Compartir
Publicidad
'xXx: Reactivated', fantasmada sin gracia
Críticas

'xXx: Reactivated', fantasmada sin gracia

Publicidad
Publicidad

No todas las películas van a darnos lo mismo y es una estupidez esperar que así sea. Está claro que algunas tendrán aspiraciones muy elevadas, mientras que unas cuantas simplemente buscan que pasemos un rato entretenido y nada más. Por lo tanto, las exigencias han de adaptarse a cada título concreto, aunque eso tampoco debe ser una carta blanca para aceptar cualquier cosa. Los extremos, tanto en una dirección como en otra, no son la respuesta.

Tampoco hay que olvidar que la subjetividad siempre entra en escena a la hora de valorar una cinta, pero con el entretenimiento es bien sencillo: Si consigue que te lo pases bien, habrá merecido la pena, pero la cosa cambia si lo que te provoca es pasar un rato aburrido en tu butaca. Eso es exactamente lo que me dio ‘xXx: Reactivated’ ('xXx: Return of Xander Cage'), ya que lo único que vi en ella fue una fantasmada sin gracia.

De mal en peor

Escena Xxx Reactivated

Siendo justos, ‘xXx: Reactivated’ intenta darnos lo que cree que esperamos de ella: Mucha acción, la historia justa y Vin Diesel intentando molar más que la vida rodeado de bellas mujeres. Ahí no engaña a nadie, pero toca volver sobre lo que decía antes de que tampoco debemos aceptar cualquier cosa y esta tercera entrega utiliza de forma muy deficiente sus armas, algo que empieza a quedar claro en su prólogo, donde cuenta con cierto cameo que el espectador español reconocerá al instante.

Tras ello, el primer objetivo de la película es volver a introducir a Xander Cage para aquellos espectadores que no recuerden o incluso no hayan visto la cinta de 2002. Ahí se opta por una combinación de espectáculo mal coreografiado -aunque maravilloso en comparación con lo que vendrá después-, mostrándolo además como alguien bondadoso e intentando tanto justificar tanto la fascinación que ejerce en el resto de personajes -acaba cansando tanta alusión a lo mítico que es- como la necesidad de que el espectador se preocupe por sus aventuras.

A partir de ahí llega el meollo de la cuestión, ofreciéndonos un pequeño momento de lucidez en el que realmente se muestran las habilidades del protagonista y la película realmente llegase a ser entonces lo que aspira a conseguir, ya que incluso la puesta en escena de D.J. Caruso, discreta en líneas generales, acompaña. Por desgracia, se trata de apenas unos segundos, no tardando en volver a apostar por un caótico frenesí que cuando mejor funciona es justo cuando pisa un poco el freno.

‘xXx: Reactivated’, caótica y aburrida

Mejor Escena Xxx Reactivated

Sospecho que sus responsables no dudaron en alterar todo lo que creyeron conveniente el libreto de F. Scott Frazier hasta acabar condenando la nueva misión de Xander Cage, que bebe de forma descarada de la saga Bond pero con un enfoque, por así llamarlo, macarra, a la irrelevancia. Los principales motivos son que la amenaza a la que han de hacer frente nunca transmite una verdadera sensación de peligro y va cambiando de manos con tanta facilidad que uno simplemente acaba mareado por muy simple que sea todo en realidad.

Alrededor de esto tenemos dos opciones: Cage dejando embobadas a mujeres a las que Diesel fácilmente duplica la edad o él liándola parada junto a su equipo. En lo primero al menos consiguen algún apunte simpático cuando está en pantalla Nina Dobrev, pero en lo segundo el montaje de carga cualquier posibilidad de vibrar con lo que sucede en pantalla. ¿El motivo? ‘xXx: Reactivated’ representa lo peor de los cambios de plano rápidos que acaban confundiéndote más que cualquier otra cosa.

Xxx Reactivated Ruby Rose

De esta forma se anula todo el lucimiento de Diesel, pero también se consigue que dos expertos como Donnie Yen o Tony Jaa rayen muy por debajo de su nivel real, ¿quizá para no hacer de menos al verdadero protagonista? Al menos hay que concederle que deja espacio para que Ruby Rose y Deepika Padukone demuestren sus posibilidades como heroínas de acción. A la primera ya estoy deseando volver a verla tiroteando a diestro y siniestro en ‘John Wick. Pacto de sangre’ (‘John Wick: Chapter 2’).

Más allá de eso lo que queda es el aburrimiento de ver algo en lo que la historia te da igual, cae en todos los errores posibles para crear emoción a través de la acción -y mira que hay una escena, mucho más calmada, en la que casi lo consiguen, pero claro, se creen que el público quiere ruido sin parar- y que desperdicia el carisma de Diesel -o igual él mismo impuso que fuera así- en un burdo espectáculo que ni de broma te deja con ganas de más, pero bien que meten un epílogo para amenazarnos con más.

En definitiva, ‘xXx: Reactivated’ es hasta cierto punto la película que aspira ser, pero de tal forma que aniquila los que deberían ser sus puntos fuertes, dejándonos algún instante curioso aquí y allá que para nada justifican su visionado. Con todo, soy consciente de que no soy su público objetivo, pero también disfruto de una buena flipada cuando sabe explotar sus virtudes. La cuestión es que aquí sólo encontré una memez pasada de vueltas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos