Publicidad
Publicidad

RSS Jim Jarmusch

“Una gran cantidad de poetas vive también en los márgenes de aceptación social, ciertamente no están en esto por dinero. William Blake – sólo su primer libro se publicó legítimamente.”

Las cosas son como son, y no tienen por qué ser de otra manera. Si un cineasta como Jim Jarmusch es, desde hace más de tres décadas, la máxima figura representativa de cierto tipo de cine americano, cuya obra no goza precisamente de un conocimiento profundo por parte de las masas de espectadores ávidas de entretenimiento los fines de semana, con una innegable aureola de “raro” o “extraño” (luego veremos que esa fama es tan injusta y absurda como tachar de simbólico a Bergman o de aburrido a Malick), apreciado por los “elitistas” festivales de cine y considerado por muchos cinéfilos (como yo mismo) como un cineasta esencial; todo ello, digo, retrata muy bien el dantesco mundo del cine industrial, para el que los directores más acomodaticios, más dispuestos a agradar al espectador, muchos de ellos con talento pero desaprovechado, son más importantes o dignos de mención que los que disponen de un mundo propio (es decir, los que son verdaderos creadores) y de una concepción propia del cine y del hombre.

Jarmusch, director de once largometrajes (uno de ellos un magnífico documental sobre Neil Young, pues Jarmusch es un melómano incurable), seis videoclips y cuatro cortometrajes, conocido por su aspecto de hombre tranquilo y pelo plateado, es tan consustancial a lo mejor (lo más estimulante, lo más valiente, lo más vanguardista) del cine americano de los últimos tiempos como otros grandes nombres (y a nadie le sorprenderá que nombre aquí a David Lynch, Terrence Malick, Paul Thomas Anderson, Jonathan Demme, John Carpenter, Gus Van Sant, y en menor medida otros como Spike Lee, Todd Solondz, Richard Linklater, Todd Haynes, entre otros investigadores de territorios conquistados por John Cassavetes, Dennis Hopper y Francis Coppola), un juglar de la América del siglo XX y principios del XXI, que observa su país con una mezcla del extrañamiento del extranjero y de la mirada del poeta ermitaño, de quien se ha dicho que dirige películas como un músico de jazz interpreta una melodía.

De todos los cineastas que nacieron de las cenizas del underground neoyorquino de los años ochenta, cuyas ramificaciones aún hoy no se han cerrado, Jarmusch ha sido el más auténtico, el más fiel a sí mismo. Ajeno a los divismos de un Tarantino o a las tentaciones mainstream de los Coen, ha sabido construir con paciencia, serenidad y coherencia una carrera no demasiado extensa en títulos, pero sí apasionante por su densidad conceptual, por su inabarcable galería de personajes (muchos de ellos estrafalarios, extravagantes y perdidos, pero precisamente por ello siempre muy humanos), por su connatural incapacidad para ofrecer otra cosa que no sea una gran dosis de sí mismo, siendo uno de los poquísimos artistas audiovisuales poseedores (menos de lo que parece) de un mundo propio, con sus leyes espaciales, rítmicas y morales. Y esto desde su primer contacto con el cine. Célebre es la anécdota que vivió junto al mítico Nicholas Ray, quien criticó duramente un guión suyo por falta de “acción externa”, a lo que Jarmusch contraatacó reescribiendo el guión con menos acción externa aún. Ray, admirado por la valentía del joven aspirante a cineasta, le contrató como ayudante personal de ‘Relámpago sobre el agua’ (‘Lightning Over Water’, Nicholas Ray, Wim Wenders, 1980).

Un verdadero creador

Aunque ‘Permanent Vacation’ (1980), su primera película (muy poco conocida, realizada con un presupuesto irrisorio), no gustó especialmente a nadie, Jarmusch ya implantó en ella un estilo muy personal, que iría desarrollando en las sucesivas, y mucho mejor acabadas, ‘Extraños en el paraíso’ (‘Stranger Than Paradise’, 1984) y ‘Bajo el peso de la ley’ (‘Down by Law’, 1986), así como en el generacional corto ‘Café y cigarrillos’ (‘Coffee and Cigarettes’, 1986), al que no hay que confundir con ‘Cigarettes & Coffe’ (Paul Thomas Anderson, 1993). En estos trabajos Jarmusch estableció un estilo barato pero muy expresivo de realizar cine, así como una descripción de la fauna y la arquitectura neoyorquina enormemente influyentes para una pléyade de directores que comenzaban en aquellos años y a los que Jarmusch hizo ver la luz, literalmente. Cannes premió con la Cámara de Oro la primera de ellas, de manera irrebatible, y vigiló de cerca al nuevo juglar norteamericano.

Jarmusch supo corresponder a esa vigilancia con el díptico ‘Mystery Train’ (1989) y ‘Noche en la tierra’ (‘Night on Earth’, 1991), primeros de sus trabajos en color, con evidente influencia de Wim Wenders (aunque sólo fuera por la presencia del operador jefe Robby Müller o de algunos temas netamente wenderianos). Contando con Gena Rowlands (cómo no, musa de Cassavetes), con Roberto Benigni o con Tom Waits en muchos de estos trabajos, Jarmusch buscaba también la inmediatez de actores casi desconocidos o no profesionales, de rostros casi anónimos que dotan de vida inusitada sus ficciones, a un paso del documental lírico (si tal expresión es posible), o de la crónica íntima. Para Jarmusch el mundo parece un lugar en el que lo lúdico se mezcla con lo grave sin la menor fisura, y en el que importa menos la historia externa que el mundo interior de sus personajes.

En este sentido, se cristalizan las que creo que son las tres películas más completas del director, en las que confluyen su necesidad por una vida plena de música, sus interes espirituales y metafísicos, y su amor por los géneros: ‘Dead Man’ (id, 1995), ‘El año del caballo’ (‘Year of the Horse’, 1997) y ‘Ghost Dog, el camino del samurai’ (‘Ghost Dog: The Way of the Samurai’, 1999). La primera es uno de los westerns más extraños y líricos que se han visto, con un sorprendente Johnny Depp. La segunda es un magnífico seguimiento de una figura musical capital en la América más auténtica. Y el tercero es una apasionante deconstrucción del mito del samurai, con un Whitaker inmenso y un guión realmente magistral, a medio camino entre el cine de aventuras a lo Melville y el cine negro neoyorquino independiente. El erotismo, siempre muy presente en la obra de este director tan sensual, la violencia salvaje pero no excesiva moralmente, un humor muy negro y muy sutil, son las cosntantes de un autor que llegó a su plenitud a finales de la década de los noventa.

Tanto la irregular ‘Flores rotas’ (‘Broken Flowers’, 2005) como la muy estimulante ‘Los límites del control’ (‘The Limits of Control’, 2009), así como el largo ‘Coffee and Cigarretes’ (2003) representan sus últimos esfuerzos creadores, todos ellos con tiempo de reflexión entre uno y otro, asumiendo los errores, depurando el estilo aún más, accediendo a una libertad y a una confianza en sí mismo con las que otros cineastas sólo pueden soñar. A sus 58 años, creo que a este refinado francotirador aún le quedan unos cuantos cartuchos con los que sacudir el aburrido y burgués cine norteamericano.

Cannes 2016 desvela su sección oficial: Almodóvar vuelve a competir con 'Julieta'

5 Comentarios
Cannes 2016 desvela su sección oficial: Almodóvar vuelve a competir con 'Julieta'

Los pronósticos se cumplen y Pedro Almodóvar y su 'Julieta' competirán por la Palma de Oro en la próximo Festival de Cannes que se celebrará del 11 al 22 de mayo. Es la quinta ocasión que el realizador manchego competirá por la Palma de Oro, pues ya lo hizo con 'Todo sobre mi madre' (1999), 'Volver' (2006), 'Los abrazos rotos' (2009) y 'La piel que habito' (2011). Y aunque nunca se alzó con el premio gordo, se llevó premio en dos ocasiones: mejor dirección en 1999 y mejor guión e interpretaciones femeninas en 2006.

El anuncio lo ha hecho esta mañana el director del festival, Thierry Frémaux, en una rueda de prensa algo atormentada al haber sido interrumpida, a su comienzo, por los trabajadores de las artes escénicas en Francia, como protesta de los cambios que quieren hacer en su estatus laboral como artistas. Una selección de un total de 50 películas entre Oficial y Un Certain Regard de las cuales, 7 son óperas prima.

Leer más »

Adam Driver lidera 'Paterson', lo nuevo de Jim Jarmusch

8 Comentarios
Adam Driver lidera 'Paterson', lo nuevo de Jim Jarmusch

El estreno de 'Star Wars: El despertar de la fuerza' (Star Wars: The Force Awakens) va a marcar un antes y un después en la carrera de Daisy Ridley, John Boyega y Adam Driver, sus jóvenes protagonistas. Hoy me toca hablaros del último, hasta ahora conocido por su participación en la televisiva 'Girls', ya que encabeza el reparto de 'Paterson', la nueva película de Jim Jarmusch tras 'Sólo los amantes sobreviven' (Only Lovers Left Alive).

Descrita como una comedia irónica, Driver da vida en ella a un conductor de autobús que vive en la localidad Paterson y que lleva una vida extremadamente rutinaria, todo lo contrario que sucede en el día a día de su esposa, interpretada por la actriz iraní Golshifteh Farahani, cuyos objetivos vitales no dejan de cambiar. Toda la película transcurrirá a lo largo de una sola semana.

'Paterson' está financiada por K5 International y Amazon Studios, aunque esto último no quiere decir que vaya a estrenarse directamente online, pues también podrá verse en cines. De hecho, será presentada a posibles compradores durante la próxima edición del Festival de Berlín que comienza el próximo 11 de febrero.

Vía | Deadline

Leer más »
Publicidad

'Sólo los amantes sobreviven', vampiros y rock & roll

10 Comentarios
'Sólo los amantes sobreviven', vampiros y rock & roll

Mi compañero Juan Luis, tras su paso por el Jameson Dublin International Film Festival, decía que 'Sólo los amantes sobreviven' ('Only lovers left alive', 2013) era la película de vampiros definitiva. Y después de su visionado, no seré yo quien le lleve la contraria y es que tras la pequeña decepción que supuso 'Los límites del control' ('The Limits of Control', 2009), el siempre interesante director norteamericano Jim Jarmusch vuelve con fuerza con una poderosa y mortífera historia de amor y supervivencia.

Olvídense de las películas de vampiros que han visto hasta ahora porque 'Sólo los amantes sobreviven' no se parece en nada a ninguna de ellas. El director estadounidense Jim Jarmusch tiene alma de viejo rockero y eso lo plasma a la perfección en esta historia de amor vampírica en forma de oda —o más bien, elegía— rockera y gótica.

Leer más »

JDIFF 2014 | 'Only Lovers Left Alive', la película definitiva de vampiros

11 Comentarios
JDIFF 2014 | 'Only Lovers Left Alive', la película definitiva de vampiros

Desde el pasado jueves 13 y hasta el próximo domingo 23 se celebra una nueva edición del Jameson Dublin International Film Festival (JDIFF). Uno de los platos fuertes de la programación --enfocada a reivindicar el talento irlandés sin descuidar la atención a otros países-- es 'Only Lovers Left Alive' (2013), lo último de Jim Jarmusch, un trabajo galardonado con el Gran Premio del Jurado en el certamen de Sitges y candidato a la Palma de Oro en Cannes.

Cuatro años después de presentar 'Los límites del control' ('The Limits of Control', 2009), el prestigioso autor estadounidense regresa con una romántica historia de vampiros que está a años luz de todo lo que se ha hecho recientemente con estas populares criaturas en la gran pantalla. Si se hubiera estrenado en España el año pasado --que es cuando debió llegarnos y todavía no hay prevista una fecha-- habría estado sin duda en los primeros puestos de mi top 10 de 2013. Encontré en ella una de las experiencias cinematográficas más estimulantes de los últimos años.

Leer más »

'Only Lovers Left Alive', tráiler de la película de vampiros de Jim Jarmusch

20 Comentarios

Recientemente constatamos que nos encantan los vampiros --ya sea para amarlos u odiarlos-- por lo que no debo ser el único que esperaba con gran interés la aparición del vídeo que os dejo arriba. Hasta ahora solo se habían distribuido clips pero ya tenemos aquí el cautivador tráiler de 'Only Lovers Left Alive' (2013), el nuevo trabajo de Jim Jarmusch.

Tom Hiddleston y Tilda Swinton, dos de los mejores intérpretes actuales, protagonizan esta romántica historia de vampiros que se ha paseado con éxito por festivales como los de Cannes, Toronto y Sitges, donde ganó el Premio Especial del Jurado. Jarmusch dirige y firma el guion de la película, centrada en Adam, un músico underground que se reúne con la mujer que ha amado durante siglos, después de que ella haya sufrido una depresión a causa del rumbo que está tomando la sociedad humana...

Mia Wasikowska, John Hurt, Jeffrey Wright y Anton Yelchin completan el llamativo reparto. 'Only Lovers Left Alive' se estrena en varios países europeos entre diciembre y principios de 2014, sin embargo aún hay fecha para España --ni para Estados Unidos, curiosamente--. Si fuera 'La saga Crepúsculo: Sol de medianoche' o 'Cincuenta sombras de Drácula' ya habría llegado a nuestras carteleras y estaría en marcha la siguiente entrega; lamentablemente así funciona el negocio. Parece que, por mucho que se diga lo contrario, la gente no demanda películas diferentes y atrevidas...

Leer más »

Rooney Mara se incorpora a la nueva película de Soderbergh y Tom Hiddleston a la de Jim Jarmusch

14 Comentarios
Rooney Mara se incorpora a la nueva película de Soderbergh y Tom Hiddleston a la de Jim Jarmusch

Esta semana se han producido importantes cambios en los repartos de dos interesantes proyectos. Empezamos con ‘Side Effects’, que prepara Steven Soderbergh. El mes pasado os comenté que el realizador había encontrado a los tres protagonistas de su nuevo trabajo, Jude Law, Channing Tatum y Blake Lively. Sin embargo, la actriz, famosa por la serie ‘Gossip Girl’, ha sido sustituida por Rooney Mara, nominada al Oscar por su trabajo en lo último de David Fincher, la impecable ‘Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres’ (‘The Girl with the Dragon Tattoo’). Catherine Zeta-Jones también figura en el elenco de este drama escrito para la gran pantalla por Scott Z. Burns que comienza a rodarse en abril. La trama: una joven (Mara) se hace adicta a una nueva droga que empieza a consumir por el estrés que le produce la inminente salida de la cárcel de su marido (Tatum).

La otra producción que ha cambiado a uno de sus protagonistas es ‘Only Lovers Left Alive’, el nuevo trabajo de Jim Jarmusch. Esta romántica historia de vampiros iba a contar con Michael Fassbender pero el actor, uno de los más solicitados del momento, ha abandonado el proyecto y dejado su sitio a Tom Hiddleston, famoso por encarnar a Loki, el villano de ‘Thor’ y ‘Los Vengadores’ (‘The Avengers’). Hiddleston se suma así a un reparto en el que figuran Mia Wasikowska, Tilda Swinton y John Hurt, de momento. Esta producción avanza más lentamente y no está previsto que el rodaje comience hasta finales de año. Del argumento se sabe que gira en torno al amor de dos personajes durante siglos, mientras el mundo se derrumba. Quiero verla ya.

PD: Hiddleston tiene un papel secundario en ‘War Horse’, lo último de Steven Spielberg, que se estrena por fin este viernes en España.

Vía | Deadline y ComingSoon

Leer más »
Publicidad

Jim Jarmusch, juglar americano

28 Comentarios
Jim Jarmusch, juglar americano

“Una gran cantidad de poetas vive también en los márgenes de aceptación social, ciertamente no están en esto por dinero. William Blake – sólo su primer libro se publicó legítimamente.”

Las cosas son como son, y no tienen por qué ser de otra manera. Si un cineasta como Jim Jarmusch es, desde hace más de tres décadas, la máxima figura representativa de cierto tipo de cine americano, cuya obra no goza precisamente de un conocimiento profundo por parte de las masas de espectadores ávidas de entretenimiento los fines de semana, con una innegable aureola de “raro” o “extraño” (luego veremos que esa fama es tan injusta y absurda como tachar de simbólico a Bergman o de aburrido a Malick), apreciado por los “elitistas” festivales de cine y considerado por muchos cinéfilos (como yo mismo) como un cineasta esencial; todo ello, digo, retrata muy bien el dantesco mundo del cine industrial, para el que los directores más acomodaticios, más dispuestos a agradar al espectador, muchos de ellos con talento pero desaprovechado, son más importantes o dignos de mención que los que disponen de un mundo propio (es decir, los que son verdaderos creadores) y de una concepción propia del cine y del hombre.

Jarmusch, director de once largometrajes (uno de ellos un magnífico documental sobre Neil Young, pues Jarmusch es un melómano incurable), seis videoclips y cuatro cortometrajes, conocido por su aspecto de hombre tranquilo y pelo plateado, es tan consustancial a lo mejor (lo más estimulante, lo más valiente, lo más vanguardista) del cine americano de los últimos tiempos como otros grandes nombres (y a nadie le sorprenderá que nombre aquí a David Lynch, Terrence Malick, Paul Thomas Anderson, Jonathan Demme, John Carpenter, Gus Van Sant, y en menor medida otros como Spike Lee, Todd Solondz, Richard Linklater, Todd Haynes, entre otros investigadores de territorios conquistados por John Cassavetes, Dennis Hopper y Francis Coppola), un juglar de la América del siglo XX y principios del XXI, que observa su país con una mezcla del extrañamiento del extranjero y de la mirada del poeta ermitaño, de quien se ha dicho que dirige películas como un músico de jazz interpreta una melodía.

Leer más »

'El tiroteo', el western como teatro del absurdo

33 Comentarios
'El tiroteo', el western como teatro del absurdo

La premisa parece la de un western cualquiera puesto que tenemos a una mujer misteriosa que busca venganza y que recibirá el apoyo de pistoleros, tenemos a un hombre misterioso que les sigue….Pero la glosa de las obras más representativas del western la está haciendo Alberto Abuín en este blog y no incluirá esta película por, precisamente, su carácter inusual y desafiante, alejado de los cánones y de cualquier intención argumental. Pero aquí terminan los elementos del género puesto que esta película dirigida en 1967 es uno de los grandes clásicos de la contracultura, servidos por el maestro Monte Hellman. ‘El Tiroteo’ casi su propio género, un western improbable más parecido a una obra del teatro del absurdo (sospecho que no solamente Samuel Beckett está en las influencias de esta película sino también aquel Eugene Ionesco que escribiera ‘Jacques ou la Sumission’) que a un relato basado en la firmeza expositiva y los alcances alegóricos surgidos de la coherencia narrativa. Porque nada de lo que aquí ocurre es usual o coherente, ya sea el hermoso y todavía extraño final, en el que el tiroteo y la muerte están narrados con un estatismo alucinógeno.

Por supuesto, es una película en el que se puede rastrear todas las características del cine norteamericano de finales de los sesenta porque el equipo es y rezuma Nuevo Hollywood por los cuatro costados.: el protagonismo recae sobre unos excelentes Warren Oates y Jack Nicholson, el guión lo escribió Carol Eastman, que luego escribiría ‘Mi vida es mi vida’ para el mismo Nicholson y su director, Monte Hellman, es el autor del clásico de culto ‘Two-Lane Blacktop’ (id, 1971), obra maestra y paradigma de un cine norteamericano secreto más cerca de los experimentos vanguardistas europeos que de una tradición genuinamente norteamericana, además de punto de ruptura para la película de carretera contracultural modelada tras el éxito de ‘Easy Rider’.

Leer más »

'El americano', el silencio de un hombre

33 Comentarios
'El americano', el silencio de un hombre

George Clooney protagoniza ‘El americano’ (‘The American’, 2010), en el papel de un fabricante de armas para asesinos a sueldo que se ve obligado a ocultarse en un tranquilo pueblo de las montañas italianas para evitar las consecuencias del último estropicio que causó tratando de defender su anonimato. Una vez allí, recibirá un encargo que irá cumpliendo poco a poco y así, durante la estancia, desarrollará relación con algunos de los habitantes de Castel del Monte, a pesar de que en su profesión se desaconsejan las amistades.

Anton Corbijn es fotógrafo y realizador de videoclips y de spots publicitarios. Y todo ello se percibe en este film de espíritu e intenciones contemplativas. El holandés, que había dirigido anteriormente ‘Control’, consigue bellísimos planos paisajísticos, tanto en los nevados bosques suecos del inicio, como en las intrincadas carreteras y los amaneceres nublados del transcurso. Corbijn hace un admirable retrato del pueblo y de sus costumbres, que nos recordarán mucho a los del rural español. Como guiño a su persona, Corbijn cambia la tapadera del protagonista, que en la novela pintaba mariposas —elemento que mantiene en otra forma—, para convertirlo en un falso fotógrafo.

Leer más »

57º Festival de San Sebastián: hipnótica 'Los límites del control', irregular 'Hadewijch' y falsa 'Yo, también'

10 Comentarios
57º Festival de San Sebastián: hipnótica 'Los límites del control', irregular 'Hadewijch' y falsa 'Yo, también'

Amaneció hoy gris en San Sebastián. Temía yo que a las 8 de la mañana, y con la playa a cien metros, soplara una rasca de campeonato. Pero nada de eso. Se estaba bastante bien. Y ya por la tarde bochorno del bueno. De hecho, mientras escribo estas líneas tengo la ventana abierta y dejando entrar un poco el fresco, porque parece que estemos en agosto. Sí, Mariano, el cambio climático es una realidad, y trágica.

Cambiando de tema. Me llama la atención que mientras en los cines dejan entrar a la gente una vez comenzada la película (al contrario que en los teatros, sana costumbre), en un festival como este no dejan entrar a los críticos que llegan tarde. Tal prohibición debería aplicarse, a mi entender, en todas las salas de cine del mundo, porque es una falta de respeto de los dueños del cine para con la gente que ha llegado a su hora y se tiene que j… porque el desaprensivo de turno está buscando su butaca en medio de la oscuridad.

Leer más »
Publicidad