Publicidad

RSS Walter Hill

Para el 2013 uno de los platos más esperados por un servidor en la oferta cinematográfica que nos depara el año, es ‘Bullet to the Head’, el regreso de Walter Hill al cine de acción después de cierta inactividad en los últimos años, en los que destaca su labor en la impresionante ‘Deadwood’ de la HBO, y atendiendo a sus labores de producción en productos como la inefable ‘Prometheus’ (id, Ridley Scott, 2012).

Mientras esperamos con ganas el film protagonizado por Sylvester Stallone, quien parece estar viviendo una segunda juventud, y dada la cantidad de veces que vosotros los lectores citáis a Hill cuando hablamos de buen cine de acción, apelando a otro tiempo pasado que, como en otras muchas ocasiones, fue indudablemente mejor, en Blogdecine hemos decidido dedicar un especial a tan significativo director, un poco olvidado últimamente. Repasaremos su labor como director, la cual empezó en 1975 con un producto al servicio de Charles Bronson, ‘El luchador’ (‘Hard Times’), tras haber escrito libretos para Sam Peckipnah y John Huston nada menos.

Heredero director de realizadores como el citado Peckinpah, en su cine puede entreverse su influencia de otros directores como el siempre presente Sergio Leone —probablemente el realizador más influyente en aquellos años, que supuso en cierto modo una guía para muchos directores surgidos en los 70— o el aún más europeo Jean-Pierre Melville. Aunque su filmografía presenta algún despropósito, indigno de Hill, cabe señalar que la misma está llena de películas, algunas de ellas muy poderosas, con personajes casi siempre abocados al límite de sus existencias. Algunos de los títulos más significativos de esa época tan dudosa como los ochenta llevan la firma de Hill, un director que haciendo gala de una perfecta asimilación en sus influencias, tenía —y espero que aún tenga— lo que muchos realizadores actuales no tienen: cojones.

Diez películas con impresionantes secuencias de acción automovilísticas

34 Comentarios
Diez películas con impresionantes secuencias de acción automovilísticas

El estreno de la octava entrega de los rápidos y furiosos ha abierto el apetito por un tipo de cine-espectáculo en el que el "cada vez más difícil e increíble" parece el camino a seguir. Desde el cuarto título se ha intentado asombrar —habría que decir aturdir— al espectador sobre todo con las espectaculares —habría que decir aparatosas— secuencias automovilísticas.

Vamos con una de esas listas que tanto os gustan, citando películas que contienen algunas de las mejores secuencias de acción automovilísticas de la historia del Cine. Algunas incluidas en títulos no menos míticos en el séptimo arte, y otras no tanto. Como siempre, en coherente orden cronológico.

Pasad y acelerad.

Leer más »

'The Assignment', tráiler de lo nuevo de Walter Hill, con Michelle Rodriguez y Sigourney Weaver

12 Comentarios
'The Assignment', tráiler de lo nuevo de Walter Hill, con Michelle Rodriguez y Sigourney Weaver

Aquí os traemos el tráiler de la nueva película del Walter Hill, un director que tiene algo que le falta a muchos en la actualidad, al menos en el cine de acción: huevos. 'The Assignment' es el título que toma el film, tras haber sido considerado el de 'Tomboy, A Revenger's Tale'.

La historia narra la venganza de un asesino a sueldo (Michelle Rodriguez) que es secuestrado por la hermana (Sigourney Weaver) de un antiguo objetivo. El asesino es sometido a una operación de cambio de sexo para que padezca un trauma. Evidentemente, la protagonista no va a dejar las cosas así. Delirante argumento, cuanto menos, y que resulta curioso en manos del director de 'Traición sin límite' ('Extreme Perjudice, 1987).

Leer más »
Publicidad

Walter Hill: 'Una bala en la cabeza', el regreso a los orígenes (II)

18 Comentarios
Walter Hill: 'Una bala en la cabeza', el regreso a los orígenes (II)

Concluimos hoy el especial a Walter Hill con su última película, ‘Una bala en la cabeza’ (‘Bullet to the Head’, 2012), producción que empezó a filmarse con Wayner Kramer como director, y Sylvester Stallone y Thomas Jane como pareja protagonista. Kramer y Stallone no se entendieron con el tono del film y el primero abandonó el rodaje, siendo sustituido por Walter Hill más Joel Silver en la producción. Éste despidió a Jane porque quería un actor oriental como comparsa del protagonista.

Adaptación del cómic de Alexis Nolent y Colin Wilson ‘Du plomb dans la tête’ que se convierte en el tercer libreto de Alessandro Camon. No obstante, con Hill a bordo, éste y Stallone adaptaron el material a sus determinados estilos encontrando un lugar de acuerdo. ‘Una bala en la cabeza’ es prácticamente lo que se espera de un cineasta como Hill, pero un poco más simple, y un poco más de lo que una película protagonizada por Stallone suele ofrecer. Con contundencia y sin andarse por las ramas.

Leer más »

Walter Hill: 'Invicto', el regreso a los orígenes (I)

5 Comentarios
Walter Hill: 'Invicto', el regreso a los orígenes (I)

Tras el estrepitoso fracaso que fue ‘Supernova’ (id, Walter Hill, 1999) el director más físico y violento del cine actual optó por volver a sus orígenes en sus dos siguientes trabajos, separados nada menos que por once años —en los cuales se dedicó, entre otras cosas, a poner su grano de arena en una obra maestra de la televisión no terminada—. Operación arriesgada, por no decir suicida, y más en un negocio en el que vales lo que tu última película y el consumidor actual está acostumbrado a una narración casi epiléptica que traiciona en muchas ocasiones el tan ignorado montaje.

A principios de la década pasada cuando Peter Jackson iba a decir mucho con su ansiada y esperada trilogía del anillo, una película como ‘Invicto’ (‘Undisputed’, 2001) es casi un caso de anacronismo cinematográfico dentro del panorama comercial en aquellos años. Pero Hill es un director que filma y piensa desde las entrañas y poco debió importarle. Con todo ‘Invicto’ contiene a un Hill capaz de lo mejor y lo peor.

Leer más »

Walter Hill: 'Supernova', la película maldita

11 Comentarios
Walter Hill: 'Supernova', la película maldita

Llegamos en el especial de Walter Hill a ese lugar que es difícil de aceptar. ‘Supernova’ (id, Thomas Lee, 1999) es sin duda alguna, el peor trabajo de su director, que prefirió firmar la película con el seudónimo de Thomas Lee, siendo la primera vez que se utilizaba dicho seudónimo que sustituyó al tan familiar Alan Smithee, que era el nombre con el que se firmaba una película cuando un director renegaba de ella.

Cuando empecé a oír hablar de este proyecto, una de ciencia-ficción ambientada en el espacio y dirigida por Walter Hill, pensé lo que todo el mundo seguro pensó. Dios mío, el productor de ‘Alien’ (id, Ridley Scott, 1979) y todas sus secuelas, además de un gran director, se va a poner al frente de un producto de temática similar al intocable film de Scott. Me froté las manos por decirlo suavemente. Efectivamente, el visionado fue como uno de esos orgasmos anulados por la frustración.

Leer más »

Walter Hill: 'El último hombre', el regreso al western (III)

20 Comentarios
Walter Hill: 'El último hombre', el regreso al western (III)
-Mi miedo es mi maldición, ¿cuál es la tuya?
-Vine al mundo sin conciencia

‘El último hombre’ (‘Last Man Standing’, Walter Hill, 1996) es ante todo un western. Y un Film Noir. Y un drama. Y una película de acción. Pero ante todo un western ambientado en un pueblo perdido en medio del desierto entre Texas y México, un lugar indeterminado que transcurre en medio de la ley seca que azotó los Estados Unidos entre 1919 y 1933. Un western brutal y violento, una de las mejores películas de su director, que para la ocasión realizó un ejercicio cinéfilo y cinematográfico nunca lo suficientemente valorado.

Tras el fracaso de sus dos films anteriores, ‘Gerónimo’ (‘Geronimo: An American Legend’, 1993) y ‘Wild Bill’ (id, 1995), Hill se embarcó en una empresa arriesgada, la de evocar el violento y lejano oeste en una época en la que el western intentó resucitar, contando para la ocasión con uno de los actores más taquilleros de aquellos años, Bruce Willis. Una vez más el público no respondió, quizá no demasiado motivado por un film que parece pertenecer a otro tiempo. Pero se trata de un juguete cinéfilo, íntimo y visceral, prácticamente único.

Leer más »
Publicidad

Walter Hill: 'Wild Bill', el retorno al western (II)

2 Comentarios
Walter Hill: 'Wild Bill', el retorno al western (II)

Walter Hill volvió sobre otra mítica figura del oeste americano: James Butler “Wild Bill” Hickok, que ya había aparecido en numerosos films y series de televisión previos, tal es el caso de películas tan míticas como ‘El caballo de hierro’ (‘The Iron Horse’, John Ford) o ‘Buffalo Bill’ (‘The Plainsman’, Cecil B. DeMille, 1936) —una de las más famosas estando el personaje interpretado por Gary Coooper—. En la pequeña pantalla, el ejemplo más reciente y conocido es la estupenda serie ‘Deadwood’ (id, 2004-2006) en la que Hickok tenía los rasgos de Keith Carradine.

La citada serie tiene numerosos elementos en común con ‘Wild Bill’ (id, Walter Hill, 1995), la cual puede considerarse sin ningún problema una especie de precedente muy directo de esa obra maestra televisiva tan laureada y que lamentablemente se suspendió en su tercera temporada. Walter Hill fue contratado como director y asesor para el primer episodio. El mejor hermano de los Carradine fue quien dio vida a Hickok en dicha serie, intérprete que aquí da vida a uno de los mejores amigos de Wild Bill: Buffalo Bill.

Leer más »

Walter Hill: 'Gerónimo', el regreso al western (I)

4 Comentarios
Walter Hill: 'Gerónimo', el regreso al western (I)

Regresamos con la segunda parte del especial dedicado al cineasta Walter Hill, y lo hacemos señalando el resurgir fantasma que hubo del género cinematográfico por excelencia, el western, en la primera mitad de los noventa. El éxito popular de películas como ‘Bailando con lobos’ (‘Dances With Wolves’, Kevin Costner, 1990) y ‘Sin perdón’ (‘Unforgiven’, Clint Eastwood, 1992) puso de nuevo a Hollywood mirando hacia el oeste.

Era algo muy lógico y coherente que Walter Hill se subiese al carro, nunca mejor dicho, de esa especie de resurgir. Heredero directo de uno de los grandes del género, Sam Peckinpah, para quien además escribió ‘La huida’ (‘The Getaway’, 1972), y habiendo filmando en su momento un western tan apreciable como ‘Forajidos de leyenda’ (‘The Long Riders’, 1980), el experimentado y atrevido director realizó un triplete de películas en ascendente interés que se estrellaron en la taquilla, enterrando a su director casi en el olvido. ‘Gerónimo’ (‘Geronimo: An American Legend’, 1993) fue la primera de ellas.

Leer más »

Excusitas

12 Comentarios
Excusitas

Los domingos son las jornadas cristianas de la pereza consensuada, por eso mismo, ver películas en domingo es poco menos que una redundancia feliz: a la pasividad que permiten gobiernos y empleadores - conozco la vida del autónomo, los únicos ajenos a esta norma, a ellos mando empáticos abrazos - se le suma la (prácticamente nula) actividad de ver cine.

Naturalmente, yo soy también un hombre de domingo, así que revisé 'Límite: 48 Horas' (48 hours, 1982) porque, ya lo dice la canción, quería esa grandeza que la pereza lleva consigo. Esa película de Walter Hill me pareció mejor, aunque esto es díficilmente una sorpresa: cada película de Hill no ha hecho más que ser mejor y más perfecta conforme pasan los años, incluso las menores. Os recuerdo que podéis leer la crítica de mi compañero Alberto y el especial Hill.

Leer más »

Lo incomparable

23 Comentarios
Lo incomparable

He dicho algunas veces que no tiene demasiado sentido - más allá del poético - intentar separar las películas de su naturaleza industrial. Otras veces he dicho lo mismo de su naturaleza política. Y hoy voy a decir algo más: no tiene sentido separar a las películas del tiempo. Porque el cine tiene siempre al menos dos tiempos. Por eso, al ver una peliculita comprobamos el tiempo de su montaje y estreno y también el otro tiempo, el nuestro propio.

A ese respecto, no me cabe la más mínima duda de que la memoria nuestra traza, al menos, dos tipos de películas.: aquellas que, habiendo ejercido un gran poder de fascinación, se nos descubren ingenuas, libres de secretos, ya menos interesantes, sin tanto que decir ni tanto para impresionar, sorprendentemente envejecidas ante nuestros ojos y otras que, precisamente por eso, no solamente evocan el momento de verlas sino que incluso permanecen como prueba irrefutable de que algo puede no cambiar en nosotros y mantenerse, digamos, esencial.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos