Compartir
Publicidad
Carrie Fisher fue mucho más que una princesa: su desconocida faceta como script doctor
Otros

Carrie Fisher fue mucho más que una princesa: su desconocida faceta como script doctor

Publicidad
Publicidad

Puede que haya sido una de las semanas más tristes para la cinefilia de los últimos años. La muerte de Carrie Fisher, seguida un día después por la de su madre, Debbie Reynolds, ha hecho que se hable mucho de su relación, y sus carreras más allá de los papeles que las convirtieron en iconos. Indagando por la red estos días también ha salido a la luz una faceta más desconocida de Fisher que hace que la admiremos todavía más: fue una reconocida y talentosa "script doctor".

Todos sabíamos que Carrie Fisher, además de actriz, había escrito varias novelas -muchas de ellas best sellers-, incluyendo 'Postales desde el filo' ('Postcards from the Edge'), una autobiografía en la que describía la díficil relación con su madre y que después adaptaría ella misma al cine en 1990, y dirigiría Mike Nichols, con Shirley MacClaine y Meryl Streep como protagonistas. Pero esta faceta desconocida, casi oculta y desacreditada la mayoría de las veces, la llegó a convertir en "una de las script doctors más codiciadas de Hollywood", como la describió Entertainment Weekly.

La figura del script doctor

Fisher

Antes de entrar en materia, creo conveniente explicar un poco en qué consiste la labor del script doctor, una figura cada vez más común en nuestra cinematografía, pero indispensable en Hollywood desde hace décadas. Básicamente, un script doctor es un guionista al que se acude para pulir ciertos elementos de un guión de cine, ya sea tramas concretas, personajes, diálogos o hasta para añadir chistes.

Así que sí, los script doctors también son guionistas y quizás, muchas de las frases más míticas del cine o giros de trama impactantes procedan de una de estas manos que, muchas de las veces, ni si quiera aparecen en los créditos. Así, estos doctores de guión suelen llegar a los proyectos cuando estos ya están en marcha, incluso en muchas ocasiones, están rodándose pero en el set se dan cuenta de que tal o cual escena o frase no funcionan.

Dado el desconocimiento que hay sobre la figura del script doctor, no es de extrañar que el trabajo de Carrie Fisher como tal, sea prácticamente desconocido, a pesar de haber sido de las más importantes de Hollywood. Así como tampoco nos extraña que otros nombres de reconocido prestigio en la actualidad, también hayan trabajando dándole el toque necesario a guiones que no estaban del todo perfilados, como Aaron Sorkin, Quentin Tarantino, Joss Whedon y hasta David Mamet.

La script doctor más codiciada de Hollywood

Carrie

Carrie Fisher comenzó a trabajar como script doctor casi por casualidad, cuando le pidieron que adaptará para el cine una entrevista que ella misma coincidió a la revista Esquire en 1985. Esa adaptación nunca llegó a hacerla, pero entre unas cosas y otras, comenzó a reescribir guiones. Aunque ya era un trabajo que comenzó haciendo para 'Star Wars', al reescribir sus propios diálogos para adaptarlos a su forma de actuar e interpretar. El resultado gustó tanto a George Lucas que le pidió que escribira uno de los episodios de la serie 'Las aventuras del joven Indiana Jones' ('Young Indiana Jones Chronicles', 1992-1996).

En 1991, Carrie Fisher sería contratada, gracias a su ingenio e inteligencia, por Steven Spielberg para que reescribiera los diálogos cómicos de la Campanilla que interpretó Julia Roberts en 'Hook' en 1991. Este sería su primer trabajo oficial como script doctor desacreditada. A esta le siguieron muchas más, algunas de ellas, las películas más reconocidas de los 90, como 'Sister Act' (Emile Ardolino, 1992), 'Arma Letal 3' ('Lethal Weapon 3', Richard Donner, 1993) o 'El último gran héroe' ('Las Action Hero', John McTiernan, 1993), entre otras.

Aunque se dice que George Lucas le pidió trabajar como script doctor en la saga de 'Star Wars' de los 2000, al nunca aparecer acreditada como tal, es díficil confirmar su participación en los Episodios I, II y III, aunque todo apunta a que Fisher aceptó el trabajo. Entre sus últimos encargos reescribiendo guiones están los de 'El Bar Coyote' ('Coyote Ugly', Trevor Horn, 2000), 'Kate y Leopold' ('Kate & Leopold', James Mangold, 2001) y 'Sr. y Sra. Smith' ('Mr. and Mrs. Smith', Doug Liman, 2005).

Comicidad y feminismo

Pero...¿por qué se hizo Fisher tan respetada en Hollywood en su labor como script doctor? Por dos motivos muy claros: su comicidad y su feminismo. Y es que es bien sabido que Fisher era una mujer tremendamente divertida e ingeniosa y capaz de dar profundidad a personajes femeninos que, en principio, eran planos y faltas de carisma. Y es que, recordemos que Fisher dio vida a uno de los personajes más feministas de la historia del cine, la Princesa Leia.

Así, tal y como cuenta la propia Drew Barrymore, recurrieron a ella al ver que el personaje de la actriz en la comedia romántica 'El chico ideal' ('The Wedding Singer', Frank Coraci, 1998), quedaba desdibujado y estereotipado: "contrataron a Fisher para que el personaje femenino esuviera a la altura" y hasta escribió una versión muy diferente del final original, aunque nunca llegó a ver la luz. Sin embargo, el vídeo que ponemos a continuación, muestra cómo hubiera sido ese final:

Aunque hacía años que Carrie Fisher dejó de trabajar como script doctor debido a los grandes cambios en la industria de Hollywood y como el sistema es muy diferente en la actualidad, su legado en diferentes películas de los 90 y principios del 2000 es indiscutible. Y por eso, nos gustaría terminar con una de sus frases más célebres sobre su trabajo como reescritora de guiones y que, definió el mismos.

Cuando hace un tiempo le preguntaron a Carrie Fisher qué era necesario para arreglar un mal diálogo, Fisher contestó:

"Hay que escribir a las mujeres más inteligentes y las escenas de amor, mucho mejores. Considero que escribo grandes escenas de amor y muy buenos personajes femeninos".

Vía | Slash Film

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos