Compartir
Publicidad
Lo que el cine de superhéroes podría aprender de 'Legion'
Reflexiones de cine

Lo que el cine de superhéroes podría aprender de 'Legion'

Publicidad
Publicidad

La primera temporada de 'Legion' ha acabado y ha dejado una larga huella de preguntas sin respuesta entre todos los aficionados al género de superhéroes. La serie ha dejado al personal tan confundido como fascinado. Desde luego, lo que ha demostrado es que Fox todavía tiene sorpresas en el universo 'X-Men'. Aclamada por la crítica desde el piloto, puede calificarse como una muestra de arte y ensayo en el género.

Separada de los estudios Marvel de Disney, el gran universo cinematográfico que sigue siendo oro de taquilla, y vive en una burbuja que podría estallar cualquier día. La supervivencia del género puede depender de impactos creativos diametralmente opuestos a lo que estamos acostumbrados a ver. De ahí el éxito de 'Logan' y el de esta 'Legion' que han mostrado un Fox abierto a los cómics de alto concepto. Quizá ambas signifiquen un punto de giro tuerca del que Marvel y DC deberían aprender.

Legion1

Estilo, dinamismo narrativo y visual

'Legion' no es una serie perfecta pero es honesta consigo misma, diferente y arriesgada. Mucha ficción de superhéroes luce muy parecida, una cualidad que puede atribuirse parcialmente a cierta cohesión corporativa. Netflix-Marvel tienen series en la misma ciudad y tienden a jugar con la misma estética, el "arroverso" de CW y DC tiene una cohesión estilística similar, pero ninguna justifica la falta de variación en ángulos de cámara y los tipos de encuadre utilizados.

'Legion' no comparte el aspecto del universo 'X-Men' en el cine. Es ella misma y es completamente libre y caótica. Juega con el aspecto, la panorámica, los colores el espacio y composición a su antojo.

Hay una intencionalidad muy marcada en la forma en que la historia y los personajes se presentan visualmente. Por ejemplo, los poderes de Syd la impiden ser tocada, y se le asocia con colores fríos, como el tono azul. Cuando hay peligro y aparece cierto personaje de la cabeza de David, la cosa se pone roja. Y así una serie de decisiones estéticas asociadas de tal forma a la historia que se funden en un todo que abraza el medio del que proviene sin quererlo. Juega con el espacio y la regla de los tres tercios, hay planificación y la cámara siempre está posicionada con intención.

El estilo es lo que le permite presentar a un villano con un baile de cabaret y seguir siendo aterrador. Los personajes son extraños porque son marginados, los antagonistas son personajes dentro de una espiral de maldad sin límite, pero el cine de superhéroes puede aprender a dibujar sus villanos sin miedo, dejándoles respirar, libres como Aubrey Plaza, que consigue ser ella misma y al tiempo uno de los mutantes más terroríficos de la saga.

Diversidad, espíritu indie y cuidada estructura

Otro factor que llama la atención es la variedad: no todos los personajes son caras guapas o jóvenes. El elenco es diverso, sin whitewashing forzado y sin que se note una elección consciente para completar las "cuotas".

El resultado, tanto por edades, razas y rasgos es que su universo parece mucho más real. Otra ruptura con este tipo de convenciones es la manera en la que está tratado el amor, las relaciones. Syd y David tienen un respeto mutuo por sus poderes y esto construye una intimidad entre dos personajes sin paralelo en el cine de superhéroes reciente. Se diría que sigue un patrón casi de cine indie, recuerda bastante, para bien, a Michel Gondry.

Legion

La banda sonora es un complemento perfecto a su estética psicodélica, pasando del rock de los años 70 a partituras de música clásica o notas de cine de terror; además, el sonido también es tratado como un órgano vital de la narración. Es uno de los aspectos técnicos en los que llega a superar al resto de series.

Pero dejando atrás los logros técnicos, los efectos especiales y como fluyen con la narración, la gran baza de 'Legion' sobre el resto de ficción de superhéroes es la manera que tiene de contar su historia. Su estructura.

La trama se nos cuenta desde el medio de la historia y al mismo tiempo que avanza en tiempo real, también vamos aprendiendo los códigos y reglas con los que se mueve su mundo a través del pasado. No hay paso del punto A al B. Hay desvíos y lazos que experimentan con la arquitectura del relato de formas extremadamente creativas, desde exploraciones del espacio mental a submundos paralelos dentro de la cabeza de David.

Legion2

Cada relato debe ajustarse a lo que su historia necesita, pero 'Legion' ha demostrado que el estilo y la inventiva pueden revolucionar un género o, al menos, ofrecer una alternativa a su defunción.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos