Favoritos de los expertos de 30683 en Blogdecine http://www.blogdecine.com/usuario/ seleccionado por los expertos de 30683 http://www.blogdecine.com <![CDATA[Entrevista a Jaume Balagueró: "Son cuatro películas de REC y no va a haber otra"]]> http://www.blogdecine.com/entrevistas/entrevista-a-jaume-balaguero-son-cuatro-peliculas-y-no-va-a-haber-otra http://www.blogdecine.com/entrevistas/entrevista-a-jaume-balaguero-son-cuatro-peliculas-y-no-va-a-haber-otra Thu, 30 Oct 2014 16:10:14 +0000 seleccionado por los expertos de 30683 Jaume Balagueró

Jaume Balagueró nació en España el 3 de noviembre de 1968 y no tardó demasiado en decantarse por el cine, aunque primero trabajó un tiempo como periodista radiofónico. En 1994 estrenaaba ‘Alicia‘, su primer cortometraje, y apenas pasaría un año más hasta la llegada de ‘Días sin luz‘, con el que ya consiguió llamar definitivamente la atención de la industria, consiguiendo rodar no mucho después ‘Los sin nombre‘ (1999) su primer largometraje de ficción. Ya en el siglo XXI pudimos ver ‘Darkness‘ (2002) y ‘Frágiles‘ (2005), dos cintas de vocación más internacional.

Hay que remontarse de nuevo hasta 2002 para encontrar ‘OT (La película)‘, documental que supuso su primera colaboración profesional con Paco Plaza, con quien más tarde haría ‘Rec‘ (2007) y ‘Rec 2‘ (2009) -con motivo del pase en Sitges de esta última ya hicimos una recomendable entrevista a ambos-. Para las siguientes entregas prefirieron seguir caminos separados y mañana llega al fin a los cines ‘Rec 4
‘ (2014). Con motivo de ello hemos tenido la ocasión de charlar con Jaume Balagueró y más abajo encontraréis el resultado de dicha conversación.

  • Para empezar siempre me gusta preguntar, ¿cuándo y por qué decidiste que el cine era a lo que querías dedicar tu vida?

Pues lo decidí de muy pequeño, aunque cada vez fue cogiendo más forma esa decisión. A mí desde muy niño lo que me encantaba era contar historias y escribía mucho; escribía cuentos, los daba a leer. En el cole por ejemplo era siempre yo el que contaba historias, muchas veces historias de miedo. Me encantaba y luego cuando descubrí el cine, me enamoro del cine, rápidamente yo digo que quiero usar esto para contar mis historias. Y luego poco a poco, a medida que voy madurando, me voy dando cuenta de que sí, que eso es lo que quiero hacer y que quiero luchar por ello.

  • Actualmente, los zombis o infectados llevan ya unos años muy de moda, pero cuando se estrenó la primera entrega no era para tanto, ¿qué fue lo que os llevó a apostar por este tipo de historia?

Bueno, la verdad es que a nosotros lo que nos viene a la cabeza es encontrar la fórmula para conseguir una película que fuese una experiencia de miedo subjetivo total, muy eficaz, implicando al espectador. ¿Cómo hacer eso? Enseguida vimos que los ingredientes tenían que ser los propios del reportaje, la telerrealidad. En esos momentos estábamos rodeando de muchos programas que estaban empezando como ‘Madrid directo’ o ‘Callejeros’. Esa fórmula combinada con una historia genuina de terror, en este caso los zombis, era lo que queríamos probar. ¿Cómo sería una historia imposible, una historia genuina de terror, contada como si estuviera sucediendo durante un reportaje de verdad? Fue un poco eso.

  • ¿Y a qué crees que se debe ese elevado interés actual hacia los muertos vivientes?

28 días después

Yo creo que responde a varias cosas. Por un lado, es un miedo intangible, un miedo universal y tiene mucho que ver con uno de los grandes miedos que es la enfermedad, el comportamiento del organismo que a veces escapa de nuestras manos y que no lo podemos controlar. Ese es uno de los grandes miedos, las enfermedades y las epidemias que se extienden y no se pueden controlar. Es un gran miedo moderno y digamos que por ahí el mundo de los zombis funciona muy bien.

Luego también hay una razón de mercado. Aparecen en su momento algunas películas muy importantes de infectados como pueden ser ’28 días después’ (‘28 Days Later’, Danny Boyle, 2002) o ‘Amanecer de los muertos’ (‘Dawn of the Dead’, Zack Snyder, 2004), y como son un éxito otros productores empiezan a querer incidir en ello. El propio mercado y el éxito financiero es lo que hace que cada vez vayan surgiendo más cosas.

  • Uno de los rasgos característicos de la saga durante sus dos primeras entregas era el uso de la cámara en la mano, pero ya Paco Plaza dejó de utilizarlo durante la tercera entrega y tú también prescindes de ello. ¿Crees que era un recurso que ya no os daba más de sí?

Bueno, era un recurso que ya habíamos explorado mucho y además yo creo que lo habíamos hecho de la forma adecuada, con justificación. Estaba muy justificado en ambos casos esa narrativa. Con una periodista y su cámara que entran y hacen un reportaje en directo nadie se cuestiona por qué están todo el rato grabando. Unos Geos que entran en el edificio para una misión complicada y tienen que grabar porque es obligatorio que graben todo el rato para usar luego esa grabación y analizar lo que han hecho. Eso tampoco había que justificarlo más, funcionaba y no te lo cuestionabas en ningún momento.

Había también esos niños en ‘Rec 2’ que entraban con una cámara de vídeo para grabarlo en YouTube y tal aún sabiendo que estás haciendo cosas raras, eso tampoco te lo hace cuestionar, pero claro, sin una justificación como esta, que es espontánea y natural, no se va a sustentar durante una película entera. Podíamos haber intentado encontrar alguna justificación, pero iba a ser forzada. Eso sumado a que en cada película de Rec queríamos que fuera otra cosa, que no tuviera nada que ver con las anteriores, aunque fuera fiel al espíritu, nos hizo pensar que ya era el momento de dejar eso y probar otra cosa tanto en la tercera como en la cuarta.

Pero a mí me gusta que nunca hemos olvidado exactamente ese concepto de jugueteo. ‘Rec’ nació como ese experimento, porque al final se trataba de probar y de jugar. En la segunda seguimos jugando porque multiplicamos los puntos de vista, en la tercera Paco siguió jugando y en la cuarta queríamos seguir jugando. ¿Cómo seguir jugando? Pues con una película muy autorreferencial y que de repente Ángela Vidal pues coge un hacha y empieza destruir una a una todas las cámaras que hay en ese barco. Había como una especie de simbología de que eso sí fue en la primera y la segunda, pero aquí ya no tiene cabida.

Bueno, y porque esta propuesta quería ser otra, quería ser una fiesta, un gran homenaje a las tres películas anteriores. Pues un fin de fiesta para celebrar el hecho de pasárselo muy bien y disfrutar.

  • Paco Plaza apostó en la tercera parte por un enfoque más cómico con el que tú has tenido que lidiar de una forma u otra, ¿fue complicado hacer los ajustes necesarios para que todo encajara?

Fue complicado porque cada película nace espontáneamente, sin un universo preconcebido y entonces cada película aportaba sus elementos. En esta cuarta lo que había era que unir todos esos elementos y darles una coherencia, juntarlos en un engranaje que funcionase y explicase todas las incógnitas. Es verdad que Paco había explorado muy a fondo todo ese lado paródico, más de comedia, pero desde el primer ‘Rec’ también había elementos considerados de comedia, y los hubo también en la segunda. Nunca hemos querido abandonar del todo en ninguna de las entregas ese humor, porque creíamos que también ese pequeño punto de humor era una de las señas de identidad de la saga.

  • En tus últimos trabajos ha jugado un papel esencial el hecho de que todas las historias se desarrollan casi por completo en el interior de un edificio y aquí lo has cambiado por un barco, ¿cuáles fueron las principales ventajas y complicaciones a nivel de puesta en escena?

En el barco

Estábamos obligados a abandonar el edificio por una cuestión de que ya no daba más de sí, pero al mismo queríamos conservar la claustrofobia, el aislamiento y la imposibilidad de escapar. El barco era perfecto. Además nos daba un universo y una atmósfera que era perfecta para situar este final de fiesta.

Además, el edificio no fue realmente incómodo para rodar. Al contrario. Era muy cómodo a nivel de rodaje y de logística, el barco no. El barco es infernal y lo sabíamos. Sabíamos que pasar cinco semanas dentro de un barco como aquel para rodar una película que encima queríamos que fuera veloz, furiosa y trepidante era una locura. Aún así, lo hicimos y nos adaptamos a lo que el barco nos daba, que era muy poco a nivel de logística y a nivel de movimientos, pero también es cierto que un 20% de la película se rodó en plató, donde replicamos los espacios, pero falseando un poco los tamaños, elevando los techos o ensanchando los pasillos.

  • Ya en las anteriores entregas sucedió y en esta también pasará, y es que se va a hablar mucho de que alguna escena recuerda a determinado título mítico del cine de terror, ¿realmente hay alguna cinta, dejando de lado las entregas anteriores, que tuvieras como referencia mientras hacías ‘Rec 4’ o en todo caso sería algo inconsciente?

Había montones de títulos que queríamos que estuviesen. Mira, cuando te explicaba lo de que queríamos que la cuarta entrega fuera una fiesta de despedida, esa siempre fue la motivación que teníamos cuando nos planteamos la película. Una fiesta a la que vas a invitar a todos tus mejores amigos, a todos los personajes de las anteriores, hasta de ‘Rec 3: Génesis‘ (2012) que parecía imposible, y sobre todo a nuestros grandes amigos de toda la vida, como son las referencias a esas grandes películas que nos han enseñado y nos han hecho felices.

Había referencias de todo, es una película que tiene mad doctors, hordas de infectados, gusanos imposibles, giros… Montones de cosas que quisimos que estuvieran presentes en la fiesta. Tuvimos muchísimos invitados y quisimos que fuera así.

  • Se ha comentado mucho que ‘Rec 4’ podría ser el punto y final a la saga, pero una vez vista no lo tengo yo tan claro, ¿preferirías que la franquicia se quedara aquí o te parecería bien que alguien ajeno hasta ahora a la saga aportase su visión?

Bueno, está muy claro que esta es la última entrega. Si te fijas, estoy hablando de final de fiesta y efectivamente esta es la última y así nos lo hemos planteado. Estas son cuatro películas y no va a haber otra. Es verdad que el final queda un poco abierto, pero porque yo no concebía otra forma de acabar una aventura como esta que con un guiño, que es como acaban las películas genuinas de género. Para mí era muy importante que acabase con ese guiño, porque creo que es parte del género, pero no hay intención de hacer ninguna otra.

  • La experiencia de trabajar con Paco Plaza ha sido de lo más fructífera, ¿tenéis previsto volver a colaborar de alguna forma en el futuro, aunque no sea co-dirigiendo la misma película?

Sí, colaborar seguro, porque Paco y yo somos muy amigos y siempre estamos juntos ideando cosas, pero no creo que volvamos a co-dirigir, porque tanto para él como para mí es algo muy antinatural. Entendemos la dirección de una película como algo muy intimo y personal. Eso nos lo saltamos en ‘Rec’ porque fue un proyecto que nació entre los dos. Fue la ilusión de dos niños que querían jugar y querían probar, y por eso decidimos hacerla juntos. La verdad es que lo pasamos muy bien haciéndola, pero lo normal es que cada uno dirija su película y así seguiremos. Pero sí que vamos a colaborar, de hecho siempre estamos contándonos las cosas que vamos a hacer y pidiéndonos consejo.

  • Una cosa que no abunda en el cine español son las secuelas, y por ejemplo en el caso del cine de terror sólo me viene a la mente el caso que más recuerdo es el de los templarios de Amando de Ossorio, donde también una de ellas se ambientaba en un barco, ¿a qué crees que se debe esa escasez cuando en otros países hace ya años que incluso se abusa de ellas?

Alien

La verdad es que no lo sé porque yo tampoco nunca pensé que nosotros llegaríamos a hacer una saga. No es algo que estaba en mis planes, pero es algo que surge inesperadamente y lo hemos hecho. Yo he sido siempre incluso bastante crítico con las sagas, pero lo he sido sobre todo cuando hacen lo que nosotros hemos intentado evitar, que es repetir compulsivamente el mismo esquema. Nosotros siempre hemos querido alargar un poco esa aventura, haciendo siempre una película diferente. Evidentemente también hay un interés por parte de la productora por seguir explotando eso, pero sobre todo ha sido siempre un interés más creativo y emocional que otra cosa.

Yo no soy muy fan de las sagas, pero también es cierto que si de pronto hay una película que me fascina y me vuelve loco, me encanta que haya una secuela. Te pongo un ejemplo, ‘Alien, el octavo pasajero’ (Ridley Scott, 1978) es una película que me encanta, cuando salió ‘Aliens’ (James Cameron, 1986) me volví loco y cuando salieron los siguientes episodios me he vuelto a volver loco. Ahora mismo estoy esperando que se anuncie ‘Prometheus 2’ (Ridley Scott, 2016).

  • Muchas gracias, Jaume.

Gracias a ti.

En Blogdecine | Sitges 09 | Entrevista exclusiva a Jaume Balagueró y Paco Plaza, directores de ‘[REC] 2’

]]>
<![CDATA['Relatos Salvajes', la cómica violencia de la realidad]]> http://www.blogdecine.com/criticas/relatos-salvajes-la-comica-violencia-de-la-realidad http://www.blogdecine.com/criticas/relatos-salvajes-la-comica-violencia-de-la-realidad Thu, 30 Oct 2014 09:03:58 +0000 seleccionado por los expertos de 30683 Relatos Salvajes 3

Allá por mediados de mayo, ya nos llegaban desde la Sección Oficial del Festival de Cine de Cannes los rumores de que ‘Relatos Salvajes’, del argentino Damián Szifrón era —y permítanme la redundancia—, una salvajada. Se quedó fuera del Palmarés y empezamos a pensar que exageraban, que las películas de episodios nunca son para tanto y que su buena prensa venía gracias al peso pesado de su productora, El Deseo, la compañía de Pedro Almodóvar.

El tiempo, las críticas que nos llegaban de los medios internacionales y el taquillazo que ha supuesto tras su estreno en Argentina y que ya está funcionando muy bien en nuestro país, nos hacían ver que lo más probable era que nos equivocásemos y su paso por el Festival de Cine de San Sebastián nos terminó de convencer: ‘Relatos Salvajes’ es —vuelvan a permitirme la redundancia— una salvajada, una crítica voraz sobre el mundo el que vivimos llena de situaciones llevadas al límite.

La cómica violencia de la realidad

Relatos Salvajes4

¿Quién no ha querido, alguna vez, pegarle un puñetazo a alguien que se está pasando de listo? Eso es lo que nos propone Damián Szifrón en su tercer largometraje, dividido en 6 historias muy diferentes pero con un punto en común: la pérdida de paciencia de ciudadanos normales en situaciones tan comunes como un viaje en avión, ir a recoger el coche que se ha llevado la grúa o una boda. Situaciones, en apariencia normales, y que en más de una ocasión, el espectador no podrá evitar sentirse identificado, y que Szifrón lleva al límite.

Cargada de humor negro y cada uno de sus fragmentos con su propio estilo narrativo, aunque sin perder en ningún momento la coherencia narrativa y visual, ‘Relatos Salvajes’ utiliza la violencia como el elemento catártico de los personajes en su último intento de, o bien hacer justicia, o bien venganza o bien satisfacer su orgullo más hinchado. Una violencia que Szifrón nos presenta cómica y a la vez de forma tan veraz que asusta el nivel al que el espectador puede llegar a entender las acciones de los personajes.

La catarsis de los personajes

Relatos Salvajes3

Mucho se ha hablado del efecto catártico de ‘Relatos Salvajes’, y no nos extraña. El espectador llega a comprender tanto a los personajes, que vive su explosión, su pérdida de control, su salvaje búsqueda de justicia y en definitiva, su catarsis, como algo liberador. Un sentimiento que viene reforzado por el brillante abanico de actores. Un reparto coral del que nos quedamos con Ricardo Darín y la progresión de su bombita o la extravagante Érica Rivas y su novia despechada —¿por qué no la conocíamos en España?—.

Es cierto que es muy díficil que todas películas compuestas por episodios independientes sean uniformes, regulares y mantengan la coherencia en cada uno de sus fragmentos, pero lo cierto es que ‘Relatos Salvajes’, lo es. Y cada uno a su manera. El resultado es el de 6 cortometrajes que ahondan en el instinto más profundo del ser humano y que lucha por la injusticia, la estúpida burocracia gubernamental, la impunidad y corrupción de los ricos. Parece cosa seria, pero hacía tiempo que no escuchaba a una sala entera reírse de forma tan sincera.

  • Otra crítica en Blog de Cine: ‘Relatos Salvajes’, violencia y perversión, bendita diversión
  • ]]>
    <![CDATA[Steven Spielberg ha encontrado a su gigante]]> http://www.blogdecine.com/noticias/steven-spielberg-ha-encontrado-a-su-gigante http://www.blogdecine.com/noticias/steven-spielberg-ha-encontrado-a-su-gigante Tue, 28 Oct 2014 15:30:53 +0000 seleccionado por los expertos de 30683 Mark Rylance y Steven Spielberg

    DreamWorks Studios ha anunciado en un comunicado oficial que Mark Rylance será el protagonista de la adaptación de ‘El gran gigante bonachón’ (‘The BFG’), que prepara Steven Spielberg. El director tomó la decisión tras verle actuar en el rodaje que está llevando a cabo actualmente, ‘St. James Place’, un thriller sobre la Guerra Fría donde Spielberg vuelve a colaborar por cuarta vez con su amigo Tom Hanks.

    Puede que no os suene el nombre y el rostro de este inglés de 54 años porque hasta ahora no se ha prodigado mucho en el cine, lo más relevante es el papel principal en ‘Intimidad’ (‘Intimacy’, Patrice Chéreau, 2001) y secundarios en ‘Prospero´s Books’ (Peter Greenaway, 1991), ‘Las hermanas Bolena’ (‘The Other Boleyn Girl’, Justin Chadwick, 2008) o ‘Anonymous’ (Roland Emmerich, 2011); lo suyo es el teatro, donde Mark Rylance ha ganado tres premio Tony y dos Olivier. Probablemente le veremos más a menudo en la gran pantalla tras encabezar un reparto de una película de Spielberg.

    Melissa Matheson, que ya colaboró con el cineasta en ‘E.T. El extraterrestre’ (‘E.T. the Extra-Terrestrial’, 1982), firma el guion basado en la novela infantil de Roald Dahl. La historia se centra en una niña huérfana que una noche descubre a un ser gigantesco, con quien entabla amistad; ambos se embarcan en una aventura para frenar un malvado plan de los otros gigantes… La filmación comenzará a principios de 2015 y el estreno está previsto para el 1 de julio del 2016.

    PD: Este proyecto parece acabar de una vez por todas con la posibilidad de ‘Indiana Jones 5’. Al menos con Harrison Ford de protagonista, porque es evidente que Disney no renunciará a la saga.

    Vía | Comingsoon

    ]]>
    <![CDATA[Alexandre Aja dirigirá 'Wedding Gown' ]]> http://www.blogdecine.com/noticias/alexandre-aja-dirigira-wedding-gown http://www.blogdecine.com/noticias/alexandre-aja-dirigira-wedding-gown Mon, 27 Oct 2014 14:35:56 +0000 seleccionado por los expertos de 30683 'Wedding Gown'

    En España aún estamos esperando el estreno de ‘Cuernos‘ (‘Horns’, 2014), sexto largometraje de Alexandre Aja, pero al paso que van es probable que coincida en cartelera con alguno de sus siguientes trabajos. El último título en unirse a su lista de proyectos es ‘Wedding Gown‘, salto al cine de un aclamado libro de Pierre Lemaitre.

    El propio Aja ha firmado el guión de ‘Wedding Gown’ con la ayuda de Jon Crocker, responsable del libreto de la inminente secuela de ‘La mujer de negro‘ (‘The Woman in Black’, James Watkins, 2012). Su historia gira alrededor de Sophie, una mujer que lo tenía todo hace apenas un año, pero que actualmente ha perdido la cabeza como consecuencia de una trágica sucesión de muertes. Por si fuera poco, no tardará en descubrir que hay un misterioso hombre que la acecha y que parece saber demasiado sobre ella.

    Aja ya ha iniciado el trabajo de preproducción, pero imagino que aún tardará un poco en iniciar el rodaje, ya que antes tiene que acabar su adaptación de la novela ‘Las vidas de Louis Drax‘ protagonizada por Jamie Dornan.

    Vía | Blood Disgusting

    ]]>
    <![CDATA[Seminci 2014 | 'La fiesta de despedida' se lleva la Espiga de Oro]]> http://www.blogdecine.com/noticias/seminci-2014-la-fiesta-de-despedida-se-lleva-la-espiga-de-oro http://www.blogdecine.com/noticias/seminci-2014-la-fiesta-de-despedida-se-lleva-la-espiga-de-oro Sat, 25 Oct 2014 18:27:33 +0000 seleccionado por los expertos de 30683

    Los directores israelís Sharon Maymon y Tal Granit han sido los grandes vencedores de la edición número 59 de la Semana Internacional de cine de Valladolid al conseguir que su ‘La fiesta de despedida‘ (‘Mita Tova’, 2014) haya sido premiada con la Espiga de Oro. Una tragicomedia sobre la eutanasia que ha conseguido imponerse a títulos de autores más reputados como ‘Dos días, una noche’ (‘Deux jours, une nuit’, Jean-Pierre y Luc Dardenne, 2014), que llegó este viernes a los cines españoles, o ‘Regreso a casa’ (‘Guilai / Gui lai’, Zhang Yimou, 2014).

    Además, la Espiga de Plata ha ido a manos de la cinta alemana ‘Camino de la cruz‘ (‘Kreuzweg’, Dietrich Brüggemann, 2014), mientras que el título al mejor para el veterano Volker Schlöndorff por ‘Diplomacia‘ (‘Diplomatie’, Volker Schlöndorff, 2014), título que también se ha llevado para casa el galardón al mejor actor para Niels Arestrup. Por su parte, el premio a la mejor actriz ha sido compartido para Levana Finkelshtein y Aliza Rozen, las dos grandes protagonistas de ‘La fiesta de despedida’.

    Si queréis consultar el palmarés completo, podéis consultarlo en la web oficial de la Seminci.

    ]]>
    <![CDATA[Entrevista a James Ward Byrkit, director de 'Coherence': "Me gusta desviarme del plan"]]> http://www.blogdecine.com/entrevistas/entrevista-a-james-ward-byrkit-director-de-coherence-me-gusta-desviarme-del-plan http://www.blogdecine.com/entrevistas/entrevista-a-james-ward-byrkit-director-de-coherence-me-gusta-desviarme-del-plan Fri, 24 Oct 2014 11:45:08 +0000 seleccionado por los expertos de 30683 James Ward Byrkit

    Nacido en Estados Unidos, la carrera profesional de James Ward Byrkit comenzó en el mundo de la publicidad, aunque no tardó demasiado en dar el salto al cine trabajando en el storyboard de la notable película ‘Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto‘ (‘Things To Do In Denver When You’re Dead’, Gary Fleder, 1995).

    Sin embargo, fue su relación profesional con su amigo Gore Verbinski en títulos como ‘Un ratoncito duro de roer‘ (‘Mousehunt’, 1997), ‘Piratas del Caribe: La maldición de la perla negra‘ (‘Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl’, 2003) y sus dos primeras secuelas o ‘Rango‘ (2011) lo que hizo que su posición en Hollywood fuese mejorando. Tras varios cortometrajes, dio el salto a la dirección de largos con la excelenteCoherence‘ (2013), cinta que llega hoy 24 de octubre a los cines españoles.

    • ¿Cuándo decidiste que querías dedicar tu carrera al mundo del cine?

    De niño parecía que todo lo que me gustaban contar historias, la fotografía, viajar, la música, el diseño, la actuación, el espectáculo, las mujeres robot estaban incluidas en el hacer películas, así que parecía que todo me encaminaba en esa dirección, aunque nunca tomé la decisión consciente de quererlo. En la universidad estudié diseño y todo acabó estando relacionado con el cine. No podía evitar coger una cámara siempre que surgía la ocasión y empezar a crear proyectos con mis amigos. Sólo después de empezar a conseguir trabajos haciendo storyboards para anuncios me di cuenta de que era una adicción de la que no iba a poder librarme.

    • ¿Cómo conseguiste tu primera oportunidad para hacer los storyboards de una película?

    Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto

    Eso sucedió cuando conseguí un agente que enseñó mi trabajo a Gary Fleder, que estaba dirigiendo una película titulada ‘Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto’. Para entonces ya tenía un gran portafolio gracias a mi trabajo en anuncios y vídeos musicales. Para todo trabajo al que aspiraba me presentaba como si ya fuera mío; me sentía muy cómodo, como si fuera a conseguirlo en ese mismo momento. Además, cuando empecé a dirigir anuncios por mí mismo, mi amigo Gore Verbinski dio el salto de la publicidad al cine y él me llamaba para ver si podíamos idear secuencias juntos. Eso fue lo que me llevó a trabajar en títulos cada vez más grandes.

    • Trabajaste en televisión poco después de eso. ¿Cómo lo recuerdas, fue una buena experiencia?

    Fue un piloto para Aaron Spelling y fue todo lo que podías esperar de algo así: Actrices guapas, escenas de fiestas, un argumento excéntrico, todo muy californiano. Aaron era la monda, tenía una gran personalidad. Me encantaba mi reparto y disfruté haciéndolo, pero fue mi primer gran trabajo y aún tenía mucho que aprender sobre la realidad de hacer algo así. En televisión el director no tiene auténtico poder, lo que me preparó para cosas más importantes y me empujó hacia la dirección y lejos de la televisión. No lo cambiaría por nada.

    • ¿Qué podrías contarnos de tu trabajo con Gore Verbinski, te sirvió de inspiración para hacer tus películas?

    Gore Verbinski con James Ward Byrkit

    Gore es un genio chiflado, muy inspirador. Conectamos hace 18 años, compartíamos la misma estética y nos gustaban las mismas películas. Se nos ocurrían ideas juntos, representábamos escenas juntos, escribíamos canciones juntos. Mis momentos favoritos eran cuando nos reuníamos antes de que un guión estuviera acabado, como con ‘Piratas del Caribe:’ o ‘Rango’ (2011), porque entonces era cuando cualquier cosa podía pasar.

    Recuerdo hablar con él poco antes de las secuelas de ‘Piratas del Caribe: La maldición de la perla negra’ sobre que iba a volver a haber piratas muertos. Estaba preocupado porque ya habíamos hecho esqueletos pirata en la primera parte. ¿Qué iba a hacer que estos fueran diferentes? Estaba previsto que mantuvieran algo de carne, pero sugerí que podíamos hacerlo mejor, que era era una oportunidad para crear algo genial. Gore me mencionó que vivían debajo del agua y eso desembocó en un par de horas de creatividad entre nosotros. Nos agarramos a la idea de piratas cambiados por el mar, como salidos de ‘La Tempestad’. Todos los logros visuales, los tentáculos y la garra de Davy Jones, los percebes, los caparazones y las extrañas partes de peces de la tripulación… Todo eso surgió de la unión de nuestros cerebros.

    Incluso sin Gore habría tenido la inspiración para hacer mis propias películas, pero él me ha dado un montón de años de pulido y comprensión de la construcción de escenas, la composición de planos y un montón de otros detalles. Además, somos diferentes. A él le encanta planearlo todo y yo soy muy dado a la improvisación, a crear cosas aleatorias que habrá que aclarar más adelante. Me gusta desviarme del plan. Yo quiero dejar de lado los storyboards y zambullirme en algo inmediato y peligroso.

    • De hecho, apareces acreditado en ‘Rango’ por tu participación en la etapa inicial del guión, ¿cuál fue exactamente tu aportación en ese área?

    Gore tenía una gran idea para la historia y me la expuso. Durante el año siguiente le dimos duro a la historia, creando personajes, voces y rarezas. Creamos una animática de toda la película con Gore y yo haciendo las voces. John Logan hizo un trabajo crucial, porque cogió todas esas escenas locas y las unió en un guión coherente y nos guió hacia un final estable. Aprendí mucho de John y comprendí la forma en la que encara un guión, lo cual fue muy inspirador. Nadie trabaja más duro que él. Gore y yo seguimos puliendo cosas y trabajando en los diálogos hasta apenas un par de meses antes del estreno. Fue muy enriquecedor participar en algo desde su concepción hasta la versión terminada enseñada en todas partes.

    • ¿Cómo se te ocurre la idea para ‘Coherence’?

    Cartel de 'Coherence'

    Alex Manugian, con quien escribí el guión, y yo habíamos estando buscando la idea apropiada para una cinta de presupuesto superbajo. Sabíamos que queríamos coger un par de cámaras 5D y rodar algo, así que a principios de 2010 empezamos a hacer pruebas de cámara y para el verano ya teníamos establecidos los puntos básicos de la historia. En noviembre rodamos una escena de prueba con la mayor parte del reparto que apareció en la película para ver si la idea de una narrativa improvisada funcionaría.

    • ¿Cuáles dirías que fueron vuestras principales influencias, quizá ‘La dimensión desconocida’? También pensé bastante en ‘El ángel exterminador’ (Luis Buñuel, 1962) durante el primer acto de ‘Coherence’...

    Definitivamente ‘La dimensión desconocida’. Ese fue nuestro referente de que una historia puede contarse en un espacio reducido centrándose en los personajes sobre los efectos especiales. También las historias de Ray Bradbury tenían un aire al que aspirábamos. La película ‘Un dios salvaje’ (‘Carnage’, Roman Polanski, 2011) y la obra en la que está basada también fueron puntos de referencia. Alex Manugian también mencionó ‘El ángel exterminador’, pero sólo de pasada.

    • ¿Cuánto dinero tuviste a tu disposición para hacer ‘Coherence’?

    ¡El dinero hubiera estado muy bien! Básicamente, mi esposa iba a tener un bebé y en lugar de comprarnos un Prius con cuatro puertas para poner la silla del bebé en la parte trasera, hice una película. A cambio, conduje el Yaris de dos puertas de mi esposa al trabajo durante dos años para que ella pudiera usar mi viejo coche de cuatro puertas como el vehículo familiar. Entonces Bellanova Films, creada por mi hermana Alyssa, se unió y consiguió los fondos para la postproducción y así pudimos acabarlo todo como una película de verdad.

    • Está claro que pensasteis de forma escrupulosa lo que querías contarnos con ‘Coherence’, pero es una película abierta a teorías alocadas sobre lo que realmente sucede, ¿ha habido muchas reacciones que no consigues creerte o parece que la gente ha entendido más o menos lo mismo que buscabas?

    Ha habido reacciones de todo tipo. Una mujer la vio una vez y compartió su impresión sobre todo y estaba increíblemente cerca de lo que Alex y yo habíamos estado hablando durante un año. Notó todos los pequeños detalles y cómo se unían entre sí hasta el desenlace.

    Algunos espectadores se pierden por el camino y tienen que inventar su propio significado de lo que sucede, lo cual es maravilloso y me encanta oírlo. ‘Coherence’ puede parecer fácilmente mucho más compleja de lo que realmente es. No quiero hacer de menos ninguna de las interpretaciones, por lo que soy muy cauteloso a la hora de corregir a nadie. Por suerte, hay suficiente espacio para entenderla de muchas formas, ya sea la ciencia, la filosofía, la ética, el puzzle o los personajes en sí mismos.

    Lo mejor es cuando alguien la ve por segunda o tercera vez. Es apasionante ver cómo alguien percibe la estructura o una de las capas que le pasaron por algo en el primer visionado. Es una película auto-reflexiva, es como poner dos espejos, uno enfrente del otro.

    • Resulta llamativo que dieses tanta libertad a los actores cuando tenías tan claro lo que querías contarnos, ¿cuál era tu objetivo con ello?

    Los protagonistas de 'Coherence'

    Eso fue en pro de unas actuaciones naturales. Los guiones son a menudo documentos muy falsos, no capturan la caótica naturalidad de los diálogos humanos, sobre todo con un reparto. Sabía que necesitamos diálogos que se sobrepusieran a otros, conversaciones reales. El objetivo era obligar a los actores a escuchar con suma atención y a vivir la experiencia de verdad en lugar de limitarse a memorizar líneas de diálogo. Fue también una prueba para permitir aportaciones inesperada de los actores, de tratarlos como colaboradores creativos. Tuve que aprender a manejarlo y a reaccionar de forma instintiva. Eso hizo que improvisara tanto como los propios actores.

    • ¿Afectó eso al rodaje, rodasteis la película cronológicamente con el fin de mantener esa naturalidad?

    Sí, rodamos en orden durante cinco noches. Los actores aparecieron y tuvieron que fingir de inmediato que eran grandes amigos e ir directos a la fiesta sin saber dónde iban a desembocar las cosas. Nunca sabían por donde iban a ir los tiros cada noche.

    • Las secuelas y los remakes son bastante habituales en la actualidad, incluso con películas muy recientes, ¿estarías abierto a la posibilidad de explorar nuevamente el universo de ‘Coherence’?

    En lo referente a remakes y secuelas, varias productoras y hasta un gran estudio nos han preguntado al respecto. El problema es que la película ya está en su forma más pura ahora mismo, así que no nos parece apropiado hacer un remake con actores conocidos porque no tendría el mismo encanto. Sí que estoy abierto a hacer una versión en otro lenguaje. Por ejemplo, sería genial hacerlo con un estupendo reparto español.

    • ¿Cuándo podremos ver otra película dirigida por James Ward Byrkit, tienes ya alguna idea en mente?

    ¡Eso dependerá de cómo funcione ‘Coherence’! El único activo rodando cine, aparte de ser alguien famoso, es cómo lo ha hecho tu última película. Tengo una historia sobre viajes en el tiempo que me encanta y espero encontrar la financiación. Alex Manugian y yo escribimos la historia y pensamos lo que creo que son algunas geniales ideas sobre la materia que no han sido usadas hasta ahora. Tendré en cuenta lo aprendido con ‘Coherence’, sobre todo en lo referente a tratar a los actores como colaboradores y permitir que surjan actuaciones mucho más naturales. Estamos intentando sacar adelante esa y otras ideas mientras promocionamos ‘Coherence’.

    ]]>