feed

Following

Hay quien aún piensa que la primera película de Christopher Nolan es ‘Memento’ (2000), cuando en realidad lo es otro título mucho más desconocido, filmado dos años antes y que ni siquiera está editado en DVD en nuestro país. Tras el simpático cortometraje ‘Doodlebug’, Nolan dio el salto al largometraje con ‘Following’, para el que mantendría al protagonista, el final sorpresa y la fotografía en blanco y negro, algo queda muy bien, especialmente cuando tu presupuesto es muy limitado.

‘Following’ (1998) comienza con la narración en off del protagonista, Bill, un joven aspirante a escritor que dice que sigue a otras personas. No tiene empleo, por lo que dispone de abundante tiempo libre, así que sale a la calle, elige a alguien y se dedica a ver qué hace ese individuo y a dónde va. En teoría, le ayudará para escribir. Pronto explica que así es como conoció a Cobb, quien se le encaró cuando descubrió que lo estaba siguiendo. Sin embargo, tras una amistosa charla, Cobb pide a Bill que desde ese momento le acompañe y así podrá saber con más detalle a qué se dedica. Por supuesto, no es nada legal…

Realmente, el debut de Christopher Nolan es interesante para comprobar cómo ya desde el principio el cineasta tenía claro cómo hacer cine; qué historias le interesan y cómo quiere contarlas. Es una película que todo aquel que haya disfrutado con las más famosas de Nolan debería ver, para tener una idea más global de su estilo y su carrera. Al margen de esto, no creo que ‘Following’ sea un título especialmente recomendable, salvo quizá como ayuda para alguien que también esté pensando en realizar su primer largometraje.

Y es que Nolan parece tomarse como un experimento o un entrenamiento. Las similitudes entre éste y su siguiente film, ‘Memento’, son más que notables. Fundamentalmente, por la narración en forma de puzzle, que mantiene al espectador entretenido todo el metraje intentando encajar las piezas, sólo para descubrir que al final todos su esfuerzo era inútil, puesto que la solución nunca estuvo en sus manos, antes de tiempo. Viendo cómo se las gasta este director, la forma en que cuida cada detalle de sus proyectos, desde el guión hasta el montaje, no me resultaría extraño que Nolan no quisiera abordar ‘Memento’ sin una previa experiencia similar.

Tampoco pretendo decir, no sería razonable, que ‘Following’ sea simplemente un ejercicio de prueba. Los limitados medios con los que contaron se notan, y tener la película protagonizada por Guy Pearce para comparar hace que la ópera prima de Nolan baje muchos puntos, pero qué duda cabe que la película tiene mucho mérito. Y es bastante entretenida, al margen de que sólo dura 70 minutos y en ese tiempo es más fácil que acabes la sesión sin sentirte incómodo en el asiento. El principal acierto del film es el mencionado montaje que destruye el orden de la narración lineal. Pero hay orden, claro. Básicamente la acción se divide en dos líneas temporales que se cruzan todo el tiempo, aparentemente sin sentido. Otra vez, aparentemente. Ya sabemos que con este señor todo tiene un propósito. Tanto es así que hasta parece que puso el logo de Batman, en la puerta del piso del protagonista, como adelanto a su futuro como director.

Ir descubriendo las pistas, ir encajando las piezas, y tratar de adivinar, consciente o inconscientemente, cómo acabará todo convierten a ‘Following’ en un entretenido pasatiempo, filmado con soltura, con envidiable buen hacer para ser una ópera prima. Quizá sea en las interpretaciones de los actores donde más se nota que los principales implicados en el proyecto no son expertos profesionales del cine. Es habitual que los directores vuelvan a contar más adelante con los actores con los que empezaron, pero (¿casualmente?) no ha sido así con Nolan.

Personalmente, Jeremy Theobald, que encarna al protagonista, no me convence del todo, me parece poco creíble, no veo en su rostro ni en sus acciones el dramatismo que, pienso, requería el personaje. Casi parece que nada de lo que ocurre le afecte en absoluto. No ha hecho nada más en cine, así que imagino que mi impresión sobre sus “habilidades” será compartida por más gente. Por el contrario, la labor de Alex Haw, Cobb en la ficción, me parece intachable, aunque como de costumbre el papel del villano siempre es más fascinante que el del héroe; no sé si os pasó a vosotros, pero el personaje me recordó bastante a los prepotentes psicópatas de ‘Funny Games’ (1997). Buscando en la filmografía de Haw, me he encontrado con la sorpresa de que sólo actuó en esta película. Al parecer, es arquitecto y un montón de cosas más, no debe interesarle mucho la profesión de actor…

Las mujeres no salen muy bien paradas en el cine de Christopher Nolan y esto es algo que podemos comprobar desde el inicio, desde esta ‘Following’, donde la femme fatale parece casi un intento de parodia. A ello contribuye que la actriz, Lucy Russell, para la que también era la primera vez, no esté muy inspirada, pero con varias películas posteriores para valorar, nos encontramos con que este cineasta no se maneja tan bien con los personajes femeninos. Bueno, ya sabéis lo que dicen al final de cierta película del genial Billy Wilder.

Hoy, Christopher Nolan es uno de los directores más famosos, respetados e idolatrados del planeta, gracias al tremendo (y merecido) éxito de ‘El Caballero Oscuro’. Hace diez años, Nolan daba sus primeros pasos como director con esta ‘Following’, una entretenida e interesante muestra del potencial que posteriormente ha ido desarrollando.

Otra crítica en Blogdecine:

‘Following’, la ópera prima de Christopher Nolan

Siempre he creído que a la hora de juzgar una opera prima hay que ser algo más benevolente con tu valoración de la película en cuestión, ya sea porque quizá el director haya recibido muchas intromisiones por parte de sus productores, tal vez aún no está completamente seguro de qué tipo de director quiere ser o sencillamente porque no deja de ser la primera vez que alguien hace una película y lo suyo es que uno suele ir a mejor en cualquier cosa nueva en función de la práctica. Habrá quien saque...

Leer más »

Hace poco os hablé de ‘Following’, el primer largometraje de Christopher Nolan; hoy os traigo ‘Doodlebug’, su primer cortometraje. Realizado en 1997, un año antes que su ópera prima, y con el protagonista de ésta, Jeremy Theobald, el corto apenas llega a los tres minutos, no hay diálogo, y podría decirse que su (brevísima) historia es la de un hombre obsesionado con cazar a un “bicho” que no le...

Leer más »

Hay quien aún piensa que la primera película de Christopher Nolan es ‘Memento’ (2000), cuando en realidad lo es otro título mucho más desconocido, filmado dos años antes y que ni siquiera está editado en DVD en nuestro país. Tras el simpático cortometraje ‘Doodlebug’, Nolan dio el salto al largometraje con ‘Following’ , para el que mantendría al protagonista, el final sorpresa y la fotografía en...

Leer más »

En estos momentos Christopher Nolan está en esa fase por parte de los espectadores, de ser odiado o amado a partes iguales. Hay quien dice que eso sólo le pasa a los genios. Kubrick puede ser una buena muestra de ello. Personalmente pienso que es un director bastante fiable, y el futuro del cine americano, por decirlo de alguna forma, puede verse seguro por la figura de este director, que a cada...

Leer más »

Sigue a Blogdecine