Publicidad
Publicidad

RSS Melancolía

La Tierra es malvada.

(Justine / Kirsten Dunst)

Lars von Trier logró su propósito, fue el centro de la octava jornada del festival de Cannes 2011. Presentó su nuevo trabajo, ‘Melancolía’ (‘Melancholia’), que fue muy bien recibida por la prensa (si hubo abucheos fueron totalmente neutralizados por los aplausos), y soltó una bomba en la rueda de prensa (“Entiendo a Hitler”), logrando la total atención de los medios, así como una reacción pública por parte del certamen, pidiendo disculpas por las declaraciones. Lo cierto es que no le hacía falta al danés crear ninguna polémica (quizá no puede evitarlo), con una película tan potente como la que ha presentado aquí en Cannes; de hecho, es probable que lo ocurrido le impida lograr su segunda Palma de Oro (ya la ganó hace diez años por ‘Bailar en la oscuridad’), cuando a partía como uno de los grandes favoritos.

De manera similar a ‘Antichrist’, ‘Melancolía’ arranca con un prólogo a cámara lenta; se trata de una serie de escenas poéticas, oníricas, acompañadas por la música de ‘Tristán e Isolda’ de Richard Wagner. En esta impresionante secuencia vemos que un gigantesco planeta se dirige al nuestro, destruyéndolo. Tras el título, comienza la primera de las dos partes en las que está dividida la historia, titulada “Justine”. Interpretada por una colosal Kirsten Dunst (nunca ha estado tan bella ni tan convincente como en este film), Justine se dirige al castillo donde va a celebrarse una fiesta con motivo de su boda con Michael (Alexander Skarsgard). Los novios parecen felices al principio, pero su retraso causa el primer reproche de su hermana, Claire (Charlotte Gainsbourg), y su cuñado, John (Kiefer Sutherland), quien no dejará de recordar que la costosa celebración se ha pagado con su dinero. Poco a poco, mientras los invitados se turnan para mostrar lo poco que les importa realmente la novia, ella se ve incapaz de mantener la máscara de la sonrisa, sintiéndose cada vez más incómoda, miserable y depresiva. Necesita ayuda, pero no encuentra más que egoísmo, incomprensión y rechazo. Está sola, abandonada en un mundo cuya destrucción llegará a desear.

La segunda parte se titula “Claire” y está centrada en la relación entre las dos hermanas y la extraordinaria aparición del planeta Melancolía. Justine ha vuelto a casa de Claire y John completamente hundida, pero conforme Melancolía se va acercando cada vez más a la Tierra, ella recupera gradualmente la serenidad y la lucidez, traspasando su crisis a Claire, que no puede evitar la desesperanza pese a los intentos de su marido por tranquilizarla con la versión oficial de los científicos más fiables, que aseguran que la colisión planetaria es prácticamente imposible. Intensa, imaginativa, cautivadora, ‘Melancolía’ es un amargo drama existencial mezclado con un oscuro cuento de hadas, una joya, cuya fuerza y belleza consiguen cubrir arritmias y flaquezas, que las tiene. Creo que el relato está algo descompensado, quizá por querer dividirlo en dos capítulos, en lugar de integrar de manera más fluida la trama del amenazante planeta en la de la tensa fiesta. Se hace difícil seguir con todo el interés el cambio de capítulo, pero pronto recupera el tono Von Trier y nos sumerge en una formidable intriga psicológica sobre la posibilidad del fin del mundo que ya quisieran filmar en Hollywood.

Es curioso que hayamos visto en Cannes unas sensacionales imágenes del espacio exterior firmadas por autores tan poco vinculados con los espectáculos de efectos visuales, la fantasía y la ciencia-ficción, como Terrence Malick y Lars von Trier. Se nota que el primero ha dispuesto de más presupuesto y más tiempo para pulir sus escenas, pero el segundo no se queda atrás a la hora de transmitir sensaciones con su imparable Melancolía. Pero al igual que ‘The Tree of Life’ recurría a la formación del cosmos o a dinosaurios para tratar cuestiones existenciales, el planeta creado por el cineasta danés que surge en los cielos de la Tierra es una excusa para desarrollar emociones y situaciones personales, íntimas, con la muerte en el horizonte. Mientras la solitaria Justine se enfrenta en el primer tramo del film a lo que podríamos llamar un apocalipsis interior, llegando a sentir fascinación por el azulado Melancolía (hay una escena en la que parece que trata de seducirlo, atraerlo hacia la Tierra), su hermana, integrada socialmente y madre de un hijo pequeño, se muestra débil y hundida ante el temor del fin del mundo. Con un reparto impecable en el que sobresale Dunst (en un papel que el danés escribió para Penélope Cruz, que presentó aquí ‘Piratas del Caribe 4’...), ‘Melancolía’ es una obra apasionante que emociona, inquieta, altera y provoca.

Había expectación por ver la rueda de prensa de ‘Melancholia’, y Von Trier no defraudó. Es absurdo lo que se ha montado, calificado de escándalo, cuando todos estaban deseando que llegara el danés para hacer algo inesperado, para animar el certamen. Pero es la pose de muchos, hacerse los escandalizados mientras se ríen por dentro, divertidos con lo ocurrido o saboreando la posibilidad de contar una “noticia”. ¿Qué pasó? Pues que Von Trier dijo esto: “Durante mucho tiempo pensé que era judío y me hacía muy feliz, hasta que apareció Susanne Bier, y de repente dejó de gustarme ser judío… Era broma… Perdón. Bueno, descubrí que no era judío, en vez de eso descubrí que en realidad era nazi, porque mi familia era alemana. Y eso también me gustó, así que, ¿qué puedo decir? Que entiendo a Hitler. Entiendo que hizo algunas cosas mal… Quiero decir que entiendo a la persona. No diría que Hitler es lo que llamamos una buena persona, pero sí, le entiendo y simpatizo con él… No digo que esté de acuerdo con la Guerra Mundial, ni contra los judíos. Ni siquiera estoy contra Susanne Bier. Estoy con ellos. Y digo esto igual que digo que los israelís son como un grano en el culo… ¿Cómo salgo de esto? De acuerdo, soy un nazi”.

Os aclaro que vi las imágenes en directo y me pareció bastante evidente que el director estaba tomándole el pelo a la prensa, pero al darse cuenta que quizá estaba metiendo la pata (a su lado, Kirsten Dunst parecía a punto de romper a llorar y/o desear darle un puñetazo), se empezó a liar y no supo cómo zanjarlo todo de manera que le entendieran, al mismo tiempo de resultar gracioso y polémico, que es justo lo que todos esperaban. Vi a un hombre nervioso y emocionado que intentaba explicar su trabajo y al mismo tiempo satisfacer las expectativas del festival, no a un completo gilipollas que va de genio, como se dice por ahí. Pero es mi punto de vista. Aparte del rollo antisemita, Von Trier dejó otras perlas, como que su próxima película será pornográfica, por el interés y la insistencia de Dunst, y que tras ver por primera vez ‘Melancholia’ pensó que “quizá era una basura”; también comentó que la película no trata del fin del mundo sino de un estado de ánimo, y que no recomienda verla porque se puede sufrir la misma tristeza que lo invadió a él. A la presentación de la película también asistieron John Hurt, Charlotte Gainsbourg, Udo Kier y Stellan Skarsgard, pero pasaron desapercibidos para la prensa, ocupados en el cineasta danés y la protagonista de la película.

Caviaro en Cannes (I)

Aprovecho esta entrada para iniciar una serie de cortos paréntesis, sustituyendo a mis habituales posdatas, en los que quiero acercar aún más al lector la experiencia de estar aquí en Cannes como acreditado por Blogdecine. Espero que os resulte ameno y curioso.

La primera foto que hice al llegar al Palais des Festivals, en la Croisette, el centro del certamen, donde pasa todo.

Faye Dunaway nos mira desde lo alto.

Desde ahí os estoy escribiendo ahora. Se accede a través de una de las dos salas para la prensa; una terraza estupenda, salvo por la cantidad de acreditados que no paran de fumar. Además tengo la gran suerte de que el viento siempre me permite aspirar el humo y saborear las cenizas.

Una de las colas en las que he estado, para entrar a la sala Debussy. Mucha gente, entre acreditados e invitados, hay que estar muy pronto (al menos media hora antes de la sesión) o te quedas sin sitio.

Estos días, Cannes es cine, pero también fiestas y lujo. Anoche estuve invitado en la Terrazza Martini y pasé un buen rato escuchando música en directo.

'Melancolía', interiores

14 Comentarios

Ve el video en el sitio original.

A Lars Von Trier le debemos muchas mujeres sufriendo. Demasiadas. ¿Cuantas calamidades pueden aguantar sus heroínas? ¿Qué era lo próximo para una heroína von trieriana? La humillación, la enfermedad, la incomprensión, el aislamiento. Parece que con 'Anticristo' (Antichrist, 2009) se quitaba de encima esa fama con un canto, extraño y a la vez perfectamente comprensible y hermoso, a una naturaleza que era capaz de derribarlo todo, aunque fuera por la muy poco singular vía de la locura. A Lars Von Trier debemos también muchas boutades y declaraciones, ya para muchos algo indistinguible de su obra, tan llena de experimentos como de pasos en falso. Lo que ocurre es que con su anterior película empezó una etapa francamente inspirada. Muchos conjeturamos, con cierto, comprensible desdén por tan insólito movimiento, que esa dedicatoria final que cerraba su odisea terrorífica podía ofrecer una clave de su obra.

Pero Lars Von Trier no es un místico, aunque dedique sus mejores o más bellas imágenes a Andrei Tarkovski. Ambos comparten temas, qué duda cabe, pero los intereses y las agenas no podían estar en lugares más antagónicos. Las meditaciones filosóficas de Tarkovski son pausadas, no dan tregua a algo que pueda considerarse histérico, impactante, aunque sus películas estén dotadas de una belleza singular, tan atronadora como ese largo plano secuencia que desveló a tantos espectadores en 'Sacrificio' (Offret, 1986).

El argumento de esta película parece bastante sencillo: llegando tarde a su boda, Justine (Kirsten Dunst) se encuentra con el reproche de su adinerada hermana Claire (Charlotte Gainsbourg) a la postre la que ha pagado por toda la ceremonia. Casada con John (Kiefer Sutherland) y con un niño simpático, Claire trata de entender a su histérica hermana, depresiva, caprichosa, una publicista que parece desaprovechar todas sus oportunidades laborales.

Leer más »

'Melancolía', la belleza traerá nuestro fin

24 Comentarios
'Melancolía', la belleza traerá nuestro fin

Como si fuese la única capaz de predecir la hecatombe, Justine, el día de su boda, se comporta de forma errática y falsa. Sonríe sin sentirse feliz, pensando que los rituales sociales le devolverán la cordura, y se ausenta en cuanto le es posible para afrontar las imágenes que la asolan. Hemos visto esas imágenes, sueños o premoniciones suyas, en el arranque del film, a modo de ralentís casi detenidos, que forman cuadros de aparente estatismo, como los vídeos de Bill Viola, que cuelgan de las paredes de las galerías de arte, cuales obras pictóricas. La luz irreal de un eclipse ilumina la Tierra cuando el planeta Melancolía se acerca irremediablemente para devorar el que habitamos. Tras la ceremonia matrimonial, el segundo capítulo, dedicado a Claire, la hermana mayor y teóricamente responsable, nos muestra el mundo cuando ya los terrícolas son conscientes de la posible colisión y unos tratan de negarla, mientras otros no son capaces de abstraerse a su influjo.

‘Melancolía’ (‘Melancholia’, 2011), el último film del danés Lars Von Trier, que se estrenó la semana pasada, cuenta con Kirsten Dunst en el papel de Justine y con Charlotte Gainsbourg en el de Claire. Charlotte Rampling y John Hurt interpretan a unos padres que, con su comportamiento, pueden explicar con creces las extravagancias de sus hijas. Alexander Skarsgård y Kiefer Sutherland se reparten los papeles de los maridos, uno de ellos humillado y ninguneado por su recién nombrada esposa; el otro, representante, durante la mayor parte del tiempo, del único ápice de cordura y de sensatez que existe en la familia. Stellan Skarsgård como jefe de Justine, y Udo Kier, como planificador de la boda, completan el reparto de una película que no supera las limitaciones geográficas del hotel de lujo donde habita la familia de Claire y donde se celebra el casamiento para mostrar, durante dos horas y cuarto, las reacciones de estas dos hermanas ante el ocaso de nuestra existencia.

Leer más »
Publicidad

Sitges 2011 | 'Melancolía' y 'Verbo' levantan pasiones en el Festival de Terror y Fantástico

15 Comentarios
Sitges 2011 | 'Melancolía' y 'Verbo' levantan pasiones en el Festival de Terror y Fantástico

Mucho nos esperábamos del programa de proyecciones que se había anunciado para la 44ª edición del Festival de Cine Fantástico y de Terror de Catalunya en Sitges, pero parece que casi ninguno de los films se está manteniendo a la altura de lo anticipado, especialmente si nos centramos en las producciones españolas. Entre decepciones y reacciones de tremenda frialdad estamos encontrando casi todas las críticas a las cintas patrias que se han podido ver hasta la fecha.

Sabemos ya que Lars Von Trier ha decidido no conceder más entrevistas, conociéndose a sí mismo –como cantaban los ABBA–, porque una cosa es fomentar ese “que hablen de uno, aunque sea mal”, pero otra muy distinta son los odios y rechazos que se está granando el danés allá donde pisa. Con el tiempo, si la comunidad periodística consigue olvidarse de todo lo que dijo, se producirá la disociación, pero de momento, será difícil que las críticas aludan a su cine y no a su figura mediática y con eso en mente tenemos que tomarnos las que se pueden leer a continuación.

E. Rodríguez Marchante, para el diario ABC, dice que ‘Melancolía’ es “una cinta con ausencia absoluta de ilusión y de buen rollo. [...] su interés no se dirige hacia lo racional sino hacia lo irracional y emocional [...] ofrece un manojo de momentos y de imágenes irrepetibles”. En el mundo lo califican de un “Lars ladrador, poco mordedor” y apuntan que”‘Melancholia’ quiere ser, de nuevo, un ejercicio de vaciado pero le falta vértigo e incorrección.” En Cinemanía opinan que “‘Melancolía’ interesa sin necesidad de mutilar genitales, trascendiendo el fin del mundo con las habituales marcas de la casa von Trier“. En Aullidos son entusiastas, “una dirección increíble y, en general, un preciosismo absoluto se convierte en una de las películas del año”, aunque saben que “los enemigos de su cine (y de su persona) se encontrarán con una repetición aumentada de sus temas”. “El apocalipsis personal y colectivo que plasma Trier no me conmueve especialmente, pero durante más de dos horas me tiene en tensión, me introduce en la angustiosa trama”, concluye Boyero.

Leer más »

Lars von Trier protagoniza uno de los últimos carteles de 'Melancolía'

26 Comentarios
Lars von Trier protagoniza uno de los últimos carteles de 'Melancolía'

Lars von Trier es un tipo peculiar. Polémico, osado, inconformista, charlatán, genial, provocador, pretencioso, perturbado… Todo eso y mucho más se ha dicho sobre Von Trier, y a él parece encantarle. Parece que adora ser el centro de atención y que, aunque sea mal, se hable de él. Y para muestra, uno de los últimos carteles que han salido de ‘Melancolía’ (‘Melancholia’), su último trabajo, en el que aparece retratado como si fuese uno de los protagonistas de la película, acompañado del recordatorio de su expulsión del festival de Cannes, donde fue declarado “persona non grata” después de unas declaraciones donde llegaba a decir que simpatizaba con Hitler (sacadas de contexto y sobredimensionadas por los medios de comunicación, ansiosos por llamar la atención y provocar debates de lo que sea). Eso sí, antes de que os lancéis a la yugular del danés por su egocentrismo al querer protagonizar un póster de su película, quizá deberíais echar un vistazo a los carteles de ‘El agente secreto’, ‘La soga’ o ‘Los pájaros’.

Recordemos que ‘Melancolía’ se centra en la difícil relación entre dos hermanas, mientras la órbita de un misterioso planeta lo dirige inevitablemente a chocar con el nuestro, una amenaza que no todos se toman de la misma manera. Kirsten Dunst, Charlotte Gainsbourg, Kiefer Sutherland, John Hurt y Alexander Skarsgard, entre otros, protagonizan una película intensa y cautivadora; si queréis leer más podéis recuperar la crítica que escribí desde Cannes. Se estrena el próximo 4 de noviembre en España y espero que con suficientes copias para que pueda verse en más de dos ciudades. Es, sin lugar a dudas, una de las mejores películas del año.

Leer más »

Festival de Cannes 2011: 'Melancolía', el apocalipsis interior

60 Comentarios
Festival de Cannes 2011: 'Melancolía', el apocalipsis interior

La Tierra es malvada. (Justine / Kirsten Dunst)

Lars von Trier logró su propósito, fue el centro de la octava jornada del festival de Cannes 2011. Presentó su nuevo trabajo, 'Melancolía' ('Melancholia'), que fue muy bien recibida por la prensa (si hubo abucheos fueron totalmente neutralizados por los aplausos), y soltó una bomba en la rueda de prensa (“Entiendo a Hitler”), logrando la total atención de los medios, así como una reacción pública por parte del certamen, pidiendo disculpas por las declaraciones. Lo cierto es que no le hacía falta al danés crear ninguna polémica (quizá no puede evitarlo), con una película tan potente como la que ha presentado aquí en Cannes; de hecho, es probable que lo ocurrido le impida lograr su segunda Palma de Oro (ya la ganó hace diez años por ‘Bailar en la oscuridad’), cuando a partía como uno de los grandes favoritos.

De manera similar a ‘Antichrist’, ‘Melancolía’ arranca con un prólogo a cámara lenta; se trata de una serie de escenas poéticas, oníricas, acompañadas por la música de ‘Tristán e Isolda’ de Richard Wagner. En esta impresionante secuencia vemos que un gigantesco planeta se dirige al nuestro, destruyéndolo. Tras el título, comienza la primera de las dos partes en las que está dividida la historia, titulada “Justine”. Interpretada por una colosal Kirsten Dunst (nunca ha estado tan bella ni tan convincente como en este film), Justine se dirige al castillo donde va a celebrarse una fiesta con motivo de su boda con Michael (Alexander Skarsgard). Los novios parecen felices al principio, pero su retraso causa el primer reproche de su hermana, Claire (Charlotte Gainsbourg), y su cuñado, John (Kiefer Sutherland), quien no dejará de recordar que la costosa celebración se ha pagado con su dinero. Poco a poco, mientras los invitados se turnan para mostrar lo poco que les importa realmente la novia, ella se ve incapaz de mantener la máscara de la sonrisa, sintiéndose cada vez más incómoda, miserable y depresiva. Necesita ayuda, pero no encuentra más que egoísmo, incomprensión y rechazo. Está sola, abandonada en un mundo cuya destrucción llegará a desear.

Leer más »

'Melancolía', tráiler de lo nuevo de Lars Von Trier

69 Comentarios

Preparados o no, aquí vuelve el danés. Zentropa Entertainments nos deja ya el tráiler de ‘Melancholia’, lo nuevo del polémico Lars Von Trier. Si no estabais al tanto de su nuevo proyecto, el avance os va a sorprender. Se trata de un drama con toque de ciencia-ficción, centrado en la relación entre dos hermanas, mientras la órbita de un misterioso planeta lo dirige inevitablemente a chocar con el nuestro, provocando todo tipo de reacciones y cambios en las personas. No me gustó ‘Anticristo’, aun reconociendo que tenía grandes momentos, pero no me pienso perder ‘Melancholia’. Ninguna película que lleve la firma de Von Trier, en realidad, mientras siga haciendo cine con agallas, nervio, pasión y libertad, le salga como le salga.

Kirsten Dunst (en sustitución de Penélope Cruz, que prefirió irse al Caribe) y Charlotte Gainsbourg encarnan a las dos hermanas protagonistas, y a tenor del tráiler parece que hacen un trabajo fantástico, muy entregado. Desde luego el reparto es de lo más llamativo, cabe destacar también la presencia de Charlotte Rampling, Stellan Skarsgard, John Hurt, Kiefer Sutherland, Jesper Christensen, Brady Corbet, Cameron Spurr, Udo Kier y Alexander Skarsgard, entre otros. Lamentablemente, por el momento no hay fecha para el estreno de ‘Melancholia’ en España; en Dinamarca la verán el próximo 26 de mayo, poco después de una posible presentación por todo lo alto en el festival de Cannes, todavía por confirmar.

PD: Gracias a Javi_90 por el link.

Leer más »
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos