Compartir
Publicidad

Por qué están en huelga los actores de doblaje en España

Por qué están en huelga los actores de doblaje en España
Guardar
76 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado día 14, los trabajadores del sector de doblaje de la Comunidad de Madrid iniciaron una huelga en días alternos hasta final de mes, aunque si no hay acuerdo con la patronal podría prolongarse de manera indefinida. El proceso está afectando especialmente a varias series que se emiten semanalmente, lo cual ha creado el inevitable conflicto donde los consumidores comienzan a verse afectados por la huelga y las empresas eluden cualquier responsabilidad.

Enseguida surge en Internet la alternativa de eliminar el doblaje en España, de una vez por todas, y sinceramente, es algo que llevo deseando durante años así que lo aplaudiría. Por supuesto, una vez que se solucione justamente la situación con los trabajadores de doblaje, que denuncian unas condiciones salariales lamentables. Y si se mantiene esta industria, que supongo que no va a morir este mes, sus reivindicaciones deberían ser atendidas. ¿Pero qué piden exactamente?

Algunos de los 400 trabajadores implicados han explicado los motivos y las circunstancias que han llevado a la huelga; puedes leer una entrevista a Iván Jara o escuchar las declaraciones de Mar Bordallo, Fernando Cabrera o Adolfo Moreno, cuyas voces sonarán a los que vean películas o series dobladas al castellano. La tabla que tienes abajo aparece en un artículo sobre la huelga publicado en LaMarea. La tabla de abajo aparece en un artículo sobre la huelga publicado en LaMarea:

Salarios

Según informa HuffingtonPost, la patronal ofrece 2 años de convenio con subida del 2% desde abril de 2017 y un 2,5% para 2018, sin incluir las demás reivindicaciones de los trabajadores, es decir, pagas extraordinarias, actualización de las vacaciones e indemnizaciones por fin de contrato. Esta última parte es inadmisible por los sindicatos, pues argumentan que es un trabajo "precario y de elevada temporalidad"; accederían a firmar el convenio por un año con una subida del 3,5% en 2017, renunciando a la subida de 2016.

A menudo, este tipo de conflictos que generan tantas dudas y que se prestan a reacciones "de cuñado" necesitan respuestas sencillas y rotundas, por eso me ha interesado lo que ha publicado en su cuenta de Twitter el actor Luis Miguel Cajal. Conste que no me parece el mejor portavoz del grupo (por comentarios como éste) pero imagino que la situación es difícil, falta dinero y en las redes sociales tendemos a no pensar demasiado, a escribir en caliente, lo que no suele dar buenos resultados. Pero deja las cosas claras.

A continuación puedes leer un resumen de lo que explica en el enlace que hay en ese tweet:

"El doblaje empieza en España a finales de los años 20, con la llegada del cine sonoro. Las pelis se doblaban en París hasta 1932, cuando se fundan los primeros estudios de doblaje dentro de España.

[...] En el 79 ya hubo una huelga donde se reclamaban derechos que se estaban perdiendo. [...] otra huelga general en 1990 y otra en 1993.

Fue ese último año el que supuso una ruptura total en la profesión: después de 101 días de huelga se firma un convenio que no convenció a la mayoría de profesionales. Tras 3 meses sin trabajar, el convenio que se ha firmado no funciona: no hay trabajo. [...] se tomó una medida que muchos lamentarían siempre: reducir un 25% las tarifas con carácter temporal (6 meses) para reactivar la profesión.

Tras esos 6 meses, las tarifas no subieron. Tras un año, tampoco. Y el convenio solo tenía vigencia de 1993 a 1995... Llegó 1995 y ni se subió el 25% "temporal" ni se negoció un nuevo convenio. Esa "bajada temporal" del 25% se ha mantenido hasta hoy. Y eso son 24 años.

Como no se negoció otro convenio, los sueldos no se actualizaron, ergo no se aplicaron las subidas correspondientes al IPC, desde 1993 hasta 2009.

En 2014 [...] se habló con las empresas para actualizar las tarifas de nuestros sueldos. [...] se hizo una huelga que duró 18 días. Lo que se consiguió fue que nos quedáramos como estábamos: no bajamos precios, pero tampoco se subieron.

En 2017 hemos llegado a una huelga tras un año entero de negociaciones. Te dejo unos datos de interés: IPC de 1993 a 2017: 81,2%. ¿Aplicado al doblaje? 1-2% máximo. Rebaja "temporal" del 25% (no devuelto a los actores en 24 años). Dinero que se debe a los actores de doblaje: IPC+25%. Esto es 105%.

¿Qué pedimos? ¿Un 105% más? Pedimos SOLO el 3,5% y que se aplique el IPC de ahora en adelante. LO LEGAL EN ESPAÑA."

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos