Terrence Malick decepciona en el festival de Venecia con 'To The Wonder'

Síguenos

Ben Affleck y Rachel McAdams en una escena de To The Wonder

Consigue que ‘El árbol de la vida’ parezca ‘Transformers’.

La frase es de Ben Affleck, que no ha acudido al festival de Venecia para apoyar la presentación de ‘To The Wonder’ (Terrence Malick, 2012), el segundo plato fuerte de la 69ª edición del certamen tras ‘The Master’ (Paul Thomas Anderson, 2012). Lógicamente, había mucha expectación por ver el nuevo trabajo de Malick, casi un año después de ganar la Palma de Oro en Cannes con ‘El árbol de la vida’ (‘The Tree of Life’, 2011), y la sensación general ha sido de decepción, aunque hay quien considera que es mejor que la última.

Hace un par de días hablamos aquí de cómo Malick en la sala de montaje puede llegar a recortar el trabajo de los actores hasta dejarlo en poco menos que cameos, o incluso borrar su rastro, independientemente de la fama de los intérpretes o del tiempo que en principio tuvieran asignados según el guion. Ya sabíamos que las escenas que filmaron Rachel Weisz, Barry Pepper, Michael Sheen, Amanda Peet y Jessica Chastain habían sido eliminadas de ‘To The Wonder’ pero ahora que se ha visto el film hay que añadir que Ben Affleck, que en teoría interpretaba al protagonista, tampoco interviene demasiado. Al parecer, Rachel McAdams y Javier Bardem también tienen escasa presencia en pantalla por lo que finalmente es Olga Kurylenko quien encarna al personaje más relevante. Como la chica es muy mona, y Affleck bastante soso, dudo que nadie vaya a quejarse por el cambio. Lo raro es que la única imagen oficial que hay de ‘To the wonder’ muestra a Affleck y McAdams; el motivo, según los productores, es que la distribuyeron al comienzo del rodaje, antes de que Malick tuviera claro a dónde quería llegar.

Malick y Affleck durante el rodaje de To The Wonder

Según la mayoría de medios acreditados en la Mostra de Venecia, la película provocó sonoros abucheos y tímidos aplausos. Cada uno que lo entienda como quiera, pero pasó lo mismo cuando se proyectó ‘El árbol de la vida’ en Cannes —lo puedo asegurar porque estuve allí—, así que no me extrañaría que al final ‘To the wonder’, a pesar de todo lo que se está diciendo ahora, llegue a figurar en el palmarés, y que con el paso del tiempo se empiece a hablar otra vez de una obra compleja, cautivadora y apabullante. En lo que todos coinciden, incluso los que consideran que Malick ha fracasado o que su última película está hecha con las sobras de ‘El árbol de la vida’, es en la belleza de las imágenes, fruto de la colaboración del director con el prestigioso Emmanuel Lubezki.

En LaVanguardia se destaca la labor de Javier Bardem —aunque en otros medios aseguran que sus escenas causaron risas entre el público—, el único capaz de “dar solidez, consistencia, verdad humana a esa pieza musical, ese ballet incesante que resulta a la postre ‘To The Wonder’. Por momentos un largo videoclip, como un largo y caro anuncio de perfume francés, e igual de vacío”. En ElPaís se elogia la primera mitad del film, que deja clavado a la pantalla, pero “atravesado el ecuador, la poesía más banal se apodera de todo y ‘To The Wonder’ se cae por el barranco de la pretenciosidad. Lo que hasta ese momento ha podido ser engullido por la impresionante ingeniería visual de Malick se despeña en cuestión de minutos”.

TheHollywoodReporter tampoco deja bien la película, la califica como “un batiburrillo impresionista”, afirma que Malick “llena su película con una escena inconclusa tras otra” —en varios medios se subraya que hay hasta cinco montadores acreditados, olvidando recordar que la ganadora de la Palma de Oro también requirió el trabajo de otros cinco— y remata diciendo que ‘To The Wonder’ carece de vida e ideas. Al que sí le ha entusiasmado es al crítico de ThePlaylist, si bien al igual que los demás considera que Malick abusa de la voz en off —según dicen, para compensar la falta de diálogos—; pone por las nubes a Kurylenko y define la película como “hermosa, sincera y cruda”. También afirma que hay periodistas y críticos que parecen sentirse superiores al abuchear a Malick.

Nicolas Gonda, Olga Kurylenko, Romina Mondello y Sarah Green

Por supuesto, el cineasta no acudió a Venecia. Es bien sabido que no atiende a los medios y que no desea aparecer en fotos, por lo que no se le esperaba, pero en este caso además se da la circunstancia de que está trabajando en no una sino en dos películas más —‘Knight of Cups’ y otra sin título que se conocía como ‘Lawless’—. Tampoco estuvieron en la Mostra los nombres más célebres del reparto, Affleck, McAdams y Bardem —en su caso porque está trabajando a las órdenes de Ridley Scott en ‘The Counselor’—. Así que en la descafeinada rueda de prensa solo estuvieron las actrices Olga Kurylenko y Romina Mondello —dicen que por ser italiana, parece que no tiene un papel relevante en la película— y los productores Nicolas Gonda y Sarah Green.

De lo que hablaron con los periodistas, casi todo lo que se ha destacado salió de boca de Kurylenko, cuya carrera podría despegar de una forma similar a como lo hizo la de Chastain tras ‘El árbol de la vida’. Reveló que Terrence Malick le pidió que antes del rodaje, en un par de meses, leyera ‘Ana Karenina’, ‘Los hermanos Karamazov’ y ‘El idiota’. En cuanto al método de trabajo del director con los actores, la ucraniana dijo: “A menudo decía ‘desecha las palabras, no las digas, piénsalas’; está convencido de que el silencio es más poderoso”. La actriz cree que la película es la historia de una pareja que aun amándose no puede convivir, por más que lo intenten, y que se plantea una gran duda: “si el amor es una expresión de nuestro libre albedrío o es algo que está por encima de nosotros, que nos domina”. De momento, no hay fecha de estreno para ‘To The Wonder’, y me temo que si no consigue algún premio importante —aquí o en el festival de Toronto— no la veremos en España hasta el año que viene.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios