Compartir
Publicidad
'El caso Sloane', una sensacional Jessica Chastain eleva este alegato sobre el control de armas
Críticas

'El caso Sloane', una sensacional Jessica Chastain eleva este alegato sobre el control de armas

Publicidad
Publicidad

Hay una serie de actores que, por el motivo que sea, siempre suelen hacer mejor las películas o series en las que participan, sin importar si estas eran ya de por sí buenas o malas. Luego es verdad que no todos vamos a coincidir en señalar qué intérpretes son capaces de ello. El primer nombre de alguien en activo que siempre me viene a mí a la mente al pensar en eso es el de Stanley Tucci, pero hay varios más, y Jessica Chastain se encuentra entre ellos.

Ya no es solamente que me sea imposible recordar alguna vez que no haya dado la talla, sino que incluso en películas horribles como ‘Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la de reina de hielo’ (‘The Huntsman: Winter´s War’) logra sobreponerse al desastre generalizado. Sin embargo, está claro que también agradece contar con propuestas que en un conjunto, aunque tengan sus peros, ya de por sí merezcan la pena, que es exactamente lo que sucede en ‘El caso Sloane’ (‘Miss Sloane’).

Un buen reparto con una gran protagonista

Jessica Chastain El Caso Sloane

Como en prácticamente cualquier género, una película como ‘El caso Sloane’ lo hubiera confiado todo a un protagonista masculino con carisma que diera la confianza a sus productores de conseguir un éxito comercial sin tener que invertir demasiado dinero en la película. Seguro que todos podemos pensar en diferentes nombres en función de la época, pero ahora parece que en Hollywood poco a poco se va dando más peso a la mujer y estamos ante uno de esos casos.

Al final no estamos más que ante un ejemplo de alguien que se deja llevar por su conciencia para poner en jaque a un gran conglomerado. Ya lo hemos visto en varias ocasiones, aunque, claro está, cambiando pequeños matices de un caso a otro, principalmente en los límites que está dispuesta a sobrepasar el protagonista para conseguir su objetivo. Se puede apostar por la ingenuidad hasta caer en una gama de grises más interesante, que es justo lo que sucede aquí.

Mark Strong Jessica Chastain

De hecho, eso es lo que permite a Chastain tener más armas para reflejar la obsesión de su personaje para poner freno al lobby armamentístico, recurriendo a bajezas de todo tipo que en el fondo parecen más propias de los "malos". Esa delicada posición moral permite que las idas y venidas de la historia no sepan a una simple forma de ganar tiempo hasta el inevitable desenlace, en el que ya entraremos más adelante, sino que realmente te mantengan interesado en todo momento.

A ello también ayuda un reparto repleto de secundarios solventes que nunca tienen la ocasión para brillar tanto como Chastain, pero que no por ello se limitan a cumplir la papeleta de limitarse a hacer acto de presencia para llevarse el cheque para casa. Sí que me hubiera gustado que dieran más cancha a Mark Strong, el contrapunto moral de la protagonista, John Lithgow, Sam Waterston o Michael Stuhlbarg, pero ‘El caso Sloane’ no busca ser coral, sino que todo aporte a su personaje principal de una forma y otra.

‘El caso Sloane’, un thriller convincente y entretenido

Chastain Sloane

No obstante, el guion de Jonathan Perera tiene más atractivos de los esperados en una función así, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de su debut. Por un lado, el tramo inicial recuerda, salvando las distancias, a Aaron Sorkin, en especial en lo referente a la predilección de este último por el recurso conocido como walk and talk. Este punto va perdiéndose según pasan los minutos, siendo entonces cuando Chastain es la que nos atrapa y no nos suelta hasta el final.

Además, la actriz no cae en el error de querer caer simpático al espectador para que esa empatía sea lo que guíe nuestro camino. Lo que le interesa a Chastain es entrar en todas las capas del personaje sin importar que no deje de ser una propuesta meramente comercial. Eso le da igual y ella se entrega al papel por completo, resultando arrolladora cuando la ocasión lo requiere y jugando en todo momento al despiste sobre sus verdaderos planes. Impecable.

Por su parte, John Madden ayuda a mantener la consistencia con su sólido trabajo de puesta en escena, pero tampoco llega a añadir una tensión adicional que eleve realmente su aportación a la película. Sin embargo, eso es suficiente para sostenerla durante casi todo su algo abultado metraje. Donde se nota que no hay un director que imprima la energía necesaria es en su desenlace, el punto en el que más flojea el guion de Perera, exigiendo un salto de fe algo difícil de realizar. Tampoco destruye la película, pero sí que la emborrona.

En definitiva, ‘El caso Sloane’ es un convincente thriller con toques judiciales que logra mantenerte entretenido en todo momento, algo meritorio dado que se va más allá de las dos horas de metraje. Jessica Chastain es la principal culpable de ello, pero si la cambiásemos por una actriz menos talentosa, el resultado seguiría siendo bastante digno. Eso sí, con ella pasamos de tener una propuesta bastante aceptable a una buena película.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos