Compartir
Publicidad
'Cincuenta sombras más oscuras' es incluso peor que la anterior
Críticas

'Cincuenta sombras más oscuras' es incluso peor que la anterior

Publicidad
Publicidad

A los ejecutivos de Hollywood les encantaría dar con la fórmula secreta para hacer películas que gusten a todos los públicos, pero lo cierto es que es prácticamente imposible hacer ya solamente una que cuenta con el aplauso unánime. Eso no quita que muchas lo intenten -y fracasen en mayor o menor medida-, pero también queda la opción de apostar por cierto tipo de espectador siempre y cuando sea lo suficientemente numeroso.

Eso fue exactamente lo que sucedió con ‘Cincuenta sombras de Grey’ (‘Fifty Shades of Grey’), una adaptación muy orientada a ciertas personas que disfrutaron de ella, mientras que el resto asistimos con incredulidad ante lo que sucedía en pantalla. ¿De verdad alguien esperaba que eso fuera a cambiar con ‘Cincuenta sombras más oscuras’ (‘Fifty Shades Darker’)? Yo al menos no esperaba que fuera menos lamentable, pero sí que los niveles de ridículo no fueran a más...

Otro desastre

Dakota Johnson Jamie Dornan Cincuenta Sombras Mas Oscuras

Tras una muestra bastante discreta de sus perversiones, Anastasia salió huyendo, por lo que ‘Cincuenta sombras más oscuras’ tenía que volver a unir a los personajes y luego ver cómo iban amoldándose a esa nueva relación entre ellos. Aquí ella ya ha dejado atrás toda su ingenuidad -aunque sigue habiendo algún diálogo bastante penoso para recordarnos que ella era una joven casta y recatada- y todo gira alrededor de hasta qué punto quiere que él sea cómo es sin por ello tener que llegar a hacer algo que vaya en contra de sus principios.

Lo cierto es que todo eso suena muy poco interesante, ya que en el fondo todos sabemos que van a reconciliarse, por lo que toda la gracia queda reservada en ver hasta qué punto pueden hacer su visionado algo entretenido los diferentes obstáculos que han de ir sorteando. Por desgracia, no existe el más mínimo interés en indagar en ninguno de ellas, quedando todo reservado a golpes de efecto un tanto gratuitos que sólo consiguieron que me desesperara cada vez más.

Cincuenta Sombras Mas Oscuras Kim Basinger

Lo que no tengo claro es cuál de ellos está integrado peor. Por un lado tenemos una subtrama lamentable con el jefe de Anastasia -pasado de rosca Eric Johnson-, que sin duda no se apellida Hyde por casualidad, y que amenaza con ir más allá en la tercera entrega, luego la tensión artificial de la antigua sumisa de Christian -intrascendente Bella Heathcote-, sin olvidarnos de la paupérrima utilización de Kim Basinger como la Mrs. Robinson particular de él.

No obstante, hay una fase de la película que para mí fue lo que consiguió que sitúa a ‘Cincuenta sombras más oscuras’ en un nivel ligeramente inferior al de su predecesora cuando hasta entonces alguna pequeña gota de humor lo estaba evitando. Me refiero a un momento de gran tensión salido de la nada que resulta tan gratuito que lo único que despierta es incomprensión, pero es que luego su resolución resulta tan delirante que uno casi sin olvida de que encima no aporta nada real en el apartado dramático. Un auténtico desastre.

‘Cincuenta sombras más de oscuras’, de donde no hay...

Escena Cincuenta Sombras Mas Oscuras

Dejando eso a un lado lo que nos queda son los tira y aflojas esperables entre Christian y Anastasia, con él tendiendo a actuar como si ella fuera de su propia propiedad, mientras que el personaje interpretado por Dakota Johnson sique queriendo demostrar que es una mujer libre y con derecho a triunfar por su cuenta -ya lo de justificarlo más allá de un par de diálogos y una escena metida con calzador como que no les interesa demasiado-.

Ahí vuelve a surgir el hecho de que los personajes simplemente no me transmiten nada y que encima de sus bocas salen conversaciones que oscilan entre lo anodino, lo absurdo y lo directamente insultante. Además, el relato está hilado de tal forma que da la sensación de “avanzar” a trompicones -dando pasos hacia delante o atrás de forma continuada-, algo que no sucedía en la primera entrega. Parece que simplemente quieren ir ganando tiempo en lugar de aportar algo.

Anastasia Cincuenta Sombras Mas Oscuras

Ante eso poco pueden Johnson y Jamie Dornan, quienes haciendo un ejercicio radical de abstracción, sobre todo en el caso de él -ella sigue siendo un acierto de casting, pero milagros tampoco hace-, puedo ver que encajan en sus personajes y, al contrario que actores de otras sagas "mejorables", no los abordan desde la desidia absoluta. El problema es que no hay material alguno que puedan elevar, simplemente tienen que intentar salvar con la mayor dignidad posible sus personajes. Otra cosa es que siga sin haber química entre ellos -quizá por eso funcionan mejor cuando tienen otras parejas-.

Por lo demás, el cambio en la puesta en escena pasa un tanto desapercibido, aunque aquí da la sensación de que el erotismo es incluso menor cuando su presencia en pantalla es similar, quizá porque James Foley parece confiar más en la magia del montaje -que aquí es intentar que las imágenes luzcan mejor por el tema musical que suene de fondo en ese momento, y no solamente en los momentos sexuales- que en aportar algo. Quizá simplemente no le dejaron hacer más, que la idea de un director de paja encaja bien en un proyecto así...

En definitiva, ‘Cincuenta sombras más oscuras’ me ha resultado igual de insoportable e incluso más absurda que ‘Cincuenta sombras de Grey’ por lo que acaba siendo peor, pero aquellas personas que disfrutasen con la primera entrega dudo mucho que vayan a salir decepcionados de la sala. El resto no esperéis un milagro y simplemente buscaos alguna alternativa como la tronchante aventura de Batman en forma de Lego o directamente algo ajeno al cine.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos