Compartir
Publicidad

Terrence Malick sorprende apareciendo en el SXSW para hablar de 'Song to Song' y su proceso creativo

Terrence Malick sorprende apareciendo en el SXSW para hablar de 'Song to Song' y su proceso creativo
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Terrence Malick tiene fama de no dejarse ver públicamente, ni para acudir a festivales donde se presenta su película ni a los estrenos y mucho menos, para conceder entrevistas. Por eso, resulta totalmente excepcional cuando lo hace y más aún si ofrece una extendida charla sobre su proceso creativo. La aparición ha tenido lugar en el Festival SXSW, donde su último trabajo 'Song to Song', se encargaba de inaugurar el certamen.

El reputado director no apareció el día de la inauguración, pero sí lo hizo a la mañana siguiente, en un encuentro que tuvo lugar para el público junto a Michael Fassbender, protagonista de la película, y con Richard Linklater -fan declarado del cine de Malick- como moderador.

Malick habló sobre su proceso creativo y lo que le había llevado a hablar sobre la industria de la música en 'Song to Song', por lo que culpó a vivir en Austin y sobre su preocupación de haber ambientado su película en la actualidad, ya que siempre suele mirar al pasado para contar sus historias:

"Recuerdo sentirme algo tímido sobre eso, porque es díficil proyectarte a ti mismo en el presente. Creo que para hacer una película contemporánea, piensas en las imágenes que no se han utilizado en la publicidad, pero luego te das cuentas de que hay tantas imágenes ahora como en el pasado"

Richard Linkater destacó durante la charla que el cine de Malick había cambiado mucho en los últimos años y a lo largo de sus tres últimas películas, siendo las dos últimas 'Knight of Cups', a lo que Malick aseguró se debía a la tecnología, que ahora le permitía rodar en muchas localizaciones y tener muchísimo materal grabado en 40 días.

"Hoy en día, gracias a la tecnología, pudes grabar mucho en 40 días. El primer montaje de 'Song to Song' duraba 8 horas. Nos cortó mucho reducirlo a un tiempo manejable. Teníamos el suficiente material como para contar la hisoria desde diferentes perspectivas"

A esto, Michael Fassbender añadió lo intenso que resultó el rodaje por este mismo motivo y que era tan exigente que no sabía si el reparto lograría aguantar los 40 días de rodaje y es que "si conducíamos hacia una localización, grabábamos a lo largo del camino". Estas son algunas de las joyas de este encuentro excepcional con Malick en el SXSW, que os recomendamos que veáis si sois admiradores de su cine.

Vía | Indiwire

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos