Festival de Venecia 2011 | 'Faust', de Aleksandr Sokúrov, se lleva un poco esperado León de Oro

Síguenos

El topo

Anoche se clausuró la 68ª edición del Festival de Cine de Venecia, con la entrega de unos premiso que la prensa ha calificado de justos, pese a que maestros como David Cronenberg, Roman Polanski y William Friedkin, que habían recibido elogiosos comentarios, se hayan ido con las manos vacías y a que los favoritos más cacareados, como ‘El topo’, de Tomas Alfredson (’Let me In’) o ‘Life without Principle’, Johnnie To, no estén entre los galardonados. No sabemos si la crítica internacional tiene mal olfato para vaticinar los premiados o si los gustos del jurado son demasiado particulares… pero puestos a elegir, aunque sea sin haber visto ninguna de las películas a concurso, me quedaría con lo segundo.

El León de Oro a la mejor película se lo llevó ‘Faust’, una adaptación, rodada en alemán, del texto de Goethe del ruso Aleksandr Nikoláyevich Sokúrov, responsable de ‘Madre e hijo’, ‘El arca rusa’ y ‘Moloch’; que se ha calificado de “caótica pero poética”. El presidente del jurado, Darren Aronofsky, declaró antes de entregar el premio que la película había conmovido a todos los miembros del jurado por igual. Es decir que, al parecer, en esta ocasión, a diferencia del premio de Cannes a Apichatpong Weerasethakul, sí hubo unanimidad.

En las categorías actorales es donde sí aparecen películas que la prensa esperaba ver entre las premiadas. Es el caso de ‘Shame’, de Steve McQueen, por la que Michael Fassbender obtiene Copa Volpi al mejor actor, y ‘Tao Jie’ (’ A Simple Life’), de Ann Hui, que se lleva el de mejor actriz la anciana Deannie Yip.

El León de Plata a la mejor dirección fue para el chino Cai Shangjun por ‘Ren shan ren hai’ (‘People Mountain People Sea’). El gran premio del jurado fue para Emmanuele Crialese por ‘Terraferma’, mientras que el Osella al mejor guión fue para el griego Yorgos Lanthimos (‘Canino’), por ‘Alps’. El Osella a la mejor fotografía se lo llevó Robbie Ryan por ‘Cumbres borrascosas’ (‘Wuthering Heights’), y el Premio Marcello Mastroianni a los actores emergentes fue para los dos protagonistas de la japonesa ‘Himuzu’: Shôta Sometani y Fumi Nikaidô.

Asimismo, el festival rindió homenaje a Marco Bellocchio con el León a la Carrera durante una ceremonia presidida por otro Bernado Bertolucci en la que se proyectó la versión restaurada de ‘En el nombre del padre’ (‘Nel Nome del padre’, 1971).

El filme de ciencia ficción de Kike Maíllo, ‘Eva‘, presentado fuera de concurso, ha conseguido el premio dedicado a la infancia Vittorio Veneto.

En la ceremonia de clausura se proyectó ‘Damsels in Distress’, de Whit Stillman.

Lo que dijo la crítica sobre ‘El topo’

La mencionada al inicio, ‘El topo’ (‘Tinker Tailor Soldier Spy’), de Tomas Alfredson, había recibido, tras su proyección, grandes elogios de la prensa: “diligente, honrada, astuta”, decía Indiwire y The Guardian se equivocaba al profetizar: “La mejor película y la clara favorita al León de Oro”. Time-Out recalcaba “maravillosa adaptación […] Excelente elenco”. Daily Mail parecía el único medio que le encontraba defectos: “La película requiere concentración. No es aburrida, pero puede parecérselo a algunos espectadores, especialmente los más jóvenes […] Oldman está estupendo y sería un justo candidato al Oscar”. También sobre el español Alberto Iglesias, aseguraban que “conseguirá una nominación al Oscar por la banda sonora. Eso se lo puedo garantizar desde ya”.

Vía | Web oficial del Festival de Venecia.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios