Compartir
Publicidad

'Home', la paradoja de amar sin caricias

'Home', la paradoja de amar sin caricias
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fien Troch ama a la gente joven. Los observa, los escucha, los sigue libres, los comprende. Fien Troch pasa tiempo con ellos y lo disfruta. Ella se toma la molestia de querer entrar en la tribu para saber lo que hacen y por qué, y eso le valió un merecido premio a mejor dirección en la pasada edición de La Mostra de Venecia.

La directora belga mira a su alrededor y ve una barrera infranqueable entre la madurez y todo lo que se produce hasta llegar a esa fase. Los padres no entienden a sus hijos y éstos a su vez tampoco comprenden nada, pero parece que en este punto nadie escucha, sino que sólo oyen. Y esa falta de comunicación incomoda, molesta, y casi siempre explota.

Conflictos de una sociedad consentida

Still Home

‘Home’ parte del punto de vista de la adolescencia que se esfuerza por sobrevivir a la crueldad de las hormonas, los cambios y todo lo que ocurre alrededor, tan difícil de entender y tan dramático. De la misma manera que en su anterior y aclamada película, ‘Kid’ (2012) eligiera la infancia como óptica para mirar desde su altura el mundo adulto por encima de ellos. Si en aquélla la cámara se situaba a la altura de la mirada de siete años de Kid, en ‘Home’ seguimos desde la nuca de unos amigos adolescentes los conflictos de una sociedad consentida.

Por el quicio de una puerta en un pueblo flamenco posiblemente a las afueras de Bruselas, tres chicos observan a sus padres, tratando de entender por qué se comportan de esa manera tan extraña. Están estresados, deprimidos o tienen miedo. La misma reacción, mezcla de estupor y fascinación, de una de esas madres al tratar de comprender a qué refiere “parking”, ese sitio donde los chicos dicen ir a pasar el tiempo. ¿Será un bar, un centro cívico, una sala de fiestas? “El parking del Delhaize, mamá”, dicen remitiéndola entre risas al aparcamiento de una cadena de supermercados belga.

Home Still 2

Con esta naturalidad y pegada a la piel de este coro de personajes que conforman la sociedad flamenca, retrata Troch, cineasta y madre, la brecha entre dos generaciones a las que nunca les ha faltado de nada, salvo quizá cariño. Precisamente con un profundo cariño, la directora sigue a los personajes y los deja expresarse, en voz bien alta o en silencio, conformando un relato orgánico y real. Siendo fiel al sentir flamenco, sin gritos, y donde la ausencia de besos y abrazos produce más estruendo que las peleas.

En un opresivo formato de cuatro tercios, la cámara de Frank van den Eeden se mueve en mano rápida y precisa, en permanente agitación, entre los problemas más o menos graves de estos jóvenes de instituto que vagan buscando algo con lo que suplir la apatía y desahogar sus pesares en pocas palabras y menos gestos. Un relato encerrado donde lo que queda fuera de campo no importa, pero pesa, y conforma la paradoja de esa sociedad tan libre y opresora al mismo tiempo donde la represión y la falta de comunicación estallan de la manera más brutal para a continuación quedar soterrada para siempre.

'Home': la mirada de la adolescencia

Home 0074 800x600

Los chicos ven el mundo a través de una pantalla de móvil y así lo ve también Troch, que a la mirada desde la altura de estos jóvenes añade sus propias grabaciones móviles. El tempo del montaje y una banda sonora precisa, de nuevo sin estridencias, atrapan al espectador en el movimiento frenético y en ocasiones lento y perdido, detrás de esta tribu de la que no nos importa tanto el qué como el porqué. Un porqué que difícilmente llega respondiendo a una pregunta directa, sino a través de la observación y la escucha.

Lejos de querer señalar ni apuntar a padres o hijos, Troch huye del sentimiento de culpa. Un mundo de causas y consecuencias y la responsabilidad de asumir todas ellas. Como ella ama a estos personajes, ellos se aman entre sí, pero no aciertan a entenderse. Los adultos que un día también fueron adolescentes sufren las mismas dificultades de expresión que sus hijos, arrastrados por el patrón que un día conducirá a los adolescentes a convertirse en nuevos padres.

Sin fecha de estreno en España, ‘Home’ se exhibe en un pase único en varias salas de nuestro país dentro de la proyección mundial simultánea que ofrece el IFFR Live. Probablemente la única oportunidad de ponernos al día con el cine de la premiada Fien Troch.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos