Favoritos de los expertos de titifano en Blog de Cine http://www.blogdecine.com/usuario/ seleccionado por los expertos de titifano http://www.blogdecine.com <![CDATA['Independence Day: Contraataque', la película]]> http://www.blogdecine.com/estrenos/independence-day-contraataque-la-pelicula http://www.blogdecine.com/estrenos/independence-day-contraataque-la-pelicula Thu, 23 Jun 2016 17:17:42 +0000 seleccionado por los expertos de titifano Independence Day Contraataque

Mientras Roland Emmerich confiesa que las películas de superhéroes le parecen tontas, se acerca el estreno de su nuevo blockbuster, ‘Independence Day: Contraataque’ (‘Independence Day: Resurgence’), proyectada hoy mismo en un pase de prensa en la capital española. De momento las críticas parecen ponerse más o menos de acuerdo: la secuela es tan absurda y entretenida como la primera.

Curiosamente, los expertos en taquilla también creen que esta segunda parte va a repetir las cifras de ‘Independence Day’ (1996); la gran diferencia está en el presupuesto, la nueva ha costado 165 millones de dólares, 90 más que la original. Pero ya hablaremos de números, aún es pronto. Lo único claro es lo que nos propone Emmerich: un espectáculo de destrucción con alienígenas que pretende entretener al mayor número de espectadores. ¿Te vas a apuntar?

La historia de ‘Independence Day: Contraataque’

Jeff Goldblum y Bill Pullman

En el siguiente capítulo de ‘Independence Day’ asistimos a una catástrofe global de unas dimensiones inimaginables. Usando tecnología alienígena recuperada, las naciones de la Tierra han colaborado en un programa de defensa colosal para la protección del planeta. Pero nada puede prepararles para la fuerza avanzada y sin precedentes de los alienígenas. Únicamente la ingenuidad y valentía de unos pocos hombres y mujeres podrá salvar a la humanidad de la extinción…

El director

Roland Emmerich durante el rodaje

Solo hay un director más destructivo y explosivo que Michael Bay: el alemán Roland Emmerich. Cuenta el realizador (nacido en 1955) que siempre quiso hacer grandes superproducciones de Hollywood y tras ver ‘La guerra de las galaxias’ (‘Star Wars’, 1977) decidió que quería dirigir. Su primer largometraje, ‘El principio del arca de Noé’ (‘Das Arche Noah Prinzip’, 1984), inauguró el Festival de Berlín y fue un éxito que le llevó a crear su productora, Centropolis, y continuar contando historias fantásticas.

Cuando los críticos de su país se volvieron en su contra, y le acusaron de querer hacer cine de Hollywood en Alemania porque no era suficientemente bueno para trabajar en Estados Unidos, cogió la maleta y probó suerte en la meca del cine. Su primer trabajo fue ‘Soldado universal’ (1992) y después orquestó ‘Stargate’ (1994), dos pasos previos para su gran éxito: ‘Independence Day’ (1996). No sólo arrasó en taquilla y se vengó de la crítica de su país, también descubrió el placer de la destrucción en la gran pantalla.

Emmerich se hace un selfie con el reparto

Tras el paréntesis de la épica ‘El patriota’ (‘The Patriot’, 2000) con Mel Gibson, Emmerich volvió a destrozar nuestro planeta con ‘El día de mañana’ (‘The Day After Tomorrow’, 2004). Tras tropezar con otro festín de efectos visuales, ‘10.000’ (2008), volvió al cine de catástrofes en ‘2012’ (2009). Fue durante la producción de este film cuando, al ver cuánto había avanzado la generación de imágenes por ordenador (CGI), se planteó continuar la historia de ‘Independence Day’.

Mientras ponía en marcha el ambicioso proyecto (en principio iban a ser dos partes), realizó el thriller ‘Anonymous’ (2012), sobre la teoría de que Shakespeare no escribió sus obras, el espectáculo de acción ‘Asalto al poder’ (‘White House Down’, 2013), uno de sus grandes fracasos, y el drama ‘Stonewall’ (2015) que le interesó por la temática homosexual (él es abiertamente gay). En teoría, su siguiente proyecto es una trilogía de ‘Stargate’.

Los protagonistas

Independence Day 2: Contraataque

Jeff Goldblum, Bill Pullman, Vivica A. Fox, Judd Hirsch y Brent Spiner repiten en esta segunda entrega de ‘Independence Day’ los personajes que interpretaron en la primera. Lo más llamativo es que el personaje de Spiner, el Dr. Brakish Okun, moría en el film de 1996 pero Emmerich y el guionistas (Nicolas Wright, James A. Woods, Dean Devlin y James Vanderbilt) han encontrado la manera de resucitarle para disfrute de los fans de la original.

Las novedades más destacadas del extenso reparto son Liam Hemsworth, Maika Monroe, Jessie T. Usher, Charlotte Gainsbourg, Angelababy, Joey King y William Fichtner, entre otros.

Maika Monroe con Jeff Goldblum

Del elenco cabe destacar la ausencia de dos actores que intervinieron en la primera entrega, Will Smith y Mae Whitman. El primero afirma que no pudo hacer un hueco en su agenda para participar en esta secuela porque estaba ocupado con el rodaje de ‘Escuadrón suicida’ (‘Suicide Squad’) y la segunda fue sustituida por Monroe, una decisión que causó cierta indignación en Internet (se acusó a los productores de cambiar a la actriz sólo por el físico).

Todos los carteles de la película

[[gallery: independence-day-contraataque-carteles]]

Los vídeos de ‘Independence Day: Contraataque’

  • Trailers en español:

  • Trailers en versión original con subtítulos:

  • Clip sobre la tecnología del mundo de la película:

  • Extractos de una charla informal con dos generaciones:

  • Reportajes sobre el rodaje:

  • Entrevista a Roland Emmerich:

  • COSA con Jeff Goldblum (x2)

]]>
<![CDATA['Before I Wake', cuando los sueños se hacen realidad]]> http://www.blogdecine.com/criticas/before-i-wake-cuando-los-suenos-se-hacen-realidad http://www.blogdecine.com/criticas/before-i-wake-cuando-los-suenos-se-hacen-realidad Thu, 23 Jun 2016 05:01:20 +0000 seleccionado por los expertos de titifano Beforeiwakef1

Mike Flanagan se está haciendo un hueco dentro del género de terror actual. Trabajos como ‘Oculus’ (íd., 2013) y ‘Hush’ (2015) le sitúan entre las predilecciones de todo amante del género, básicamente por el manejo de las atmósferas. Sus películas de principios de siglo son menos conocidas, y alejadas, en parte, del género. Es con ‘Absentia’ (2011), para el que suscribe su mejor trabajo, con la que empieza a adscribirse dentro de horror.

‘Before I Wake’ se filmó antes de ‘Hush’, estrenada recientemente en VOD; su estreno iba a realizarse en septiembre del año pasado, pero la distribuidora se declaró en bancarrota, y el futuro de la película quedó en el limbo. Son numerosos los países que ya la han estrenado, mientras en el de origen se espera para justo un año después de lo previsto. El film sorprenderá a quien espere al Flanagan de sus últimos trabajos, tanto para bien como para mal.

Beforeiwakef2

El propio director afirma el no gustarle que ‘Before I Wake’ sea tildada como película de terror. Para él es un drama con elementos fantásticos. Lo cierto es que la historia del cine nos muestra muchas películas “terroríficas” que son “dramas con elementos fantásticos”, la lista es interminable. Pero a Flanagan no le falta razón, su film es algo más, mucho más, que un film con niño problemático, presencias terroríficas y una buena tira de sustos.

Los conocidos Kate Bosworth y Thomas Jane dan vida a un matrimonio que ha perdido a su hijo pequeño en un desgraciado accidente casero. Intentado recuperar la ilusión en sus vidas, deciden adoptar a un niño, y cómo no, ése no será otro que el chaval más raro que puedan enseñarle, y que calza el físico de Jacob Tremblay, al que todos recordaremos por su excelente composición en ‘La habitación’ (‘Room’, Lenny Abrahamson, 2015), aquí la verdadera estrella interpretativa del relato.

Beforeiwakef3

Un cuento de hadas

Lo cierto es que el joven intérprete es un diamante en bruto, y su futuro como actor no puede ser más positivo —esperemos que no le pase como a un tanto por ciento muy alto de actores infantiles que deslumbran y luego… ¿verdad, Haley Joel Osment?—. Aquí maneja a la perfección los miedos infantiles de alguien que aún es demasiado joven para comprender qué le pasa. El personaje es, a la vez, inquietante y admirable. Le temes y deseas abrazarlo.

‘Before I Wake’ transita por lugares comunes quizá demasiados conocidos. Los sueños del joven protagonista se hacen realidad, las percepciones infantiles tornan en monstruos para los adultos, uno de los apuntes más interesantes del relato, y que desemboca en un tramo algo dañado por la tendencia a la lágrima fácil. Además de asustar —hay un par de buenos momentos al respecto— Flanagan pretende emocionar. Lo consigue a costa de asomarse peligrosamente al abismo de la ñoñería.

‘Before I Wake’ es más bien un cuento de hadas, con su particular ogro y todo, pero sobre todo un canto a la maternidad, y también una alegoría sobre la obvias diferencias entre el mundo infantil y adulto, con sus respectivas interpretaciones sobre los recuerdos y lo que nos provocan. Quizá le sobre el cerrarlo absolutamente todo, sin dejar nada a la imaginación del espectador, incluido el plano final que propone la posibilidad de una saga interminable.

]]>
<![CDATA['Expertos en crisis', cómo ganar unas elecciones]]> http://www.blogdecine.com/criticas/expertos-en-crisis-como-ganar-unas-elecciones http://www.blogdecine.com/criticas/expertos-en-crisis-como-ganar-unas-elecciones Wed, 22 Jun 2016 06:01:17 +0000 seleccionado por los expertos de titifano Ourbrandiscrisisf1

-Todas las cabezas pensantes le votarán a usted.

-No me llega señora, necesito mayoría.

Es uno de los diálogos citados, a modo de anécdota compartida entre colegas, que desfilan por ‘Expertos en crisis’ (‘Our Brand is Crisis’, 2015), el nuevo trabajo del peculiar David Gordon Green, que lo mismo firma una comedia como ‘Caballeros, princesas y otras bestias’ (‘Your Highness’, 2011) o le arranca la mejor interpretación a Nicolas Cage de los últimos diez años en ‘Joe’ (íd., 2013).

La película es un remake de un documental realizado para Netflix, y el guión sobre la adaptación ha estado circulando por los despachos de Hollywood en busca de productores, protagonistas y director. El tema es un poco incendiario, las artimañas de la más diversa índole que realizan los jefes de las campañas políticas para que el partido al que representan gane, a cualquier precio, las elecciones. Una realidad muy palpable en estos momentos en nuestro país, paraíso de la pandereta cuando se va de ritmo.

Ourbrandiscrisisf2

Tambaleante comedia

Sandra Bullock y George Clooney, tras verse las caras en la imprescindible ‘Gravity’ (íd., Alfonso Cuarón, 2013), se asociaron, por primera vez, como productores para el presente film, que a punto estuvo de co-protagonizar Clooney, siendo sustituido por Billy Bob Thornton, dando vida al rival de Bullock. Curiosamente, la interpretación del actor, aquí en modo automático, es de lo más flojo del film.

‘Expertos en crisis’ da comienzo como si de una de las típicas comedias protagonizadas por Bullock se tratase. De hecho, los golpes de humor del film dejan bastante que desear. No sabemos bien si estamos asistiendo a una parodia, con personajes muy enrollados, todos al servicio de un político boliviano, muy bien matizado por Joaquim de Almeida, o una mezcla de comedia y drama, metiendo el dedo en la llaga de un trabajo que debe estar a la cima de los más estresantes.

Mientras el personaje central —muy bien interpretado por Bullock en uno de sus mejores trabajos, salvo cuando tiene que tirar de los tics de siempre— lucha constantemente por levantar el fervor popular hacia un partido político que está entre los últimos en las encuestas, Gordon Green parece dudar entre ofrecer un sencillo retrato de un modo de vida, o repartir hostias de toda índole hacia una de las grandes falacias de la historia de la humanidad: que los ciudadanos de a pie puedan confiar ciegamente en un político que dice cubrirá sus necesidades.

Ourbrandiscrisisf3

Drama punzante

Donde destaca la película, que en muy pocas palabras viene a demostrar que para ganar una campaña política sólo hay que mentir, prometer y atacar al contrario sin piedad, es en su tramo final. Con el trabajo ya desempeñado, con la mentira o falsa ilusión como armas para alcanzar el poder, y la dura realidad delante de las narices, David Gordon Green va un paso más allá. De hecho, ‘Expertos en crisis’ transcurre en flashback, en el que se explica el cambio en la forma de “mirar” de Jane (Bullock).

Realizando muy acertadas alegorías sobre el hecho de no tomar partido —“es como ver la vida desde un tío vivo”—, o la mentira de las votaciones —“si votar cambiase algo, ellos lo harían ilegal”— ‘Expertos en crisis’ demuestra una inusitada fuerza, sobre todo moral, en sus últimos compases, en los que la protagonista que ha ayudado a un político mentiroso —sí, es una redundancia— ve de cerca el mundo que han creado. El de la batalla diaria de a pie, el del hambre y la necesidad.

No es de extrañar que las últimas secuencias del film sean las más atrevidas, aquellas en las que después de la farsa vivida en tiempo de elecciones, la realidad golpea en la cara. Y una vez más, antidisturbios y pueblo, como máximos representantes de dos bandos, se dan de hostias, defendiendo unos intereses que convierten en reyes a otros que jamás se mancharán.

]]>
<![CDATA[Añorando estrenos: 'ACAB - All Cops Are Bastards' de Stefano Sollima]]> http://www.blogdecine.com/criticas/anorando-estrenos-acab-all-cops-are-bastards-de-stefano-sollima http://www.blogdecine.com/criticas/anorando-estrenos-acab-all-cops-are-bastards-de-stefano-sollima Tue, 21 Jun 2016 05:01:15 +0000 seleccionado por los expertos de titifano Allcopsarebastardsf1

Stefano Sollima es el encargado de dirigir la secuela de ‘Sicario’ (íd., Denis Villeneuve, 2015), y que todo apunta a que estará centrada en el mundo de la inmigración. Ya veremos si en su estreno estadounidense, los yanquis dan libertad absoluta a un director que puede meter el dedo en la llaga como pocos. Hijo del gran Sergio Sollima, de quien hereda no sólo su contundencia, sino su compromiso político, en una época en la que el cine italiano estaba lleno de películas atrevidas.

Por poner un ejemplo de la época a la que Sollima padre pertenecía, ¿quién sería ahora capaz de hacer un cine como el de Francesco Rosi, incómodo y directo a la yugular? ACAB – All Cops Are Bastards’ (2011) es una de las películas más incómodas, políticamente hablando, que se han hecho en los últimos años. En nuestro país no ha conocido estreno. Ya me imagino a cierto sector rasgándose las vestiduras ante un film que narra la vida de cuatro policías antidisturbios en la ciudad de Roma.

A todo aquel que haya visto la serie ‘The Shield’ (íd., 2002-2008), o la mucho más bestia ‘Braquo’ (íd., 2009 – ), se le hará familiar la premisa de ACAB – All Cops Are Bastards’. La historia de un grupo de antidisturbios, unido en lo bueno y en lo malo, y que parte de un punto muy conocido, la llegada del novato, que cree en la ley y en la justicia, descubriendo que lo correcto y lo incorrecto están separados muchas veces por una fina línea muy difícil de ver.

Allcopsarebastardsf2

Ambigüedad

Sollima plantea muchas veces el relato como un western crepuscular, de ecos Peckinpanianos, pero también con algo de reescritura del poliziesco italiano de los años setenta —con joyas como ‘Revólver’ (‘Revolver’, Sergio Sollima, 1973) a la cabeza—, adaptándolo a los nuevos tiempos. En una época —larga ya— en la que desahucios, racismo a raudales, homofobia sin sentido, y promesas políticas que dan risa, se multiplican, un film como el de Sollima es un triple salto mortal sin red.

En él la ambigüedad moral, ética y política, campa a sus anchas, levantando ampollas entre las mentes más ciegas y susceptibles, propinando una hostia de verdad a las vagas pupilas. ACAB – All Cops Are Bastards’ se la juega por completo al presentar a cuatro personajes centrales que no caen bien a nadie, y lo mismo podría decirse de los secundarios, supervivientes a los que les ha tocado ser la primera línea de ataque y defensa del poder establecido.

Todos ellos protagonizados por intérpretes en estado de gracia, esto es, son antes que parecen. Tres de ellos, Pierfrancesco Favino, Filippo Nigro y Marco Giallini, entre lo más reputado del cine italiano actual. Se entregan en cuerpo y alma a personajes nada fáciles. Atención al instante en que uno de los antidisturbios, debido a que le quitan la custodia de su hija, grita ante la sede del Gobierno todo lo que tiene que hacer por la mal llamada justicia, y que ahora le trata como a un criminal. Sollima reparte a ambos lados de la ley, sin entrar a juzgar.

Allcopsarebastardesf3

A golpes

Es el espectador quién tendrá que hacerlo, si quiere, mientras presencia enfrentamientos entre todo tipo de personajes de clases sociales medias bajas, incluidos los policías, y asiste a un retrato puramente humano de hombres destinados a un trabajo que tal vez no desean, pero es lo único que se les da bien —como los personajes de ‘Grupo salvaje’ (‘The Wild Bunch’, Sam Peckinpah, 1969)— y poseen un sentido de la lealtad que va más allá de leyes y ordenanzas.

En un mundo lleno de basura, la mayor alegría que puede recibir un antidisturbios es ser declarado inocente en un juicio de abuso de autoridad, y en el film se atreven a hacer un paralelismo con grupos neonazis, al enseñarles bailando de la misma brusca forma. Pero Sollima va mucho más allá de la tópica comparativa, a través de una puesta en escena vibrante y controlada, en la que los ecos antes mencionados, más el Carpenter que bebe de Howard Hawks propone una secuencia final antológica.

Con la promesa de pagar por los pecados del pasado, ése que cuando se va madurando se va comprendiendo en toda su esencia, la lealtad como bandera, la mala interpretación a través de la delación, y el destino buscando justicia en vidas manchadas de sangre, ACAB – All Cops Are Bastards’ concluye como el prefacio de una pesadilla —con ese enemigo de rostro invisible que se acerca por diferentes flancos—, en la que los soldados de las Termópilas son evocados, y el poder que observa sin inmutarse se apropia del terrorífico fuera de campo.

Ahí vienen. Ahí vamos. Y siempre será así.

]]>
<![CDATA['Expediente Warren: El caso Enfield', el terror]]> http://www.blogdecine.com/criticas/expediente-warren-el-caso-enfield-el-terror http://www.blogdecine.com/criticas/expediente-warren-el-caso-enfield-el-terror Mon, 20 Jun 2016 09:11:11 +0000 seleccionado por los expertos de titifano Expediente Warren Poster

TERROR. Estaba presente de forma inequívoca en la primera entrega y vuelve a estarlo en una secuela que, al igual que su predecesora, destila de mano de la dirección de James Wan una de las formas más depuradas y efectivas de miedo que hemos podido ver en el género en las dos últimas décadas...e incluso algo más atrás en el tiempo.

Lo que el cineasta logra en instantes —en muchos instantes— de ‘Expediente Warren: El caso Enfield’ (‘The Conjuring 2’, 2016) es la prueba palpable de que las afirmaciones que hicimos hace tres años acerca de la grandeza de ‘Expediente Warren’ (‘The Conjuring’, 2013) y de la capacidad del cineasta de imprimir terror, terror del más cercano que puede verse en la gran pantalla, estaban completamente fundadas.

Nada más representativo de ello, de que ese miedo es capaz de atenazar al respetable, dejarlo anclado a la butaca y no permitirle ni siquiera emitir un alarido es lo que este redactor pudo observar el pasado viernes cuando acudió a ver la cinta en V.O.: con la sala a medio llenar, y con una amplia presencia de público adolescente —como lo leéis, adolescentes viendo cine en inglés— mis temores a que tuviera que aguantar gritos y muestras de histeria fueron despejados cuando, al primer golpe de efecto, la respuesta de la sala fue un silencio tan aterrador como lo que acababa de mostrarse en pantalla.

Sin engaños

Expediente Warren A

De lo mucho que Wan pone en juego a lo largo de las dos horas y cuarto de metraje —que podrían considerarse algo excesivas si no fuera por lo compacto del conjunto— si hay algo que llama poderosamente la atención es la honestidad del director al plantear esos instantes en los que se busca instilar el terror de forma inequívoca en el respetable.

Aprovechando de forma soberbia el formato panorámico —ya lo hacía en la primera parte— y tomándose su tiempo para plantear la secuencia que toque, es digno de encomio que si el espectador comienza a sentir que algo va a pasar, empieza a notar ese cosquilleo de anticipación y observa como su inconsciente prepara todo el cuerpo para reaccionar contra lo que se le viene encima, sea porque en realidad lo que se va a mostrar no es uno de esos engaños en los que tanto ha incurrido el género en sus ejemplos menos nobles.

Aquí no hay lugar para falsedades. Sí, hay golpes de efecto. Pero están tan perfectamente justificados y han sido planificados con una precisión tan extrema que nunca, nunca, caen en el error de tratar de arrancar un grito de la platea con elementos que en nada añadan a la trama. En otras palabras, cuando saltamos en nuestro asiento —y creedme que lo haréis, y mucho— es porque Wan ha mostrado algo que tiene estrecha relación con la historia y no porque el hermano de la protagonista quiera atemorizarla…por poner un ejemplo.

Ejemplar realización, ejemplares actores

Expediente Warren B

Al espectacular aprovechamiento que apuntaba antes del formato panorámico —parece que siempre esté pasando algo en pantalla aunque por momentos sea imperceptible para el espectador— se une una realización que echa mano de los recursos más variados para que el conjunto no se perciba como una sucesión de “sustos” sueltos enhebrados con mayor o menor fortuna, y son multitud los instantes que ayudan a que la cinta gane en una cohesión a la que también auxilian, no cabe duda, todos y cada uno de los intérpretes que en ella figuran.

Sobre Patrick Wilson o Vera Farmiga poco hay que añadir a lo que ya dijimos tres años atrás, confirmando los dos actores que su elección para encarnar al matrimonio Warren no podía haber sido más afortunada. Del mismo modo cabría definir a la selección de Frances O’Connor como la sufrida madre que tendrá que asistir impotente a los fenómenos que se desatan en su casa, a la de Simon McBurney como el único que creerá que en la casa de los Enfield hay algo más que un gran montaje o, por supuesto, a Madison Wolfe, la niña que será epicentro de las perturbaciones.

La franqueza con la que la joven de catorce años afronta su papel, la veracidad que mana de su mirada y la inmediata empatía que ambos factores generan en el público son bazas que, sabedor de su potencia,Wan utiliza a placer para conseguir desmontar cualquier barrera que queramos anteponer a la cinta, resultando imposible no sentirse, bien en la posición de la niña, bien en la de su desesperada progenitora.

‘Expediente Warren: El caso Enfield’, pisando sobre seguro

Expediente Warren C

Que esta segunda entrega de ‘Expediente Warren’ funcione a la perfección no significa, como ya pasaba con su predecesora, que el guión sea un alarde extremo de originalidad y recurra a elementos que nunca antes han formado parte del género de terror. Antes bien, la genialidad de Wan y los hermanos Hayes es la de acudir a situaciones que ya hemos visto antes incontables ocasiones en cintas sobre casas encantadas y posesiones —las sombras de ‘Poltergeist’ (id, Tobe Hooper, 1982) o ‘El exorcista’ (‘The Exorcist’, William Friedkin, 1973) sobrevuelan ampliamente el metraje— y darles un barniz que las presente como auténticos hallazgos.

Lo que ese nuevo lustre no es capaz de ocultar, no obstante, es la facilidad con que la el espectador puede anticiparse al devenir de los acontecimientos. Un mal éste que ya palpitaba en el corazón de la primera entrega de forma menos evidente y que aquí se siente más directo aunque no llegue a suponer, en ningún momento, la ruina de una función que se disfruta sobremanera —entendiendo por ese disfrute el “sufrimiento” que acompaña al terror, claro— de principio a fin.

Tanto es así, que por muy enemigo que pueda uno ser de las secuelas —y servidor lo es, al menos en la gran mayoría de ocasiones en que un filme termina generando nuevas entregas—, admitir que ésta está a la altura de la primera es tan de recibo como solicitar de Wan que repita en su doble tarea de director y guionista en una tercera, una cuarta o una quinta siempre que se mantenga, claro está, el mismo nivel de calidad y la misma calidad de terror.

Otra crítica en Blogdecine | ‘Expediente Warren: El caso Enfield’, una excelente secuela

]]>