Compartir
Publicidad

Shia LaBeouf obligado a exiliar su proyecto anti-Trump mientras Tim Allen califica de nazis a los demócratas

Shia LaBeouf obligado a exiliar su proyecto anti-Trump mientras Tim Allen califica de nazis a los demócratas
Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Shia LaBeouf ha encontrado dónde asentarse después de que el Museum of the Moving Image de Queens clausurara su instalación tras numerosos episodios violentos, alegando razones de seguridad. La obra anti-Trump ‘He Will Not Divide Us’, del actor junto a Nastja Säde Rönkkö y Luke Turner, se instalará ahora en la FACT Gallery de Liverpool.

La videoinstalación de LaBeouf, que invitaba al público de Nueva York a repetir ante una cámara el mantra “Él no nos dividirá”, tantas veces como fuera necesario durante los cuatro años de mandato de Donald Trump, se convertía en itinerante desde que echara el cierre en Queens hace unas semanas. Poco antes, se había producido un altercado con un hombre que había declarado a cámara que “Hitler no hizo nada malo” y que acabó con el arresto de LaBeouf.

Después de aquello, la videoinstalación trataba de recalar sin éxito en Albuquerque para luego pasar a la clandestinidad. Finalmente, esta semana el colectivo de artistas decidía optar por el exilio alegando que “los acontecimientos han demostrado que América simplemente no es segura para la existencia de este tipo de obra de arte”.

Al mismo tiempo que LaBeouf se instalaba en Liverpool debido a las presiones de republicanos y pro-nazis, en el otro lado del cuadrilátero, el también actor Tim Allen aparecía en el show de Jimmy Kimmel denunciando su malestar como simpatizante de Trump por la tensión y la presión que se vive en Hollywood, según él, por culpa de los demócratas.

“Tienes que tener verdadero cuidado por aquí”, aseguraba Allen en su respuesta a la pregunta de Kimmel sobre su asistencia a la toma de posesión del presidente Donald Trump. “Te puedes ganar un golpe si no piensas lo mismo que todo el mundo. Esto es como la Alemania de los años 30”, soltó Allen. Una desafortunada comparación para la cual, como era de esperar, no tardaba en llegar una reacción.

Steven Goldstein, director del centro Anna Frank, ha manifestado su rechazo hacia las palabras del actor, a quien exige una disculpa. “Tim, ¿has perdido la cabeza?”, respondía Goldstein, “nadie en Hollywood hoy en día te tiene sujeto, a ti ni a nadie más, al régimen que los nazis impusieron a los judíos en los años 30 (…) Lo siento Tim, no es exactamente lo mismo que ser rechazado para un papel en una película. Es hora de que abandones tu burbuja y te disculpes con el pueblo judío y, de paso para asegurarte, con el resto de pueblos masacrados por los nazis”.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos