Compartir
Publicidad
'Melanie. The Girl With All the Gifts', mucho más que una película con zombis
Críticas

'Melanie. The Girl With All the Gifts', mucho más que una película con zombis

Publicidad
Publicidad

El zombi se ha convertido en uno de los personajes estrella del mundo audiovisual durante los últimos años. Puede que en el cine no tenga tanto tirón como los superhéroes, pero eso lo compensa con un volumen de títulos mayor. Eso sería una bendición si no fuera porque luego lo raro es que se estrene alguna que realmente merezca la pena, caso de la reciente ‘Train to Busan’ (‘Busanhaeng’) por mucho que me parezca exagerado el entusiasmo que ha generado.

Sin embargo, quien la sigue la consigue y mañana al fin se estrena en España ‘Melanie. The Girl With All the Gifts’, una cinta que llamó poderosamente mi atención con un tráiler que prometía un acercamiento singular a los relatos de infectados. Una vez vista soy consciente de que tiene algunos pequeños problemas, pero sus numerosas y poderosas virtudes la han convertido en la mejor película con zombis de los últimos años.

Una propuesta fresca e interesante

Escena The Girl With All The Gifts

Cada película ha de plantear su universo propio estableciendo una serie de reglas que ha de respetar si no quiere perder primero la confianza y después la atención del espectador. En el caso que nos ocupa se toma como base una novela de Mike Carey para llevarnos a un mundo post-apocalíptico en el que la humanidad ha sido devastada casi totalmente por un hongo que ha convertido a infinidad de personas en monstruos sedientos de carne humana.

Hasta ahí no hay nada de particular, pero la cosa cambia cuando descubrimos que los niños afectados conservan hasta cierto punto su humanidad. Pueden aprender y relacionarse con los demás siguiendo ciertos protocolos, pero, como es natural, la mayoría desconfía de ellos. Entre los chavales sobresale Melanie, una joven muy inteligente que podría ser la clave para encontrar una cura.

Imagino que algunos de vosotros os estaréis acordando ahora de ‘The Last of Us’, un videojuego con el que ‘Melanie. The Girl With All the Gifts’ comparte varias cosas a nivel conceptual e incluso en términos de ambientación, pero estamos ante una película que mantiene su voz propia dentro de un subgénero saturado tanto por su forma de plantear y evolucionar la historia como por contar con un llamativo e implicado reparto que eleva aún más el interés de sus personajes.

Un gran reparto liderado por una fantástica debutante

Sennia Nanua The Girl With The Gifts

Seguro que a más de uno os habrá llamado la atención leer nombres como los de Paddy Considine, Gemma Arterton o Glenn Close en una cinta de estas características, pero lo cierto es que la verdadera estrella de la función es la debutante Sennia Nanua. Ella es la fuente de todos los dilemas morales que plantea el guion escrito por el propio Carey, algo que podría haberla condenado a ser una necesidad más que un verdadero personaje, pero ese es un error en el que nunca caen.

De hecho, todo el primer acto está encaminado principalmente a conocer a los protagonistas, pero dedican una atención especial a Melanie para que el espectador empatice con ella, algo imprescindible para que el segundo acto, bastante más convencional -no deja de ser un grupo de supervivientes intentando ir de un punto a otro, un recurso visto miles de veces en cintas de este tipo-, nunca llegue a desfallecer.

¿Qué aporta Nanua a todo esto? Una cercanía y encanto envidiables que no son óbice para mostrar una increíble determinación que hace que uno simplemente pueda rendirse ante ella. Además, juega también un papel esencial para establecer los roles de Arterton, Considine y Close, enriqueciendo con todos ellos, incluso cuando no le queda otra que echar mano de ciertos tópicos no especialmente estimulantes sobre el papel, la visión global de la película.

Paddy Considine Gemma Arterton The Girl With All The Gifts

Al final, Arterton representa la comprensión, Considine la desconfianza y Close la capacidad de hacer cualquier cosa por sobrevivir. Una buena forma de hablar sobre la propia humanidad y cómo puede que simplemente seamos nosotros los que sobramos ante un ataque de la naturaleza reclamando lo que es suyo, otra idea ya abordada en varias ocasiones incluso fuera del subgénero -¿alguien dijo ‘El incidente’ (‘The Happening’)?- pero que aquí está especialmente bien hilada.

El director Colm McCarthy sabe jugar muy bien con esas tres variantes para ir adaptando el tono de la película en función de con quién comparta escena la protagonista, sabiendo además integrarlo de tal forma que nunca resulta chocante, incluso cuando se puede pasar de una escena más íntima a una masacre en apenas unos instantes. Personalmente me gusta mucho el trabajo de sus principales compañeros, pero disfruté más de las escenas que comparte con Close, tanto por lo que plantean como por lo que aporta la propia actriz.

‘Melanie. The Girl With All the Gifts’, sencilla pero muy efectiva

Sennia Nanua Glenn Close The Girl With All The Gifts

Lo que propone ‘Melanie. The Girl With All the Gifts’ no deja de ser algo tan sencillo que puede dar la sensación de que tampoco sucede gran cosa. Sí, hay varios ataques de infectados -muy bien resueltos en su mayoría- y la tradicional confrontación entre el bien y el mal, pero aquí lo que interesa, como ya apuntaba, no es mostrar a las criaturas como violentos caníbales, sino como una especie de forma en la que la naturaleza quiere librarse de nosotros.

La gran duda que sobrevuela en todo momento es hasta qué punto los humanos conservamos nuestra humanidad o si somos aún más temibles que esos seres. Hay algún detalle en el discurso de corte ecológico que no me termina de volver loco por cómo está expuesto, pero no puedo decir que la película se traicione a sí misma en ningún momento y tampoco que haga la más mínima concesión para completar la historia que quiere contarnos de una forma muy efectiva en líneas generales.

Por ello, quien busque una película de terror más o menos al uso puede salir decepcionado -eso sí, intensa lo es que todo momento, siendo esa una de las principales aportaciones del enfoque de McCarthy-, ya que aquí se tira más por el suspense, aprovechando así mejor la fuerza de los escenarios donde se sitúa la acción, dando además un mayor empuje a los ocasionales ataques de los muertos vivientes. A todo ello ayuda bastante la fotografía de Simon Dennis, pero aún más la inusual y envolvente banda sonora de Cristobal Tapia de Veer.

En definitiva, ‘Melanie. The Girl With All the Gifts’ es una película imprescindible para todo amante del cine de zombis -no hay ni punto de comparación con la nueva y última entrega de ‘Resident Evil’ por mucho que sea la más entretenida de la saga- y también recomendable para los más recelosos. Es cierto que aquí no faltan ciertos lugares comunes, pero están bien integrados dentro de un relato intenso con un notable acabado técnico, una voz propia en lo argumental y un efectivo reparto donde brilla con luz propia la debutante Sennia Nanua.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos