Compartir
Publicidad
'Imperium', un buen Daniel Radcliffe y poco más
Críticas

'Imperium', un buen Daniel Radcliffe y poco más

Publicidad
Publicidad

Seguro que no era el único que apostaba que Emma Watson iba a ser la que tuviera más éxito posterior de los tres chavales que lideraron la saga Harry Potter. De hecho, actualmente podemos verla en ‘La bella y la bestia’ (‘Beauty and Beast’), una puesta al día correcta pero carente de magia que amenaza con superar en taquilla a todas las aventuras del joven mago interpretado por Daniel Radcliffe, que también estrenó hace nada ‘Imperium’ en España.

No creo que volvamos a ver a Radcliffe encabezando otra producción que logre una popularidad similar a las de la franquicia que le lanzo a la fama, pero sí que lleva ya un tiempo eligiendo una serie de personajes muy diferentes entre sí que le están permitiendo construir una carrera últimamente más estimulante que la de Watson. ‘Imperium’ no es la mejor de ellas, pero él brilla con especial intensidad en una cinta digna pero que daba para mucho más.

Buenas intenciones, resultados mejorables

Escena Imperium

Hemos visto ya multitud de películas con un agente de policía infiltrado que tiene que ganarse la confianza de aquellos a los que pretende acabar arrestando. Lo distintivo de ‘Imperium’ es que se trata de una organización neonazi estadounidense, un territorio que el cine no ha abordado en tantas ocasiones -sí, está 'American History X', pero poco más hay que realmente haya llegado al gran público- como para que suene a algo ya visto en infinidad de ocasiones.

Esto además ayuda a avivar la intensidad al intentar dotar a ese odio de un elemento imprevisible que ayuda a matizar las convenciones en las que cae el guion de Daniel Ragussis, también director de la película, para mostrar cómo avanza la investigación. Ahí se podría pensar que los hechos simplemente sucedieron así, pero hay varios detalles pensados para darle un toque más cinematográfico, por lo que margen había para hacerlo todo más emocionante.

Imagen Imperium

La fuerza del relato se ve afectada por ello, logrando, eso sí, darnos escenas puntuales inspiradas, no tanto por el esfuerzo de Ragussis tras las cámaras, donde no hay nada que realmente sobresalga para bien -se aprecia su intento de dar mayor verismo al relato mediante el uso de imágenes documentales, pero le sigue faltando algo ahí- o para mal -puede que haya ciertos momentos en los que se acerca más de la cuenta a un retrato caricaturesco de los villanos y su ideología, pero nunca llega a ser algo realmente grave-, como por la capacidad de Radcliffe para sumergirse en su personaje.

No voy a negar que durante los primeros minutos tenía mis dudas, ya que me costaba concebir que la película y el propio actor fueran a convencerme tras la forma de introducirlo -poco menos que un pringado ansioso por demostrar su valía-. Eso es algo que sí acaba afectando durante todo el metraje a la dinámica que hay entre Radcliffe y una apenas correcta Toni Collette, que nunca llega a engancharnos, pero la progresiva transformación de Nate sí está bien bastante conseguida.

‘Imperium’ es interesante gracias a Daniel Radcliffe

Daniel Radcliffe Imperium

De hecho, es Radcliffe quien consigue enderezar ciertos vaivenes del guion que podrían haber destruido la credibilidad tanto de Nate en particular como de la película en general. Pienso por ejemplo, en la relación que establece con Dallas -solvente Tracy Letts-, una personalidad de renombre dentro de los grupos de supremacía blanca. Ahí hay varios detalles poco creíbles encaminados a complicar el relato y extender el metraje de forma innecesaria.

Lo cierto es que ‘Imperium’ funciona mejor cuando se centra en el personaje que en la historia. Es verdad que lo segundo es necesario para lo primero, pero nunca llega a atraparte. Sí que hay alguna escena puntual que logra la tensión deseada, pero en líneas generales sabe a poco. Radcliffe al menos evita que el aburrimiento llegue a hacer acto de presencia cuando el relato empieza a dar ciertos palos de ciego y además va modulando muy bien sus motivaciones, logrando que todo cuadre para su creciente obsesión por resolver el caso.

En definitiva, ‘Imperium’ es una película que hubiera acabado rápidamente en el olvido de no contar con un muy implicado Daniel Radcliffe, quien logra sobreponerse incluso a ciertos problemas en la presentación de su personaje desde el guion. Más allá de eso no hay nada que merezca realmente la pena destacar, pues estamos ante una propuesta que su protagonista eleva de meramente pasable a interesante pese a sus limitaciones.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos