feed

Jack Nicholson

Recordar a Jack Nicholson es recordar a uno de los grandes. Un actor inmenso, con una larga y prolífica carrera a sus espaldas, que le ha deparado numerosos y prestigiosos premios, así como el reconocimiento de todos los estamentos que forman parte del séptimo arte. Su mirada socarrona y su sonrisa diabólica pertenecen a un actor de leyenda, que ha dejado capítulos esenciales en la historia del cine y que a lo largo de su vida se ha forjado esa imagen de vividor que no esconde.

Sin ir más lejos, el año pasado, para celebrar su setenta cumpleaños montó una espectacular fiesta en su mansión, con seiscientos invitados y con setenta guapas camareras que no dejaron de servir a copas a los asistentes. Hoy, que cumple setenta y uno, seguro que también lo va a celebrar como merece la ocasión, aunque quizás no trascienda tanto. Hoy es buen momento para recordar una de las figuras esenciales de mi mitomanía cinéfila particular.

Su nombre es el de una de las estrellas más grandes que ha deparado el celuloide. Y es que tener a sus espaldas cincuenta años de carrera cinematográfica no está al alcance de muchos. Y menos, cuando algunos de sus papeles quedarán marcados a fuego en la memoria de muchos espectadores. ¿Cómo olvidar el rostro diabólico y enajenado asomando a través de una puerta astillada que ha abierto a hachazos en ‘El resplandor’, o moviédose como pez en el agua entre los internos de una institución psiquiátrica en ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’?.

Desde sus inicios, en títulos como ‘Cry baby killer’ (su debut en 1958), y en‘El Terror’ o ‘La pequeña tienda de los horrores’, ambas bajo el apadrinamiento y la batuta del gran Roger Corman, hasta su más reciente y aclamada interpretación en ‘Infiltrados’ de Martin Scorsese, han transcurrido más de cuatro décadas y más de setenta títulos.

Su enorme capacidad de meterse hasta el tuétano de sus personajes le ha reportado muchas satisfacciones como actor y nos ha brindado, a los cinéfilos, papeles dispares, pero entrañables, únicos, llenos de fuerza y pasión. Heredero, admirador y deudor del gran Marlon Brando, Jack se ha movido con igual destreza en el drama, como en el terror o en la comedia, y con tanta comodidad y facilidad como su capacidad interpretativa le ha permite. Tanto carácter ha impregnado a los grandes personajes que ha protagonizado, que a uno ya le resulta difícil separarlo de su imagen real.

Cuando lo ves entusiasmado, con sus inseparables gafas oscuras, sonriendo sarcásticamente en un partido de baloncesto, de sus adorados Los Ángeles Lakers, parece la misma sonrisa diabólica que esbozó en ‘Las brujas de Eastwick’, en ‘Batman’ o en ‘Mejor Imposible’. Y es que entre los personajes de Nicholson y el propio Jack resulta difícil distinguir. Quizás uno de los capítulos más duros de su propia vida tenga algo que ver. Jack vivió en una equívoca situación familiar hasta que conoció que la que siempre creía su hermana mayor era, en realidad, su madre, mientras que su abuela era quien ejerció el papel maternal durante toda su infancia. Un trago difícil de digerir, pero que le forjó con fuerza para afrontar el resto de su dilatada y extensa vida personal. Siendo un adolescente se marchó a la costa oeste para aprender arte dramático. Luego llegó Roger Corman y sus inicios como actor en la entrañable serie B del maestro. Titubeantes interpretaciones que ya evidenciaban la madera de actor que disponía. Hasta que Denis Hopper lo lanzó al estrellato con la exitosa y mítica ‘Easy Rider’. Después llegaron títulos indelebles como ‘Mi vida es mi vida’, ‘Rojos’, ‘El honor de los Prizzi’, ‘La fuerza del cariño’, ‘El cartero siempre llama dos veces’,...

Es cierto que Jack peca de excesivamente histriónico en sus trabajos, pero no se le puede negar que es una personalidad abrumadora y que afronta sus papeles con maestría, oficio y con una presencia magnética y absorbente para la cámara. Al igual que hace con su propia vida, repleta de momentos excéntricos y salvajes, sumando conquistas, mujeres, broncas y juergas por doquier. Viviendo al límite pero sin perder ese carisma que le es propio. Al igual que no pierde su sencillez y humildad, que le lleva a reconocerse como sólo un tipo que hace películas. Y es que ese histrionismo acentuado, que en los demás puede suponer un defecto, él lo ha convertido en su mejor virtud, su sello personal.

En Blog de cine | Jack Nicholson

‘El cuervo’ (‘The Raven’, Roger Corman, 1963) es la segunda adaptación cinematográfica del famoso poema de Edgar Allan Poe tras la realizada en la década de los treinta, ‘El cuervo’ (‘The Raven’, Louis Friedlander, 1935). La misma reunía a las dos leyendas del cine de terror Boris Karloff y Bela Lugosi en un relato que se tomaba no pocas licencias con respecto al original, lo cual no es descabellado, puesto que hablamos de un poema. Lo mismo sucede con la presente, que cuenta con un guion de ...

Leer más »

El pasado día 19 de noviembre falleció el director y productor de cine Mike Nichols. Hoy vamos con un homenaje a un director que nunca fue admirado a lo grande como otros directores coetáneos, y tampoco odiado o infravalorado.

Repasando toda su filmografía es evidente que Nichols jamás pudo superar sus dos primeros trabajos tras las cámaras, títulos míticos dentro de la historia del cine, y por...

Leer más »


Melvin Udall (Jack Nicholson) es un escritor con trastorno obsesivo compulsivo enamorado perdidamente de la camarera de un restaurante (Helen Hunt) que de repente se ve implicado en la vida de su vecino, un pintor (Greg Kinnear) cuyo repentino asalto violento provoca la cercanía con una persona, en principio, totalmente deleznable y antisocial.

A James L. Brooks le hará algún día un monumento la...

Leer más »

Hay afirmaciones que es mejor hacerlas como suele recomendarse el quitar un esparadrapo, rápido y de golpe. Así que allá va: no me gusta ‘Mars Attacks!’ (id, Tim Burton, 1996), nunca me ha gustado y creo que nunca lo hará , sobre todo a la vista de los resultados que se han derivado de su último visionado. Pero cuidado, eso no quita para que, como trataré de exponer en los párrafos que siguen, sea...

Leer más »

Nunca he sido un amante de los cómics, pero siempre me ha atraído la imagen de Batman y el Joker. La razón por la que nunca he sido un fan del tebeo es porque no podía discernir qué bocadillo de diálogo se suponía que tenía que leer. No se si era dislexia u otro motivo, pero esa fue la razón por la que me encanta ‘La broma asesina’ porque por primera vez pude saber cuál leer. Es mi favorito. Es
...

Leer más »

Roger Corman es el autor de un libro titulado ‘Cómo realicé un centenar de películas y nunca perdí un centavo’ , que en realidad es su biografía, publicada en 1990 y en la que narra con todo lujo de detalles sus maniobras dentro de la industria del cine. Dejando a un lado anécdotas divertidas y otras que no lo son tanto, lo cierto es que Corman es una figura absolutamente imprescindible dentro del...

Leer más »


“No entiendo este local. Me obligan a comprarme una chaqueta pero tú puedes venir de andar por casa. No lo entiendo.”

-Melvin Udall (Jack Nicholson)

Vaya por delante que, precisamente, ‘Mejor…imposlble’ (‘As Good as It Gets’ , James L. Brooks, 1997) no es el tipo de película que a mí me atrae. Ni mucho menos. Y si sólo fuera por su final feliz (del que luego hablaremos), su estilo más verbal que...

Leer más »

Esa tarde se estrena la comedia romántica ‘¿Cómo sabes si…?’ (‘How Do You Know’), dirigida por James L. Brooks (‘Mejor imposible’, ‘Al filo de la noticia’ ), que nos habla de una deportista que es expulsada del equipo a causa de su edad y de repente se encuentra con una vida sin sentido y dirección. No le faltan ofertas en lo que se refiere a la cuestión sentimental, pero ella no tiene claro que...

Leer más »

Tras el rotundo fracaso, algo que se equilibró con el paso de los años gracias al mercado casero, de ‘Barry Lyndon’ (id, 1975), Stanley Kubrick se propuso realizar un film taquillero al precio que fuese. Su particular oportunidad para ello la encontró en la adaptación de la novela de un joven escritor con sus mismas iniciales, Stephen King, de quien el director de ‘Lolita’ (id, 1962) no había...

Leer más »

Dan Goor, un guionista del programa de Conan O’Brien, ha escrito ‘El presidente’, una comedia de acción sobre un agente secreto minucioso, idealista y comprometido, al que se le asigna el cometido de proteger al peor ex-presidente de EE. UU. El trabajo comienza siendo aburrido, con la única contrapartida de llamar «sr. presidente» a un viejo degenerado y torpe. Pero una amenaza contra la vida del...

Leer más »

Sigue a Blogdecine