Compartir
Publicidad
'Mine', terapias extremas
Críticas

'Mine', terapias extremas

Publicidad
Publicidad

'Mine’ comienza como una misión confiada a un soldado llamado Mike Stevens, interpretado por el emergente Armie Hammer, un francotirador encargado de eliminar a un terrorista en un desierto desolado. Al errar en su misión, buscando un pueblo en donde ser rescatados, entran sin darse cuenta en un campo de minas, quedando en una situación de vida o muerte en la que no se pueden mover. Un punto de partida que, de primeras, de un poco de pereza.

Teniendo en cuenta que el emplazamiento es el desierto, o el lugar de la acción (o mejor dicho de la no acción), toma un valor simbólico significativo. No sólo en el entorno físico en el que transcurre el viaje del personaje principal (por cierto el desierto se rodó en una playa en la isla de Fuerteventura), sino que también representa un lugar dentro del alma, un espacio metafísico que sirve al protagonista para enfrentarse a sí mismo, a sus temores no resueltos y reencontrarse.

Mine Critica

Premisa minimalista

Fabio Guaglione y Fabio Resinaro, también conocidos como Fabio y Fabio, son los dos directores y guionistas, de Milán que han logrado abrirse camino en el mundo del séptimo arte desde sus primeros cortos a esta producción internacional, con la que se estrenan en largo. Su trabajo anterior, el corto ‘Afterville’, fue premiado como Mejor Corto Europeo en Sitges 2008, con 'Mine' han dado forma a una película que muta constantemente a medida que avanza su tensa premisa.

Una vez pasada la apertura, que anticipa el conflicto principal de que el tiempo y el espacio son meros instrumentos, el protagonista es presa de un drama interno, enterrado en el inconsciente que no permite que pueda tomar pasos hacia delante. Una consecuencia desencadenada en el momento en que Mike se da cuenta de que pisó una mina. La situación inmoviliza su cuerpo, obligándole a enfrentarse a sus demonios en una cuenta atrás para tomar decisiones. Ser, existir, no ser, desaparecer.

Mine Critica2

Aunque tenga el aspecto de una película de guerra, 'Mine' navega por terrenos más cercanos al thriller psicológico. En primer lugar, ya sea por su concepto minimalista y estudio sobre la tensión en estado puro o bien sea por su gramática de cine bélico, puede recordar mucho a 'Buried (Enterrado)' (Buried, 2009). Aunque en ambos casos un soldado, —en terreno enemigo árabe para más señas—, se ve en una situación de vida o muerte, en un mismo emplazamiento fijo durante casi toda la hora y media del largo.

Mucho más de lo que parece

Si la película de Rodrigo Cortés se centraba en resolver, paso a paso, las distintas dificultades del entierro de un hombre con poco más que un móvil, en este caso, las estrategias de supervivencia pasan a un plano secundario cuando el tercer acto clarifica las intenciones de los directores. La resolución del problema fundamental se acaba centrando, inesperadamente, en un conflicto interno del personaje, una lucha con su pasado, sus propios demonios y sobre todo, el conocimiento de sus zonas oscuras y debilidades.

La propuesta es arriesgada y desafía la paciencia del espectador, especialmente en algunos momentos de zozobra cuando la situación se hace algo predecible en su ecuador. Sin embargo, la dimensión psicológica enriquece un todo mayor que la suma de sus partes y, la catarsis de un simple proceso mental, acaba tomando tintes de épica, de aquella apela a sentimientos básicos pero que en ocasiones funciona y, sin saber realmente el por qué, puede resultar conmovedora.

Tanto la exposición narrativa, un drama interior que se refleja en el exterior, como las herramientas cinematográficas puestas a su disposición, ofrecen una perspectiva, intensa, reflexiva y consciente sobre la condición del hombre atrapado en sí mismo. El género se pone al servicio del personaje y cambia sus connotaciones de supervivencia a la expresión más alta de la transformación del protagonista. ‘Mine’ es, en esencia, una película inesperadamente existencialista.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos