Sigue a Blogdecine

Venecia Los Idus de marzo

El festival de Venecia, de cuyo comienzo informé, hace unos días, llega hoy a su sexta jornada y aprovechamos este ecuador para echar la vista atrás y hacer un repaso de las películas que se han presentado allí y de las críticas que éstas han recibido. Como ya hemos comentado, se estrenan en el Lido de la ciudad de los canales algunas de las cintas que con más ansias esperamos del año 2011, que aún tiene mucho que ofrecer cinematográficamente. Aunque son muchos más los títulos que se han proyectado dentro y fuera de la sección oficial a competición, me quedo con los cuatro que más expectativas han despertado hasta la fecha: ‘Los Idus de marzo’, ‘Un dios salvaje’, ‘Un método peligroso’ y ‘Contagio’.

‘Los Idus de marzo’ (’The Ides Of March’), de George Clooney, es la película que inauguró el Festival de Venecia 2011, la noche del 31 de agosto. Boyero la calificó de “retrato implacable de la hipocresía, de lo que esconden las apariencias, de la inevitable corrupción y el cinismo arrogante que alimenta a la maquinaria política”, y añade que lo hace “con lucidez feroz, sin apelar al maniqueísmo”. Sergi Sánchez confirma que “es un cine clásico que sabe contar historias”. En El Mundo añaden que se trata de “una película ajustada a razones [...]. Una solvente intriga con parada y fonda en los intestinos de cualquiera”. Las críticas del extranjero están en consonancia, pero son mucho menos entusiastas. Desde Reino Unido, en Variety dicen que es un “drama interesante, pero excesivamente solemne, que parece ir [...] lejos en su propio cinismo” y en EE. UU., el Hollywood Reporter dedica sus elogios únicamente al aspecto actoral.

‘Un dios salvaje’, (’Carnage‘), de Roman Polanski es, al igual que la película anterior, una adatpación de una obra de teatro, en este caso de Yasmina Reza. Está protagonizada por Kate Winslet, Christoph Waltz, Jodie Foster y John C. Reilly. En el Telegraph dicen que “está bien interpretada y es vertiginosamente disfrutable”, aunque Variety critica que no “se libra de una sensación de amaneramiento y hermetismo que constantemente traiciona sus orígenes teatrales” y, ni para bien ni para mal, el Hollywood Reporter añade que es “Desagradable, cortante, interpretada con destreza y quizás la película más rápida jamás dirigida por un casi octogenario”. En nuestro país, Boyero, como si creyese que habla de sí mismo dice que es “brillante y malévola”; en Público se reiteran en el tema del ritmo y otra crítica de la misma publicación concluye que la obra teatral “adquiere una dimensión diferente en manos de Polanski y de sus cuatro protagonistas”. Sergi Sánchez dice que muerde “la yugular de los bienpensantes”, aunque eso creo que será más cosa de Reza que de Polanski, y Nando Salvá de El Periódico incide en el aspecto que yo menos me habría esperado en la adaptació y que otros medios ya han comentado: el humor, al decir que son “lo 80 minutos más hilarantes vividos en un festival”. En general, críticas menos positivas de lo que habría supuesto y con un cariz algo diferente al que habría esperado encontrar en esta traslación de Polanski al cine de una obra que tanto aprecié en teatro.

Un dios salvaje

‘Un método peligroso’ (’A Dangerous Method‘), de David Cronenberg, es descrita en Fotogramas como “un psicoanalítico filme con el que el director cambia el registro de sus últimos trabajos y muestra la lucha entre los instintos y la razón”. Keira Knightley, Viggo Mortensen y Michael Fassbender protagonizan una de las favoritas para el León de Oro de la sección oficial a concurso, que fue acogida con aplausos entusiastas. En El País añaden que “tiene algunos de los tics de Cronenberg“ y que muchos quedaban con la “cara del que ha visto una película con bobinas cambiadas”. Todos coinciden en que las interpretaciones de los hombres son sobrias, mientras que la de Knightley podría considerarse pasada. Variety confirma que podemos encontrarnos ante una de las cintas del año al decir que, “sacudiéndose cualquier remanente polvoriento de las obras de época, la película aborda espinosos asuntos psico-sexuales y problemas de ética profesional con una franqueza que resulta completamente contemporánea”.

‘Contagio’ (’Contagion‘), de Steven Soderbergh, se presentó fuera de competición y recibió una gran ovación por parte de la crítica presente en el pase. Luis Martínez, para El Mundo, da unas declaraciones tan poco digeribles como posiblemente sea el film: “Soderbergh infecta la Mostra del mejor cine. [...] Es tan efectiva (sin concesiones) como la peste bubónica del pasado. [...] El terror se mastica en cada fotograma como algo perfectamente real”. Boyero, para El País, dice cosas que hace que me apetezca mucho verla: “Está llena de matices, desdeña el sensacionalismo”. La prensa extranjera, de nuevo, es mucho menos entusiasta: “a veces parece una serie de anuncios de salud pública. Aun así, está un nivel por encima de la mayoría de los thrillers de Hollywood”, afirma David Gritten para el Telegraph, y e la británica Variety aseguran que es “una enfermedad que merece la pena pillar”.

Vía | Página oficial del Festival de Venecia.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios