western que gozó de un gran éxito años atrás. David S. Ward es el autor del guion de ‘El golpe’, el aspecto más elogiado durante tiempo desde el estreno del film. En un principio Ward quería dirigir el film, pero cuando el guion fue presentado a Redford, éste puso como condición a protagonizarlo el elegir a un director con más experiencia. Roy Hill fue una sabia decisión.

El director se las ingenió para contar también con Paul Newman en el reparto, aunque con mucho menos presencia que el film anterior. No importa, el actor luce como siempre, además estamos ante una obra en la que el trabajo actoral brilla a todos y cada uno de los niveles. Un reparto excepcional entregado sin remisión a una fábula, casi teatral, sobre las falsas apariencias, reflejando el mundo de los timadores, y con un villano muy particular que, vista hoy día, adquiere lecturas de lo más inquietantes y perturbadoras.

Leer más »

Especial Paul Newman: 'El hombre de Mackintosh' de John Huston

1 Comentario
Especial Paul Newman: 'El hombre de Mackintosh' de John Huston

Tras los excelentes resultados de la primera colaboración entre Paul Newman y John Huston, ambos volvieron a verse las caras en ‘El hombre de Mackintosh’ (‘The Mackintosh Man’, 1973). El film se realiza en pleno apogeo del cine de espías, que tantos buenos resultados estaba dando gracias a la saga del agente 007, que aquel mismo año estrenaría a Roger Moore como nuevo rostro. Sin embargo, la visión de Huston sobre el mundo del espionaje está muy alejada del glamour de la famosa saga del agente británico con licencia para matar.

Walter Hill escribió un guion que adapta la novela de Desmond Bagley —hablamos de la adaptación más conocida, y prestigiosa, de una de sus novelas—, aunque tiempo más tarde declaró que sólo había escrito la mitad de la película. La otra mitad fue cosa de, entre otros, el propio Huston que no estaba muy convencido de hacer la película. Newman, también productor del evento, se sintió verdaderamente decepcionado con la actitud del director, que incluso llegaba tarde a los rodajes y con desgana. Con todo, el resultado final es de lo más estimable, y entra perfectamente en el universo de personajes hustonianos.

Leer más »

Paul Newman: 'El efecto de los rayos gamma sobre las margaritas'

2 Comentarios
Paul Newman: 'El efecto de los rayos gamma sobre las margaritas'

‘El efecto de los rayos gamma sobre las margaritas’ (‘The Effect of Gamma Rays on Man-in-the-Moon Marigolds’, Paul Newman, 1972) es el segundo film como director de Newman en el que no aparece como intérprete, dejando a su esposa, Joanne Woodward, todo el peso de la función. Otra muestra más de la brillantez interpretativa de una actriz enorme, camaleónica y que, junto a su marido formó la más sólida pareja cinematográfica que haya habido nunca, dada la cantidad de veces que trabajaron juntos.

Al igual que ‘Rachel, Rachel’ (id, 1968), el film supone todo un tour de force para una actriz que ya había obtenido el reconocimiento de la Academia de Hollywood cuando recibió el Oscar a la mejor actriz por ‘Las tres caras de Eva’ (‘The Three Faces of Eva’, Nunnally Johnson, 1957), irónicamente uno de los films más endebles que ha protagonizado. La presente, poco conocida y olvidada injustamente, está basada en la obra teatral homónima, premiada con el Pulitzer, de Paul Zindel, dando como resultado un film intimista, que nos devuelve al Newman director reflexivo.

Leer más »
Publicidad

Menú