Favoritos de los expertos de titifano en Blogdecine http://www.blogdecine.com/usuario/ seleccionado por los expertos de titifano http://www.blogdecine.com <![CDATA[Entrevista a James Ward Byrkit, director de 'Coherence': "Me gusta desviarme del plan"]]> http://www.blogdecine.com/entrevistas/entrevista-a-james-ward-byrkit-director-de-coherence-me-gusta-desviarme-del-plan http://www.blogdecine.com/entrevistas/entrevista-a-james-ward-byrkit-director-de-coherence-me-gusta-desviarme-del-plan Fri, 24 Oct 2014 11:45:08 +0000 seleccionado por los expertos de titifano James Ward Byrkit

Nacido en Estados Unidos, la carrera profesional de James Ward Byrkit comenzó en el mundo de la publicidad, aunque no tardó demasiado en dar el salto al cine trabajando en el storyboard de la notable película ‘Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto‘ (‘Things To Do In Denver When You’re Dead’, Gary Fleder, 1995).

Sin embargo, fue su relación profesional con su amigo Gore Verbinski en títulos como ‘Un ratoncito duro de roer‘ (‘Mousehunt’, 1997), ‘Piratas del Caribe: La maldición de la perla negra‘ (‘Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl’, 2003) y sus dos primeras secuelas o ‘Rango‘ (2011) lo que hizo que su posición en Hollywood fuese mejorando. Tras varios cortometrajes, dio el salto a la dirección de largos con la excelenteCoherence‘ (2013), cinta que llega hoy 24 de octubre a los cines españoles.

  • ¿Cuándo decidiste que querías dedicar tu carrera al mundo del cine?

De niño parecía que todo lo que me gustaban contar historias, la fotografía, viajar, la música, el diseño, la actuación, el espectáculo, las mujeres robot estaban incluidas en el hacer películas, así que parecía que todo me encaminaba en esa dirección, aunque nunca tomé la decisión consciente de quererlo. En la universidad estudié diseño y todo acabó estando relacionado con el cine. No podía evitar coger una cámara siempre que surgía la ocasión y empezar a crear proyectos con mis amigos. Sólo después de empezar a conseguir trabajos haciendo storyboards para anuncios me di cuenta de que era una adicción de la que no iba a poder librarme.

  • ¿Cómo conseguiste tu primera oportunidad para hacer los storyboards de una película?

Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto

Eso sucedió cuando conseguí un agente que enseñó mi trabajo a Gary Fleder, que estaba dirigiendo una película titulada ‘Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto’. Para entonces ya tenía un gran portafolio gracias a mi trabajo en anuncios y vídeos musicales. Para todo trabajo al que aspiraba me presentaba como si ya fuera mío; me sentía muy cómodo, como si fuera a conseguirlo en ese mismo momento. Además, cuando empecé a dirigir anuncios por mí mismo, mi amigo Gore Verbinski dio el salto de la publicidad al cine y él me llamaba para ver si podíamos idear secuencias juntos. Eso fue lo que me llevó a trabajar en títulos cada vez más grandes.

  • Trabajaste en televisión poco después de eso. ¿Cómo lo recuerdas, fue una buena experiencia?

Fue un piloto para Aaron Spelling y fue todo lo que podías esperar de algo así: Actrices guapas, escenas de fiestas, un argumento excéntrico, todo muy californiano. Aaron era la monda, tenía una gran personalidad. Me encantaba mi reparto y disfruté haciéndolo, pero fue mi primer gran trabajo y aún tenía mucho que aprender sobre la realidad de hacer algo así. En televisión el director no tiene auténtico poder, lo que me preparó para cosas más importantes y me empujó hacia la dirección y lejos de la televisión. No lo cambiaría por nada.

  • ¿Qué podrías contarnos de tu trabajo con Gore Verbinski, te sirvió de inspiración para hacer tus películas?

Gore Verbinski con James Ward Byrkit

Gore es un genio chiflado, muy inspirador. Conectamos hace 18 años, compartíamos la misma estética y nos gustaban las mismas películas. Se nos ocurrían ideas juntos, representábamos escenas juntos, escribíamos canciones juntos. Mis momentos favoritos eran cuando nos reuníamos antes de que un guión estuviera acabado, como con ‘Piratas del Caribe:’ o ‘Rango’ (2011), porque entonces era cuando cualquier cosa podía pasar.

Recuerdo hablar con él poco antes de las secuelas de ‘Piratas del Caribe: La maldición de la perla negra’ sobre que iba a volver a haber piratas muertos. Estaba preocupado porque ya habíamos hecho esqueletos pirata en la primera parte. ¿Qué iba a hacer que estos fueran diferentes? Estaba previsto que mantuvieran algo de carne, pero sugerí que podíamos hacerlo mejor, que era era una oportunidad para crear algo genial. Gore me mencionó que vivían debajo del agua y eso desembocó en un par de horas de creatividad entre nosotros. Nos agarramos a la idea de piratas cambiados por el mar, como salidos de ‘La Tempestad’. Todos los logros visuales, los tentáculos y la garra de Davy Jones, los percebes, los caparazones y las extrañas partes de peces de la tripulación… Todo eso surgió de la unión de nuestros cerebros.

Incluso sin Gore habría tenido la inspiración para hacer mis propias películas, pero él me ha dado un montón de años de pulido y comprensión de la construcción de escenas, la composición de planos y un montón de otros detalles. Además, somos diferentes. A él le encanta planearlo todo y yo soy muy dado a la improvisación, a crear cosas aleatorias que habrá que aclarar más adelante. Me gusta desviarme del plan. Yo quiero dejar de lado los storyboards y zambullirme en algo inmediato y peligroso.

  • De hecho, apareces acreditado en ‘Rango’ por tu participación en la etapa inicial del guión, ¿cuál fue exactamente tu aportación en ese área?

Gore tenía una gran idea para la historia y me la expuso. Durante el año siguiente le dimos duro a la historia, creando personajes, voces y rarezas. Creamos una animática de toda la película con Gore y yo haciendo las voces. John Logan hizo un trabajo crucial, porque cogió todas esas escenas locas y las unió en un guión coherente y nos guió hacia un final estable. Aprendí mucho de John y comprendí la forma en la que encara un guión, lo cual fue muy inspirador. Nadie trabaja más duro que él. Gore y yo seguimos puliendo cosas y trabajando en los diálogos hasta apenas un par de meses antes del estreno. Fue muy enriquecedor participar en algo desde su concepción hasta la versión terminada enseñada en todas partes.

  • ¿Cómo se te ocurre la idea para ‘Coherence’?

Cartel de 'Coherence'

Alex Manugian, con quien escribí el guión, y yo habíamos estando buscando la idea apropiada para una cinta de presupuesto superbajo. Sabíamos que queríamos coger un par de cámaras 5D y rodar algo, así que a principios de 2010 empezamos a hacer pruebas de cámara y para el verano ya teníamos establecidos los puntos básicos de la historia. En noviembre rodamos una escena de prueba con la mayor parte del reparto que apareció en la película para ver si la idea de una narrativa improvisada funcionaría.

  • ¿Cuáles dirías que fueron vuestras principales influencias, quizá ‘La dimensión desconocida’? También pensé bastante en ‘El ángel exterminador’ (Luis Buñuel, 1962) durante el primer acto de ‘Coherence’...

Definitivamente ‘La dimensión desconocida’. Ese fue nuestro referente de que una historia puede contarse en un espacio reducido centrándose en los personajes sobre los efectos especiales. También las historias de Ray Bradbury tenían un aire al que aspirábamos. La película ‘Un dios salvaje’ (‘Carnage’, Roman Polanski, 2011) y la obra en la que está basada también fueron puntos de referencia. Alex Manugian también mencionó ‘El ángel exterminador’, pero sólo de pasada.

  • ¿Cuánto dinero tuviste a tu disposición para hacer ‘Coherence’?

¡El dinero hubiera estado muy bien! Básicamente, mi esposa iba a tener un bebé y en lugar de comprarnos un Prius con cuatro puertas para poner la silla del bebé en la parte trasera, hice una película. A cambio, conduje el Yaris de dos puertas de mi esposa al trabajo durante dos años para que ella pudiera usar mi viejo coche de cuatro puertas como el vehículo familiar. Entonces Bellanova Films, creada por mi hermana Alyssa, se unió y consiguió los fondos para la postproducción y así pudimos acabarlo todo como una película de verdad.

  • Está claro que pensasteis de forma escrupulosa lo que querías contarnos con ‘Coherence’, pero es una película abierta a teorías alocadas sobre lo que realmente sucede, ¿ha habido muchas reacciones que no consigues creerte o parece que la gente ha entendido más o menos lo mismo que buscabas?

Ha habido reacciones de todo tipo. Una mujer la vio una vez y compartió su impresión sobre todo y estaba increíblemente cerca de lo que Alex y yo habíamos estado hablando durante un año. Notó todos los pequeños detalles y cómo se unían entre sí hasta el desenlace.

Algunos espectadores se pierden por el camino y tienen que inventar su propio significado de lo que sucede, lo cual es maravilloso y me encanta oírlo. ‘Coherence’ puede parecer fácilmente mucho más compleja de lo que realmente es. No quiero hacer de menos ninguna de las interpretaciones, por lo que soy muy cauteloso a la hora de corregir a nadie. Por suerte, hay suficiente espacio para entenderla de muchas formas, ya sea la ciencia, la filosofía, la ética, el puzzle o los personajes en sí mismos.

Lo mejor es cuando alguien la ve por segunda o tercera vez. Es apasionante ver cómo alguien percibe la estructura o una de las capas que le pasaron por algo en el primer visionado. Es una película auto-reflexiva, es como poner dos espejos, uno enfrente del otro.

  • Resulta llamativo que dieses tanta libertad a los actores cuando tenías tan claro lo que querías contarnos, ¿cuál era tu objetivo con ello?

Los protagonistas de 'Coherence'

Eso fue en pro de unas actuaciones naturales. Los guiones son a menudo documentos muy falsos, no capturan la caótica naturalidad de los diálogos humanos, sobre todo con un reparto. Sabía que necesitamos diálogos que se sobrepusieran a otros, conversaciones reales. El objetivo era obligar a los actores a escuchar con suma atención y a vivir la experiencia de verdad en lugar de limitarse a memorizar líneas de diálogo. Fue también una prueba para permitir aportaciones inesperada de los actores, de tratarlos como colaboradores creativos. Tuve que aprender a manejarlo y a reaccionar de forma instintiva. Eso hizo que improvisara tanto como los propios actores.

  • ¿Afectó eso al rodaje, rodasteis la película cronológicamente con el fin de mantener esa naturalidad?

Sí, rodamos en orden durante cinco noches. Los actores aparecieron y tuvieron que fingir de inmediato que eran grandes amigos e ir directos a la fiesta sin saber dónde iban a desembocar las cosas. Nunca sabían por donde iban a ir los tiros cada noche.

  • Las secuelas y los remakes son bastante habituales en la actualidad, incluso con películas muy recientes, ¿estarías abierto a la posibilidad de explorar nuevamente el universo de ‘Coherence’?

En lo referente a remakes y secuelas, varias productoras y hasta un gran estudio nos han preguntado al respecto. El problema es que la película ya está en su forma más pura ahora mismo, así que no nos parece apropiado hacer un remake con actores conocidos porque no tendría el mismo encanto. Sí que estoy abierto a hacer una versión en otro lenguaje. Por ejemplo, sería genial hacerlo con un estupendo reparto español.

  • ¿Cuándo podremos ver otra película dirigida por James Ward Byrkit, tienes ya alguna idea en mente?

¡Eso dependerá de cómo funcione ‘Coherence’! El único activo rodando cine, aparte de ser alguien famoso, es cómo lo ha hecho tu última película. Tengo una historia sobre viajes en el tiempo que me encanta y espero encontrar la financiación. Alex Manugian y yo escribimos la historia y pensamos lo que creo que son algunas geniales ideas sobre la materia que no han sido usadas hasta ahora. Tendré en cuenta lo aprendido con ‘Coherence’, sobre todo en lo referente a tratar a los actores como colaboradores y permitir que surjan actuaciones mucho más naturales. Estamos intentando sacar adelante esa y otras ideas mientras promocionamos ‘Coherence’.

]]>
<![CDATA[Añorando estrenos: 'L'assassino è costretto ad uccidere ancora' de Luigi Cozzi]]> http://www.blogdecine.com/criticas/anorando-estrenos-l-assassino-e-costretto-ad-uccidere-ancora-de-luigi-cozzi http://www.blogdecine.com/criticas/anorando-estrenos-l-assassino-e-costretto-ad-uccidere-ancora-de-luigi-cozzi Thu, 16 Oct 2014 10:01:48 +0000 seleccionado por los expertos de titifano Lassainoacoraf1 1

Luigi Cozzi es conocido por sus números plagios en el cine fantástico, refritos que haciendo una comparación podrían significar algo así como la respuesta italiana, o viceversa, que nunca se sabe, a nuestro Juan Piquer Simón. Este último simplemente para recaudar una buena suma de dinero —sobre todo con bombazos espectaculares como los del bodrio ‘Mil gritos tiene la noche’ (1982)—, y Cozzi ídem de lienzo con el añadido de que es un fan absoluto del cine italiano de género, tomando prestadas muchas cosas de sus coetáneos y consciente de sus limitaciones como director.

Entre los despropósitos que bañan su filmografía tenemos productos como ‘Star Crash, choque de galaxias’ (‘Starcrash’, 1978), perfecto ejemplo de su cine, y también un gran éxito en Italia. Pero de toda su filmografía, no demasiado extensa, destaca una película tan curiosa como ‘L’assasino è costretto ad uccide ancora’ (1975), perteneciente al subgénero del giallo, iniciado por Mario Bava y desarrollado por Dario Argento, y que muy extrañamente se aparta un poco de las constantes del mismo. Aportaciones de otros estilos y directores proporcionan al film una identidad propia, a pesar de ciertas concesiones, innecesarias pero lógicas.

Lassainoacoraf2

Además de ser un giallo con todos sus elementos, el film de Cozzi recoge elementos de otros films mucho más conocidos. Por ejemplo la premisa parece una variación de ‘Extraños en un tren’ (‘Strangers on a Train’, Alfred Hitchcock, 1951); George Hilton es Giorgo, un marido infiel a su esposa que ven una oportunidad de oro cuando ve cómo un misterioso hombre se deshace del cuerpo de una joven tirándolo al río en su coche. En un delirio de decisión —¿cómo puede estar seguro Giorgo de que no sufrirá el mismo destino que la chica?— el asesino es tentado por una interesante propuesta de asesinato, a cambio de silencio y una gran cantidad de dinero.

Lo que parece que irá sobre el asesinato de la esposa a manos de un asesino y una coartada más que suficiente por parte del asesino que le libra de toda sospecha, cambiará por completo su curso cuando sucede el mayor acierto argumental del film. Mientras trata de limpiar la escena del crimen en la casa de la víctima, el asesino deja el coche con el cuerpo de la mujer en el maletero, y le es robado por una pareja de delincuentes que sólo quieren pasar un buen rato. Detalle muy ingenioso que da lugar a una persecución del asesino a esos jóvenes ladrones que desconocen lo que llevan en el coche.

Lassainoacoraf3 1

Tono y presencia física

Del color amarillo, que subraya sin descaro el género —giallo también es amarillo en italiano— al que pertenece el film, en lo que simula ser una señal de respeto y adoración a un tipo determinado de películas que sumaron un capítulo más, y muy exitoso, a la ya de por sí maravillosa cinematografía italiana, en la escena del asesinato, se pasa pues a lo que es una road movie en toda regla, con el asesino cercando a sus víctimas. El nivel de tensión y suspense en ese tramo alcanza su esplendor en el instante de la violación de la chica y la paliza al chico, de una violencia sin cortapisas. Una explosión de brutalidad en el momento adecuado. Una especie de catarsis del género en sí, del que se aleja en un momento dado para volver a él con toda su fuerza.

Por supuesto, y tratándose de Cozzi, no es oro todo lo que reluce. El film tiene sus fallos, o descuidos, como esa desaparición argumental del personaje de Hilton, en apariencia vital para el relato, para rescatarlo en los últimos instantes, sobre todo por la presencia de un investigador policial que es más listo que nadie —una de las incongruencias de la trama—; o esa concesión al espectador con las escenas sexuales metidas a calzador, lógicas por los tiempos que corrían pero innecesarias. Erotismo de bajo tono para satisfacer las inquietudes de un público que cambiaba a pasos agigantados.

Afortunadamente, ese detalle argumental que hace cambiar al film de tono, ocupando la mayor parte del metraje, y una sorprendente mano firme de Cozzi en la puesta en escena y el ritmo, hacen del film un giallo diferente muy disfrutable, ya sólo sea por su aportación a la galería de asesinos de la historia del cine con ese fascinante personaje al que da vida Antoine Saint-John, de rostro pétreo, en la línea de James Coburn o similares, parco en palabras y contundente en actos, con un caminar y mirada que vaticinan su brutalidad como asesino implacable.

]]>