Compartir
Publicidad
Wrestlemania: nueve películas para los amantes del 'Pressing Catch'
Reflexiones de cine

Wrestlemania: nueve películas para los amantes del 'Pressing Catch'

Publicidad
Publicidad

Esta noche podremos ver Wrestlemania 33, lo más parecido que hay a la Superbowl en el universo de lo que en España muchos siempre recordaremos bajo el nombre de ‘Pressing Catch’. Es la gran cita anual para todos los amantes de la lucha libre y los más nostálgicos también tenéis un buen motivo para darle una oportunidad, ya que el mítico Enterrador tendrá hoy contra Roman Reigns el que podría el último combate de su carrera.

El espectáculo arranca dentro de un par de horas con un pre-show de dos horas de duración en el que ya podremos ver varias peleas, pero las más importantes tendrán lugar a partir de la 1 de la noche hora española. En Blogdecine queremos aprovechar la ocasión para recomendaros nueve películas para los amantes del 'Pressing Catch', desde la primera cinta liderada por Hulk Hogan hasta otra por la que su protagonista se quedó a las puertas del Oscar.

'El luchador' ('The Wrestler')

Rourke Wrestler

Son varios los luchadores que gozaron de un gran éxito en los 80 y los 90 que no supieron administrar su éxito y acabaron destrozando su vida en mayor o menor medida. La cinta de Darren Aronofsky bebe de esos casos sobre todo de Jake ‘The Snake’ Roberts- y de la personalidad de varios de ellos para crear a Randy the Ram, una antigua estrella en horas muy bajas que además está intentando reconciliarse con su hija.

El magnífico trabajo de Mickey Rourke eleva la película a otro nivel, mostrando a la perfección sus demonios internos y las ganas de cambiar al mismo tiempo que la imposibilidad de hacerlo. Por su parte, Aronofsky apuesta por un acercamiento directo y preciso al mundo de la lucha libre -se busca el máximo realismo posible sin caer en soluciones perezosas-, añadiendo pequeños detalles aquí y allá de corte casi religioso para matizar la visión de la historia y que no sea el relato de otro perdedor.

'Foxcatcher'

La historia de dos hermanos que ganaron la medalla de oro de lucha libre en los Juegos Olímpicos de 1984. Uno de ellos siempre se ha sentido a la sombra del otro y acepta una peculiar oferta para formar parte del equipo Foxcatcher para competir en los de 1988. No tardan en surgir los problemas, mostrándonos el lado menos amable del sueño americano con una intensidad casi aterradora. Ojo sobre todo a la transformación de Steve Carell, aunque tanto Channing Tatum como Mark Ruffalo no desmerecen.

'La cocina del infierno' ('Paradise Alley')

El éxito de 'Rocky' catapultó la carrera de Sylvester Stallone hasta tal punto que apenas tardó un par de años en dar el salto a la dirección con 'La cocina del infierno' ('Paradise Alley'). Por desgracia, Stallone recuerda la cinta con cierta amargura por los numerosos recortes realizados por Universal, lo cual restaba atmósfera y desarrollo de personajes a una historia de tres hermanos centrados -uno de ellos interpretado por el propio Stallone- en conseguir que uno de ellos se convierta en una estrella de la lucha libre.

La ópera prima de Stallone no logró el éxito esperado, lo que quizá le motivó a apostar sobre seguro para que su siguiente trabajo tras las cámaras fuese 'Rocky 2', estrenada apenas un años después de la obra que nos ocupa.

'Listos para luchar' ('Ready to Rumble')

Listos Luchar Arquette

He elegido esta película por un motivo singular: David Arquette, su protagonista, llegó a convertirse en campeón mundial de lucha libre como argucia promocional. El resultado fue que la empresa que tomó tal decisión, que ya pasaba por horas bajas, se hundió definitivamente -muchos de sus luchadores aparecían en la cinta-, mientras que la película fue un sonoro fracaso. ¿Su historia? Dos amigos tratan de volver a convertir en campeón mundial a su luchador favorito -interpretado por Oliver Platt- tras haber sido traicionado por su promotor.

'Lucha sin límite' ('No Holds Barred')

Hulk Hogan fue poco menos que un Dios en Estados Unidos durante los años 80, pero no fue hasta 1989 cuando se intentó convertir en una estrella de cine, contando con el apoyo de Vince McMahon, el dueño de la empresa para la que luchaba. En ella dio vida a una especie de versión de sí mismo y que tiene que hacer frente a un temible luchador de otra compañía por la que no quiso fichar en su momento. La película, que sirve para echarse unas risas más que otra cosa, no funcionó como se esperaba y Hogan nunca logró triunfar en el séptimo arte.

'Nacho Libre'

Nacho Libre

No quiero ponerme muy técnico, pero digamos que la lucha libre en Estados Unidos y México tienen una serie de importantes diferencias. Esta comedia liderada por Jack Black bebe más del estilo del segundo país, aprovechando su querencia por los luchadores enmascarados como base para la doble vida de su protagonista. Cierto que Jared Hess, su director y guionista, se quedó lejos de lo logrado en ‘Napoleon Dynamite’, pero para ver un día de pereza tirado en el sofá sirve perfectamente.

'Noche en la ciudad' ('Night and the City')

La primera película británica de Jules Dassin tras verse obligado a abandonar Hollywood por la célebre caza de brujas. Por aquel entonces la lucha libre era diferente a lo que es hoy en día, o al menos esa era la percepción que tenía la gente. De hecho, en el combate más físico que se muestra participan un luchador real y otro que lo fue antes de dedicarse a la actuación.

No obstante, el verdadero protagonista de la función es Richard Widmark, dando vida a un perdedor capaz de engañar a cualquier con tal de conseguir su objetivo, siendo él quizá el único actor capaz de conseguir que le odiemos con fuerza y al mismo tiempo conectemos con él. Pena que Dassin no use mejor a la maravillosa Gene Tierney, pero se lo perdonamos.

'Warrior'

Warrior

La excelente película de Gavin O’Connor se sumerge en realidad en el mundo de las artes marciales mixtas, ese deporte en el que no pocos se refugian cuando quieren alejarse de ese toque de falsedad propio de la lucha libre. Aquí todos los golpes son de verdad, algo que O’Connor aprovecha para hablarnos de la problemática relación entre dos hermanos y también entre ellos y su padre alcohólico.

Tom Hardy, Joel Edgerton y Nick Nolte lo bordan cuando la película se centra en el drama, abordando temas como el remordimiento, el dolor o el amor, pero es que además resulta vibrante en todos los sentidos cuando ha de mostrar los combates, logrando, como debería ser siempre, su punto álgido en el último, donde todo el trabajo realizado antes con las tramas familiares también llega a otro nivel. Imprescindible.

'Win Win (Ganamos todos)'

Es justo reconocer que la lucha libre es más un elemento de fondo en la tercera película de Thomas McCarthy, ya que Paul Giamatti, su protagonista, da vida a un abogado que además es entrenador amateur de lucha libre y que se ve en problemas cuando un chaval, un prometedor luchador, resulta ser el nieto de un cliente suyo que había tratado de una forma cuestionable para conseguir el dinero necesario para salir adelante.

Había varias formas de abordar esa historia y McCarthy opta por un tono más amable, con un claro toque moralizante -aunque no faltan ciertos apuntes amargos que le vienen de fábula-, en el que la clave de su éxito artístico está en la cercanía que logra transmitir, en buena medida por la humanidad que transmiten los actores a sus personajes. Sí que falla algo al final y es fácil masacrarla si uno se enfrenta a ella con un espíritu cínico, pero su guion también es muy solvente y sabiendo lo que quiere darte, es una propuesta muy recomendable.

En Magnet | Caída, ocaso y renacimiento de Wrestlemania: por qué la lucha lo sigue petando tanto tiempo después
En ¡Vaya Tele! | 'Pressing Catch', estos son los luchadores mejor pagados que veremos pelear hoy en Wrestlemania

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos