Publicidad

RSS Hayao Miyazaki

Primero había uno pequeño…luego otro más grande…¡Y luego uno enooooorme que estaba durmiendo!

-Mei

No es difícil recordar el panorama de la animación japonesa de mediados de los años ochenta. Lo que nos llegaba a España, que conocía un fabuloso éxito, eran series de muy pobre calidad, tanto en su escritura como en su formalización, y la mayoría de los analistas, que no tenían mucho interés en estudiar a fondo éste fenómeno más allá de nuestras fronteras, despreciaban estos productos y, por extensión, cualquier producto japonés. En aquel tiempo no sabíamos, pobres ignorantes, lo que podía dar de sí, estéticamente hablando, esa prodigiosa industria.

Sin embargo, algunos privilegiados (yo contaba unos diez años), pudimos ver dos películas creadas en aquel lejano país que nos dejaron asombrados. La primera fue ‘Akira’, que aún hoy resulta asombrosa en sus imágenes, y la segunda fue ‘Mi vecino Totoro’, que nos descubrió un talento ahora premiado en festivales internacionales y venerado como un gran maestro del cine, que aquí firmó una de sus más hermosas, libérrimas, inclasificables y conmovedoras películas.

Es duro ser niño

Más que ninguna otra película de su director, inclusiva la última de ellas, esta bella película indaga con gran sensibilidad y compasión en los misterios, no siempre luminosos, a menudo lóbregos, que rodean la más esencial de nuestras etapas vitales, la que algunos definen como la verdadera patria del hombre. Miyazaki observa a la niñez como el paradigma de libertad absoluta, entendida no sólo desde un concepto físico y social, sino sobre todo desde un plano netamente imaginativo o, incluso, espiritual. Los niños como poseedores únicos y exclusivos del mundo tal como es, incluidos todos sus secretos, espíritus y dioses.

Pero la niñez no está exenta de oscuridad, que para Miyazaki es el símbolo supremo de la infancia. La oscuridad o incluso la desesperación, consecuencia de lejanía o enfermedad de una madre, o de un cambio de residencia, traumas que las niñas intentan superar con la ayuda de un padre bondadoso y, sobre todo, de una naturaleza exhuberante, la verdadera protagonista de la película, capaz de refugiar a Satsuke y Mei, de divertirlas, de subyugarlas, de darles ilusión.

En cierto sentido, Totoro es una metáfora, un símbolo y una parábola al mismo tiempo. Representación de las necesidades y los anhelos más profundos de las dos niñas, fuerza liberadora de su aprendizaje emocional. Nos sentimos niños de nuevo (es decir, libres de nuevo) siguiéndolas por esta peripecia contemplativa y lúdica, despojada de todo prejuicio y convencionalismo, que existe por el mero objetivo de hacer sonreir. Y como Miyazaki es un hombre de una vasta humanidad, y de una amplísima cultura, que sabe aplicar ambos rasgos a una historia sencilla con unos personajes llenos de vida, sabe arrastrarnos al fondo de esta poco convencional historia de aprendizaje emocional sin atavismos formales y sin forzarnos a ir a donde no queremos. Porque queremos.

Con ‘Mi vecino Totoro’ se dan la mano el poderoso minimalismo visual de Yasujiru Ozu, con un desaforado sentido de la fantasía, más basado en la filosofía oriental tradicional que en los pastiches audiovisuales de su tiempo, todo mezclado con una ligera base de panteísmo y exacerbado respeto por la naturaleza, pues para Miyazaki es la conexión con la naturaleza, la aceptación de nuestra unión con ella, lo que nos salva, nos reconforta y nos hace libres, y los seres que en ella habitan los únicos que pueden guiarnos hacia es libertad.

Es una pena que este anhelado estreno cinematográfico haya conocido tan pocas copias y pases, y en tan pocas ciudades de nuestro país. Ya que decidían hacernos disfrutar, muchas más personas debían poder tener la opción de verla en pantalla grande. Pero ya se sabe con las distribuidoras españolas. Tarde mal y nunca.

Hayao Miyazaki prepara su regreso con una última película a la que ha dedicado 20 años

10 Comentarios
Hayao Miyazaki prepara su regreso con una última película a la que ha dedicado 20 años

Han pasado ya más de tres años desde que Hayao Miyazaki diese a entender que se retiraba de la realización de largometrajes. Su avanzada edad -cumplió 75 el pasado 5 de enero- invitaba a pensar en que podría ser algo definitivo y que se iba a dedicar a hacer cortometrajes exclusivos para el Museo Ghibli en Japón. De hecho, el motivo de su probable vuelta está en uno de ellos, pues no ha quedado satisfecho con el resultado y ya trabaja para convertirlo en película pese a no tener el permiso de Ghibli.

El corto en cuestión se titula 'Kemushi no Boro' (La oruga Boro) y cuenta la historia de una pequeña y peluda oruga, tan pequeña que puede ser aplastada fácilmente entre los dedos. Por ahora se desconocen más detalles en términos argumentales, pero lo realmente llamativo del mismo es que se trata de su primera obra animada íntegramente por ordenador. Pase lo que pase con su versión larga, 'Kemushi no Boro' se acabará y sólo podrá verse en el Museo Ghibli, aunque aún tardará otro año en estar acabado.

Leer más »

¿Son éstas las 100 mejores películas del siglo XXI?

120 Comentarios
¿Son éstas las 100 mejores películas del siglo XXI?

Tras comentar la sorprendente selección de títulos favoritos en Twitter vamos con otra más ambiciosa y polémica. Aún no han transcurrido ni dos décadas desde que dejamos atrás el siglo XX pero parece que el ser humano necesita enumerar sus cosas favoritas (y las que odia) así que ya tenemos una lista de las 100 mejores películas de lo que llevamos de siglo XXI.

Se ha publicado en BBC Culture después de consultar a 177 críticos de todos los continentes, "excepto la Antártida" (qué injusticia). Como suele ocurrir, es un listado controvertido que posiblemente no va a contentar a nadie, y es que por mucho cine que hayan visto estas personas, por mucha experiencia que tengan y por mucho que sepan, a la hora de la verdad son espectadores como nosotros, con sus gustos particulares.

Leer más »
Publicidad

Animación | 'Pompoko', de Isao Takahata

7 Comentarios
Animación | 'Pompoko', de Isao Takahata

Decía hace unas semanas con motivo de la entrada que dedicábamos a 'Recuerdos del ayer' ('Omohide poro poro', Isao Takahata, 1991) que lo atípico de una cinta costumbrista que se alejaba de los fantasiosos extremos en los que siempre suele moverse el cine de animación, hablaba mejor que ninguna otra aseveración acerca de la singularidad que Ghibli atesoró durante sus años de actividad.

Y es el mismo calificativo de atípico el que, con connotaciones muy diferentes, habría que aplicar a una de las cintas más localistas de la productora nipona que, de nuevo, firma Isao Takahata. Y es que esta historia de mapaches capaces de transformarse en lo que sea que es 'Pompoko' ('Heisei tanuki gassen ponpoko', 1994), puede llegar a resultar tremendamente extraña a ojos occidentales ajenos a las idiosincrasias japonesas.

Leer más »

Animación | 'Porco Rosso', de Hayao Miyazaki

14 Comentarios
Animación | 'Porco Rosso', de Hayao Miyazaki

Un cerdo que pilota un hidroavión por las aguas del Adriático en el período de entreguerras. No hacen falta más palabras para que la imaginación se estimulara sobremanera ante las posibilidades que se abrían a partir de la premisa inicial que servía a Hayao Miyazaki como trampolín para servirnos en bandeja de plata la que sería su producción número seis. Una que, sin yo saberlo, estaba llamada a convertirse en mi favorita de Ghibli.

Como lo leéis. Tengo en un pedestal, y no soy el único, a dos de los cinco títulos en los que, después del presente, se embarcará Miyazaki en las tareas de dirección. Y no tengo problemas en admitir que ambos filmes, de los que hablaremos en breve en este ciclo, se sitúan muy por encima en infinidad de aspectos de lo que aquí podemos ver. Y aún así, si me preguntáis cuál es mi preferida de los estudios nipones responderé sin vacilar: 'Porco Rosso' ('Kurenai no buta', 1992)

Leer más »

'The Red Turtle', tráiler y cartel de una coproducción del estudio Ghibli

4 Comentarios
'The Red Turtle', tráiler y cartel de una coproducción del estudio Ghibli

A tan sólo unos días de su premiere en la sección Una Cierta Mirada del Festival de Cannes, nos llega un bellísimo tráiler de 'The Red Turtle', la cinta de animación que dirige el francés Michaël Dudok de Wit, coproducida por el prestigioso Studio Ghibli. Sin diálogos y una música épica que transmite aventura y un profundo viaje emocional, lo nuevo de los Ghibli tiene una pinta espectacular.

'The Red Turtle' cuenta la historia de un náugrafo en una isla desierta que trata desesperadamente de huir de ella, hasta que un día, se encontrará con una extraña tortuga roja que cambiará su vida para siempre. Una sugerente historia que se detalla mucho más en su descriptivo y visual tráiler.

Leer más »

Animación | 'Recuerdos del ayer', de Isao Takahata

10 Comentarios
Animación | 'Recuerdos del ayer', de Isao Takahata

Cuando uno piensa en Ghibli, lo primero que se le viene a la memoria, sí o sí, son los títulos que Hayao Miyazaki firmó para la compañía. Y si bien resulta lógico tal línea de pensamiento cuando dichas producciones son, casi sin excepción, las mejores que la productora nipona respaldó durante sus tres décadas de actividad, resulta toda una injusticia dejar de lado otros títulos que, como en el caso que hoy nos ocupa, rayan a considerable nivel.

De Isao Takahata ya hemos hablado en dos ocasiones en este especial, una, con esa dolorosa obra maestra que es 'La tumba de las luciernágas'('Hotaru no haka', 1988), otra, con la extrema belleza con que el japonés insufló a 'El cuento de la princesa Kaguya'('Kaguya-hime no Monogatari', 2013). Dos filmes que sirven de extremos a las cinco cintas que el octogenario cineasta firmó bajo el sello de Totoro y que encuentran en 'Recuerdos del ayer' ('Omohide poro poro', 1991) un magnífico ejemplo de lo atípico del cine de los estudios de animación nipones.

Leer más »
Publicidad

Animación | 'Niki, la aprendiz de bruja', de Hayao Miyazaki

8 Comentarios
Animación | 'Niki, la aprendiz de bruja', de Hayao Miyazaki

Interrumpido primero por cierto panda y después para poder dar cuenta de las dos últimas producciones que la grandiosa Ghibli nos ofreció antes de cerrar ¿temporalmente? sus puertas a aquello que había servido para cimentar su prestigio, volvemos hoy a los años ochenta para continuar por dónde lo habíamos dejado con este ciclo de animación que, curiosamente, insiste con la presente entrega en apuntalar una vez más las cotas que alcanzó la productora nipona de la mano de ese genio llamado Hayao Miyazaki.

Un genio que incluso cuando se quedaba lejos de sus obras maestras indiscutibles como pasa con 'Niki, la aprendiz de bruja' ('Majo no takkyûbin', 1989) —nota al margen: al igual que sucediera con la isla flotante de 'El castillo en el cielo' ('Tenkū no Shiro Rapyuta', 1986) de nuevo el doblaje español cambiando una palabra del original, "Kiki", por otra con menos connotaciones...en fin...— rayaba a una altura que superaba, con mucho, la de cualquier otra producción animada del mismo año, por más que ésta fuera 'La sirenita' ('The Little Mermaid', Ron Clemens y John Musker).

Leer más »

Animación | 'El recuerdo de Marnie', de Hiromasa Yonebayashi

9 Comentarios
Animación | 'El recuerdo de Marnie', de Hiromasa Yonebayashi

Con 'El recuerdo de Marnie' ('Omoide no Mânî', Hiromasa Yonebasahi, 2014), como decíamos ayer, Ghibli daba por cerrada una etapa que, durante tres décadas, la había posicionado como la mejor de las productoras de animación a nivel mundial a la par con Pixar. Tan a la par, que muchos amantes de esta forma de contar historias no dudarían ni un sólo momento en señalar a los estudios nipones como aquellos que estuvieron a la cabeza durante ese prolongado período de tiempo.

Y si es así, es debido a que, alejados de la influencia del cine estadounidense y de la sombra de la Disney, Ghibli siempre ha producido filmes que se apartaban de ese talante blando y moralista que se le ha reprochado desde tiempos inmemoriales a las cintas de la casa de Mickey Mouse y, en menor medida, a las que Pixar lleva ofreciéndonos durante los últimos veinte años. En firme contraposición, un puñado considerable de las producciones de los estudios japoneses orientaban sus miras a un público más adulto y formado con propuestas nada acomodaticias.

Leer más »

Animación | 'El cuento de la princesa Kaguya', de Isao Takahata

4 Comentarios
Animación | 'El cuento de la princesa Kaguya', de Isao Takahata

Si hemos de fiarnos de la información que en filmaffinity viene recogida acerca de los estrenos de este próximo fin de semana, mañana llegarán a nuestras pantallas —a muy, pero que muy pocas de ellas, me temo— las dos últimas producciones que Ghibli puso en circulación antes de entrar en ese proceso de reevaluación y reestructuración al que la compañía casi se vio abocada con el anuncio del retiro de Hayao Miyazaki en 2013 durante el Festival de Cine de Venecia.

Y en este ciclo de animación no podíamos dejar la oportunidad de aproximarnos de forma muy anticipada a dos títulos sublimes que, nominados ambos al Oscar, ponen de manifiesto de forma categórica y en muy diferentes modos, la enorme pérdida que sería para esta forma de contar historias en particular y para el séptimo arte en general que, toda vez concluya este impasse, el estudio nipón decidiera no volver a producir un filme de una forma de hacer cine que ellos han elevado a categorías estratosféricas.

Leer más »

Animación | 'Mi vecino Totoro', de Hayao Miyazaki

21 Comentarios
Animación | 'Mi vecino Totoro', de Hayao Miyazaki

Si la semana pasada recalábamos en el que sin duda alguna es el filme más dramático y descarnado en el que se implicó Ghibli a lo largo de su historia —una historia que, aunque sea sólo una vana esperanza, seguimos soñando con ver reiniciada algún día—, hoy os traemos una de sus producciones más adecuadas para los niños y uno de los títulos más emblemáticos de la compañía, entre otras cosas gracias a ese enorme peluche que es elemento fundamental de la trama.

Pasando a partir de aquí a convertirse en el emblema de la compañía, el Totoro de 'Mi vecino Totoro' ('Tonari no Totoro', Hayao Miyazaki, 1988) es todo un icono cultural que ha traspasado fronteras geográficas y temporales, logrando que la cinta en la que aparece sea reconocida a todo lo ancho del planeta como uno de los mejores filmes de todos los tiempos sin que dicha calificación aluda a su talante animado, un hecho éste que, no obstante, sólo empieza a rayar en la inmensa superficie que es esta maravilla firmada por el genio de Hayao Miyazaki.

Leer más »
Publicidad