Publicidad
Publicidad

RSS King Kong

Empezamos este no demasiado largo (pero sí, espero, capaz de aglutinar toda una serie de estilos, constantes y formas de lo mejor de este amplio y generoso género, muchas veces desdeñado, pero el único capaz de convertir a este desgraciado mundo en un lugar un poco más habitable, y que no por proponer una intensidad o una emoción es menos denso, existencialista o terrible…) ciclo de Gran Cine de Aventuras con la que probablemente es una de las fantasías más famosas de la entera historia del cine, pese a que, me temo, las nuevas generaciones la tienen bastante olvidada. Y eso que el monstruo Kong es uno de los más grandes iconos culturales del siglo XX. Pero ese es, en parte, uno de los objetivos de este ciclo apasionado: volver a algunos títulos que quizá no son de dominio público, y procurarles la mayor curiosidad posible, para que se afane en el visionado de películas extraordinarias como esta, cuyas imágenes pertenecen, por derecho propio, a lo más importante del cine de todos los tiempos, no solamente del cine de aventuras, también del complejo cine de fantasía, y cuyo sustrato bebe, como ya veremos, de algunas ficciones literarias insoslayables y totalmente reconocibles.

También de un momento histórico, de unas coordenadas sociales y de una atracción por lo extraño y tenebroso que es, en esencia, la pura aventura. ‘King Kong’ (id, Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack no acreditados, 1933) es, como todas las películas legendarias, varias películas en una: un melodrama romántico arrasador, un filme de terror de una atmósfera nunca superada, una película sobre el cine y sobre la (i)rresponsabilidad del cineasta, una estremecedora parábola sobre la incursión violenta del hombre en la naturaleza (que termina violada y destruida por la estúpida ambición humana), un incisivo poema sobre el erotismo y la sensualidad nunca consumada. Y, además de todo ello, una narración de gran riqueza de imaginación y capacidad de extrañamiento, que cambió para siempre la concepción de lo grandioso y lo épico. Volviéndola a ver, accede uno a un territorio nunca explorado, ni antes ni después, en el que la aventura se convertía en expresión luminosa de lo más terrible y lo más bello del mundo y del ser humano.

A finales del siglo XIX, el anhelo del público por descubrir lugares inexplorados, terrenos fértiles y vírgenes, junglas frondosas en las que habitaran todo tipo de criaturas extrañas, era realmente enorme. Relatos literarios de Arthur Conan Doyle (sobre todo, el proberbial ‘El mundo perdido’), Edgar Rice Burroughs con su también proverbial ‘Tarzán de los monos’, habían excitado la imaginación de los nuevos urbanitas, habitantes de las nuevas mega ciudades de Estados Unidos, y que habían dejado atrás su conexión con el mundo natural. A esto se unió la obsesión de Merian C. Cooper por los simios desde finales de los años veinte, y la posibilidad de hacer una gran película sobre gorilas desde su abandono de la Paramount y su fichaje por la mítica RKO al amparo del no menos mítico David O. Selznick. Aunque la Gran Depresión todavía hacía estragos, O’Selznick le prometió a Cooper que su película se haría, y después de mucho trabajo en el guión, y de haberse titulado al proyecto ‘La octava maravilla del mundo’, la película se hizo realidad con unos costes no demasiado elevados para un rodaje que se prolongó durante más de ocho meses.

El asombro de una obra maestra sobrecogedora

Repasando brevemente la apasionante historia de la Radio-Keith-Orpheum Pictures (la RKO), es impresionante su lista de títulos en treinta años de existencia (1929-1959), desde los musicales de Fred Astaire y Ginger Rogers, pasando por ‘La mujer pantera’ (‘Cat People’, Jacques Tourneur, 1942) o ‘Yo anduve con un zombi’ (‘I Walked with a Zombie’, Jacques Tourneur 1943) y llegando, entre otras muchas, al asombro de ‘Ciudadano Kane’ (‘Citizen Kane’, Orson Welles 1941). Y, personalmente, creo que ‘King Kong’ está a la altura de la película de Welles dentro de su terreno, pues su grandeza visual, sus logros técnicos-narrativos, la profundidad de sus caracteres y su discurso moral, es equivalente. Y mientras ‘Ciudadano Kane’ es un colosal retrato de una personalidad, de una época y de una sociedad, la película de Cooper y Schoedsack es un luctuoso, casi lúgubre viaje de pesadilla hacia los confines de la imaginación, la demente empresa de un director (el personaje de la película) al interior de un mundo salvaje que ya no somos capaces de comprender, y cuyas maravillas nos sobrecogen, nos atraen y nos repelen al mismo tiempo.

Cuando afirmo que ‘King Kong’ es una joya imperecedera dentro del cine de aventuras de todos los tiempos es porque, a mi entender, plantea un contínuo secuencial que literalmente no permite respiro al espectador. Siempre está pasando algo “físicamente”, y la mayoría del tiempo también está pasando algo “psicológicamente”. Demasiadas películas (y novelas…) se nos venden como ejemplos de aventuras, y el trenzado de situaciones y eventos aventureros es muy endeble o simplemente no existe. Pero aquí, una vez que el director Carl Denham encuentra a su actriz soñada para protagonizar su locura de película, la acción no se detiene en ningún momento, y ninguna secuencia sobra, como no sobra imagen ni sonido alguno, en una estructura emocional impresionante, que representa en el ánimo del espectador, sin la menor exageración, una escalada de tensión luejo contextualizada por la subida del gran gorila a lo alto del Empire State Building (recién construido por aquellas fechas). Literalmente, flotamos y sentimos un vértigo semejante al de la actriz raptada porque desde el principio de la historia percibimos psicológicamente las sensaciones de este personaje, y no abandonamos esa percepción hasta el final, mérito de la puesta en escena y el ritmo de los directores.

Pero también es obligado rendir pleitesía a unos efectos especiales asombrosos, tanto en lo que se refiere al diseño y modelado de las muy variadas criaturas que aparecen, como de su expresividad, pues realmente con muy poco esfuerzo de nuestra parte podemos creernos el espectáculo dantesco que ocurre ante nuestros ojos. Ahora muchos verán estos efectos y los encontrarán ingenuos o, con suerte, entrañables. Pero el nivel de stop-motion alcanzado es alucinante, y la interacción con las imágenes reales (un complicadísimo proceso de fotomontaje) digna de todo elogio. Tanto es así que ochenta años después de su realización, la historia sigue arrastrándote, mérito también de un diseño de producción brillante, que nos traslada a la Isla Calavera y al Nueva York del art decó como nunca después lo ha hecho nadie, estremecidos por la historia del simio gigante al que apresan y llevan a su perdición. Y es que la muerte final de Kong hace presa del ánimo del espectador como pocas cosas he visto yo en mi vida, en una catarsis que nos devuelve los ojos alucinados de la infancia, porque eso es la gran aventura: regresar a ese estado infantil en el que descubrimos la muerte de la inocencia, la barbarie de la civilización, el nacimiento de la sensualidad y el erotismo en su estado más primario.

Y no es para menos lo del erotismo, gracias a la presencia de una bellísima Fay Wray. La actriz canadiense encarna a una mujer de altísima sensualidad aún hoy día, y mucho más como es lógico a principios de los años treinta. Ella es la viva imagen de la inocencia, la dulzura y el sexo en estado primigenio (nunca mejor dicho), y nosotros somos también el Kong enamorado, obsesionados con esa imagen de posesión de la rubia definitiva arrebatada en el último momento. Claro que la formidable fotografía en blanco y negro de Edward Linden , J.O. Taylor, Vernon L. Walker y Kenneth Peach (no acreditado), con aspecto de imagen 1.37:1, a pesar de lo envejecido de su técnica, captura con toda la fuerza posible la peripecia narrada por los directores, capaces de construir algunas imágenes (Kong encadenado con el anfiteatro en primer término, Kong subido a un árbol y tratando de alcanzar a su amada rubia, la pelea entre los gigantes monstruosos, el “paseo” de Kong por la Gran Manzana) que dejan con la boca abierta hoy día, por su insuperable mezcla de espectáculo y sensibilidad, por la mirada compasiva y elegíaca de los directores, culminada por una imponente música de Max Steiner.

En definitiva

¿Hace falta decirlo? Considerar a otras películas muy inferiores a esta como “obras maestras” es casi un crimen de lesa humanidad. La grandiosidad épica, la riqueza de imaginación, la capacidad de extrañamiento, la atmósfera perturbadora que casi puede tocarse con los dedos, la construcción dramática (del verbo griego dram, que significa acción, palabra que la mayoría de los directores, aunque la digan al inicio de cada toma, no comprenden en absoluto), la ambigüedad moral y sexual de la historia, la belleza de los personajes, todo ello convierte a ‘King Kong’ en una joya excepcional, de las más impresionantes de todos los tiempos.

'Godzilla vs. King Kong' es oficial: el combate de monstruos llegará en 2020

14 Comentarios
'Godzilla vs. King Kong' es oficial: el combate de monstruos llegará en 2020

El alocado proyecto ya es oficial: King Kong y Godzilla cruzarán sus caminos en una película que se estrenará en 2020. Warner Bros. y Legendary Pictures han confirmado la información filtrada el mes pasado publicando una nota de prensa donde anuncian que el duelo entre los dos populares monstruos será la culminación de una peculiar saga iniciada con el reboot de 'Godzilla' estrenado en 2014.

Aquello fue el comienzo; 'Kong: Skull Island' es el siguiente paso en 2017, 'Godzilla 2' llegará en 2018 y el clímax será 'Godzilla vs. King Kong' dos años después. A ver cómo plantean un enfrentamiento tan descompensado; imagino que en la precuela sobre el mítico gorila gigante (cuyo rodaje arranca la semana que viene) agrandarán sus dimensiones para que pueda pelear con el kaiju de origen japonés... O quizá recurran al tópico de que el tamaño no importa, dándole una vuelta al eslogan que usaron en el tráiler de la 'Godzilla' de Roland Emmerich:

Leer más »

¡King Kong contra Godzilla! Hollywood ya prepara la película

11 Comentarios
¡King Kong contra Godzilla! Hollywood ya prepara la película

Era inevitable: King Kong peleará contra Godzilla en un futuro cercano. Legendary se separó de Warner Bros. para comenzar en 2014 una nueva alianza con Universal Pictures; sin embargo, el estudio de Thomas Tull ha llegado a un acuerdo con Universal para volver a trabajar con su antiguo socio en el proyecto de 'Kong: Skull Island' (una precuela con Tom Hiddleston). Esta maniobra tiene como objetivo cruzar al gigantesco simio con Godzilla, propiedad de Warner.

Como muestra la imagen de arriba, los monstruos ya se enfrentaron antes en la gran pantalla. El primer duelo ocurrió en 1962 gracias al mítico estudio Toho y estuvo dirigido por Ishirō Honda; más abajo os he dejado el póster y el tráiler de su estreno en Estados Unidos. Para bien y para mal, el remake no tendrá prácticamente nada que ver, será un blockbuster de Hollywood en toda regla. La cuestión es: ¿puede triunfar algo como 'King Kong vs. Godzilla'... con un enfoque serio y realista?

Leer más »
Publicidad

'Kong: Skull Island': Toby Kebbell, Brie Larson y el guionista de 'Jurassic World' se unen a la precuela de King Kong

10 Comentarios
'Kong: Skull Island': Toby Kebbell, Brie Larson y el guionista de 'Jurassic World' se unen a la precuela de King Kong

El fracaso en taquilla de 'Cuatro Fantásticos' (que acaba de estrenarse en España) marcará probablemente la carrera de su director pero parece que los protagonistas están a salvo. Toby Kebbell, que encarna al Doctor Doom en dicha película y antes al violento Koba* en 'El amanecer del planeta de los simios', acaba de incorporarse a otra superproducción: 'Kong: Skull Island', precuela de 'King Kong'. También está en 'Warcraft' y el remake de 'Ben-Hur', no le falta trabajo al inglés.

Él y Brie Larson —espléndida en 'Las vidas de Grace' ('Short Term 12')— son las últimas novedades en un reparto liderado por Tom Hiddleston y al que podrían sumarse Samuel L. Jackson y John C. Reilly (sustituyendo a J.K. Simmons y Michael Keaton, que abandonaron cuando se pospuso la filmación). Asimismo, Universal y Legendary Pictures han fichado a Derek Connolly, guionista de 'Jurassic World', para que realice una última reescritura del libreto antes del rodaje (en octubre).

Max Borenstein, John Gatins y Dan Gilroy trabajaron previamente en el guion, que recordemos va a llevar a la gran pantalla Jordan Vogt-Roberts (director de 'The Kings of Summer'). El estreno de 'Kong: Skull Island' está previsto para el 10 de marzo de 2017.

*Os dejo un vídeo sobre la labor de interpretación de Kebbell dando vida al simio:

Leer más »

'Kong: Skull Island', la precuela de King Kong llegará en 2017

16 Comentarios
'Kong: Skull Island', la precuela de King Kong llegará en 2017

Mala noticia para los más interesados en la precuela de 'King Kong'. Como recordaréis, el pasado mes de septiembre se informó que Legendary y Universal Pictures habían fichado a Tom Hiddleston para encabezar el reparto de la película, titulada 'Skull Island' y prevista para el 4 de noviembre de 2016. El plan ha sido modificado: el proyecto es rebautizado como 'Kong: Skull Island' (ya suena a franquicia, ¿verdad?) y se estrenará unos meses más tarde, el 17 de marzo de 2017.

Quizá para evitar que el retraso pueda ser entendido como una señal de que la producción no está avanzando como debería, los estudios han decidido revelar una primera sinopsis oficial. A ver qué os parece:

En la línea de su blockbuster 'Godzilla', Legendary Pictures presenta una atrevida nueva visión del mito de otra icónica bestia con 'Kong: Skull Island', que protagoniza Tom Hiddleston ('Los Vengadores' y la saga 'Thor').

Dirigida por Jordan Vogt-Roberts ('The Kings of Summer') y escrita por John Gatins ('Flight') y Max Borenstein ('Godzilla'), 'Kong: Skull Island' sumergirá por completo a los espectadores en el misterioso y peligroso hogar del rey de los simios mientras un equipo de exploradores se aventura por las profundidades de la traicionera y primitiva isla. La historia de Legendary honra las bases del tradicional King Kong, pero llevándolo a una línea temporal totalmente nueva y diferente.

PD: Universal también ha puesto fecha a lo próximo de Zhang Yimou, un drama sobre la Gran Muralla China. Se estrenará el 23 de noviembre de 2016.

Vía | Comingsoon

Leer más »

Tom Hiddleston protagonizará 'Skull Island', una precuela de 'King Kong'

11 Comentarios

Tom Hiddleston será la estrella del reparto de 'Skull Island', uno de los proyectos que más dio que hablar en la pasada Comic-Con de San Diego, donde fue anunciado por Legendary. Se trata de una precuela de 'King Kong' que explorará los orígenes de la isla donde es hallado el extraordinario gorila y otros monstruos fantásticos.

Además de atar al protagonista, el estudio ya ha contratado también a un director; el favorito era Joe Cornish pero finalmente será Jordan Vogt-Roberts, responsable de la comedia dramática 'The Kings of Summer' (2013), uno de los títulos "indie" más aplaudidos del año pasado, quien se ocupará de trasladar a la gran pantalla una historia original escrita por Max Borenstein. Es el guionista del remake de 'Godzilla' (Gareth Edwards, 2014) así que la jugosa posibilidad de cruzar a King Kong con esa otra popular criatura en una próxima película ya debe haber sido planteada...

Universal Pictures se encargará de estrenar 'Skull Island', la fecha prevista es el 4 de noviembre de 2016. Antes veremos a Hiddleston en 'Crimson Peak', lo nuevo de Guillermo del Toro, 'High-Rise', una adaptación de la obra de J.G. Ballard a cargo de Ben Wheatley, y lo que le tiene ocupado actualmente, 'I Saw the Light', un biopic de Hank Williams. Si queréis ver cómo se desenvuelve interpretando al músico en directo, pinchad aquí.

Vía | Hollywood Reporter

Leer más »

Míticos monstruos cinematográficos y su tamaño, la imagen de la semana

7 Comentarios
Míticos monstruos cinematográficos y su tamaño, la imagen de la semana

El estreno de 'Godzilla' (Gareth Edwards, 2014) hace unas semanas ha vuelto a traer a primera línea a los monstruos cinematográficos y, de paso, ha hecho renacer las esperanzas en que 'Pacific Rim 2' salga finalmente adelante. Es por tanto un gran momento para que los monstruos cinematográficos sean los protagonistas de la imagen de la semana, esa sección de Blogdecine en la que cada semana os traemos el vídeo o la imagen más destacada que hemos encontrado en la red durante los últimos siete días.

En esta ocasión os traigo una detallada infografía centrada en varios míticos monstruos cinematográficos, más concretamente sobre su tamaño. También hay espacio para las anécdotas o frases características de las películas en las que aparecieron. 'El retorno del Jedi' ('Return of Jedi', Richard Marquand, 1983), 'King Kong' (Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack, 1933) o 'Pacific Rim' (Guillermo del Toro, 2013) son sólo algunos de los títulos protagonistas de hoy.

Leer más »
Publicidad

"¡Mamá, hay un monstruo en mi fotograma!", 15 criaturas de cine (y II)

14 Comentarios
"¡Mamá, hay un monstruo en mi fotograma!", 15 criaturas de cine (y II)

Después de haber desgranado ayer ocho de esas quince categorías en las que John Landis clasifica al cine de monstruos en ese recomendadísimo libro que es 'Monsters in the Movies', continuamos hoy allí donde lo dejábamos con estas segunda entrada dedicada a repasar lo más granado que la historia del cine nos ha dejado en lo que a criaturas se refiere. Y lo hacemos comenzando por uno de las primeras citas llamadas a estimular la imaginación de nuestros bisabuelos —y de muchas generaciones posteriores— allá por la tercera década del siglo XX.

Leer más »

Gran Cine de Aventuras: 'King Kong', la imaginación hecha imágenes y sonido

52 Comentarios
Gran Cine de Aventuras: 'King Kong', la imaginación hecha imágenes y sonido

Empezamos este no demasiado largo (pero sí, espero, capaz de aglutinar toda una serie de estilos, constantes y formas de lo mejor de este amplio y generoso género, muchas veces desdeñado, pero el único capaz de convertir a este desgraciado mundo en un lugar un poco más habitable, y que no por proponer una intensidad o una emoción es menos denso, existencialista o terrible…) ciclo de Gran Cine de Aventuras con la que probablemente es una de las fantasías más famosas de la entera historia del cine, pese a que, me temo, las nuevas generaciones la tienen bastante olvidada. Y eso que el monstruo Kong es uno de los más grandes iconos culturales del siglo XX. Pero ese es, en parte, uno de los objetivos de este ciclo apasionado: volver a algunos títulos que quizá no son de dominio público, y procurarles la mayor curiosidad posible, para que se afane en el visionado de películas extraordinarias como esta, cuyas imágenes pertenecen, por derecho propio, a lo más importante del cine de todos los tiempos, no solamente del cine de aventuras, también del complejo cine de fantasía, y cuyo sustrato bebe, como ya veremos, de algunas ficciones literarias insoslayables y totalmente reconocibles.

También de un momento histórico, de unas coordenadas sociales y de una atracción por lo extraño y tenebroso que es, en esencia, la pura aventura. ‘King Kong’ (id, Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack no acreditados, 1933) es, como todas las películas legendarias, varias películas en una: un melodrama romántico arrasador, un filme de terror de una atmósfera nunca superada, una película sobre el cine y sobre la (i)rresponsabilidad del cineasta, una estremecedora parábola sobre la incursión violenta del hombre en la naturaleza (que termina violada y destruida por la estúpida ambición humana), un incisivo poema sobre el erotismo y la sensualidad nunca consumada. Y, además de todo ello, una narración de gran riqueza de imaginación y capacidad de extrañamiento, que cambió para siempre la concepción de lo grandioso y lo épico. Volviéndola a ver, accede uno a un territorio nunca explorado, ni antes ni después, en el que la aventura se convertía en expresión luminosa de lo más terrible y lo más bello del mundo y del ser humano.

Leer más »

Ciclo: Gran Cine de Aventuras

50 Comentarios
Ciclo: Gran Cine de Aventuras

Hace muy poco comentaba yo lo flojita y poco afortunada que me parece (a pesar de la excelente música del genio Polidouris, al que no creo que haga falta volver a llenar de elogios), la primera adaptación al cine del personaje por excelencia del subgénero de aventuras llamado “de espada y brujería”, que de espada tenía muy poco y de brujería menos aún, por no decir de aventura. Desde hoy, y hasta el día que se estrene la nueva ‘Conan, el bárbaro’ (‘Conan the Barbarian’, Marcus Nispel, 2011), por puro gusto personal, y porque así me sirve para hacer un repaso de algunas de las mejores constantes de este género desde los años treinta hasta la actualidad, vamos a hacer un ciclo de algunas películas de aventuras ejemplares, tanto en su fondo como, sobre todo, en su forma, que me reconcilian a mí casi todos los días con el hombre y con el cine, que me hacen aguantar un poco más de tiempo este mar grisáceo que es la vida, y que me llenan de energía, pasión y pura felicidad mezclada con pura melancolía.

Va a ser una docena larga de películas (salvo alteraciones de última hora, que pueden alargar o acortar la lista) con las que espero demostrar que el cine de aventuras (el bueno, el grande, el de verdad…) no es un género menor para distraerse los fines de semana. Mucho más que eso: es una droga sin la que no es posible vivir. Un opiáceo audiovisual, y al mismo tiempo una combustión que nos quema por dentro porque habla del hombre como no puede hacerlo ningún otro género. Desde la conciencia de que somos mucho más que seres que reptan por ciudades para ganarse el sustento perdiendo la dignidad, y que en cualquier momento podemos volver a echar mano de nuestro instinto de supervivencia, de nuestra sabiduría animal, de la piedra, la tierra, el fuego y los mares, del matar para sobrevivir, de la dignidad del ser por encima del tener. De la mortalidad como dignidad frente a Dios o los dioses (o lo que haya, como si es la Nada Eterna…casi mejor). De monstruos (como decíamos de pequeños), de piratas, de capitanes de navío, de cazadores, de pistoleros, de vagabundos, de reyes y príncipes, de locos, de solitarios guerreros, de hombres corrientes enfrentados a la naturaleza, de espadachines…

Leer más »

Naomi Watts, la mejor actriz de su generación

25 Comentarios
Naomi Watts, la mejor actriz de su generación

Existen criaturas cuya sola existencia hace el mundo menos lóbrego, y que son muy superiores al hombre mortal. Alguna actriz, posiblemente una actriz de habla inglesa, debía ostentar el rango de mejor actriz de su generación, pero que además sea una de las actrices más inteligentes, elegantes, y atractivas de la Historia del Cine, eso ya supone lo más cercano a un milagro. La nacida en Inglaterra, pero criada en Australia, de nombre Naomi Watts, que con 41 años puede ser la intérprete más dotada de su generación, podría haberse ganado la vida holgadamente, si lo hubiese deseado, como modelo. Suerte para el cine que no lo hizo.

Watts ejemplifica como pocas actrices una vida dedicada a la interpretación y una voluntad de hierro para llegar a donde ha llegado, después de muchos años de papeles mediocres, muy por debajo del talento incontenible de una muchacha de aspecto frágil pero presencia arrolladora. Su lucha en televisión y cine por alcanzar papeles de interés fue, hasta 2001, infructuosa, pero inasequible al desaliento, siguió adelante hasta que un día llamó a su puerta David Lynch con su 'Mulholland Drive', y por fin todo cambió, y esta sublime actriz empezó a demostrar de lo que era capaz.

Leer más »
Publicidad

Menú