Compartir
Publicidad

Netflix cambió al sistema de pulgares porque no entendíamos cómo funcionaban las estrellas

Netflix cambió al sistema de pulgares porque no entendíamos cómo funcionaban las estrellas
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hasta hace un par de semanas, los suscriptores de Netflix podían valorar las películas y series con un sistema de puntuación que iba de 1 a 5 estrellitas. Esto ha sido sustituido por una opción más simple: pulgar arriba o pulgar abajo. Me gusta o no me gusta, como en Facebook. Este cambio ha generado críticas así que el ejecutivo responsable del mismo ha querido explicar los motivos.

Cameron Johnson cuenta a Business Insider que abandonaron el sistema de las estrellas porque se dieron cuenta que los usuarios no habían entendido cómo funcionaba. Johnson señala que no reflejaban un promedio, como en el resto de sitios, sino que la valoración estaba personalizada desde el principio; es decir, cuando veías una película con 4 estrellas significaba que Netflix pensaba que tú le darías 4 estrellas. Dejo una pausa para que nuestras mentes vuelvan a recomponerse...

"La gente no piensa intuitivamente de ese modo", señala Johnson. Pues claro que no, sobre todo cuando Netflix daba puntuaciones altas a películas o series que no encajaban con los gustos del usuario, ni de lejos. O que acaban suponiendo una gran decepción porque te dejas llevar por la recomendación y resulta que no era un producto para ti. La teoría de que eran puntuaciones de otros suscriptores tenía mucho más sentido, ¿no crees?

Netflix apostó entonces por el sistema de los pulgares porque consideraron que no necesita explicación y todo el mundo entiende lo que significa. "Ese simple cambio llevó a un incremento de la puntuación del 200%", afirma el ejecutivo de Netflix. Según Johnson, la inclusión de un "porcentaje de coincidencia" refuerza la idea de que las recomendaciones son personalizadas.

Otro apunte interesante de la entrevista está relacionada con lo que podría calificarse como "modo crítico". Es decir, los suscriptores podían hundir una película porque consideraban que era mala pero la veían más veces; a la hora de valorar un producto, asignaban las estrellas tratando de ser críticos objetivos en lugar de pensar cuánto les gustaba. Esto podría explicar por qué las películas de Adam Sandler tienen tanto éxito a pesar de las malas críticas.

"Observamos que había una diferencia entre lo que decían los usuarios y lo que hacían", afirma Johnson. "Vimos que 'pulgar arriba' y 'pulgar abajo' se alineaba más con lo que la gente realmente ve". Asimismo, el ejecutivo aclara que este sistema pone fin a una petición habitual de los suscriptores; si algo no te gusta y lo marcas con "pulgar abajo", no volverá a aparecer en tu página personal nunca más.

¿Qué opinas? Personalmente, acabo de echar un vistazo a mi perfil y no me cuadra demasiado la explicación. Quizá tengo que valorar más títulos porque ahora mismo parece que los pulgares y el porcentaje sólo son otra manera de venderme sus productos, las películas y series exclusivas de Netflix que quieren que vea, más que lo que realmente se ajusta a mis gustos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos