Favoritos de los expertos de 30683 en Blog de Cine http://www.blogdecine.com/usuario/ seleccionado por los expertos de 30683 http://www.blogdecine.com <![CDATA['Expediente Warren: El caso Enfield', entretenida barraca de feria]]> http://www.blogdecine.com/criticas/expediente-warren-el-caso-enfield-entretenida-barraca-de-feria http://www.blogdecine.com/criticas/expediente-warren-el-caso-enfield-entretenida-barraca-de-feria Sat, 25 Jun 2016 15:16:31 +0000 seleccionado por los expertos de 30683 Theconjuringf1

‘Expediente Warren 2: El caso Enfield’ (‘The Conjuring 2’, James Wan, 2016) es una vuelta a lo que el director mejor sabe hacer, o al menos a aquello en lo que más cómodo se encuentra. Tras declarar que no volvería a hacerse cargo de un film de terror, ha vuelto a ello probablemente debido al enorme estrés y presión que debió sufrir cuando se hizo cargo de ‘Fast & Furious 7’ (‘Furious Seven’, 2015), rodaje problemático, pero en el que Wan debió gozar lo suyo moviendo la cámara a gran velocidad.

Wan tuvo que elegir entre filmar otra secuela de los rápidos y furiosos y hacer la tercera copia de ‘Insidious’ (íd., 2010), perdón, la secuela de ‘Expediente Warren: The Conjurig’ (‘The Conjuring’, 2013), y decidió pasárselo en grande en un terreno que domina mejor que el blockbuster exagerado. Con todo, algunas de las principales reglas del mismo se encuentran aquí: repetición de esquemas pero a lo grande, más duración, más efectos, más sustos. Pero muchas veces en el cine de horror, casi siempre, más es menos.

Theconjuringf2

Repetición de esquemas

(From here to the end, Spoilers) ‘Expediente Warren: El caso Enfield’ posee la misma estructura que su antecesora, los mismos bloques narrativos, mejorando única y exclusivamente en una cosa, en el tratamiento que recibe el matrimonio Warren, mucho mejor matizados por las interpretaciones de Vera Farmiga —qué mirada la de esa mujer— y Patrick Wilson. Lógico, al enfrentarse a ellos por segunda vez. Los miedos y deseos del matrimonio se explican mejor, y apunta secuencias tan inspiradas como la de los dos a ambos lados de una puerta en un instante crucial.

Sin embargo, la excepcional labor interpretativa de la pareja protagonista no se repite con el resto del elenco, cuyos personajes no están tan bien matizados como lo estaban en el film anterior. Ni siquiera a la tan alabada niña poseída, protagonista, eso sí, de un instante terrorífico por su composición con el formato scope, aquel que un desenfoque abre las puertas del infierno que está por llegar. Pero instantes tan soberbios como ése no se repiten en una película que, en realidad, es una repetición hasta la saciedad de golpes de efecto.

Algo ocurre con la referencialidad, que puede atisbarse en toda obra artística, en la película. Por un lado, en el ya consabido prólogo, que parece obligatorio, es un guiño más que directo al film ‘Terror en Amityville’ (‘Amityville’, Stuart Rosenberg, 1979), uno de los más celebrados, también muy sobrevalorados, títulos del género. Cuando la acción se traslada a Inglaterra, se desaprovecha la oportunidad de devolver el saludo a la cuna de muchas historias góticas y fantasmales.

Theconjuringf3

Un horror de pasada

El ejercicio es sobre todo autorreferencial. James Wan ha creado prácticamente un género que lleva su sello. El horror según Wan. Y sus lugares, casi siempre una casa y su sótano, son el escenario donde pasárselo en grande moviendo la cámara; aquí la mueve más que nunca, sin ningún tipo de prejuicio, libre. Pero sin un sentido como sí lo había en la anterior entrega. Virtuosismo por puro placer, por lucirse. Cero atmósfera.

‘Expediente Warren: El caso Enfield’ es un film endiabladamente entretenido a pesar de sus más de dos horas de duración, pero no deja poso. Su retrato del terror no afronta los verdaderos miedos ni profundiza en ellos —como sí lo hizo el propio Wan, o en otros films Jennifer Kent y David Robert Mitchell—, esta vez sólo pretende divertirse. La retahíla de sustos, estratégicamente colocados, es de lo más efectiva, aunque sepamos de antemano cuándo van a sucederse.

Sí es de aplaudir la irreverencia con la que se acercan al estamento de la Iglesia, a pesar de hacerlo con cautela, supongo que por aquello de no herir susceptibilidades. La típica vara con la que miden rasero, el de la fe ciega y crear dioses de la nada para luego exigir la demostración de su no existencia, tiene aquí una vuelta de tortilla bastante inteligente. Una pena que Wan y guionistas no tengan más mala leche al respecto. Eso sí, la monja se ha quedado ya en la retina del respetable, tanto que se anuncia su película en solitario. Esperemos que no sea tan estúpida como aquí.

Otras críticas en Blogdecine:

]]>
<![CDATA['Independence Day: Contraataque', la película]]> http://www.blogdecine.com/estrenos/independence-day-contraataque-la-pelicula http://www.blogdecine.com/estrenos/independence-day-contraataque-la-pelicula Thu, 23 Jun 2016 17:17:42 +0000 seleccionado por los expertos de 30683 Independence Day Contraataque

Mientras Roland Emmerich confiesa que las películas de superhéroes le parecen tontas, se acerca el estreno de su nuevo blockbuster, ‘Independence Day: Contraataque’ (‘Independence Day: Resurgence’), proyectada hoy mismo en un pase de prensa en la capital española. De momento las críticas parecen ponerse más o menos de acuerdo: la secuela es tan absurda y entretenida como la primera.

Curiosamente, los expertos en taquilla también creen que esta segunda parte va a repetir las cifras de ‘Independence Day’ (1996); la gran diferencia está en el presupuesto, la nueva ha costado 165 millones de dólares, 90 más que la original. Pero ya hablaremos de números, aún es pronto. Lo único claro es lo que nos propone Emmerich: un espectáculo de destrucción con alienígenas que pretende entretener al mayor número de espectadores. ¿Te vas a apuntar?

La historia de ‘Independence Day: Contraataque’

Jeff Goldblum y Bill Pullman

En el siguiente capítulo de ‘Independence Day’ asistimos a una catástrofe global de unas dimensiones inimaginables. Usando tecnología alienígena recuperada, las naciones de la Tierra han colaborado en un programa de defensa colosal para la protección del planeta. Pero nada puede prepararles para la fuerza avanzada y sin precedentes de los alienígenas. Únicamente la ingenuidad y valentía de unos pocos hombres y mujeres podrá salvar a la humanidad de la extinción…

El director

Roland Emmerich durante el rodaje

Solo hay un director más destructivo y explosivo que Michael Bay: el alemán Roland Emmerich. Cuenta el realizador (nacido en 1955) que siempre quiso hacer grandes superproducciones de Hollywood y tras ver ‘La guerra de las galaxias’ (‘Star Wars’, 1977) decidió que quería dirigir. Su primer largometraje, ‘El principio del arca de Noé’ (‘Das Arche Noah Prinzip’, 1984), inauguró el Festival de Berlín y fue un éxito que le llevó a crear su productora, Centropolis, y continuar contando historias fantásticas.

Cuando los críticos de su país se volvieron en su contra, y le acusaron de querer hacer cine de Hollywood en Alemania porque no era suficientemente bueno para trabajar en Estados Unidos, cogió la maleta y probó suerte en la meca del cine. Su primer trabajo fue ‘Soldado universal’ (1992) y después orquestó ‘Stargate’ (1994), dos pasos previos para su gran éxito: ‘Independence Day’ (1996). No sólo arrasó en taquilla y se vengó de la crítica de su país, también descubrió el placer de la destrucción en la gran pantalla.

Emmerich se hace un selfie con el reparto

Tras el paréntesis de la épica ‘El patriota’ (‘The Patriot’, 2000) con Mel Gibson, Emmerich volvió a destrozar nuestro planeta con ‘El día de mañana’ (‘The Day After Tomorrow’, 2004). Tras tropezar con otro festín de efectos visuales, ‘10.000’ (2008), volvió al cine de catástrofes en ‘2012’ (2009). Fue durante la producción de este film cuando, al ver cuánto había avanzado la generación de imágenes por ordenador (CGI), se planteó continuar la historia de ‘Independence Day’.

Mientras ponía en marcha el ambicioso proyecto (en principio iban a ser dos partes), realizó el thriller ‘Anonymous’ (2012), sobre la teoría de que Shakespeare no escribió sus obras, el espectáculo de acción ‘Asalto al poder’ (‘White House Down’, 2013), uno de sus grandes fracasos, y el drama ‘Stonewall’ (2015) que le interesó por la temática homosexual (él es abiertamente gay). En teoría, su siguiente proyecto es una trilogía de ‘Stargate’.

Los protagonistas

Independence Day 2: Contraataque

Jeff Goldblum, Bill Pullman, Vivica A. Fox, Judd Hirsch y Brent Spiner repiten en esta segunda entrega de ‘Independence Day’ los personajes que interpretaron en la primera. Lo más llamativo es que el personaje de Spiner, el Dr. Brakish Okun, moría en el film de 1996 pero Emmerich y el guionistas (Nicolas Wright, James A. Woods, Dean Devlin y James Vanderbilt) han encontrado la manera de resucitarle para disfrute de los fans de la original.

Las novedades más destacadas del extenso reparto son Liam Hemsworth, Maika Monroe, Jessie T. Usher, Charlotte Gainsbourg, Angelababy, Joey King y William Fichtner, entre otros.

Maika Monroe con Jeff Goldblum

Del elenco cabe destacar la ausencia de dos actores que intervinieron en la primera entrega, Will Smith y Mae Whitman. El primero afirma que no pudo hacer un hueco en su agenda para participar en esta secuela porque estaba ocupado con el rodaje de ‘Escuadrón suicida’ (‘Suicide Squad’) y la segunda fue sustituida por Monroe, una decisión que causó cierta indignación en Internet (se acusó a los productores de cambiar a la actriz sólo por el físico).

Todos los carteles de la película

[[gallery: independence-day-contraataque-carteles]]

Los vídeos de ‘Independence Day: Contraataque’

  • Trailers en español:

  • Trailers en versión original con subtítulos:

  • Clip sobre la tecnología del mundo de la película:

  • Extractos de una charla informal con dos generaciones:

  • Reportajes sobre el rodaje:

  • Entrevista a Roland Emmerich:

  • COSA con Jeff Goldblum (x2)

]]>
<![CDATA['Before I Wake', cuando los sueños se hacen realidad]]> http://www.blogdecine.com/criticas/before-i-wake-cuando-los-suenos-se-hacen-realidad http://www.blogdecine.com/criticas/before-i-wake-cuando-los-suenos-se-hacen-realidad Thu, 23 Jun 2016 05:01:20 +0000 seleccionado por los expertos de 30683 Beforeiwakef1

Mike Flanagan se está haciendo un hueco dentro del género de terror actual. Trabajos como ‘Oculus’ (íd., 2013) y ‘Hush’ (2015) le sitúan entre las predilecciones de todo amante del género, básicamente por el manejo de las atmósferas. Sus películas de principios de siglo son menos conocidas, y alejadas, en parte, del género. Es con ‘Absentia’ (2011), para el que suscribe su mejor trabajo, con la que empieza a adscribirse dentro de horror.

‘Before I Wake’ se filmó antes de ‘Hush’, estrenada recientemente en VOD; su estreno iba a realizarse en septiembre del año pasado, pero la distribuidora se declaró en bancarrota, y el futuro de la película quedó en el limbo. Son numerosos los países que ya la han estrenado, mientras en el de origen se espera para justo un año después de lo previsto. El film sorprenderá a quien espere al Flanagan de sus últimos trabajos, tanto para bien como para mal.

Beforeiwakef2

El propio director afirma el no gustarle que ‘Before I Wake’ sea tildada como película de terror. Para él es un drama con elementos fantásticos. Lo cierto es que la historia del cine nos muestra muchas películas “terroríficas” que son “dramas con elementos fantásticos”, la lista es interminable. Pero a Flanagan no le falta razón, su film es algo más, mucho más, que un film con niño problemático, presencias terroríficas y una buena tira de sustos.

Los conocidos Kate Bosworth y Thomas Jane dan vida a un matrimonio que ha perdido a su hijo pequeño en un desgraciado accidente casero. Intentado recuperar la ilusión en sus vidas, deciden adoptar a un niño, y cómo no, ése no será otro que el chaval más raro que puedan enseñarle, y que calza el físico de Jacob Tremblay, al que todos recordaremos por su excelente composición en ‘La habitación’ (‘Room’, Lenny Abrahamson, 2015), aquí la verdadera estrella interpretativa del relato.

Beforeiwakef3

Un cuento de hadas

Lo cierto es que el joven intérprete es un diamante en bruto, y su futuro como actor no puede ser más positivo —esperemos que no le pase como a un tanto por ciento muy alto de actores infantiles que deslumbran y luego… ¿verdad, Haley Joel Osment?—. Aquí maneja a la perfección los miedos infantiles de alguien que aún es demasiado joven para comprender qué le pasa. El personaje es, a la vez, inquietante y admirable. Le temes y deseas abrazarlo.

‘Before I Wake’ transita por lugares comunes quizá demasiados conocidos. Los sueños del joven protagonista se hacen realidad, las percepciones infantiles tornan en monstruos para los adultos, uno de los apuntes más interesantes del relato, y que desemboca en un tramo algo dañado por la tendencia a la lágrima fácil. Además de asustar —hay un par de buenos momentos al respecto— Flanagan pretende emocionar. Lo consigue a costa de asomarse peligrosamente al abismo de la ñoñería.

‘Before I Wake’ es más bien un cuento de hadas, con su particular ogro y todo, pero sobre todo un canto a la maternidad, y también una alegoría sobre la obvias diferencias entre el mundo infantil y adulto, con sus respectivas interpretaciones sobre los recuerdos y lo que nos provocan. Quizá le sobre el cerrarlo absolutamente todo, sin dejar nada a la imaginación del espectador, incluido el plano final que propone la posibilidad de una saga interminable.

]]>