Publicidad
Publicidad

RSS Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio

Hergé eligió a Steven como el único director que, según él, podía hacer una película basada en su trabajo (Stephen Sperry, productor ejecutivo)

Este pasado fin de semana hemos asistido a un aluvión de novedades en la cartelera. Y una de las posibles causas que planteábamos podía ser la de evitar coincidir con uno de esos títulos que, a priori, podrían convertirse en un éxito arrollador. ‘Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio’ se estrena en España el próximo viernes 28 de octubre y con sus credenciales, parece consagrada a atraer a las masas.

Motivos no faltan: trasladar a la gran pantalla las aventuras de un personaje conocido y con tanto potencial como Tintín, que lo haga Steven Spielberg –con todo lo que conlleva– ayudado en la producción por Peter Jackson, la música de John Williams… y realizada en animación en 3D con una técnica novedosa, utilizando actores reales. Como vemos el plato es muy suculento, así que para ir abriendo boca vamos a repasar algunos detalles de ‘Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio’, porque es el momento de zambullirse en el universo de Hergé (Georges Rémi) y su mítico personaje.

‘Las aventura de Tintín: El secreto del Unicornio’, sinopsis y reparto

No se le puede negar a Tintín y su espíritu aventurero ser uno de esos personajes que necesitaba una película a su altura para universalizarlo más si cabe. Aunque hay que reconocer que las historias ingeniadas por el belga Hergé son mucho más conocidas en Europa, aunque sin duda que Spielberg va a lograr que Tintín se convierta en un personaje más popular, en pleno siglo XXI.

En esta primera entrega (recordamos que Spielberg ha planeado la adaptación de las historias de Tintín en tres películas), el insaciable y joven periodista de simpático tupé Tintín y su fiel perro Milú descubren la maqueta de un barco que contiene un secreto explosivo. Como era de esperar, el intrépido reportero Tintín se ve arrastrado por el misterio y acaba siendo el centro de atención de un villano, Ivan Ivanovitch Sakharine, que cree que ha robado un valioso tesoro, vinculado a un pirata llamado Rackham el Rojo.

Con la inestimable ayuda de su inseparable amigo Milú, el cascarrabias del capitán Haddock y los detectives Hernánez y Fernández, Tintín viajará por medio mundo. Demostrará su inteligencia, su carácter intrépido en la dura persecución a la que es sometido, con el fin de encontrar el lugar donde se encuentra El Unicornio, el barco hundido que puede contener el tesoro y una antigua maldición.

Por cierto, cabe mencionar que esta primera entrega es una mezcla de los tres primeros libros del personaje (‘El cangrejo de las pinzas de oro’, ‘El secreto del Unicornio’ y ‘El tesoro de de Rackham el Rojo’).

Como indicamos al principio, la película siendo de animación en 3D para su realización ha contado con actores reales. Así nos encontramos con Daniel Craig (que encarna al villano), a Jamie Bell (Tintín), a la pareja de británicos formada por Simon Pegg y Nick Frost (como los torpes Hernández y Fernández), a Andy Serkis (capitán Haddock), o Tobby Jones (Silk).

El equipo técnico y de producción es de suficientes garantías como para entender que Spielberg ha apostado y muy fuerte por esta adaptación. Cuenta con su habitual colaborador en la parte musical: John Williams, además del montador Michael Kahn y la producción de Peter Jackson, además del propio Spielberg y su inseparable Kathleen Kennedy. Así que Sony Pictures tiene en ‘Las aventuras de Tintín’ una de sus principales apuestas del año y eso que el estreno se realiza de forma escalonada en distintos países. Y no llegará a las salas de Estados Unidos hasta la campaña navideña. Por suerte, en España será uno de los primeros países donde podremos desvelar el resultado obtenido por Spielberg.

Antedecentes de Tintín: una larga historia

Corrían los primeros años de la década de los ochenta cuando Spielberg ya se interesó por Tintín. De ahí surgió un primer intento de adaptación, y Hergé manifestó abiertamente que nadie mejor que el mago Spielberg para poder llevar a cabo la adaptación de sus historias, sin duda, con un alto potencial cinematográfico y muy a la medida del espíritu del propio Spielberg. Tras su fallecimiento, su viuda le cedió los derechos al director cumpliendo los deseos manifestados.

El respeto de Spielberg por el autor y el enorme potencial de las historias hicieron que el proyecto no se tomara a la ligera. El deseo era conseguir trasladar como se merecía el personaje a la gran pantalla. Durante mucho tiempo Spielberg tuvo en mente esta adaptación y llegado el momento, tres décadas después, buscó en Peter Jackson el aliado perfecto para embarcarse en la producción. También hay que reconocer que los distintas aproximaciones anteriores en el cine al universo de Tintín no fueron, precisamente, fructíferas ni consiguieron el éxito y el resultado que merece el original. Aquí lo tenían fácil, aún así han decidido apostar por hacer algo totalmente novedoso, que como se apunta en las imágenes y tráilers, puede resultar un nuevo bombazo en taquilla de Spielberg.

Por suerte, Peter Jackson es otro admirador de la obra de Hergé (que siempre ha tenido muchos interesados en adaptarlo, incluso Renny Harlin) y así se pusieron a trabajar para realizar una fanquicia, con tres títulos (al menos) y extraer el máximo partido a la tecnología, gracias al 3D y a través de la técnica de motion capture. Y no nos olvidemos que Jackson será el encargado de la dirección de la segunda entrega.

Para la preparación del guión contaron con la colaboración del británico Edgar Wright, además de Steven Moffat y Joe Cornish, siempre en estrecha proximidad con Fanny y Nick Rodwell, los encargados de velar por el legado del autor belga (Fundación Hergé).

Última tecnología para una animación en 3D

Tanto Spielberg como Jackson siempre han creído en la tecnología para desarrollar historias con novedosos efectos, pero sobre todo, para conseguir sorprender. En esta ocasión, una vez embarcada en la producción la apuesta fue por capturar la interpretación de actores reales y luego convertirla en animación tridimensional. Un reto complicado, alejado de los métodos tradicionales. En el set de rodaje, algo diferente a los habituales, pues era completamente blanco y gris, había unas 100 cámaras montadas en una cuadrícula colgada del techo capaces de capturar en 360º y renderizar esos datos en un espacio tridimensional. Todo fue encargado a la prestigiosa Weta Digital, empresa encargada de los efectos visuales de la trilogía de El señor de los anillos, X-Men y, próximamente, en las entregas de ‘El Hobbit’.

Además, se usaron ocho cámaras de vídeo de alta definición y luego un equipo técnico de animadores (además de los 200 que ya participaron durante el rodaje de las escenas en los estudios de Playa Vista, en California) se encargaron de plasmarlo en una creación digital. Siempre mimando cada detalle para no alejarse del espíritu de las viñetas originales de la obra de Hergé.

Cada uno de los humanos representados en ‘Las aventuras de Tintín’ es un actor que ha realizado una interpretación total, que resplandece a través del maquillaje digital.

El proceso de postproducción se alargó hasta los 18 meses, lo que muestra el enorme trabajo realizado y lo complicado que resultó. Hasta el punto que una vez concluido el film, se renderizó completamente una segunda vez para encajar el proceso digital en 3D.

Las primeras críticas ya demuestran que se trata de toda una aventura para toda la familia y ven muchas similitudes con las aventuras de Indiana Jones. Ahora bien, también me planteo en vez de realizar la adaptación en animación, ya puestos, y viendo el reparto, ¿qué hubiera conseguido Spielberg si se hubiera atrevido con un film de acción real? Seguramente algo más alejado de la fidelidad que siempre ha buscado al original, pero a lo mejor hubiese logrado profundizar más en la esencia del personaje y darle su particular visión. Veremos el resultado.

Cómic en cine: 'Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio', de Steven Spielberg

15 Comentarios
Cómic en cine: 'Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio', de Steven Spielberg

Heredado de una prima de mi madre, 'Tintín y el secreto del Unicornio' no sólo fue el primer álbum de la creación de Hergé que cayó en manos del que esto suscribe antes incluso de que supiera leer —inciso: resulta sorprendente como funcionan los resortes de la memoria, acabo de tener un claro recuerdo de cuando me fue entregado el citado cómic, hace casi treinta y cinco años...increíble— sino que, toda vez aprendí a juntar vocales y consonantes y saber lo que decían, fue el cómic que más y más veces leí y releí durante mi niñez. Y eso, como suele decirse, deja huella.

Una huella que hace cuatro años fue a darse de bruces con el primer filme de una pretendida franquicia a través de la que Steven Spielberg y Peter Jackson querían, en cierto modo, hacer aún más famoso y global al inquieto periodista creado por Georges Remi en 1929 y traducido a más de 70 lenguas y dialectos. Una primera entrega que, bajo el título de mi adorado álbum, fusionaba y reinterpretaba para la gran pantalla tanto éste como las aventuras que lo precedieron y sucedieron —'El cangrejo de las pinzas de oro' y 'El tesoro de Rackham el Rojo'— y que en aquél primer visionado el día de su estreno dejaba unas muy irregulares impresiones.

Leer más »

Oscar 2012 | Películas de animación: La ausencia de Tintin y la probable victoria de 'Rango'

39 Comentarios
Oscar 2012 | Películas de animación: La ausencia de Tintin y la probable victoria de 'Rango'

El Oscar a la mejor película de animación ha estado, con todo merecimiento, prácticamente monopolizado por Pixar en los últimos años, con lo cual cuando se anunciaban las nominaciones se daba por segura la identidad del título ganador. Sin embargo, este año se piensa que la Academia ha castigado a la productora por el bajón de nivel que ha supuesto ‘Cars 2’, una película que además, guste o no, se hizo para aprovechar lo popular que fue en venta de merchandising su predecesora. Y es que las películas nominadas eran seleccionadas por los animadores, con lo cual una cinta con un espíritu tan marcadamente comercial es hasta cierto punto entendible que se haya quedado sin ese añadido comercial que es incluir el ‘Película nominada al Oscar’ en las diferentes formas de explotación (¿quizá una futura megaedición especial en dvd y blu-ray con forma de coche que incluya las dos entregas?) que queden por exprimir.

Eso sí, la relativa sorpresa de su ausencia no es algo que deje a los fans de los Oscar con una incapacidad para determinar cuál es la favorita para llevarse el premio gordo, ya que se contaba con la presencia de ‘Cars 2’, pero para ser derrotada por alguna otra de las propuestas del pasado 2011. La cuestión era que un amplio sector daba como favorita a ‘Las aventuras de Tintin: El secreto del Unicornio’, algo entendible dado el prestigio de los implicados y lo mucho que había gustado la película a un amplio sector del público, pero he aquí que reapareció el purismo traicionero (el mismo que ha dejado a Andy Serkis sin una mísera nominacón hasta la fecha), y es que la técnica de animación empleada por la cinta de Spielberg no es del agrado de buena parte del gremio de animadores. Puede parecer una medida demasiado estricta, pero ya se sabía de antemano, llegándose a especular en su día con la posibilidad de que ni siquiera pudiera aspirar a la nominación, escollo que logró salvar, pero no los prejuicios del sector.

Una vez eliminadas ‘Cars 2’ y ‘Las aventuras de Tintin: El secreto del Unicornio’ ha surgido una corriente de opinión, sobre todo por los escandalizados por la no presencia de la adaptación de los personajes creados por Hergé, que señala, en modo despectivo, que hay varias nominadas para rellenar la lista de cinco candidatas. El hecho de que tras dos años colando una cinta de animación entre las nominadas a mejor película ninguna lo haya conseguido esta vez puede verse como una validación de esta queja, pero ¿hasta qué punto hay verdad en esas palabras?

Leer más »
Publicidad

'The Artist' es la mejor película de 2011 según los productores de Hollywood

28 Comentarios
'The Artist' es la mejor película de 2011 según los productores de Hollywood

Seguimos inmersos en la oleada de premios al mejor cine de 2011. Esta vez se trata de los galardones del gremio de productores norteamericanos (Producers Guild Awards o PGA) que se entregaron anoche en el hotel Beverly Hilton de Los Angeles. Y hay que apuntar otro triunfo para ‘The Artist’, que hace poco ganó tres Globos de Oro. La película de Michel Hazanavicius, una de las claras favoritas para triunfar en los Oscar 2012 junto a ‘Los descendientes’ (‘The Descendants’) y ‘La invención de Hugo’ (‘Hugo’), fue elegida por los productores de la industria norteamericana como la mejor del curso cinematográfico 2011. No he visto todavía los trabajos de Alexander Payne y Martin Scorsese, así que me alegro por este nuevo premio para ‘The Artist’, en mi opinión una de las 10 mejores películas del año pasado. Un dato curioso: en los últimos cuatro años, la favorita del gremio de los productores ha ganado luego el Oscar a la mejor película (‘No es país para viejos’, ‘Slumdog Millionaire’, ‘The Hurt Locker’ y ‘El discurso del rey’).

No es el único galardón que se entregó anoche. ‘Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio’ (‘The Adventures of Tintin’) fue elegida la mejor película de animación de 2011, repitiéndose el resultado de la gala de los Globos de Oro. Parece claro que la película de Steven Spielberg se llevará el Oscar a pesar de que se apostaba fuerte por ‘Rango’. También se eligió el mejor documental del año pasado y el premio fue para ‘Beats, Rhymes & Life: the Travels of a Tribe Called Quest’ de Michael Rapaport (conocido actor visto en ‘Poderosa Afrodita’ o ‘Copland’). Curiosamente, esta producción no aspira al Oscar, no estará entre las nominadas que se anunciarán el próximo día 24.

PD: ‘The Artist’ no llegó a los 5 primeros puestos en la encuesta de la mejor película de 2011 según los lectores de Blogdecine.

Vía | Hitfix

Leer más »

La mejor película de animación de 2011 según los lectores de Blogdecine es 'Las aventuras de Tintín'

30 Comentarios
La mejor película de animación de 2011 según los lectores de Blogdecine es 'Las aventuras de Tintín'

No cabía duda. La película de animación de 2011 más votada en esta encuesta por los lectores de Blogdecine es ‘Las aventuras de Tintín: el secreto del unicornio’ con 964 de los 3176 votos, es decir, algo más de un 30%. Jamie Bell pone la voz, los gestos y los movimientos a Tintín, en esta película dirigida por Steven Spielberg que tiene como título original ‘The adventures of Tintin: The secret of the Unicorn’ (2011). Andy Serkis interpreta al capitán Haddock, acompañado de Simon Pegg, como Hernández, y Nick Frost, como Fernández. Completan el resparto Daniel Craig en el papel de Sakharine, Toby Jones en el de Silk, Mackenzie Crook como Tom. El film se basa en los álbumes escritos e ilustrados por Hergé con los títulos ‘El secreto del unicornio’, ‘El cangrejo de las pinzas de oro’ y pequeños retazos de ‘El tesoro de Rackham el rojo’. En Blogdecine podéis leer tres críticas sobre esta película de animación.

Por detrás de ella están ‘Enredados’, la vuelta de tuerca de Disney a los cuentos de hadas, y ‘Rango’, el camaleón cachondo, en un quasi-empate, con 535 la primera y 534 la siguiente. ‘El gato con botas’, ‘Kung-Fu Panda 2’, ‘El ilusionista (l’illusionniste’) y ‘Río’ serían las siguientes.

Dentro de un par de días, aparecerá el recuento por la mejor actriz de 2011. Si todavía no habéis votado, aún estáis a tiempo. Al resto de las categorías que todavía no han sido recontadas también podéis seguir votando, como peor película, mejor director y mejor película. Ya podéis conocer quién se ha alzado como el mejor actor según los votantes de Blogdecine y cuál ha sido elegida por vuestros compañeros como mejor película española.

¿Ha ganado la que tú votaste o has ido en contra de la mayoría?

Leer más »

La mejor película de animación de 2011 según los lectores de Blogdecine

53 Comentarios
La mejor película de animación de 2011 según los lectores de Blogdecine

Queremos oír vuestra voz, vuestras opiniones son muy importantes para la configuración de Blogdecine. Por ese motivo y porque queremos ofreceros la oportunidad de participar no solo en la zona de “Respuestas”, sino también en los posts principales, os hemos consultado sobre la mejor película, el mejor director, los mejores intérpretes (mujeres y hombres) y la mejor película española. Ya se van terminando estas elecciones de Blogdecine y, casi en la recta final, llegamos a la penúltima votación.

Toca el turno a averiguar cuál es la mejor película de animación de 2011 según vuestra opinión. Tras dos consultas en el área de “Respuestas”, he elaborado la siguiente lista de diez títulos. No parece muy dudoso cuál va a ser la ganadora, pero es mejor no apostar por ninguna en voz alta o, mejor dicho, a la vista de todos, para que nadie llegue condicionado de antemano. Tampoco diré cuál es mi preferida para dejar que seáis vosotros quienes eligen.

Ya sabéis que, además de las diez posibilidades, que han sido las más mencionadas en esas respuestas, tenéis una casilla para votar otra, la que más os guste. Por si no tenéis claro cuáles entran en el año, más abajo, encontraréis una relación completa de los títulos de animación estrenados en España durante 2011. Recordad que no contarán como votos las menciones en los comentarios, sino únicamente lo señalado en el listado.

A continuación, el cuestionario para votar:

Leer más »

'Las aventuras de Tintín', una crónica del tedio

203 Comentarios

Ve el video en el sitio original.


Hola. El blockbuster ha muerto. O no. O quizás no ha muerto porque todo es retórica blockbuster: desde los esperados, aburridos pósters de una megaproducción destinada a los nerds que, como la clase media, somos todos, al parecer, porque eso es la cultura cinéfila actual: a bunch of geeks, true geek love y esas etiquetas que nos convierten a todos en fans ansiosos, felices, aplaudiendo en la comic-con o en nuestros ordenadores.

El caso es que yo, que soy un hombre mayor de unos 23 años y que ya no estoy para según qué trotes, fui a ver con mi mejor amigo, que es joven de alma y es mucho más alegre que yo, esta película última de Steven Spielberg, que al parecer es el Rey Midas del cine y todo lo que toca es magia o sea millones de dólares o sea hace soñar a la gente o sea enriquece las arcas de muchas corporaciones incluyendo DreamWorks SKG (y sus divisiones, Amblin Entertaiment ¡y su mítico logo! entre ellas), Universal Studios y Paramount Pictures, una compañía de Viacom, y alguna más. Jo, el mundo es feliz cuando los CEOs se van a casa habiendo hecho su trabajo y Steven Spielberg y su fábrica de sueños nos dan cosas con las que vivir y comer palomitas y comentar en nuestros foros de cine favoritos que el proyecto promete. Me encantan las promesas ¿promesas de qué? No sé, pues de ¡Tintín y Spielberg! Si no lo estabáis esperando, no tardaréis, es trending topic ahora mismo.

El caso es que, sí, Tintín. Empieza con unos títulos de créditos asombrosos. Y la banda sonora de John Williams. Lamentaré, lo lamentaré durante unos noventa minutos que pueden haber sido ciento cuarenta en mi vida, porque el tiempo es relativo y el sonido de John Williams irrelevante y tedioso, esta banda sonora a la que me siento con simpatía y perspicacia ¡y mira esos acordes! ¡y mira ese danzante y alegre trotar de la melodía de Williams! Luego la cámara se mueve. Dice Jordi Costa que la película tiene piezas de genio y no lo dudo, también que tiene una escritura visual distinta: es cierto. La cámara es una metáfora de todos sus defectos: no se detiene quieta, mira, Milú corre por ahí, mira, pasan dos coches pero la cámara se obsesiona con situarnos en medio de la acción.

Leer más »
Publicidad

'Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio', el retorno a la aventura clásica

40 Comentarios
'Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio', el retorno a la aventura clásica

‘Las aventuras de tintín: El secreto del unicornio’ (‘The Adventures of Tintim’, Steven Spielberg, 2011) ha sido un estruendoso éxito en Europa, donde se ha estrenado dos meses antes que en su país de origen, al que llegará todavía dentro de un mes. Es evidente que Steven Spielberg y Peter Jackson han querido comprobar los resultados taquilleros en el continente donde el personaje de Tintín, creado por Hergé, tiene una mayor popularidad. El éxito era lógico, si tenemos en cuenta que el famoso personaje llevaba esperando una adaptación cinematográfica desde que Spielberg hizo ‘En busca del arca perdida’ (‘Raiders of the Lost Ark’, 1981), que fue comparada con las aventuras del joven reportero metido a detective aventurero. A ello hay que sumar que la película la dirige el director más popular de todos los tiempos, y también que es un film de animación, género de gran aceptación en los últimos años.

El resultado está a la altura de las expectativas, tratándose de un cineasta como el director de ‘Tiburón’ (‘Jaws’, 1975), ya no sólo porque demuestra una vez más que sigue siendo uno de los mejores narradores que ha dado el séptimo arte, sino porque su primera incursión en este tipo de cine ha resultado mejor de lo que muchos esperábamos. Debo reconocer que de todos los proyectos en los que se ha metido Spielberg, éste era el que menos me ha interesado a priori, pero una vez metido en materia, la magia se ha apoderado de la función. Y por magia me refiero a esa señal perfectamente identificable, pero prácticamente indefinible, que viste a las grandes películas, aquellas capaces de transportarnos a otro mundo, tal y como ocurre con el presente film, que sin ser una obra maestra —tampoco lo necesita— supone uno de los mejores entretenimientos del año.

Leer más »

'Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio', arma de entretenimiento masivo

50 Comentarios
'Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio', arma de entretenimiento masivo

Desde el pasado viernes está en nuestras carteleras ‘Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio’ (‘The Adventures of Tintin’), la esperada adaptación de la obra de Hergé llevada a cabo por Steven Spielberg. Cuenta el célebre realizador estadounidense que tras estrenar ‘En busca del arca perdida’ (‘Raiders and the Lost Ark’, 1981), la crítica francesa enlazaba su película con las aventuras de Tintín. Spielberg no había oído nunca ese nombre (a pesar de ser muy popular en Europa), se puso al día enseguida, quedó cautivado, y tuvo la intención de hacer una película basada en las aventuras creadas por el artista belga. Consiguió los derechos, pero no encontró la manera de trasladar con justicia la magia de las viñetas de Hergé al cine. Unas dos décadas después, Peter Jackson, también admirador del personaje, convence a Spielberg de que la mejor manera de trasladar el cómic a la gran pantalla es con la tecnología de la captura del movimiento (o de la interpretación, que suena mejor); tras una visita al set donde James Cameron planifica el rodaje en 3D de ‘Avatar’, los realizadores deciden que ha llegado la hora del nuevo Tintín. Diversos contratiempos y desacuerdos económicos (los directores exigieron el 30% de las ganancias) retrasaron la producción, pero por el momento la operación es un éxito y ya se habla de la segunda parte, a la espera de que llegue a los cines de EE.UU., donde el personaje no es tan conocido.

Yo he sido fan de Tintín. Lo heredé de mi padre, que me compró todos los volúmenes editados con la esperanza de que me engancharan tanto como a él; así fue, recuerdo que no me cansaba de leerlos, en especial las aventuras que se inician en ‘Los cigarros del faraón’ (cuyo desenlace se encuentra en ‘El loto azul’) y ‘Las siete bolas de cristal’ (concluye en ‘El templo del Sol’). Y en algún momento, creo que al llegar al instituto, dejé a un lado mi colección de Tintín, hoy un adorno en la estantería de mi dormitorio como tantos otros tebeos (‘Mortadelo y Filemón’, ‘Astérix’, ‘Spider-Man’...). Recuerdo más o menos algunas historias, situaciones sueltas, pero lo que no se me olvida es la emoción de abrir un cómic protagonizado por el intrépido reportero creado por Hergé, de adentrarme en un estimulante relato lleno de intriga, acción y humor. Los ingredientes están en la película que ha dirigido Spielberg. Solo que en lugar de realizar una travesía en un sencillo y elegante velero, uno sube a bordo de un gigantesco trasatlántico de última generación. Impresionante, a su manera. Es un lujoso blockbuster animado que pretende asombrar con cada plano, lo que puede provocar cansancio en el espectador, arrastrado a una aparatosa aventura que no da respiro, que no deja tiempo para disfrutar del viaje.

Leer más »

'Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio', a mitad de camino

75 Comentarios
'Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio', a mitad de camino

Tintín es un personaje con una gran cantidad de fieles admiradores que idolatran sus aventuras y seguramente estarían deseosos de ver lo que podía ofrecernos ‘Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio’, pero yo no soy uno de ellos. Ya desde pequeño mi interés por el personaje rozaba lo inexistente y, dejando a un lado mi total predilección por Mortadelo y Filemón, nunca conseguí entender a los que preferían los cómics de Hergé a lo que Uderzo y Goscinny lograron con Asterix. Los años pasaron y mi desinterés por el personaje se tornó en algo que rozaba el odio cuando durante una asignatura de mi licenciatura tuvimos que analizar concienzudamente el álbum ‘Tintín en el Tibet‘. Tampoco ayudó descubrir los cómics de Gil Pupila, los cuales me interesaron infinitas veces más que los de Hergé. Con todo esto quiero dejar claro que yo no era el espectador idóneo para poder disfrutar de lo que Spielberg pudiera ofrecernos, pero decidí darle una oportunidad tras leer varias críticas halagadoras.

A estos problemas hay que añadir que la película utiliza una tecnología que yo considero poco mejor que un timo: La motion capture. Si hay algo cuya utilidad nunca terminé de entender es ¿Para qué rodar una película con actores y luego convertirlo todo en una cinta de animación? La búsqueda del hiperrealismo no es algo que me convezca convenza, porque pudiendo tener lo real no veo la gracia a querer aparentarlo. No obstante, eso es algo que ha conseguido desmontar ‘Las aventuras de Tintín: El secreto del Unicornio’ al obviar la mera búsqueda del verismo y combinarlo con acertados elementos cartoonescos a la hora de definir el look visual y las acciones de los personajes. Y eso es algo que sí que creo que haber utilizado la imagen real hubiese sido difícil de lograr sin caer en un absurdo que podría haber dañado seriamente la credibilidad de lo que estábamos viendo.

Leer más »
Publicidad

Menú

Lo nuevo en blogdecine

Ver más artículos