Publicidad

RSS Especial El señor de los anillos

'El señor de los anillos: El retorno del rey' (y 3)

60 Comentarios
'El señor de los anillos: El retorno del rey' (y 3)


“El anillo es mío”

-Frodo

Con Frodo paralizado y secuestrado por los Orcos, y con las puertas de Minas Tirith definitivamente rotas, comienza la última parte de una larga película a la que, a mi parecer, le sobran muchas escenas, y algunas de las que no sobran quedan tan forzadas de puesta en escena y dirección de actores, que parecen dirigidas por otro, como la del intento de Denethor, totalmente chalado, de quemar vivo a su hijo Faramir, interrumpido, eso sí (como tantas otras escenas), por otra, que está bastante mejor dirigida, la del enfrentamiento cara a cara entre Gandalf y el Rey Brujo de Angmar, que termina de manera muy diferente a la novela, y da pie a la llegada de los Rohirrim.

Es extraño, pero lo que hasta entonces había resultado una batalla amorfa, en cuanto a su ritmo y a su tensión, que cada poco se derrumbaban, incapaces de tenerse en pie mucho rato, una vez llegados los jinetes, aportan una intensidad y una épica que parecían imposibles pocos minutos antes. La emoción es sincera cuando el rey Theoden grita “¡Death!” (¡Muerte!) por tercera vez, y la carga está montada con precisión y violencia salvaje. Hay algunos planos en esta batalla que quedan poco creíbles, pero al que sepa algo de guerras medievales le parecerá totalmente realista (aunque algunos expresaron su incredulidad), cuando los caballos pasan por encima a muchas filas de orcos. Eso hace, literalmente, la caballería al galope.

Leer más »

'El señor de los anillos: El retorno del rey' (2)

68 Comentarios
'El señor de los anillos: El retorno del rey' (2)

“Está pegajoso. ¿Qué es?”

-Frodo

A la hora de película, o casi, tiene lugar la batalla en la que Faramir y sus hombres pierden Osgiliath, en un ataque orco inesperado y brutal. El combate es feroz y está bien narrado, sin falsos espectáculos ni demasiada complacencia: violencia salvaje. Hay una tensión muy bien sostenida en este ataque, y el trabajo de cámara es hábil y fluido. Lástima que como con la mayoría de los momentos clave de esta historia, Jackson decide partirlos en dos (algunos en tres) segmentos, y pierde mucha de la fuerza inicial. Decisión, cuanto menos, cuestionable.

Además, en una elección de montaje que no hay por donde cogerla, decide alternar este ataque con el encendido de las almenaras de Gondor. Hasta siete cortes tenemos de almenaras encendiéndose, extendidos en más de dos minutos, para terminar con una escena ridícula de Aragorn corriendo para avisar a Theoden de que Gondor está siendo atacado, que desdibuja completamente su personaje. Pero Jackson se dedica más a hacer grandilocuente el momento, que no transmite nada, en lugar de mantener la tensión, algo que no le preocupa demasiado.

Leer más »
Publicidad

'El señor de los anillos: El retorno del rey' (1)

42 Comentarios
'El señor de los anillos: El retorno del rey' (1)

“¿Qué insinúas, mi tesoro, mi amor?”

-Gollum

Toca enfrentarse a la última de la trilogía de ‘El señor de los anillos”, la que más éxito económico conoció, y la que se alzó con 11 Oscar (siendo la única en lograrlos, junto a ‘Ben-Hur’ y ‘Titanic’), y considerada por muchos como la mejor de las tres. De hecho, el propio Jackson la llamó, con una indisimulada autocomplacencia, “la joya de la corona”. Pero la realidad, al menos para quien esto suscribe, es que se trata de la menos interesante de las tres, y la que más apuntala la certeza del incierto talento de Jackson.

Porque todo lo que hizo inolvidable a ‘Las dos torres’ está ahí: el mismo equipo técnico, el mismo reparto, la misma base literaria. Sin embargo, por razones que intentaremos desentrañar (y que a algunos no convencieron hace un tiempo), y que pensamos (pienso) radican en el trabajo de Jackson y de su montador Jamie Selkirk, incapaces de construir una historia con el necesario crescendo, pues está repleta de altibajos y de una falta de ritmo asombrosa, además de pequeños fallos como un apresurado acabado final, que técnicamente (tanto en digitalización, como en infografía, salvo Gollum y la araña gigante) están por debajo de lo que se podría esperar.

Leer más »

'El señor de los anillos: Las dos torres' (y 3)

45 Comentarios
'El señor de los anillos: Las dos torres' (y 3)
"Los días se apagan en el oeste, tras las colinas...sumidos en la sombra" -Rey Theoden

Con la llegada de Aragorn, a quien todos creían muerto, al Abismo de Helm, comienza la última parte de la película y la última parte de este análisis. Ya apenas queda nada para que la gran batalla comience, una batalla que es, a todas luces, mucho más interesante, está mejor montada y organizada, es más emocionante y mejor medida que la de la tercera parte. Y Aragorn es sin duda el corazón de este segmento, si Frodo es el corazón del segmento en el que aparece. Viggo Mortensen está muy creíble, y hay una épica sincera y muy humana cuando se reencuentra con sus amigos.

Mientras tanto, el tercer segmento, o línea narrativa, menos interesante desde un punto de vista visual, pero muy importante para la historia, porque muestra de qué modo los Ent primero se reúnen para decidir qué hacer, luego deciden que no van a la guerra, y finalmente son clave para derrotar a Saruman. Pero ya llegaremos a eso. Pocas veces hemos asistido a un preámbulo tan tenso de una cruenta batalla. La espera es casi peor que la lucha. Y con una atmósfera excelente, podemos sentir en nuestras carnes esa espera. Todo en esta formidable película funciona con una fuerza inusitada.

Leer más »

'El señor de los anillos: Las dos torres' (2)

44 Comentarios
'El señor de los anillos: Las dos torres' (2)


“No habrá amanecer para los hombres”

-Saruman

Con el rey Theoden exiliando a su pueblo de Edoras, y conduciéndoles al abismo de Helm, donde en teoría estarán seguros, comienza una parte de la película que, si bien no es tan impresionante como sus primeros 40 minutos, no palidece en comparación, y sigue subiendo en la escalada hacia convertirse en una memorable película de aventuras. Lo hace estableciendo nuevas líneas narrativas: por un lado, la relación entre Eowyn y Aragorn, por otro, la conexión entre Frodo y Gollum. Y hay mucho talento en ambos niveles.

De esta forma el viaje de Frodo, Sam y Smeagol, además de una hazaña física, se revela una aventura psicológica de gran magnitud, cuando Sam comience a sentirse celoso de que Frodo defienda continuamente a la grimosa criatura, y cuando Smeagol comience a luchar contra su demonio interior para no traicionarles definitivamente. Pero, y esto es tremendamente interesante, Frodo tiene que seguir creyendo que hay alguna manera de que Smeagol vuelva a ser el que fue. A fin de cuentas, está recorriendo el mismo camino que él.

Leer más »

'El señor de los anillos: Las dos torres' (1)

47 Comentarios
'El señor de los anillos: Las dos torres' (1)


“¿Hobbits? Nunca he oído hablar de hobbits. ¡A malvado orco me suena, más bien!”

-Bárbol

Consumado el aplastante éxito comercial de ‘La comunidad del anillo’, el equipo creador de la trilogía se enfrentó al montaje y afinamiento de la segunda película con mucha mayor confianza. Pese a ello, o quiza precisamente por ello, Peter Jackson encomendó la hazaña de montar esta película, a su viejo amigo Michael Horton, a quien el director considera el mejor montador que conoce. Tanto es así, que se puede otorgar gran parte del equilibrio de esta película inmensa, a las manos de Horton, que arman con talento infinito una película muy superior a la primera parte en todos los sentidos.

La primera película era una historia muchísimo más lineal y, estructural y narrativamente, menos compleja y difícil de organizar que la segunda, en la que se abren varias líneas argumentales. Y no deja de ser curioso que mientras en la primera, Jackson se las ve y se las desea (sin conseguirlo) para mantener un ritmo, en esta segunda, que es muchísimo más ambiciosa, lo arma sin esfuerzo aparente, y consigue una de las películas de fantasía más hermosas, poderosas y emocionantes que se recuerdan. Si ‘Las dos torres’ no es una obra maestra, cerca le anda.

Leer más »
Publicidad

'El señor de los anillos: La comunidad del anillo' (y 2)

103 Comentarios
'El señor de los anillos: La comunidad del anillo' (y 2)

“Algunos que merecen vivir, mueren. Y algunos que merecerían morir, viven”

-Gandalf (Ian McKellen)

Después de la primera parte de la película, que concluye, desgraciadamente, con la escena peor interpretada, peor dirigida, y peor montada, la del Concilio de Elrond, pasamos a una segunda parte que es mucho más intensa y emocionante. Realmente, empieza una nueva película, cuando ya por fin la Compañía del Anillo ha sido formada. Podría decir que el momento en que todos se unen a Frodo queda muy poco emocionante y bastante sensiblero (no es lo mismo), y que la partida del grupo está dirigida con una autocomplacencia recalcitrante, como autoconscientes de la importancia de la película, en lugar de mostrar algo más verdadero.

Eso sí, antes hay una bonita escena protagonizada por Ian Holm, cuyo Bilbo vuelve a atisbar el anillo por última vez, y por desgracia (o por suerte, porque fue eliminada del montaje para cines) una escena absolutamente prescindible entre Elrond y Aragorn. Para intentar apretar tanto material en tres horas, Jackson se lo toma con calma para que empiece la aventura. Luego, cuando el grupo abandona Rivendel y empieza a escalar montañas, lo filma todo en elipsis consistentes en planos de paisajes. La verdad, una decisión, cuanto menos, cuestionable.

Leer más »

'El señor de los anillos: La comunidad del anillo' (1)

100 Comentarios
'El señor de los anillos: La comunidad del anillo' (1)


“Acertijos en la oscuridad…”

- Gandalf (Ian McKellen)

Una tarde, en la filmoteca de Madrid, tomando una cerveza antes de un pase, oí a uno de esos contertulios que tanto abundan por allí, hablar del cine de fantasía, y despachar velozmente a ‘El señor de los anillos’ de Peter Jackson con un lapidador “no hablemos de eso, eso es basura”. En efecto, hasta en las filmotecas a la gente le encanta hablar con los dos grandes epítetos: “obra maestra” o “puta basura”. Soslayando el tema de que es diíficl encontrar a contertulios cinéfilos interesantes, creo que podemos empezar a situar correctamente, o a intentarlo, la trilogía de Peter Jackson, casi una década después de su estreno.

En las navidades de 2001 apareció la primera película. Había muchas dudas, lógicas, en torno a ella. Pero lo cierto es que, en general, los espectadores salimos del cine bastante satisfechos. Jackson no había filmado una obra maestra imperecedera, pero había cogido un material literario muy difícil de adaptar y había salido vivo de la hazaña. No era poco. Ahora bien, siendo una película tan larga, con tantos elementos narrativos, y con tantas secuencias, y dado el hype que había provocado, no resultaba fácil hablar con justicia sobre ella. A mí me parece una digna película de aventuras. Vamos a analizarla:

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos