Compartir
Publicidad

James Gray cuenta que Harvey Weinstein quería un final feliz en 'El sueño de Ellis' ('The Immigrant')

James Gray cuenta que Harvey Weinstein quería un final feliz en 'El sueño de Ellis' ('The Immigrant')
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Harvey Weinstein fue conocido en su momento con el apodo "manostijeras Weinstein", por su adicción a remontar las películas que produce. Unas veces su mano deja mucho material fuera, por ejemplo el escandaloso caso de 'Gangs of New York' (íd., Martin Scorsese, 2002), cuyo verdadero montaje jamás veremos según palabras del propio Scorsese, director que opina que la película que se estrena en los cines es la versión verdadera y única.

Weinestin tocó a muchos conocidos directores con los que ha tenido mejor y peor trato. Uno de ellos ha sido James Gray, para el que suscribe uno de los directores más interesantes del actual cine estadounidense —en julio llega la esperada 'Z, la ciudad perdida' ('The Lost City of Z') y actualmente prepara el thriller de Sci-Fi 'Ad Astra'—. Weinstein le obligó a cambiar el final de 'La otra cara del crimen' ('The Yards', 2000) y quiso hacer lo mismo con 'El sueño de Ellis' ('The Inmigrant', 2013).

Aunque la experiencia del director con el famoso productor fue suficiente una vez, y pudo incluir su final en la edición en DVD de 'La otra cara del crimen', Gray se propuso no volver a colaborar con Weinstein, hasta que éste se hizo con los derechos de 'El sueño de Ellis' pillando a Gray por sorpresa. Afortunadamente el director tenía el control sobre el montaje final y el productor sabía que no podía obligarle. Eso sí, ejerció bastante presión para ello.

Cuando la película tuvo una tibia acogida en Cannes y ahí fue cuando Weinstein intentó imponer su visión. Según él la película duraría 88 minutos y terminaría con el personaje de Marion Cotillard caminando con su hermana por una colina en Los Ángeles y diciendo "lo he conseguido"; Gray no quería que la gente pensase que él era el responsable de eso. Imagino que también pensaría que ese final era una mierda, por decirlo educadamente.

También echa la culpa a Weinstein —al que también tacha de narcisista— de no apoyar lo suficiente, con toda la maquinaria publicitaria que el productor es capaz de poner en marcha, a Marion Cotillard para que ésta fuese nominada a Oscar por su trabajo. Gray cree que lo hubiese logrado, dada la cantidad de premios que la actriz recibió en diversos festivales por su trabajo en el film.

'El sueño de Ellis' crece con el paso del tiempo. Si final es demoledor y de los que dejan huella. Gray acertó de lleno. Weinstein suele ser veneno para el arte.

Vía | The Playlist

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos