Publicidad

RSS Charles Durning

El lector, siempre avispado, siempre a la defensiva, al acecho, nos recuerda que nos olvidamos de Charles Durning, que a la edad de 89 años falleció en su hogar de New York la pasada nochebuena debido a causas naturales. Durning fue un eterno secundario que trabajó en muchísimas películas y series de televisión. Uno de esos rostros amables y conocidos de los que la gente jamás aprende su nombre, y que empezó en esto de la interpretación en los años 50, dedicándose a la televisión y el cine, donde obtuvo papeles muy pequeños. Poco a poco, y en películas como 'Yo vigilo el camino' ('I Walk the Line', John Frankenheimer, 1970) empezó a hacerse notar y en 1973 realizó su primer papel importante en 'El golpe' ('The Sting', George Roy Hill) al lado de Paul Newman y Robert Redford. Dos años más tarde participa en una de las películas más famosas de Sidney Lumet, 'Tarde de perros' ('Dog Day Afternoon') al lado de Al Pacino. Nueve años más tarde interviene en un muy recordado papel en la divertida 'Tootsie' (id, 1982), una de las mejores películas de Sydney Pollack, y en esa época Durning es nominado en dos ocasiones al mejor actor de reparto, en concreto por dos films tan olvidables como 'Soy o no soy' ('To Be or Not to Be', Alan Johnson, 1983), plomizo remake de una de las obras maestras de Ernst Lubitsch, y 'La casa más divertida de Texas' ('The Best Little Whorehouse in Texas', Colin Higgins, 1982), producto al servicio de Burt Reynolds y Dolly Parton. Trabajó hasta el final de sus días, siendo 'Scavengers Killers' (Dylan Blank, 2013), aún en fase de rodaje, su última interpretación. Hasta siempre, Charles. Vía | ABC

Paul Newman | 'El gran salto' de Joel Coen

2 Comentarios
Paul Newman | 'El gran salto' de Joel Coen

Cuatro años pasaron hasta que volvimos a ver a Paul Newman en una película desde ‘Esperando a Mr. Bridge’ (‘Mr. and Mrs. Bridge’, James Ivory, 1990), la cual además había sido un fracaso estrepitoso. Su vuelta se produce en un film de dos hermanos muy admirados dentro de la crítica, y el público en general, aunque en mi caso me han hecho perder más el tiempo que otra cosa. Los Coen estaban en boca de todo el mundo, sobre todo por ‘Muerte entre las flores’ (‘Miller’s Crossing’, 1991).

En mi caso particular, mi film favorito de aquella época de los singulares hermanos, es ‘Arizona Baby’ (íd., 1987), que además contiene una de las mejores interpretaciones de Nicolas Cage. ‘El gran salto’ (‘The Hudsucker Proxy’, 1994) fue el primer intento de rendir homenaje a un tipo de cine muy admirado por los dos hermanos, el mal llamado cine clásico. Era la primera vez y les salió mucho mejor que en ese aburrimiento titulado ‘¡Ave, César!’ (‘Hail, Caesar!’, 2016).

Leer más »
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos