feed

Gran Torino

‘Gran Torino’ (id, Clint Eastwood, 2008) es la película más exitosa de la carrera de Eastwood sin tener en cuenta la inflación, evidentemente —si la tenemos en cuenta, las películas que más beneficios han reportado al actor director son la irregular ‘Duro de pelar’ (‘Every Which Way But Loose’, James Fargo, 1978) y la lamentable ‘La gran pelea’ (‘Any Which Way You Can’, Buddy Van Horn, 1980)—, algo en cierto modo inesperado y que terminó por reforzar la leyenda de un actor tan querido —hacía cuatro años que no se ponía delante de las cámaras—, que a estas alturas ya no necesita de ningún éxito o reconocimiento, porque su status en el séptimo arte ya está por encima del bien y del mal, como muchos de los personajes a los que dio vida en pantalla. Y ‘Gran Torino’ parece por momentos un repaso, cargado de emoción contenida, a toda la filmografía de Eastwood.

Tras un proyecto de la magnitud de ‘El intercambio’ (‘Changeling’, Clint Eastwood, 2008) —que un servidor no duda en colocar entre sus grandes obras—, el mítico director decidió romper una de sus más conocidas promesas falsas: no volver a situarse delante de una cámara, algo que empezó diciendo cuando realizó ‘Sin perdón’ (‘Unforgiven’, 1992) y que hace que cada nuevo papel que interprete parezca el último. En el caso que nos ocupa, el personaje escrito por Nick Schenk, quien ha declarado no escribirlo pensando en Eastwood aunque lo parezca, se adapta a la perfección al estilo del actor, y este lo completa con un registro en el que homenajea su propio cine para dar un paso más. Además, se acerca, aún más, a la muerte como tema, algo de una aplastante coherencia en alguien de la edad de Clint Eastwood.

(From here to the end, spoilers) Un Gran Torino de 1972 —visto en infinidad de películas o series de televisión como la clásica ‘Strasky & Hutch’ (1975-79)— funciona a modo de McGuffin para hablar de cosas como los cambios de época, la tradición, la familia, las conexiones con gente a priori muy diferente, el respeto, la justicia y sobre todo, la amistad. Walt Kowalski es un veterano de Corea —no es la primera vez que Eastwood recurre a dicha guerra en su filmografía— que entabla una curiosa relación con Thao —Bee Vang en su única interpretación en el cine—, un vecino de la comunidad Hmong, que vive con su familia en la casa de al lado. Un intento de robo del coche de Kowalski hará que este y Thao tengan una especial relación que les unirá cada vez más hasta llegar a ese nivel de confianza que sólo las grandes amistades tienen —atención al personaje que da vida John Carrol Lynch, y con el que Eastwood explica algo tan sencillo como la citada confianza—.

Si el film anterior de Eastwood destacaba entre otras cosas por la grandilocuencia, sin que esto suene peyorativo, del proyecto, en ‘Gran Torino’ su director apuesta por todo lo contrario, por la sencillez como mejor arma para llegar a donde quiere. Un trabajo de síntesis en cuanto a guión y también de puesta en escena —en la que una vez más el trabajo de Tom Stern sobresale por encima del resto—, con menos se consigue más, algo que salvo excepciones, está reservado a cineastas que en todo momento saben lo que quieren y cómo lo quieren. Eastwood se despoja por completo de todas sus conexiones con los dos géneros que le hicieron famoso, el western y el thriller, y su personaje semeja una mezcla de otros anteriores, en cierto modo una culminación a los mismos, dando un paso más. Como si el propio actor/director fuese en sí mismo ya un tipo de cine, realiza lo que parece un ejercicio de metalingüismo de su propia imagen. Su personaje recuerda a Josey Wales, a Red Stovall, a Frankie Dunn y a algunos más, sin que dichos parecidos ahoguen al personaje en sí.

Kowalski es un animal herido, esos rugidos de desaprobación que parecen paródicos definen su carácter desafiante, descontento con el nuevo mundo que le ha tocado vivir, lejos, muy lejos del mundo que apenas recuerda, con verdaderos valores que parecen haberse perdido entre la juventud de hoy, y de los que su Gran Torino es el único contacto que le queda con aquellos tiempos, más incluso que su propia familia, de la que prácticamente reniega, aún más tras la muerte de su esposa —no por casualidad, el film empieza y concluye con dos entierros—; sólo la amistad con el joven Thao le hará replantearse su existencia y enfrentarse a sus demonios, en este caso las atrocidades que hizo en Corea y que le remuerden la conciencia. Pero la vida es una continua lucha y Kowalski tendrá que volver a tomar decisiones comprometidas, las más importantes de su vida. Y por respeto a su mujer, que era creyente, se confesará nada menos que dos veces, una, la falsa, con el pastor de su parroquia y otra, la verdadera, con Thao.

Llama la atención la figura de los curas en el cine de Eastwood, y su respectiva evolución. Siempre mostrando un dilema cuya solución no está en manos de Dios, y mucho menos en la figura de un hombre virgen y al que le faltan varios hervores como ser humano. Pero hay un gran respeto hacia ellos y el visto en ‘Gran Torino’, interpretado por un convincente Christopher Carley, quizá sea el mejor de todos. Atención a la confesión que hace a Kowalski, sin ningún tipo de emoción y para cumplir únicamente, mostrando más tarde una preocupación enorme alejada de los típicos tipos con sotana. El mensaje que desprende ‘Gran Torino’ no es tan desesperanzador como en otros films de Eastwood —sin ir más lejos, la soberbia ‘Million Dollar Baby’ (id, 2004)—, sin embargo el mismo pasa por arreglar grandes problemas con soluciones radicales pero efectivas. Nadie en su sano juicio esperaría que Eastwood falleciese al final del film, aunque la coherencia de dicho acto —una escena por cierto, con una tensión que recuerda a Sergio Leone, con la dilatación del tiempo— es apabullante. Un personaje al que da vida Clint Eastwood fallece, y por primera vez en su carrera el público lo acepta de buena mano. ‘El seductor’ (‘The Beguiled’, Don Siegel, 1970) y ‘El aventurero de medianoche’ (‘Honkytonk Man’, Clint Eastwood, 1982), con idéntico final, habían fracasado estrepitosamente en la taquilla, a pesar de contener dos de los mejores trabajos del actor. Al igual que en ‘Gran Torino’ los tiempos cambian.

De las grandes obras que el actor/director ha firmado es muy probable que ‘Gran Torino’ sea la más sencilla de todas. Como hemos dicho, el trabajo de síntesis realizado es simplemente modélico, y alcanza puntos tan álgidos como el instante en el que la hermana de Thao regresa a casa y su aspecto nos indica que ha sido violada. Una vez más, la cruda violencia narrada en off, y la reacción de Kowalski recuerda a la del honesto policía en ‘El intercambio’ (‘The Changeling’, 2008) cuando oye la terrible confesión de un niño, y la ceniza de su cigarro se consume, cayendo finalmente. ‘Gran Torino’ parece cerrar una época en el cine de su autor, y dar comienzo a otra, interesándose por seguir avanzando como cineasta adentrándose en temas antes solo sugeridos, tal y como veremos en los siguientes posts. Mientras tanto escuchar la ronca voz de Eastwood con Jamie Cullum comiéndoselo es una buena opción.

Otras críticas en Blogdecine:

‘Gran Torino’, esto es lo que él hace ‘Gran Torino’ y la aparente obviedad

Especial Clint Eastwood en Blogdecine:

Los comienzos ‘Por un puñado de dólares’ ‘La muerte tenía un precio’ El final de la trilogía con Sergio Leone La Malpaso y dos errores El encuentro con Don Siegel ‘El desafío de las águilas’ ‘La leyenda de la ciudad sin nombre’ ‘Dos mulas y una mujer’ ‘Los violentos de Kelly’ ‘El seductor’ El debut en la dirección ‘Harry el sucio’ ‘Joe Kidd’ La influencia de ‘Incidente en Ox-Bow’ El primer western como director ‘Primavera en otoño’ ‘Harry el fuerte’ ‘Un botín de 500.000 dólares’ ‘Licencia para matar’ ‘El fuera de la ley’ ‘Harry el ejecutor’ ‘Ruta suicida’ ‘Duro de pelar’ ‘Fuga de Alcatraz’ ‘Bronco Billy’ ‘La gran pelea’ ‘Firefox’ Red Stovall, el hombre de los garitos ‘Impacto súbito’ ‘En la cuerda floja’ (‘Tightrope’) ‘Ciudad muy caliente’ ‘El jinete pálido’ La llamada de Spielberg y la dedicatoria de Godard ‘El sargento de hierro’ ‘Bird’ ‘La lista negra’ ‘El cadillac rosa’ ‘Cazador blanco, corazón negro’ ‘El principiante’ ‘Sin perdón’ ‘En la línea de fuego’ ‘Un mundo perfecto’ ‘Los puentes de Madison’ ‘Poder absoluto’ ‘Medianoche en el jardín del bien y del mal’ ‘Ejecución inminente’ ‘Space Cowboys’ ‘Deuda de sangre’ ‘Mystic River’ ‘Piano Blues’ ‘Million Dollar Baby’ Iwo Jima El intercambio

‘Gran Torino’ (id, Clint Eastwood, 2008) es la película más exitosa de la carrera de Eastwood sin tener en cuenta la inflación, evidentemente —si la tenemos en cuenta, las películas que más beneficios han reportado al actor director son la irregular ‘Duro de pelar’ (‘Every Which Way But Loose’, James Fargo, 1978) y la lamentable ‘La gran pelea’ (‘Any Which Way You Can’ , Buddy Van Horn, 1980)—, algo en cierto modo inesperado y que terminó por reforzar la leyenda de un actor tan querido —hacía...

Leer más »

He aquí mi lista de las mejores películas del pasado año. Me ha costado bastante confeccionarla, porque son demasiadas películas estrenadas cada año, pero creo que he podido ser honesto conmigo mismo. Diez largometrajes, seis norteamericanos, uno francés, uno español, uno japonés, uno argentino. Supongo que casi nadie estará de acuerdo conmigo, pero para eso se hacen las listas, para crear algo de...

Leer más »

Tras repasar lo peor del año, las películas más horrendas de 2009 (hubo demasiadas, esperemos que en 2010 no haya tantas), vamos a echar un vistazo a lo mejor, a esos títulos que salvaron un poco la cosecha. Como dije anteriormente, aunque se han estrenado buenas películas, hay muy pocas que merezcan las valoraciones más altas, un 9 o un 8.

A continuación, os dejo mi lista con las mejores...

Leer más »

El año 2009 empezó con estrenos muy buenos y se mantuvo con un alto nivel durante varios meses. Me encontraba entonces imbuida de una euforia peliculera, pensando que a lo largo de los doce meses podría disfrutar de cintas que me llenasen tanto como aquellas con una frecuencia similar. Pero hace ya tiempo que no veo una que me convenza por completo. Creo que en mi top ten solo hay dos de la...

Leer más »

Con el año de Peter Hyams ya comenzado, le toca el turno a las mejores películas del 2009 , según el criterio de vuestro humilde servidor. Repito una vez más que el año que dejamos atrás ha sido en general penoso, recuerdo muy pocas ocasiones en las que a los largo de doce meses se estrenaran tantas películas malas. Aún así, siempre hay títulos brillantes, los de esta lista que también ha sido muy...

Leer más »

Hemos llegado a uno de los momentos clave. Tenéis que elegir la mejor película de 2009 . ¿Podréis? Bueno, como bien sabéis, por entradas anteriores, este año no tenéis que seleccionar sólo una candidata. Gracias a las nuevas páginas de producto (que ya sabemos que no son perfectas, todavía), tenéis la opción de valorar con una puntuación del 1 al 10 todas las películas nominadas; de este modo, si...

Leer más »

Esta semana hay literalmente de todo, pero principalmente tenemos un puñado de buenas películas, recientes, modernas y antiguas, con las que el consumidor habitual de DVD podrá encontrar, seguro, algo con lo que aumentar su colección. El primero de todos, es quizá el estreno más destacado de la semana, pero hay alguna otra película debajo, como la de Peckinpah, que quizá merecería también estar...

Leer más »

Lo han conseguido. Alfonso Albacete y David Menkes han logrado lo que no pudo hacer Pedro Almodóvar la semana pasada, han llevado al cine español a lo más alto del box office. Número uno para ‘Mentiras y gordas’, con una recaudación de 1,79 millones de euros. ¿A costa de qué? Bueno, eso ya es otra cuestión.

Ya lo comentamos en el post del tráiler y el cartel, esta película estaba fabricada...

Leer más »


Inauguramos este demandado repaso a la taquilla española, con la absoluta hegemonía de Clint Eastwood y su ‘Gran Torino’. A pesar de llegar estrenos potentes, como ha sido el caso de ‘Los abrazos rotos’, se mantiene como número uno de recaudación y ya van tres semanas consecutivas, sumando la nada desdeñable cifra de 6.475.874 euros . Sigue así la estela de su paso por la taquilla usamericana,

...

Leer más »

En el programa La alternativa de hace dos semanas, vuestra locutora favorita, Olga, y un servidor, hablamos de uno de los sleepers de la temporada, ‘Gran Torino’ , que está llevando a la gente al cine como hace tiempo no se veía (subrayemos el hecho de que es una película de presupuesto modesto y lanzada muy inteligentemente como la última aparición delante de las cámaras de una auténtica leyenda...

Leer más »

Sigue a Blogdecine